El fenómeno del triple salto masculino cubano (II)

9/01/18

9:47 PM

 

Por el amigo de la peña:

Eddy Luis Nápoles Cardoso

 

 

Hoy siguiendo con el análisis del denominado particularmente por mí, “fenómeno del triple salto cubano”, nos salimos del plano nacional para adentrarnos a valorar que ha estado sucediendo en el resto del mundo en esta especialidad, en relación a lo visto anteriormente en Cuba.

Entonces, por ejemplo, si tomamos como patrón, el Top-20 mundial, exceptuando a Pedro Pablo Pichardo (18.08) y Yoelbi Quesada (17.85), tenemos que, el resto logra como promedio el mejor resultado a los 25 años (17.60), mientras que los cubanos (17.53), lo obtienen a los 23. Otros aspectos a destacar, es el promedio de edad, de inicio y final de la carrera deportiva, siendo para el Top-20, entre los 20 y 31 años, mientras para los cubanos, es de 17 a 27 años, existiendo, tres y cuatro años de diferencia, respectivamente, en detrimento de los atletas criollos.

Entrando en las individualidades, tenemos que dentro de ese Top-20, solo el estadounidense Christian Taylor (15.61) muestra rendimiento destacado a los 16 años (15.61), mientras que a los 17, lo hacen el propio Taylor (15.98) y el rumano Marian Oprea (15.70), por último, a los 18 años, están reflejados, Taylor (16.45); sus paisanos Will Claye (17.19) y Willie Banks (17.12), el búlgaro Khristo Markov (16.88), el ruso Oleg Protsenko (16.68) y Oprea (16.49). En cambio, en casa, ocho de los 20 mejores, ya lo hacían a los 16 años; Lázaro Martínez (16.63); Ernesto Revé (16.32); Yoelbi Quesada (16.11); Héctor Dairo Fuentes (15.90); Juan Miguel López (15.69); Arnie David Giralt (15.23); Pedro Pérez Dueñas (15.15) y Osniel Tosca (15.14).

Otro detalle que demuestra el aceleramiento de los resultados deportivos en los triplistas cubanos, en relación al resto del mundo, es el logro de la mejor marca en edades avanzadas, por ejemplo, el inglés Jonathan Edwards (18.29), patrón del mundo, logró su mejor resultado a los 29 años, mientras que dentro del Top-20, lo hicieron pasado los treinta, el británico, Phillips Idowu (17.77), a los 33 años, el noruego Christian Olsson (17.81), a los 32 años y los estadounidenses Kenny Harrison (18.09) y Mike Conley (17.86), a los 31, respectivamente. En Cuba el más veterano en lograrlo ha sido Yoandri Betanzos (17.69), a los 28 años.

Como resumen de este apartado, quiero expresar que dentro del Top-20 (incluidos los dos cubanos) están alojados, siete de los últimos ocho campeones olímpicos (Seúl 1988-Río de Janeiro 2016) y 11 de los 15 campeones mundiales, entonces, a donde quiero llegar, bueno es que solo cuatro de estos 18 campeones tuvieron participación en eventos mundiales de categorías inferiores (cadetes y juniors); Christian Taylor (1° en Ostrava 2007 y 8° en Bydgoszcz 2008); Marian Oprea (4° en Bydgoszcz 1999 y 1° en Santiago de Chile 2000); Teddy Tamgho (1° en Bydgoszcz 2008) y Yoelbi Quesada (1° en Seúl 1992 y 2° en Plovdiv 1990). Eso deja claro, que muy pocos de los triplistas que toman parte en estos eventos de categorías inferiores, tanto en Cuba, como en el resto del mundo, logran posteriormente destacar en los podios de Juegos Olímpicos y Campeonatos Mundiales.

 

Jordan Díazy su record mundial juvenil

 

Por último, haciendo una búsqueda en los listados anuales, de 1971 a la fecha tenemos, que 11 de los 23 atletas que han saltado sobre los 16 metros, con 17 años o menos, son cubanos, para el 48% de representatividad. Continuando con esos 23 triplistas, observamos, que salvo los cubanos Yoelbi Quesada y Arnie David Giralt, el resto mostró inestabilidad en sus rendimientos anuales y solo Yoelbi tuvo una carrera fecunda más allá de los 30 años.

Siguiendo con esos 23 atletas, hay varias particularidades, tanto, entre los extranjeros, como en los cubanos, en los primeros destaca el fenómeno chino Junjie Gu, este chico saltó con 15 años, 16.89 metros, salto que pudo mejorar tres temporadas posteriores, con 16.92, saltando a los 19 años, 17.23, marca personal, terminando su carrera a los 24 años. También está el alemán Volker Mai, vigente recordista mundial junior, con 17.50, salto logrado a los 19 años, que nunca fue superado por Mai, quien apenas obtuvo un segundo mejor triple brinco de 17.24, a los 21 años. Entre los cubanos, están; Héctor Marquetti, quien saltó 16.25 con 17 años y 16.91 con 19 años, marca que no pudo mejorar; René Mola, con 16.50, a los 17 años, marca a la que solo le agregó dos centímetros; Héctor Dairo Fuentes, con 16.63, a los 17 años y terminó con 17.43, a los 20 años y más reciente, Lázaro Martínez, quien anda sobre los 20 años y aún no mejora sus 17.24, logrados con 17 años.

Finalmente este trabajo deja tres conclusiones muy claras:

  • Que los atletas cubanos de la especialidad de salto triple destacan prematuramente, en relación al resto del mundo, logrando sus mejores rendimientos (marcas) entre los 17 y 23 años, mientras, el resto del mundo lo hace entre los 24 y los 30 años, demostrando además que los saltadores criollos tienen una carrera deportiva menos prolongada.
  • Que los saltadores de triple, que han intervenido en campeonatos mundiales de las categorías sub 18 y sub 20, tanto cubanos, como extranjeros, salvo pocas excepciones, luego no conquistan medallas en eventos mundiales al máximo nivel.
  • Que los atletas de salto triple que han destacado con rendimientos (saltos) sobre los 16 metros, con 17 años o menos, tanto cubanos, como extranjeros, salvo raras excepciones, posteriormente logran escalar los podios en Juegos Olímpicos y Campeonato Mundiales.

 

 

 

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • medico industrialista on 13 enero, 2018 at 8:59 am
    • Responder

    Me sumo a lo dicho por los que me antecedieron: Excelente trabajo. Como otros , ademas cubano y amante del deporte (en general), que es tan rico en estadisticas, me pregunto: NO se que hacen los dirigentes deportivos de nuestro pais, al respecto. Pero ya de eso he comentado otras muchas veces. Hay un desgobierno en nuestro deporte y por lo que veo el fin de esto esta muy lejos. Se olvido comentar a los que me antecedieron, que algunos de los que desaparecen, o bien se desmotivan, o bien se lesionan (ynunca nos enteramos, porque no lo dicen), o bien abandonan el pais y lo leemos primero en este Blog, o nos lo dice alguien por la calle, y despues lo dicen por TV o periodico (si es que lo hacen). Esperemos que Yordan Diaz no se pierda en esos caminos. Saludos.

    • Valenzuela on 10 enero, 2018 at 3:03 pm
    • Responder

    Muy buen trabajo y muy claras tus tres conclusiones, y lo de los cubanos todo sabemos a qué se debe, nada más que un muchachón se destaque en los juegos escolares y allá va eso, ese va a participar, y por supuesto a entrenar sin descanso en los próximos como mínimo 14 años, ese va a competir sin descanso alguno en todos los juegos anuales escolares, juveniles, universitarios, , Olimpiadas Cubanas, Centroamericanos, panamericanos, cadetes , juniors, mundiales y olimpiadas que se le atraviesen en el camino en su corta carrera deportiva, pasan de la niñez a la adultez forzosamente, no sé porque motivo para nosotros los cubanos todas las competencias son fundamentales y a todas tenemos que llevar lo mejorcito, aunque sean a unos juegos universitarios del área continental, un ´´campeonismo´´ a lo cubano que es muy difícil de erradicar, si le unes a esto Eddy las pésimas condiciones de esos entrenamientos ya que carecemos de la infraestructura y la logística necesaria te darás cuenta del desgaste y el porqué de que su edad deportiva activa se reduzca tanto.Saludos

      • El Loko on 10 enero, 2018 at 7:42 pm
      • Responder

      Muy de acuerdo con todo lo que planteas Valenzuela, estoy preperando otro sobre las carencias generales y específicas del atletismo cubano, me va a llevar más tiempo, porque quiero ir al detalle, pero me gustaría saber cuanto le pronosticaron a Jordan Díaz para este año 2018, seguro 17.31 jajajaja….

  1. Muy buena publicación, gracias por informarnos, muy interesante su artículo y denota una gran investigación de su parte, debería hacerse llegar a la comisión nacional de atletismo

      • El Loko on 10 enero, 2018 at 7:47 pm
      • Responder

      En la FCA y en Comisión Nacional de Atletismo, reciben cada uno de estos trabajos

      1. Hermano, me pregunto si los leerán??..Porque mira que tu hablas claro en tus artículos, además de la cantidad de datos que les brindan, eran para que te escogieran como su consejero deportivo, o como su analista oficial, de seguro mejoraríamos un mundo, pero creo que ni los leen y es una lástima. Un abrazo.

          • El Loko on 11 enero, 2018 at 8:37 pm
          • Responder

          Es que la mayoría del deporte cubano es empirico, no se aplican los resultados de investigaciones, las sabermetrías, los datos de resultados por edades, tempos de crecimiento por edades, etc, etc, etc, eso lo dijo Gilberto Herrera en Confesiones de Grandes, es la pura verdad, lo del deporte cubano, es ganar, ganar y ganar, sin pensar en nada más……

Deja un comentario

Your email address will not be published.