Sep 17

Pito Abreu y el camino hacia la inmortalidad.

17/9/17
4:55 pm
Por el amigo de la peña:
Abel Zaldivar Rodríguez. 

Hay veces en la vida en que la actividad diaria, con sus alegrías y problemas, nos impide darnos cuenta cuando estamos frente a un momento histórico o una figura excepcional. Al ser algo normal no percibimos la leyenda que se va acumulando en cada paso. Así ha pasado con la magia de Messi, el carisma de Bolt, la constancia de LeBron, la rivalidad Nadal – Federer, la sed inagotable de triunfos de Michael Phelps.

Algún día los extrañaremos, y ya a algunos los extrañamos, aunque surjan nuevos ídolos. En ese contexto el béisbol cubano en el siglo XXI no se queda atrás. Fanatismo aparte, lo hecho hasta hoy por Céspedes, Kendry, Yulieski, Despaigne y compañía ocupará un papel relevante en cualquier texto sobre la historia de nuestro béisbol. En esa generación brilla con luz propia un cienfueguero cuyo camino hacia la cumbre no estuvo lleno de rosas, su nombre es José Dariel Abreu Correa pero muchos lo identifican con un simple Pito Abreu.

El sureño formó parte del plantel que ganó el Mundial Juvenil de Taipei de China, 2004. Su debut en Series Nacionales ocurrió en la 43 temporada (2003-2004) y lo hizo con una gesta que pocos recuerdan: estableció el récord para un novato de 31 partidos consecutivos bateando de hit. En la 45 Serie bateó 337 y mostró poder con once bambinazos y 64 impulsadas. Pero su carrera sufrió altibajos y ya algunos lo tildaban como un talento perdido. Llegó a jugar posiciones tan disímiles como la tercera base, el campo corto y los jardines izquierdo y derecho. Su posición primaria era la inicial y a los que la defienden se les pide ofensiva, poco a poco alcanzó la madurez.

En la 48 Serie (2008-09) llamó poderosamente la atención promediando 346 y sacando 19 pelotas del parque. Ello le abrió las puertas del equipo Cuba a la Copa Mundial de Europa, 2009 donde alternó la titularidad con el villaclareño Ariel Borrero. En su debut ante Puerto Rico se convirtió en el segundo jugador en despachar un jonrón en su primera vez al bate en un evento internacional al más alto nivel (dígase Olimpiadas, Mundiales, Panamericanos, Centroanericanos, Clásicos y Copas Intercontinentales). Antes que Pito solo firmó la hazaña el vueltabajero Daniel Lazo y después lo igualaron Erisbel Arruebarruena y José Adolis García.

Su consagración definitiva llegó en la 49 Serie, con 30 vuelacercas (en reñida batalla con Yulieski y Despaigne), 77 empujadas y astronómico promedio ofensivo de 399 (solo superado por el Caballo de los Caballos). Resultó líder de los bateadores y primera base del Todos Estrellas en el Mundial Universitario de Japón, 2010. En la Serie de Oro (2011) finalizó como el Jugador Más Valioso (MVP), debido a sus liderazgos en average (453), jonrones (récord de 33 compartido con La Potencia) y slugging (plusmarca de 986), además de lograr una frecuencia histórica de un bambinazo cada ¡ 6.42 veces al bate ! Todo ello en solo 66 juegos debido a una inoportuna lesión.

En la 51 campaña repitió como puntero en average (394) y slugging (837) y terminó segundo en cuadrangulares con 35, a uno de Despaigne, para convertirse en el único jugador en dar 30 o más vuelacercas en tres SNB consecutivas. En el III Clásico Mundial (2013) mostró su clase para todo el orbe, con batazos kilométricos y una ofensiva oportuna. En su última serie, la 52, volvió a encabezar los jonrones con 19, la misma cantidad que William Luis. Fue la bujía de aquella generación cienfueguera cuyo juego encantaba y se quedó con la deuda de un título. Hombre por hombre era de los planteles más compactos del país. Daba gusto ver al “5 de Septiembre” repleto de punta a cabo, hoy duele ver sus gradas vacías. Pito marcó una etapa inolvidable.

¿Quién no recuerda sus dedicatorias tras cada bambinazo al niño Peter?

Solo hay un estadio en Cuba donde usted sabe la distancia exacta de cada cuadrangular más allá de los límites convencionales de 325 por las esquinas y 400 en el central. El responsable directo de esas marcas fue Abreu, con sus batazos de otra galaxia. En su período de esplendor alcanzó una rivalidad histórica con Despaigne en varios departamentos. Incluso un pelotero como Yulieski llegó a estar en un segundo plano. En 10 Series Nacionales bateó 342, con 918 hits, 184 conexiones de vuelta completa y 621 de slugging.

Una tarde veraniega del 2013 escuché una conversación en la calle. Alguien dice: ¿No sabes quién se fue? Ante la negativa del otro, el primero responde: Pito Abreu. Afino mi oído pero los dos desconocidos siguen caminando y la bomba ya ha sido lanzada. Me asalta la duda, ¿será verdad o no? Cuando el río suena … Luego en el periódico se confirma la tesis. En el 2013 no había Martín Dihigo y acceder a Internet era casi una utopía. En esa época lo más que podía hacer era leer los titulares de las noticias pero sin profundizar en el contenido. Así me entero de su contrato con los Medias Blancas de Chicago por seis años y 68 millones de dólares, entonces récord para un cubano.

Su nuevo club era una franquicia histórica para los nacidos en esta tierra: Miñoso, Contreras, El Duque. Como guía en esos primeros momentos un pinareño, Alexei Ramírez. Hoy Abreu cumple ese rol con su coterráneo, el talentoso Yoan Moncada. Su estreno fue por todo lo alto en el mejor béisbol del mundo, al ser elegido el Novato del Año de la Liga Americana en el 2014. Average de 317, con 36 bambinazos y 107 remolcadas avalaron la distinción.

Estableció el récord de cuadrangulares e impulsadas para un novato en el mes de abril y el de vuelacercas para un debutante con los Medias Blancas en una temporada. Fue el Jugador del Mes en abril y julio y el Novato del Mes en abril, junio y julio. Estuvo en el Juego de las Estrellas (adonde llegó como líder en batazos de vuelta completa con 29) y se ganó el Bate de Plata. Llegó el 2015 y en el horizonte una meta, escapar de la “maldición del segundo año”. Lo logró y se convirtió en el segundo pelotero en conectar al menos 30 jonrones e impulsar 100 o más carreras en cada una de sus dos primeras campañas, después de un tal Albert Pujols, actualmente ¿el peor jugador de Grandes Ligas? (que falta nos hacen tres o cuatro tan “malos” como el quisqueyano).

 

José Abreu es el 12º cubano con 100 HR en MLB.

En el 2016 se encendieron las alarmas. En abril bateó 229 y en mayo 252 mientras que en julio no dio jonrones en 106 apariciones. Muchos dijeron que ya no era el mismo. Pero cerró a todo tren con 14 jonrones y 44 empujadas desde el primero de agosto. El 2 de octubre, el último día de la campaña regular, se convirtió en el séptimo jugador con 100 o más impulsadas en sus tres primeros años en la MLB. Gracias a su repunte terminó con 25 batazos de cuatro esquinas. En este 2017 ya acumula 31 conexiones de ese tipo y está a punto de llegar a las 100 impulsadas por cuarto año al hilo, además de mantener su average sobre 300, algo exclusivo en ese circuito.

Por si todo esto fuera poco hace una semana se convirtió en el primer cubano en lograr la escalera (hit-doble-triple-jonrón) en un juego de la Gran Carpa. Hasta este momento acumula 122 bambinazos en la MLB, siendo el antillano con mayor cantidad en sus cuatro primeros años, por encima de Canseco (111) y Céspedes (106). Si alguien duda de su calidad humana más allá de un terreno de béisbol baste decir que ha sido nominado dos veces (2016, 2017) al Premio Roberto Clemente. Este es Pito Abreu.

Hasta donde llegará solo él puede decirlo ¿200 jonrones, 300? Hoy seguimos su actuación cada noche. Un día añoraremos su presencia en el diamante y tomaremos conciencia de que ante nuestros ojos, día a día, tuvimos a un inmortal del béisbol cubano y brindaremos porque la tradición no muera y siempre tengamos estrellas nuevas que nos obliguen a compararlos con Dihigo, Tiant, Muñoz, Linares y por qué no, José Dariel Abreu.

 

13 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Nello/17 on 20 septiembre, 2017 at 9:39 am
    • Responder

    Siempre lo dije, en el equipo Cuba el cuarto palillo debia ser “Pito Abreu” y quinto A. Despaigne, solo k yo no soy el k hago la alineación en ese nivel. SL2 a la peña y demás foristas.

  1. Buen trabajo hermano, muchos se confunden y la pasión los ciega, pero pito es el mejor cubano que tenemos en cualquier beisbol.

    • Js Krlos on 18 septiembre, 2017 at 4:23 pm
    • Responder

    Lo mejor de Pito es que es un roble…nunca se leciona ni le da un dolor…eso le permite jugar siempre y mantener ese rendimiento…Ceguro estoy que si Cespedes no fuera de cristal fuera el mejor cubano en MLB

    • SIEMPRE NARANJA on 18 septiembre, 2017 at 3:25 pm
    • Responder

    Bonito artículo Adel, de verdad el hombre demuestra que es un pelotero fuera de liga…..

    Saludos……

    • Chikungunya on 18 septiembre, 2017 at 2:58 pm
    • Responder

    Excelente trabajo, felicidades a su autor, reseña histórica que al dejar de ser tocada por “nuestros medios” cae en el “olvido” pero al tener amantes del béisbol como los que hemos tenido la oportunidad de conocer acá en la MD pues volvemos a vivir esos momentos en que nuestro béisbol todavía brillaba. Pito abreu hizo historia en nuestras SN y hace historia en la gran carpa para orgullo de todos los cubanos, que lástima que sus números no sean evocados en un concurso de antesala pues tiene para eso.

    • Janiel Izaguirre (Trinidad) on 18 septiembre, 2017 at 12:51 pm
    • Responder

    Excelente cronica sobre José Abreu, uno de los nuestros entre los mas estables en la MLB y sobre todo a partir de la segunda mitad de la temporada.

    • Titanic on 18 septiembre, 2017 at 11:25 am
    • Responder

    PIto Abreu muy querido por la aficcion beisbolera cubana no importa de que provincia es, de los que son grandes y aguerrido si lo sabemos muy bien el reconcimiento a esa figura que ha ido imponiendose con su talento y dedicacion de ser cada dia mejor entre tantos peloteros de calidad. Sin uda no ha decepcionado a sus fanes y yo soy uno de esos. und va a apararar no o se pero si se que cada dia avanza mas. Gracias Pito Abreu

    • Renides on 18 septiembre, 2017 at 11:17 am
    • Responder

    Buen trabajo sobre Pito, acá en Manzanillo ayer teníamos una plática en el estadio sobre él, que para muchos y me incluyo es uno de los que más juegos juega y más estable en cuanto a ji, hr, ave, etc, me alegra mucho de que esté en tremenda temporada como ya nos tiene acostumbrado.
    Saludos

    • yosbellezk on 18 septiembre, 2017 at 10:30 am
    • Responder

    Hermoso trabajo de Abel. Ojalá más temprano que tarde tengamos a Pito y a todos los demás defendiendo otra vez las Cuatro Letras.

    • Valenzuela on 18 septiembre, 2017 at 9:40 am
    • Responder

    Minucioso trabajo el de Abel, ese es el Abreu que conocemos y al que a alguien se le ocurrió decir que estaba declinando como bateador, craso error, el hombre se mantiene y se mantendrá como uno de los mejores bateadores cubanos aquí y allá, y lo de las nominaciones all Premio Roberto Clemente viene desde Cuba con sus dedicaciones al niño Peter.Saludos

    • rene.mick on 18 septiembre, 2017 at 5:45 am
    • Responder

    Muy buen trabajo, felicitaciones al autor, hizo una recopilación bastante concreta de los principales logros deportivos de Pito Abreu, porque también están los logros que se obtienen fuera del terreno de béisbol. Es cierto que sus inicios jugando en la SNB tuvo momentos malos, pero supo imponerse gracias a su talento y que nació para ser pelotero y no otra cosa. Ya tiene 14 años jugando pelota de primera categoría, y esperamos y deseamos que nos siga complaciendo con su actuación durante al menos 5 ó 6 años más. Una vez más felicitaciones al autor.

      • Abel Zaldivar on 18 septiembre, 2017 at 9:00 am
      • Responder

      Gracias rene.mick, lo hecho por pito merecia que se resaltara porque a veces lo dejamos inconscientemente en un segundo plano detras de Kendry, Cespedes y el Yuli. Saludos.

  2. Gracias Abel, muy buen recuento de Pito Abreu durante su carrera. Todo lo que se escriba de él, es poco y muy bien merecido. ¡Orgullo cubano sin dudas! Saludos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.