“He dicho caso cerrado sobre Joan Carlos Pedroso”

21/03/18
9:41 PM

Desde que se divulgó en febrero que Joan Carlos Pedroso podría jugar la Serie Provincial y en un santiamén la Comisión Provincial de Las Tunas se apareció con una enérgica respuesta de que eso no sería posible, supe que toda esta historia tendría varios capítulos. Así ha sido, después que las propias autoridades deportivas repensaran su decisión y autorizaran al slugger a incorporarse en la segunda vuelta del campeonato, a lo que Joan Carlos hizo poco o ningún caso.

Continúo la saga para los que se perdieron algún capítulo. Pedroso había declarado que le gustaría retirarse oficialmente jugando con sus Leñadores, pero no en la primera fase del torneo, sino en la segunda. Sonaba como que el hombre tenía algo entre manos, a la vez que este medio anunciaba su casi segura contratación como entrenador de bateo de la Liga Mexicana. Pero el culebrón seguía, a ritmo de especulaciones y verdades un poco confusas. La gente sin la verdad absoluta y Joan Carlos con la última palabra.

En los primeros días de este mes la serie halló su capítulo concluyente, un desenlace muy parecido al de las novelas que ruedan en estos tiempos, donde la trama se dilata innecesariamente y casi todos los espectadores conocen lo que antecede a los créditos finales. Lo que un día informamos aquí se hizo realidad, después que el tunero fuera anunciado como entrenador de bateo de los Saraperos de Saltillo, designación que sirvió para completar todo el cuerpo técnico de esa organización comandada por el panameño Lenin Picota.

Para los sorprendidos, les digo que no será el estreno de Pedroso en estos menesteres. Su ausencia en la campaña anterior como jugador se debió a que fungió como coach de bateo de los Leones de Yucatán, organización que terminó cediendo los derechos del cubano. Con el elenco de  Yucatán coincidió con tres peloteros de la isla, el lanzador matancero Yoanner Negrín, el jardinero santiaguero Ronnier Mustelier y el jugador de cuadro villaclareño Yuniesky Betancourt, estos dos últimos bajo sus consejos, al igual que estará dentro de poco el indómito José Julio Ruiz y el pinareño Maikel Serrano.

Resulta muy interesante la dupla que hará con el mentor Picota, quien fuera en sus tiempos de jugador uno de los principales serpentineros del istmo, y se enfrentó en varias ocasiones a su hoy coach de bateo durante Copas Mundiales, Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe y en torneos celebrados en Cuba.

El ahora entrenador de 38 años dijo sobre los Saraperos de Saltillo que es una novena integrada por grandes bateadores que pueden sacar el equipo adelante y llevarlo por el camino del gran alegrón que está esperando una fanaticada muy beisbolera. En cuanto a la función que ocupará formalmente a partir de este fin de semana –cuando comience la liga- declaró que estará centrado a plenitud en asesorar a los bateadores, lo que será siempre su prioridad, mientras que aseguró que desde su puesto él siente los buenos y malos momentos de sus bateadores, peroque ojalá que todo lo que venga sean cosas buenas.

Pedroso es un hombre que desde 2014 ha tenido un vínculo bastante estrecho con el beisbol mexicano, toda vez que se desempeñó en la Liga del Norte y en la Liga del Pacífico, mientras que su huella en el circuito mexicano ha estado desde 2017 como entrenador, un puesto que parece tomarse muy en serio, con gran profesionalidad y que en el breve tiempo que lo lleva ejerciendo, se ha ganado la confianza de dos organizaciones aztecas.

Sobre su anhelo de retirarse jugando con los Leñadores tuneros, no sé por qué, pero lo veo como un pequeño punto oscuro al final del túnel. (Néstor Pérez)

 

Tomado de: Cronodeportesonline

 

3 comentarios

    • Rolando on 22 marzo, 2018 at 8:30 pm
    • Responder

    Lo que pasa que las autoridades de las tunas y gran parte del pueblo si lo comocemos bien y es por eso que no era una prioridad que él jugara y ahí lo demostró al irse para donde la da mas dividendos, no lo critico, pero conociendole sabia que el andaba detraz de los meritos ( el dinero que le pagarian denuevo si era plantilla de la serie nacional) que al irse se los quitaron, ademas con los problemas de disciplina que tuvo y que Gordo lo menciono y fue el que salio botado de la pelota sabia que la direccion de deportes haría resistencia, pero a final ahí esta la respuesta dada por el mismo, saludos.

    • Amaya on 22 marzo, 2018 at 10:58 am
    • Responder

    Bueno entonces todo despejado, su trabajo será como entrenador en Mexico, eso al parecer se lo olia la comisión provincial de beisbol en Las Tunas

  1. No lo critico por su decisión, pero indudablemente no es retirarse con las Tunas su prioridad. Parece que lo quería hacer sino encontraba trabajo en México. Tanta algarabía y tanta gente defendiendolo cuando todo era interés personal. Repito que no lo critico pero utilizó un tema sencible como el regreso al país y el deseo de ayudar a Las Tunas, que no dudo que la quiera mucho, para por si acaso se quedaba sin trabajo. Parece que las autoridades de Las Tunas se olían algo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.