Atletismo cubano, pérdida de tradiciones (IV)

9/03/18
10:36 pm

 

Por el amigo de la peña:
Eddy Luis Nápoles Cardoso

 

 

Hoy dando continuidad al tema de la pérdida de “tradiciones” en el atletismo cubano, me referiré al lanzamiento de la jabalina para hombres, especialidad, que a pesar de no haber contado en el pasado con grandes exponentes a nivel mundial, si ha tenido sus aportes, con atletas, como Guillermo Martínez y los hermanos, Emeterio y Ramón González.

Con la retirada del camagüeyano Guillermo Martínez, doble medallista mundial, plata en Berlín 2009 y bronce en Daegu 2011, la especialidad ha perdido al último jabalinista capaz de enviar con sistemáticidad este implemento más allá de los 80 metros, una cuota que superó por primera ocasión, el extinto Aurelio Janet con 80.10, aunque con otro modelo, en ya el lejano 1968.

Precisamente, aquel jabalinazo de Janet, no solo significó “brincar” la barrera de los 80 metros, fue también, la primera posibilidad de que un atleta cubano disputara una final de esta especialidad en Juegos Olímpicos y dejó abierta las puertas para que otros jabalinistas criollos siguieran su camino. Así en la década siguiente, varios lograron similares resultados, Raúl Fernández (81.36 en 1973); Juan Jarvis (83.50); Antonio González-Fuentes (80.52), ambos en 1975; Reinaldo Patterson (80.00 en 1977), Raúl Pupo (85.96) y Dionisio Quintana (80.66), ambos en 1979. Luego en los años 80s otros paisanos de Janet, vencían esa mítica cuota; Ramón González (87.90 en 1983); Martín Álvarez (83.80 en 1984) y Orlando Hernández (80.20 en 1985).

 

Guillermo, Medallista de plata en Berlín 2009 y bronce en Daegu 2011

 

Es oportuno señalar que entre 1973 y 1985 un total de nueve  jabalinistas criollos rebasaron los 80 metros, con la misma jabalina, que Uwe Hohn lanzó los 104.80 metros, con las siguientes cifra y atletas por años; uno en 1973 y 1974, Raúl Fernández (81.36 y 80.40); tres en 1975, Juan Jarvis (83.50), Fernández (82.64) y Antonio González-Fuentes (80.52); uno en 1976, Jarvis (80.56); tres en 1977, Jarvis (84.60), Fernández (80.56) y Reinaldo Patterson (80.00); dos en 1978, González-Fuentes (82.54) y Patterson (81.84); cinco en 1979, Raúl Pupo (85.96), González-Fuentes (85.56), Patterson (82.24), Jarvis (80.78) y Dionisio Quintana (80.66); dos en 1980, Jarvis (85.60) y González-Fuentes (82.20); dos en 1981, Patterson (84.38) y Quintana (83.32); cuatro en 1982, González-Fuentes (85.66), Quintana (83.14), Jarvis (81.24) y Patterson (80.48); dos en 1983, Ramón González (87.90) y Patterson (82.04); tres en 1984, Ramón González (86.82), Patterson (84.64) y Martín Álvarez (83.80) y cuatro en 1985, Patterson (83.70), Álvarez (83.36), Ramón González (82.34), Quintana (80.50) y Orlando Hernández (80.20).

Al cambiársele el centro de gravedad a la jabalina en 1986, es decir, acercándolo más hacia la punta metálica, disminuyeron los grandes resultados en esta especialidad, en realidad ese era el objetivo. Ahora con este nuevo implemento, el pinareño Emeterio González, fue el primero en lanzar sobre los 80 metros, con 82.64, hecho acontecido, en Tel Aviv, el 15 de junio de 1995; al año siguiente, Isbel Luaces (80.00), era el segundo en el nuevo “Club de los 80 metros” y Máximo Rigondeaux, el tercero en 2000, con 81.43, mientras que Guillermo Martínez se incorporó con 81.45 en 2004. En lo adelante lo hicieron fugazmente, Yudel Moreno, con 80.19 (2006) y Anier Boue, con 80.53 (2007).

Con la presencia, primero de Emeterio González y luego de Guillermo Martínez, Cuba tuvo siempre, entre 1995 y 2016, con las excepciones de 2008 y 2015, al menos un jabalinista con envíos sistemáticos sobre los 80 metros, pues Emeterio, venció esa cuota de 1995 a 2005 y Guillermo, lo hizo de 2004 a 2016.

En lo referente a los podios y finalistas en eventos olímpicos y mundiales, Guillermo Martínez, ha sido el máximo exponente, con las antes mencionadas preseas mundiales, mientras que, Emeterio González, bregó en tres finales al más alto nivel (Atenas 1997, Sevilla 1999 y Sydney 2000). En Juegos Panamericanos, Emeterio fue rey en tres citas continentales (Mar del Plata 1995, Winnipeg 1999 y Santo Domingo 2003), Guillermo, lo hacía en dos (Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011), cerrando Ramón González la cosecha criolla, con su triunfo en La Habana 1991.

El panorama, de momento, se torna incierto, pues en 2016, los 81.49 de Guillermo Martínez fueron escoltados por unos 78.29, pero estos pertenecen al decalonista Leonel Suárez y en 2017, el máximo exponente, Osmany Laffita, apenas lanzó 77.01 metros. Por lo pronto, se ha perdido la tradición de lanzar sobre esa cuota y habrá que echarle maíz a la cría, con los jóvenes Yarovis Contreras (73.93) y Ronny Cedeño (73.45), como los principales candidatos a ingresar en este selecto club.

Continuará……..

2 comentarios

    • Abel on 10 marzo, 2018 at 4:00 pm
    • Responder

    FELICIDADES, me alegra mucho ver un sitio con semenjante calidad que sea 100% cubano, sigue trabajando asi, me gusta mucho su labor al frente de esa peña y todo lo que han logrado.

    1. Gracias a ti Abel. Saludos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.