MLB; Combo de noticias: ¿Qué significa el nuevo contrato de Yu Darvish para otros agentes libres y equipos? ¿Pan para hoy y hambre para mañana? Y MUCHO +

11/02/18
8:00 pm

 

¿Firmará pronto el agente libre Jake Arrieta ahora que Yu Darvish está fuera del mercado? Justin Berl/Getty Images

¿Son diferentes $126 millones en febrero a recibir $126 millones en noviembre? Tras meses de espera y especulación, Yu Darvish firmó con el club con el cual muchos predijeron que terminaría a principios de la temporada baja. Este acuerdo por 6 años y $126 millones con los Cachorros de Chicago quedó corto con respecto a los estimados originales en cuanto a lo que recibiría Darvish (seis años y aproximadamente $160 millones), lo cual evidencia que el dinero no corre a borbotones en esta temporada baja.

Este movimiento obviamente mejora a los Cachorros. Lleva a Mike Montgomery al puesto de sexto abridor o relevista largo y ayuda a evitar que Jon Lester sufra mayor regresión a la media y riesgos de lesiones para Kyle Hendricks y Tyler Chatwood. Con un sexteto que incluye a José Quintana, la rotación de los Cachorros ahora queda proyectada a un nivel similar al de los Dodgers, Nacionales y Diamondbacks dentro lo mejor de la Liga Nacional.

Dan Szymborski proyecta a Darvish con un WAR de 3.9 en 2018, su mismo total de 2017, aunque pienso que existe cierta posibilidad que supere dicho vaticinio al salir de la Liga Americana y un parque difícil en Texas. El promedio de ponches de Darvish ascendió del 26.2 por ciento con los Rangers al 30.2 por ciento con los Dodgers, con un promedio de boletos menor. Szymborski proyecta a Darvish a generar esos $126 millones en valor, llegando a los $150 millones durante esos seis años:

Ahora que este pitcher de alto nivel sale de la agencia libre, podemos examinar algunos de los efectos que producirá este movimiento.

¿Qué harán ahora los Mellizos y Cerveceros? Minnesota y Milwaukee, de acuerdo con informes, estaban muy interesados en Darvish (quizás fue esa oferta de un sexto año la cual llevó a los Cachorros a tomar ventaja) por lo cual sabemos que ambos equipos quieren mejorar su rotación. FanGraphs actualmente proyecta a los Mellizos como dueños de la rotación número 23 en las Mayores y a los Cerveceros con la número 20. En teoría, esto podría llevarlos a firmar a Jake Arrieta, Alex Cobb o Lance Lynn, los tres mejores lanzadores abridores que permanecen dentro del mercado.

Sin embargo, esto no significa necesariamente que deseen gastar el dinero en alguno de los tres. El precio que pide Arrieta, luego de una temporada en la cual apenas lanzó por 168 entradas (luego de sumar 229 en 2016 y 197 en 2017) quizás siga siendo demasiado alto, especialmente para estas dos franquicias.

Lynn no es del agrado de los analistas en las gerencias. Tuvo efectividad de 3.43 con los Cardenales durante 186 entradas tras su regreso de la rehabilitación post cirugía Tommy John, pero sus periféricos ya no son tan buenos. Tuvo FIP de 4.82 gracias a un promedio de ponches mediocre y 27 jonrones permitidos, y quedó en el puesto 113 entre 134 pitchers con al menos 100 entradas en cuanto a promedio de ponches y boletos. Por otra parte, es un hombre que depende de su sinker y slider quien ha conseguido que ese repertorio funcione y con la excepción de la temporada en la cual estuvo ausente, ha mostrado durabilidad. Para un equipo como los Mellizos que no cuenta con estabilidad detrás de José Berrios y Ervin Santana (quien no lanzará en abril luego de someterse a una cirugía en sus dedos), el recibir 30 aperturas de un lanzador a promedio de liga sería una adición valiosa.

¿Qué vendrá para los Dodgers? Se especulaba que Darvish tomó demasiado tiempo en decidirse porque quería regresar con los Dodgers y que en Los Ángeles estaban interesados, pero debían liberar espacio en su nómina (mediante la salida de Matt Kemp) a fin de que Darvish quedara dentro del límite para el impuesto al lujo. La única forma en la cual se podía negociar a Kemp sería incluir algunos prospectos a fin de despertar interés en un equipo dispuesto a asumir una porción significativa de los $142 millones que se le deberían a Kemp durante las últimas dos temporadas, pero no hubo interesados.

No considero que esto significa que los Dodgers incursionen en la agencia libre con otro abridor. Ya están tan cercanos al impuesto al lujo que firmar a Lynn o Cobb los llevaría a cruzarlo. Además, no queda claro si firmar a ambos o incluso al propio Arrieta represente mejorías con respecto a sus piezas existentes, a saber, Kenta Maeda, Hyun-Jin Ryu y el novato Walker Buehler en los últimos puestos de su rotación. Además, la gerencia de los Dodgers aún siente las consecuencias de los contratos de Scott Kazmir y Brandon McCarthy, por ende, un lanzador como Cobb, quien no lanzó durante dos de las tres temporadas más recientes, no les será atractivo. A menos que deseen hacer un paquete que incluya a Buehler y otros prospectos a cambio de un hombre de la talla de Chris Archer, creo que su rotación está definida.

Los Dodgers son grandes favoritos en la División Oeste de la Liga Nacional que deberían jugar tal como están durante los primeros tres meses y luego reevaluar sus necesidades en julio. Quizás necesiten mejorar su bullpen más que la rotación.

¿Los Cardenales harán un movimiento en respuesta? Los Cardenales agregaron un bate de impacto en Marcell Ozuna, pero siguen por detrás de los Cachorros en cuanto a proyecciones. El bullpen es el lugar en el cual tienen obvias necesidades, siendo Greg Holland el gran nombre disponible, pero no estoy seguro de que se sientan dispuestos a invertir $50 millones en él. Deberían usar la profundidad con la que cuentan en prospectos para adquirir a alguien similar a Alex Colomé, de Tampa Bay. También habrá relevistas disponibles en la fecha límite.

Aun así, agregar un brazo al bullpen quizás no haga gran diferencia. El bullpen de San Luis quedó en el séptimo puesto en las Grandes Ligas en efectividad en 2017. No fue un equipo fuerte en los momento decisivos, quedando en el puesto 18 en probabilidades de triunfos agregados, pero eso no significa que vuelvan a ser mediocres nuevamente en esos momentos definitorios.

Realmente, la mejor apuesta para los Cardenales a fin de jugar frente a frente con los Cachorros es contar con uno de sus abridores jóvenes, Luke Weaver o Jack Flaherty, a fin de emerger como un sólido segundo abridor detrás de Carlos Martínez o (lo menos probable) que Adam Wainwright haga un gran regreso.

¿Dónde terminará Arrieta? Es difícil conseguir un sitio en el cual pueda terminar. Hay dos posibilidades: Filis o Nacionales. Los Filis han indicado que podrían ser jugadores en el mercado por lanzadores veteranos y Arrieta sería la apuesta perfecta para ellos, especialmente si pueden conseguirle un contrato a corto plazo. Pude ver a alguien acariciar la idea de un contrato por 3 años y $100 millones. Considerando la cifra por la cual acaba de firmar Darvish, probablemente no tienen que ir tan lejos, quizás ofrecer cuatro años y $100 millones, o 3 años por $75 millones, sin embargo, entendiendo que cuentan con poco dinero para usar en contratos a largo plazo, quizás les funcione apostar por Arrieta.

La otra posibilidad son los Nacionales. Scott Boras ha dependido de los Nacionales en el pasado como contratantes de sus clientes y Washington tiene un vacío en los últimos puestos de su rotación (A.J. Cole es el quinto abridor en la actualidad y no hay mucho disponible detrás de él). Una rotación en los playoffs conformada por Stephen Strasburg, Max Scherzer, Arrieta y Gio González quizás consigan que los Nacionales, finalmente, avancen más allá de la Serie Divisional y prosigan su camino en la postemporada.

——————————

Yu Darvish: ¿Pan para hoy y hambre para mañana?

Yu Darvish ya andaba preparando las maletas para irse al campo de entrenamientos que el sindicato de peloteros abrirá en la Florida para los casi 200 agentes libres que siguen sin empleo, pero a última hora tuvo que cambiar el boleto por uno mucho más caro.

El lanzador derecho japonés consiguió un pasaje de 126 millones de dólares que por los próximos seis años lo enviará directamente a Mesa, Arizona, sede de los entrenamientos primaverales de los Cachorros de Chicago.

El contrato que Darvish acaba de pactar con los Cachorros podría incluso llegar hasta los 150 millones, en dependencia de una cláusula que activaría una opción por un año más, en caso de cumplirse ciertas estadísticas.

El nipón, de 31 años, ganará un promedio de 21 millones por campaña y su firma coloca nuevamente a Chicago en condición de favorito en la división central de la Liga Nacional.

Darvish viene a completar una rotación que ya tenía al derecho Kyle Hendricks y a los zurdos Jon Lester, Drew Smyly y el colombiano José Quintana.

Ello le daría la opción al mánager Joe Maddon de reforzar aún más el bullpen con Mike Montgomery, ese comodín que lo mismo abre un juego, que lo releva.

Montgomery sería entonces de gran ayuda dentro de un cuerpo de relevistas que consiguió a Brandon Morrow en el invierno, para sumarlo al zurdo Justin Wilson, adquirido a mitad de la campaña pasada, y a los derechos Carl Edwards Jr. y el dominicano Pedro Strop.

El cuerpo de serpentineros se ve blindado por todos lados para poder competir ante los Cardenales de San Luis, sus eternos rivales divisionales, y los reforzados Cerveceros de Milwaukee. Eso, a un plazo inmediato.

La historia en contra de Darvish

A la larga, lo que está por verse es si 126 millones por seis años no es mucho dinero o demasiado tiempo para Darvish.

El japonés, que debutó con los Rangers de Texas en el 2012, ya suma cinco temporadas en las Mayores, más un año completo (2015) que se perdió por lesión.

A los hechos me remito: solamente dos lanzadores japoneses en toda la historia, Hideo Nomo y Tomokazu Ohka, han logrado permanecer en las Mayores por diez o más campañas.

Nomo (123-109, 4.24) fue el que más tiempo estuvo. Pasaron 11 contiendas desde que debutó en 1995 con Dodgers de Los Ángeles, hasta que cerró en el 2005 con los Rays de Tampa Bay, cuando no era ni la sombra de aquel que ganó el premio de Novato del Año.

Luego intentó un regreso, a los 39 años, en el 2008 con los Kansas City Royas, pero prácticamente no pudo sacar outs en tres apariciones como apagafuegos y el equipo lo dejó en libertad.

Por su parte, Ohka (51-68, 4.26) fue un mediocre abridor itinerante que a duras penas se mantuvo diez temporadas con los Medias Rojas de Boston, los desaparecidos Expos de Montreal, los Nacionales de Washington, los Cerveceros y los Indios de Cleveland.

Entonces, Darvish estaría obligado a superar en lo que a tiempo respecta, a estos dos compatriotas para hacer valer cada dólar de su contrato.

Además, desde que regresó en el 2016 de su operación Tommy John no ha sido el mismo.

En sus primeras tres campañas con los Texas Rangers, el asiático tuvo récord de 39-25 y 3.26 de efectividad, con un promedio de 181 entradas trabajadas en cada uno de esos años.

Desde entonces suma 17-17 y 3.70, con una media de 144 episodios por temporada.

Sus números globales, antes y después de la cirugía, son de de 56 triunfos, 42 derrotas y efectividad de 3.42 en 131 aperturas, buenos, pero no excepcionales como para involucrar tanto dinero que a la larga puede terminar tirado al inodoro.

Si bien Darvish puede resolver de manera inmediata el completamiento de la rotación, su pacto podría resultar pan para hoy y hambre para mañana.

En eso de botar millones a la cañería los Cachorros tienen experiencia previa. Si no, pregunten por un tal Jason Heyward.

———-

Optimismo de Marlins no se refleja en las gradas durante FanFest

 

Los nuevos dueños de los Marlins de Miami deben haber tomado nota del Festival de los Fanáticos celebrado este fin de semana en el Marlins Park para tener una idea de lo que les espera en la temporada del 2018.

Aunque el equipo informó que entre siete y 10 mil aficionados pasaron por las puertas del parque durante el evento, lo cierto es que, a duras penas, se contaba un millar de asistentes.

Sin embargo, lo que se respiraba entre los directivos y peloteros presentes era, créanlo o no, puro optimismo.

Desde que llegó a dirigir a los Marlins en 2016, pocas veces se ha visto más sonriente a Don Mattingly, quien dijo estar emocionado ante el reto que se avecina al frente de un equipo lleno de jóvenes figuras, desconocidas para la gran mayoría del público.

“Este es el sueño de un entrenador. Poder enseñar y desarrollar a estos chicos, moldearlos para conseguir algo que usted piensa que va a ser especial y sostenible”, manifestó Mattingly. “Es cierto que el año pasado teníamos una buena alineación, pero también sabemos que quedamos a 10 juegos del comodín con esos jugadores”, agregó el manager al referirse a Dee Gordon, Giancarlo Stanton, Christian Yelich y el dominicano Marcell Ozuna, los cuatro primeros hombres en la tanda de los peces en 2017 canjeados durante el invierno por valiosos prospectos.

“Vamos a trabajar duro desde el primer día de los entrenamientos primaverales, sin hacer caso a quienes pronostican que perderemos muchos juegos. Eso se lo podemos asegurar a los fanáticos”, indicó Mattingly.

Entre las caras nuevas que se veían en el estadio, ninguna esbozaba una sonrisa más amplias que la de Lewis Brinson, el prospecto llegado a Miami en el canje por Yelich con los Cerveceros de Milwaukee y que luchará por un puesto en los jardines de los Marlins.

“Uno siempre sueña con llegar a las Grandes Ligas, sea con el equipo que sea, pero hacerlo con el equipo de tu casa, al que has seguido desde niño, es algo que no puedo explicar”, señaló Brinson, residente de Fort Lauderdale, ciudad a escasas 27 millas (43 kilómetros) al norte de Miami.

También lleno de esperanza, el dominicano Magneuris Sierra, proyectado para ser el jardinero central y primer bate en el juego inaugural del 29 de marzo, recorría los pasillos del Marlins Park.

Sierra, de 21 años, llegó desde los Cardenales de San Luis en el canje por su compatriota Ozuna y agradece las circunstancias que se le presentan en esta ocasión.

“En San Luis no llegaba al campo de entrenamiento tratando de ganarme un puesto en el roster de Grandes Ligas. Aquí llego con más confianza, sabiendo que el equipo cuenta conmigo desde el primer día”, dijo Sierra, quien que debutó en la gran carpa el año pasado y promedió .317 en 60 turnos al bate.

“Sin embargo, no me confío demasiado y sé que tengo que trabajar duro desde el principio, pues hay muchos jóvenes que también quieren ganarse un lugar”, agregó.

Su compatriota Jose Ureña también conversó animadamente con los medios, a quienes aseguró estar listo para asumir el liderazgo de la rotación.

Ureña fue la más grata sorpresa del pitcheo de los Marlins en 2017, pues de comenzar con un signo de interrogación el spring training, terminó con los mejores números de cualquier pitcher del staff con marca de 14-7 y efectividad de 3.82 en 28 aperturas.

“Los resultados del año pasado me dieron fuerza para seguir trabajando y prepararme duro en el invierno. Espero repetir los números del año pasado, aunque no me fijo una meta específica sino salir cada día a dar lo mejor de mí”, aclaró el lanzador.

Con cierta resignación se le vio al receptor J.T. Realmuto, quien ha solicitado ser cambiado de equipo ante la reconstrucción de los Marlins.

El enmascarado dijo que se prepararía para la temporada de la misma manera que en años anteriores, sin importar si comienza en Miami o en otro sitio.

“Una vez que la temporada comience, todo esto va a quedar atrás”, dijo Realmuto.

El nuevo segunda base, Starlin Castro, quien también expresó el deseo de ser canjeado para no sufrir un nuevo proceso de reconstrucción, aparentemente ha cambiado de opinión.

“Estoy muy feliz aquí. He sentido que están contentos de tenerme y Miami es un lugar especial para nosotros los latinos”, indicó el intermedialista.

Castro comenzó su carrera en 2010 con los Cachorros de Chicago, que lo justo antes de ganar su primera Serie Mundial en 108 años, lo canjearon a los Yankees de Nueva York.

En los Yankees vivió la reconstrucción de esa franquicia y ahora que parecen estar en condiciones de competir, lo cambiaron a Miami.

“Esto es un negocio. Ahora mismo estoy muy contento del papel que me tocará, como veterano, de guiar a los muchachos más jóvenes”, manifestó el quisqueyano, próximo a cumplir 28 años, ocho de ellas en las Mayores.

Lamentablemente, ese optimismo no pudo ser percibido por la escasa asistencia al FanFest, lo que obliga a los Marlins a dejar el alma en el terreno para tratar de convencer a los aficionados de que el optimismo está justificado.

Tomado de: ESPN





 

Lovullo: D-backs pretenden llegar más lejos en 2018

MLB.com

PHOENIX – Cuando los entrenamientos primaverales arrancaron la primavera pasada, el manager debutante Torey Lovullo habló acerca de cambiar la cultura en el clubhouse y dejar atrás la desastrosa campaña del 2016.

Este año, Lovullo desea mantener esa cultura del año pasado, mientras que trabaja a la par para dejar en el espejo retrovisor el éxito que tuvieron en 2017, cuando los D-backs ganaron 93 juegos y se llevaron el primer Comodín de la Liga Nacional.

Los D-backs abren los campos de entrenamiento este miércoles con la primera práctica entre lanzadores y receptores, seguido por el primer entrenamiento con el equipo completo el lunes.

No habrá mucho tiempo de práctica antes de que arranquen los juegos de exhibición, ya que los D-backs se medirán a la escuadra de la Universidad Estatal de Arizona el 21 de febrero, antes de arrancar la acción de la Liga del Cactus el 23 de febrero en contra de los Rockies.

Torey Lovullo, manager de los Diamondbacks. John Raoux/AP

“Estoy bien orgulloso por la temporada que tuvimos el año pasado”, declaró Lovullo. “Nuestros muchachos dieron la cara de una manera única; creyeron en ellos mismos y mantuvieron la confianza. Ahora debemos darle vuelta a la página y concentrarnos en el 2018”.

Una de las frases que Lovullo ha utilizado durante sus presentaciones esta temporada muerta es “poner la vara más alta” y es algo que muy probablemente sus pupilos escucharán de su capataz durante toda la primavera, porque, mientras que tuvieron gran éxito el año pasado, no lograron cumplir su objetivo final tras ser barridos por los Dodgers en la Serie Divisional de la Liga Nacional.

“Ahora sabemos lo que se necesita para ganar”, dijo Lovullo. “Sabemos cuál es el camino. Y cuando llegas al final de ese camino y logras avanzar a la postemporada, el nivel de béisbol es completamente diferente, y tienes que estar preparado para mostrarlo. Entonces, nuestra meta este año es dar ese siguiente paso”.

Los D-backs arrancan esta primavera con la rotación de abridores establecida. El bullpen probablemente tendrá dos vacantes, y quizás más, depende de la salud.

Por supuesto, la mayor interrogante para Arizona es quién será su cerrador, el cual saldrá de entre el trío conformado por Yoshihisa Hirano, Archie Bradley y Brad Boxberger.

Y mientras parece que los D-backs no tendrán muchas vacantes en cuanto a jugadores de posición se refiere, la mayor interrogante será de qué manera Lovullo administrará el tiempo de juego a un cuadro medio saturado.

Mientras que el año pasado las expectativas eran bajas para Arizona, este año los pupilos de Lovullo son vistos como legítimos contendientes.

 ——————————-

Justice: Diez grandes interrogantes esta primavera

MLB.com

En el mismísimo primer día de los entrenamientos primaverales los periodistas vamos a rodear a Mike Scioscia, el manager de los Angelinos, para hacerle una serie de preguntas sobre el astro japonés Shohei Ohtani que simplemente no podrá responder. Al día siguiente insistiremos con lo mismo. Y así por el resto de la primavera.

Scioscia entiende el asunto. En ese sentido, está tan curioso como el resto de nosotros por saber si Ohtani puede hacer algo que nadie más ha hecho en los últimos 99 años: ser miembro de la rotación de abridores y tomar turnos de forma regular como bateador designado, primera base o en el outfield en los días que no lanza.

No habrá historia más interesante que esa esta primavera, pero probablemente no tendremos respuestas de verdad hasta que los entrenamientos estén bien avanzados.

Pero esa no es la única pregunta que nos haremos. Aquí les dejamos 10 cosas que quisiéramos saber durante los entrenamientos primaverales, pero para las que probablemente no tendremos respuestas sino hasta llegada la temporada regular.

1. ¿Cómo les irá a los seis nuevos dirigentes?

Sólo uno de ellos (Ron Gardenhire de los Tigres) tiene experiencia dirigiendo en las Grandes Ligas. Dos (Dave Martínez de los Nacionales y Mickey Callaway de los Mets) tienen amplia experiencia como coaches en la gran carpa. En cuanto a los otros tres (Aaron Boone de los Yankees, el puertorriqueño Alex Cora de los Medias Rojas y Gabe Kapler de los Filis) fueron contratados porque se les considera inteligentes, de personalidad fuerte y con grandes habilidades como comunicadores. Esta primavera nos ofrecerá pistas sobre sus estilos y la manera en la que empiezan a encajar en sus nuevos roles, pero pasarán meses hasta que se pueda ofrecer una evaluación seria.

2. ¿Podrá Michael Brantley recuperar su nivel?

Pensamos que esta pregunta fue respuesta la primavera pasada, cuando Brantley tuvo un arranque tremendo y terminó en el Juego de Estrellas. Pero luego se atravesó la lesión en el tobillo que lo limitó el resto de la temporada. Brantley comenzará el 2018 con sólo 101 juegos disputados en las últimas dos temporadas. El año pasado probó que cuando está sano, es uno de los mejores peloteros del béisbol. Ojalá pueda mantenerse sano.

3. ¿Volverán a brillar Rick Porcello y David Price en Boston?

El año pasado los Medias Rojas creían que Chris Sale, Porcello y Price les darían un trío de dominantes abridores que los llevarían muy lejos en octubre. Pero una lesión en el codo limitó a Price a 11 aperturas, y Porcello recibió 38 jonrones y perdió 17 juegos. Ambos empezarán sanos la primavera y terminarla de esa manera sería un buen inicio, pero nada más.

4. ¿Están los Bravos listos para competir?

Estas próximas semanas serán muy divertidas para los fanáticos de los Bravos, que podrán ver a sus talentosos prospectos en el terreno, incluyendo a Ronald Acuña, el jardinero venezolano de 20 años que acaba de ser nombrado el 2do mejor prospecto según MLB Pipeline. Detrás de él hay una cantidad de promesas del pitcheo. Los Bravos tienen tanto talento que su futuro no podría lucir más positivo.

5. ¿Se les acabaron las oportunidades a los Rangers?

Los Rangers, hasta ahora, no han ido a por ninguno de los grandes abridores disponibles, esperando que veteranos como Doug Fister, Matt Moore y el dominicano Bartolo Colón redescubran su magia del pasado. El gerente general Jon Daniels espera que tengan el tipo de resurgir que tuvo Mike Minor en Kansas City el verano pasado. Oh, Daniels también lo firmó esta temporada muerta. Si un par de ellos vuelve a revivir su carrera, los Rangers tendrán la oportunidad de pelear por un puesto de Comodín.

6. ¿Qué le queda a Matt Harvey?

No vamos a descubrir eso en primavera. Pero sí podríamos saber si es capaz de competir en el más alto nivel así sea por un periodo corto de tiempo. Y también si tiene una buena relación con su nuevo manager. Callaway, que hizo un trabajo fantástico desarrollando y comunicándose con los pitchers como coach de pitcheo en Cleveland, podría ayudar a que este sea un gran verano en Queens.

7. ¿La rotación de los Angelinos podrá mantenerse sana?

Esto es algo de día de día. Primero, deben llegar al Día Inaugural con Garrett Richards, Tyler Skaggs, Matt Shoemaker y Andrew Heaney saludables. Después de eso… bueno, olvídense de lo que podría pasar luego. Vamos a llegar primero al Día Inaugural.

8. ¿Quién dará la cara en Arizona?

El cubano Yasmany Tomás pegó 30 dobles y 31 jonrones en el 2016 y parecía capaz de ser un ancla en el lineup por muchos años. Pero el año pasado jugó sólo 47 juegos, lo que terminó llevando a los D-backs a buscar a J.D. Martínez. Hasta ahora, Tomás parece puesto fijo en el jardín derecho. Dado que le quedan tres años y US$50 millones en su contrato, los D-backs necesitan que se recupere.

9. ¿Los Dodgers realmente necesitan otro abridor?

A los Dodgers les gustaría cambiar a Matt Kemp y su contrato de US$22 millones para así disponer del dinero para firmar a un abridor. Pero FanGraphs proyecta que ganarán 94 juegos y ganarán la División Oeste de la Liga Nacional por 10 juegos con el roster que tienen. Su rotación tiene a Clayton Kershaw, Rich Hill, Alex Wood, Kenta Maeda y Hyun-Jin Ryu, y además tienen profundidad con Ross Stripling, Brock Stewart, Walker Buehler y el mexicano Julio César Urías.

10. ¿Quién cerrará por los Astros?

El manager A.J. Hinch tuvo una gran postemporada haciendo malabares con su pitcheo para poder darle la Serie Mundial a Houston. Hinch dejó colar la temporada pasada que quizás no designe a un abridor a tiempo completo y juegue con el tipo de rivales de turno para designar quién cierra, así como hizo en octubre. Pero aquí pensamos que Hinch prefiere que el cerrador del año pasado, Ken Giles, se gane su trabajo de vuelta en los entrenamientos y lo mantenga hasta el final de la campaña.

 ——————————-

Atléticos ganan caso de arbitraje con Kendall Graveman

MLB.com

El pitcher derecho Kendall Graveman perdió su caso de arbitraje con los Atléticos, de acuerdo con Jon Heyman de MLB Network. El club no ha confirmado el informe.

Graveman ganará US$2.36 millones en 2018 en lugar de los US$2.6 millones que propuso cuando ambas partes intercambiaron sumas de dinero a mediados de enero. Se trató del primer año de elegibilidad para el lanzador.

Graveman, de 27 años de edad, tuvo foja de 6-4 y efectividad de 4.19 a lo largo de 19 aperturas por los Atléticos el año pasado. El diestro tiene marca de 22-24 y 4.11 de EFE en 411 2/3 entradas de por vida.

 

 —————————–

Mike Foltynewicz pierde su caso de arbitraje con los Bravos

MLB.com

ATLANTA – Los Bravos ganaron el caso de arbitraje en contra del lanzador Mike Foltynewicz, de acuerdo con varias fuentes. El derecho recibirá el salario propuesto por el equipo de US$2.2 millones en lugar de los US$2.3 millones que el jugador pidió.

Aunque perdió el caso, el salario de Foltynewicz esta campaña será mucho mayor al que devengó durante su primera campaña elegible para el arbitraje salarial. El diestro de 26 años de edad ganó US$544,000 en 2017, tras registrar marca de 10-13 y efectividad de 4.79 en 29 presentaciones (28 aperturas).

Foltynewicz llegó a los Bravos vía canje desde los Astros en 2015 y ha pasado porciones de cada una de las últimas tres temporadas en la rotación de Atlanta.

 —————————

Informe: Logan Morrison en la mira de Medias Rojas

MLB.com

Los Medias Rojas de Boston han mantenido contacto con los representantes del primera base Logan Morrison, de acuerdo con un informe de NBC Sports Boston.

El veterano de 30 años tuvo la temporada de su carrera en el 2017, al batear 38 jonrones (quinto mejor en la Liga Americana) y dejar .516 de slugging con .868 de OPS en 149 juegos.

Morrison puede que no tenga el nombre de otros agentes libres como Eric Hosmer, J.D. Martínez y Mike Moustakas, pero su poder se ha vuelto llamativo.

Sin embargo, su camino hacia Boston tiene algunos obstáculos. Martínez continúa siendo el principal objetivo de los Medias Rojas, que además ya firmaron a otro toletero zurdo, Mitch Moreland, al principio de la temporada muerta. Pero Morrison sigue siendo una opción interesante si no se concreta nada con Martínez, pues podría compartir tiempo entre la primera base y el lugar del bateador designado con Moreland y el dominicano Hanley Ramírez.

Los Reales también son una posibilidad para Morrison, que nació cerca de Kansas City. ESPN reportó el fin de semana que Morrison podría estar interesado en firmar con los Reales si Hosmer no regresa.

 

 

Tomado de: LasMayores.com

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.