Cuando teníamos ciclismo de ruta

23/01/18
10:06 pm

 

Por el amigo de la peña:
Eddy Luis Nápoles Cardoso

En días recientes concluyó una nueva edición de la tradicional Vuelta ciclística al Táchira, en Venezuela, uno de los eventos más prestigiosos del ciclismo de ruta en el continente americano. El mismo, hasta donde pude conocer, no contó con la participación de corredores cubanos, asiduos concursantes en esta prueba, que nos dimos el lujo de ganar en 1986.

Además, en estos días se siente la nostalgia, pues se acerca la “temporada” donde se corría la Vuelta Ciclística a Cuba, evento, que ya no existe y que reunía a lo mejor del ciclismo nacional, así como de varios países foráneos y que era acompañada por toda una multitud de pueblo, a lo largo y ancho de la isla.

Esta competencia fue el cimiento del ciclismo de ruta cubano e hizo posible que existieran ruteros de la talla de; Sergio “Pipián” Martínez; Raúl “Locomotora” Vázquez; Roberto Menéndez; Aldo “Búfalo” Arencibia; Carlos Cardet; Jorge Antonio Pérez, Eduardo Alonso y Pedro Pablo Pérez, el último icono de la ruta criolla.

 

Sergio Pipian Martinez

 

Por las carreteras cubanas, rodaron lo mejor del ciclismo de ruta amateur de los años 70 y 80 del pasado siglo, incluidos varios medallistas olímpicos y mundiales, con destaque para los exsoviéticos SergeySujorochenko, Vladimir Osokin, AvvoPikkus, AlexandrAverin, SergeyMorosov, DiamoliatdinAbduzhaparov, AsiatSaitov y AlexandrZinoviev; los alemanes Berd Drogan, Olaf Ludwing, UweRaab, UweAmpler, Olaf Jentzsch, Thomas Barth y Hardy Groger; los checosMilanJurko, JiriSkoda y JanSvorada; los mexicanos Radamés Treviño y Agustín Alcántara y los colombianos Segundo Chaparro yAbelardo Ríos, entre otros.

Los éxitos de los ruteros cubanos por esos años fueron más allá de las fronteras criollas, sobresaliendo, los triunfos de Aldo Arencibia y Carlos Cardet, en las pruebas de ruta de dos Juegos Panamericanos, México 1975 y San Juan 1979, mientras que  Roberto Menéndez, Antonio Quintero y Pedro Pablo Pérez, los imitaban en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, el primero en Dominicana 1974, el segundo, en La Habana 1982 y el tercero, en Maracaibo 1998.

 

Calos Cardet.

 

En la ya desparecida Carrera de la Paz (1948-2006), evento ciclístico amateur organizado por los diarios TrybunaLudu (Polonia), RudéPrávo (Checoslovaquia) y NeuesDeutschland (RDA), se hicieron presentes varias sextetas cubanas, con destaque para Carlos Cardet, quien en 1978, se convierte en el primer criollo en ganar una etapa, al triunfar en la corrida sobre 158 kilómetros, entre Gera y Karlovy Vary. En esta prestigiosa carrera, Eduardo Alonso, logra el puesto 21 en la versión de 1984, lo mejor de un cubano en esa competición.

En los Juegos Olímpicos, hay participaciones en las pruebas de rutas, correspondiente a las citas de México 1968, Münich 1972, Montreal 1976, Moscú 1980 y Sydney 2000; siendo en la edición canadiense, donde se logra la mejor ubicación, con el decimocuarto puesto de Carlos Cardet, lugar inédito hasta nuestros días.

Otros éxitos del ciclismo de ruta criollo están a cargo de Eduardo Alonso, al ser el máximo ganador de las Vueltas a Cuba, con seis, el entonces pinareño logró vencer a prestigiosos ruteros europeos, varios mencionados anteriormente, Alonso, fue el ganador de la Vuelta al Táchira, en 1986, triunfando además, en la regularidad, la combinada y siendo segundo, en el premio de montaña. Tres años antes, había conquistado el segundo lugar en el Giro de las Regiones, en Italia, categoría menores de 23 años.

 

Eduardo Alonso

 

Así, con el exterminio del deporte “amateur”, al que se sigue aferrado en la isla;  la “desaparición” de la Vuelta a Cuba, ha venido a agravar más los resultados de los ciclistas cubanos en esta especialidad, hasta el punto, que si me preguntaran por un nombre, mis repliegues (cuerdas) vocales no emitirían sonido alguno.

“Reanimar” el Giro Ciclístico al Verde Caimán sería el punto de partida para volver a contar con ruteros y anhelo de los amantes al deporte de las bielas y los pedales, pero hay que tener bien “asegurados” los pies sobre la tierra, pues ese evento para lograrse con todos los ingredientes que lleva, habría que buscar financiamiento externo, algo para lo cual no se debe haber “pensado” aun.

El otro tema que va en correspondencia, es por donde correrlo, con las pésimas condiciones de la Carretera Central (24 de febrero de 1931), única vía que enlaza la isla de oriente a occidente y viceversa, imposible.

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Esteban Evelio Yero Pla on 24 enero, 2018 at 2:05 pm
    • Responder

    Oiga mis saludos para usted, que clase de articulos para la reflexion realiza usted, de mi parte yo los leo todo ,FELICICIDADES, que csiga asi, y de paso que se hizo Eduardo Alonso que mas nunca se ha escuchado nada sobre el.

    Saludos

    Bayamo 68

      • El Loko on 25 enero, 2018 at 8:33 pm
      • Responder

      Gracias hermano, se hace lo que quiere y se puede, me gusta escribir sobre la realidad de las cosas, donde el deporte ocupa la mayor parte…de Eduardo Alonso, lo único que conozco, es que fue entrenador de Pedro Pablo Pérez, pero en la actualidad desconozco su estatus……

    • RAGA on 24 enero, 2018 at 6:16 pm
    • Responder

    de raga para el autor

    mi hermano aunque no lo conozco,,y que me perdonen los demas,,, es ustes el mas completos de todos los que escriben en esta peña,, sus comentarios me hacen recordan la manera de narrar de rene navarro,,, lleno de estadisticas,, cifras ,, records,, etc,, para mi el mejor narrador de cuba,, como usted dice por estos lares se llego a pasear lo mejor del ciclismo internacional de la epoca,, aunque sabia de la calidad de los sovieticos, los mios eran los alemanes,, recuerdo la vuelta donde casi de principio a fin domino el germano olaf jentszn,,,igual que todos los demas que mencionas en ese equipo aleman,,, recuerdo que un jonron de agustin marquetti contra rogelio garcia en una final de beisbol,, le quito el premio del atleta del mes,, que se daba por aquellos tiempos,,, a eduardo alonso, luego de ganar la vuelta al tachira,,, para mi el mejor ciclista cubano de todos los tiempos,,se fue de entrenador a republica dominicana y alli se queo,, luego vino a un torneo de masters aqui en la habana ,, no he sabido mas de el,,,,hermano de verdad siga escribiendo y haciendo recordar a todos los fanaticos del deporte, toda esa historia maravillosa,,,,,, por cierto una pregunta ,, vive usted en la habana,,,

      • El Loko on 25 enero, 2018 at 8:25 pm
      • Responder

      Gracias hermano, siempre trato de “teclear” sobre temas candentes del deporte cubano, sobre lo que no escriben los “oficiales”, también seguí en su tiempo, finales de los 70 y los 80, la Vuelta a Cuba, narrada magistralmente por René Navarro y recuerdo a muchos de esos excelentes corredores que nos vivitaron, es en realidad, Eduardo Alonso, lo mejor del ciclismo cubano de ruta y además un ciclista muy completo…bueno lo que se es que él fue entrenador de Pedro Pablo Pérez, pero creo que no debe estar en estos momentos en Cuba…yo soy camagüeyano y trabajo en La Habana, pero vivo en Ciego de Ávila y conozco a los Raga de Camagüey…..

    • Chikungunya on 25 enero, 2018 at 12:40 pm
    • Responder

    Artículo que bien puede considerarse histórico y muy didáctico a la vez porque resume una historia que muchos tuvimos el privilegio de vivir por nuestras calles cuando “la serpiente multicolor”, como la bautizó el inigualable René Navarro, se trasladaba de oriente a occidente y un pueblo volcado a las calles la saludaba. Como cantaba Selena Quintanilla, de aquello solo queda “Fotos y Recuerdos”.

      • El Loko on 25 enero, 2018 at 8:18 pm
      • Responder

      Yo también disfrute mucho las narraciones de René Navarro durante la Vuelta y tengo vagos recuerdos de Sergey Sujorochenko ganando la Vuelta de 1979, que le antecedió a su triunfo en Moscú 1980, pero de esos, como bien dices, y también dice una canción de Napoleón…..es Un recuerdo apagado

    • osmany on 29 enero, 2018 at 12:16 pm
    • Responder

    Cuando teníamos ciclismo de ruta y otras tantas cosas, como desearíamos recuperarlos……

Deja un comentario

Your email address will not be published.