Al buzón de correo de esta semana llegaron sus preguntas sobre por qué hay tantos triples-dobles hoy en la NBA y las posibilidades de un juego de 200 puntos, entre otras. Nos enfocaremos principalmente en contestar esas dos interrogantes.

Puedes twittear tus preguntas usando el hashtag #peltonmailbag o enviarlas por correo electrónico a peltonmailbag@gmail.com.


Donal Kagan: ¿Son los triples-dobles más comunes hoy en la NBA?

Sí, lo son. La temporada pasada hubo un promedio de 3.9 triples-doble por equipo, el promedio más alto desde la fusión ABA-NBA. (Hubo un increíble 7.2 por equipo en 1961-62, cuando Oscar Robertson promedió un triple-doble en una liga de nueve equipos.) El promedio de 2015 de 2.5 triples-dobles por equipo ocupó el cuarto lugar desde la fusión, y el actual promedio de 2.3 por equipo (hasta el jueves) sería el sexto.

Como señalé en la primavera de 2016 -cuando los triples-dobles comenzaron a aumentar-, un ritmo más rápido de juego debería generar más triples-dobles. (Por cierto, simplemente ignore la parte de ese artículo donde sugiero que Giannis Antetokounmpo tiene más probabilidades de promediar triples-dobles que Russell Westbrook.) Aquí hay una versión actualizada de la tabla en aquella pieza que compara triples-dobles por cada 82 juegos y el ritmo por año desde 1983-84.

Aquí es evidente la relación entre el ritmo de juego y el triple-doble. Al mismo tiempo, todavía hemos visto más triples-dobles de lo que cabría esperar dado el ritmo actual de la liga, especialmente en 2016-17. Así que hay algo más en juego, especialmente cuando se tiene en cuenta que los jugadores normalmente no registran tantos minutos como lo hicieron en los años ochenta y noventa.

Para cuantificarlo, consideremos los componentes de rebote y asistencia del índice de versatilidad que utilicé para analizar la versatilidad de Ben Simmons a principios de esta semana. (Podemos excluir puntos porque los puntos de doble figura suelen aparecer cuando un jugador tiene rebotes y asistencias de doble cifra.) Una media geométrica de ocho rebotes y asistencias por cada 100 jugadas es un buen sustituto para los jugadores capaces de registrar triples-dobles en una base regular. Y ha habido muchos más jugadores en los últimos años que en cualquier momento desde que la NBA agregó la línea de 3 puntos en 1979-80.

De hecho, los 22 jugadores que tuvieron una media geométrica de al menos ocho rebotes y asistencias por cada 100 jugadas en 2016-17 fueron más que los de 1982-83 a 1986-87 combinados (20). El número ha caído un poco esta temporada, con 19 jugadores clasificándose en al menos 100 minutos (utilicé 500 como punto de corte para temporadas completas), pero una afluencia de hombres grandes calificados y atléticos armadores parece ser responsable del aumento en triples-dobles con un ritmo más rápido.


Jordi Struys‏: ¿Es posible que un equipo anote 200 puntos en un partido?

No, no creo que eso pase. Después de todo, los Houston Rockets anotaron 90 en una mitad, la mayor cantidad en una primera mitad en más de dos décadas, y aún ni siquiera lograron tres cuartas partes del camino hasta llegar a 200.

Parte del problema, por supuesto, es que tendrías que encontrar un oponente capaz de anotar lo suficiente para mantener cerrado el juego porque los equipos tienden a desacelerar considerablemente su ritmo de anotación en el llamado “tiempo basura”. Incluso con eso, es probable que necesites varios tiempos extras.

Desde una perspectiva matemática, si echamos un vistazo a los Golden State Warriors, 200 puntos todavía están a 5.5 desviaciones estándar de su promedio líder de la liga de 117.5 puntos por juego. Para una variable distribuida normalmente, ya a pesar de la posibilidad de tiempos extras, los puntajes de la NBA siguen de cerca la distribución normal, esperaríamos ver una desviación estándar del rendimiento de 5.5 mejor que la media una vez cada 5.8 millones de juegos, o aproximadamente una vez en cada 700,000 temporadas de 82 juegos. Entonces, un juego de 200 puntos sigue siendo una probabilidad casi nula.