Ene 18

Granma es más, pero Las Tunas no es menos + Yosvani Alarcón: «Ahora nos toca a nosotros pelear por el campeonato»

18/01/18
11:07 PM

 

Foto: István Ojeda Bello

«Un octavo inning, prólogo de un noveno que puede valer un campeonato hizo que Las Tunas rindiera, a fuerza de combatividad y tesón, al irresistible Latinoamericano. En la noche de ayer vino de abajo, como lo hacen los grandes, y despachó a Industriales 6-3 e igualó la semifinal de la pelota cubana, para forzar la decisión en su cuartel general, el parque Julio A. Mella, en el balcón del Oriente cubano».

No está leyendo un periódico viejo, así comencé esta columna el pasado 13 de enero, con el título Las Tunas, por méritos propios. Esas líneas vieron la luz solo en el espacio web del diario (http://www.granma.cu/tirandole/2018-01-13/las-tunas-por-meritos-propios-13-01-2018-10-01-11). Lo recuerdo, porque si aquel primer párrafo era una premonición, ahora es una realidad. Pablo Civil y sus batalladores tuneros son hoy protagonistas de la disputa por el título más ansiado del deporte cubano, porque cuando todo parecía perdido, que el Latino preñado de su furia azul se los tragaba, a solo seis outs de caer por tercera vez consecutiva, supieron ganar el único juego que necesitaban en patio ajeno.

Esa noche del 12 de enero terminaron de escribir la última y gloriosa página del pasado miércoles 17, pues la única oportunidad finalistas del rival, era en una serie corta. Más lejos, el 12 de diciembre del ya viejo 2017, en el trabajo titulado Un paseo por las nubes, el párrafo inicial fue: «Claro que nadie sabe qué equipo ganará la 57 Serie Nacional, pero ahora mismo habría que prohibir hablar de pelota, sin mencionar a Las Tunas…».

Hoy seguimos obligados, por la hazaña, a hablar de los Leñadores. Creo que los peloteros de ese equipo nos permitirán las primeras palabras de este nuevo camino para quien considero el orfebre de su presencia finalista. A Pablo Civil se le ve aguerrido en el puesto de mando, participativo, toma los mismos riesgos que sus dirigidos, se muestra aglutinador, comprensivo y astuto. Esas cualidades las vimos retratadas en sus jugadores y cuando funciona así, puede que Yosvani Alarcón esté seis juegos sin batear, que Danel Castro tome tres ponches en un partido, que Jorge Yhonson, líder bateador de la campaña, no encuentre la bola, pero al final, cuando hacen falta, salen. Confiar en la tropa, recompensa.

Y menciono a Alarcón de primero, porque Civil sabía que él despertaría. Alarcón lo sabía y cualquiera que sepa de pelota y conozca a este hombre, también sabía que se desbordaría. Cuando solo quedaba un juego, el que no tenía mañana, apareció el Leñador mayor, el de más filo en el hacha. De 4-4, con jonrón y tubey, e hizo de paso que Rafael Viñales hallara el camino de su temido bate.

Arropados en las casacas de héroes, los tuneros por primera vez disputarán el cetro y aunque creo que Granma es más, ellos han demostrado que no son menos. Final oriental, entre vecinos, con camagüeyanos, holguineros, artemiseños, pinareños, avileños y villaclareños en calidad de protagonistas, es la postal de la porfía por el banderín de la 57 Serie Nacional, que ha venido a rescatar, en el Latino habanero, en el Victoria de Girón matancero, en el Julio A. Mella tunero y en el bayamés Mártires de Barbados, al estadio como la casa de la identidad nacional, de nuestras riquezas culturales como país.

Granma, con otro timonel que traslada mucha seguridad, de una rara pero aplastante paciencia que le dan sus vastas horas de terreno, ya hemos dicho que le mete miedo al mismo susto. Carlos Martí tiene un equipo Cuba bajo su batuta y eso no hace más fácil su conducción, al contrario, le exige más. Mover esas piezas requiere de un fino tino y de unas aún más certeras decisiones. Los Alazanes poseen todos los argumentos ofensivos, bateadores de mucho tacto, que vuelan en las bases, y la más poderosa ofensiva de largometraje de la pelota cubana.

Cuentan con una de las más seguras líneas centrales, sino la más, del campeonato. Y como si fuera poco, cuatro abridores capaces: Lázaro Blanco, Alain Sánchez y los zurdos Ulfrido García y Leandro Martínez, que a sus atributos suman la ventaja que le dan los maderos de sus compañeros. El bullpen parece bien custodiado con los jóvenes Raidel Martínez y Yosver Zulueta. No veo cómo poder derrotar a ese equipo, a menos que Las Tunas, con otra proeza, nos siga obligando a seguir hablando de ella. De lo que sí estoy seguro es que los dos equipos también los matanceros y los industriales de los dos Víctor (Figueroa y Mesa), nos hicieron ganadores y el 2 de febrero próximo, con el nombre del campeón, seremos un país en la venidera Serie del Caribe.

 

Tomado de: Granma


 

YOSVANY ALARCON TARDIO
Yosvani Alarcón: «más allá de un rendimiento, lo que de verdad importa es la victoria del equipo». Foto: Ricardo López Hevia

LAS TUNAS.–Después de que Leonys Figueredo pegara su segundo doble de la postemporada como emergente, muchos aficionados y especialistas coincidieron en que el zurdo debía pasar a ocupar un puesto de titular en el line up de los Leñadores, teniendo en cuenta, además, el slump de piezas claves como Yosvany Alarcón, Rafael Viñales y Jorge Yhonson.

«Alguna variante hay que buscar para que ese muchacho juegue, y alguien de los que no está bateando debe ir al banco, porque se nos acaba el campeonato», me aseguró el lustrador Pausides Yong, ferviente parcial tunero a quien todos llaman El Chino.

Sin embargo, el primero en pedir confianza en los titulares fue el propio Leonys Figueredo, quien nos confesó su certeza de que ellos, más temprano que tarde, iban a descoser la Mizuno. Y en efecto, primero Viñales remolcó la ventaja en el sexto partido, y en el pleito decisivo Alarcón no mostró fisuras en el plato.

«Estoy contento, por la victoria y porque pude regalarle esos batazos a la afición, la gran mayoría no perdió la fe en mi. Debo agradecer también a mis compañeros, su apoyo nunca faltó, turno tras turno me dijeron que mi momento iba a llegar», expresó el máscara de los Leñadores en diálogo exclusivo con Granma.

«Le dije a Civil que estuviera tranquilo, porque el único que faltaba por conectar un batazo a la hora buena era yo, y de seguro iba a darlo en el séptimo partido. Siempre hay una oportunidad para cada atleta, la cuestión es aprovecharla, y eso fue lo que hice. Pero más allá de mi rendimiento, lo que de verdad importa es la victoria del equipo y que vamos a discutir el campeonato», añadió Alarcón.

—¿Qué tan frustrante es saber que el equipo te necesitaba y tú no lograbas apoyarlo?

—Es complicado, porque como ya te comenté, no estaba haciendo las cosas mal. Me mandaron muchos mensajes los amigos y la afición en sentido general, diciéndome que estaba desesperado, un criterio que también la prensa expresó, pero esa es mi manera de batear. Soy agresivo y le pego lo mismo a las bolas malas que a las buenas, lo que ahora no estaba haciendo contacto con nada.

«Para el séptimo partido no cambié, mantuve mi estrategia de toda la vida, pero fui más concentrado al home y como decimos en el argot beisbolero, las pelotas que bateé cayeron en los huecos. Además, pude conectar con más fortaleza».

—Los Leñadores se han hecho grandes tras derrotar a Industriales, máximo ganador de las series nacionales…

—Honestamente, aunque no hubiéramos ganado, ya podían considerarnos entre los grandes, porque destruimos todos los pronósticos, desde la clasificatoria, después en la segunda ronda y ahora en los play off. No es fácil llegar a un séptimo juego contra los Azules, más si tienes en cuenta lo mal que estuvimos algunos de los principales bateadores tuneros.

«Eso te da la medida de que funcionamos como un gran colectivo, que arrastra al pueblo a los estadios. Ellos, la afición, son nuestra razón de ser y merecen el espectáculo que se ha vivido. No quiero dejar de felicitar a Industriales, fueron un digno rival y dieron una gran serie, de las mejores que he visto en mi vida, con un Latino a full y mucha expectación por todas partes».

—Ahora vienen los Alazanes…

—Nosotros vamos a seguir jugando de la misma manera, somos Leñadores que no nos damos nunca por vencidos, hasta el out 27 peleamos y nadie se puede confiar. Mis respetos para Granma, es un gran equipo, con muchas armas sólidas, pero como mismo ellos lucharon hace un año por su primera corona, ahora nos toca a nosotros pelear por el campeonato.

 

Tomado de: Granma

 

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • El lector matancero on 18 enero, 2018 at 11:28 pm
    • Responder

    Para mí Las Tunas tiene que luchar contra los abridores, granma no tiene bulpen. Las Tunas campeón.

    1. Se te olvida la bateria que tiene Granma que ahi si cualquiera le complica la cosa; si le opacan esto en 4 juegos puede ser que sean campeones. El terreno dira la ultima palabra….

    • Nicanor FCB on 19 enero, 2018 at 9:39 am
    • Responder

    señores ya se acabo el picadillo de Leon…pero ya se estan recibiendo pedidos ¨pa la carne de caballo¨.
    encargue su paketico ahora, no lo deje pa despues.

    • Yobani Benitez fonseca on 19 enero, 2018 at 10:40 am
    • Responder

    necesito saber como quedo el enfrentamiento particular entre las tunas y granma durante la 57 serie nacional

    • ESTEBAN E. YERO PLA on 19 enero, 2018 at 11:42 am
    • Responder

    Por favor todo el que es de Matanzas le va a a las Tunas lo siento Granma les ganó y bien ganado jugando buena pelota, los de la Habana ahora le van a Granma porque los leñadores eliminaron a su equipo, por favor analisin bien no se vayan a equivocar,como el comentario de anoche en el NTV donde Andy Luis Leal dijo a, Granma que despues de tanto exigir protagonismo en la serie ahora nos toca demostrarlo , ciertamente les doy el pesame no estan en la final ninguno de los dos equipos que siempre le dieron ventaja , al que le duela le duela, amigo ANDY ya saboreamos el año pasado la corona despues de 40 años , si este año le toca a las TUNAS pues muchas felicidades se lo han ganado con mucho sacrificio y sin ser tan mediaticos, como nosotros los Garnmenses.

    Saludos

    BAYAMO 68

    1. Ya lo del periodista Andy Luis Leal se pasa con los granmense, a la cara se ve predispuesto con ellos, no es ético de su parte, si así fueran con todos los desplantes y barbaridades que hace el director de Industriales, nadie los criticara, pero a este si ni lo mencionan en mal, solo un puñado lo hacen.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE