Luego de reparación de 70 mil dólares, tabloncillo en Villa Clara se deteriora rápidamente

22/03/18
10.07 pm

 

Por: Lázaro Arias

Al frente la zona de entrenamientos de gimnasia con parchos de pino y huecos sin cubrir, al fondo el área de entrenamiento de los equipos de balonmano de la EIDE. Foto: Lázaro Arias.

A menos de un año de una rehabilitación capital de más de 70 mil dólares, el tabloncillo de la EIDE Héctor Ruiz de Villa Clara pierde su vida útil lentamente…

Muchas son las hipótesis sobre el comienzo del problema, pero en esta historia con más afectados que responsables, la solución final de la cuestión parece más complicada a medida que pasan los días.

“En el término de un año se deterioró por completo la instalación. Incluso el trabajo que se hizo en el 2006 (por la misma carpintería UEB Constantino Pérez) solo duró alrededor de 7 años, cuando una inversión de este tipo debe durar más. Estamos pagando otra reparación que tampoco dará resultado, es un parcho para seguir trabajando, no una solución”, así describió el problema Roberto Pérez Rojas, Sub-director deportivo de la EIDE y uno de los principales veladores de esta instalación.

Eduard Lorenzo Herrera, entrenador principal de gimnasia narra las vicisitudes que atravesaron sus pupilos. “Nos incorporamos hace poco porque hacía dos meses que el tabloncillo tuvo problemas. Llegamos a este complejo deportivo para adelantar porque tenemos tres niños con perspectivas para la escuela nacional de gimnasia.”

“Un día te decían que nos trasladaban el lunes, después el martes, y era un peloteo constante”-afirma Eduard que entrena actualmente en el complejo deportivo de la calle Maceo de la ciudad de Santa Clara.

Contradicciones sin soluciones…

Foto: Lázaro Arias.

Grimaldo Pérez Ventura, Director General de la EIDE conversó con CMHW sobre la demora y complejidad de las reparaciones.

El problema me cuenta usted que comienza en Septiembre ¿Por qué las reparaciones no comienzan hasta casi cinco meses después?

“Necesitábamos conocer la magnitud del problema, y entonces la UEB Constantino Pérez comienza a trabajar en el mes de enero para ver la magnitud del gasto y en algún momento realizar una reparación completa que hoy hay que volver a reordenar”.

Si al comienzo del problema en la competencia de balonmano de diciembre un atleta de Artemisa sufrió una lesión en el tabloncillo. ¿No teme usted por los muchachos que ahora mismo entrenan en ese tabloncillo…?

“Hay una directiva del organismo de Salud Pública donde se clausura el área de la gimnasia, no la del tabloncillo. Nada indicaba que esa zona estuviera dañada. Es en la copa de diciembre, por la intensidad con que se desarrolla, que se produce esta situación en el balonmano”.

Meses podrán durar las reparaciones y sin los materiales adecuados el peligro y el gasto de dinero continúa, los 70 mil dólares que costó la última inversión en el tabloncillo de la EIDE de Villa Clara se estiran y se estiran.

Parte menos afectada del tabloncillo. Parece vigente el peligro para los atletas de los cuatro equipos de balonmano que usan el tabloncillo principal. Foto: Lázaro Arias.

El contrapunteo entre autoridades del deporte en la provincia y la UEB Constantino Pérez continúa porque solo una inversión de envergadura podría poner fin a la convalecencia de esta cancha y evitar que corra la misma suerte de otros tabloncillos de la provincia de Villa Clara.

El Director Provincial de Deporte de Villa Clara, Arildo Hernández Sánchez culpa la calidad del tablado cuando afirma que “la causa fundamental resulta la selección de la madera, quizás no fue la ideal, no tuvo la preparación que debía. La misma cooperativa que lo montó tiene la responsabilidad de arreglarlo. La idea es volverlo a levantar y buscar una madera de mayor calidad y tener el tabloncillo de la EIDE listo nuevamente.”

Y el director de la UEB Constantino Pérez, Mario Galindo, afirma que la humedad y el comején son los responsables de convertir una superficie de vigas y tablones importados de Perú en una frágil capa de madera que se deshace entre las manos.

“Advertimos que debían eliminar la humedad debajo del tablado y fumigar de forma constante porque los tabloncillos que están alrededor, donde se practica yudo, esgrima, sí están plagados de comején. Nuestro trabajo fue reconocido por las autoridades nacionales del INDER, podemos poner la mejor madera del mundo que no va a resistir a la humedad”, acotó el director de la UEB.

Pasarán los días y el agua correrá, la brigada pondrá más parches de pino, el comején seguirá alimentándose y la humedad hará su trabajo. Mientras, el tabloncillo de la principal academia deportiva de Villa Clara escucha quejas, justificaciones, y espera una solución definitiva que traiga un poco más de tranquilidad a los padres de los atletas que entrenan a diario en esta cancha.

Orificios como estos aún quedaban por cubrir el día que CMHW visitó la EIDE Héctor Ruiz. Foto: Lázaro Arias.

 

Tomado de: Cubadebate

 

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Fidel Alejandro Castro on 24 abril, 2018 at 10:33 am
    • Responder

    Lo peor es que al autor de este trabajo, Lázaro Arias, lo están procesando en una comisión de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas (UCLV), de donde es estudiante de la carrera de periodismo, por publicar este trabajo en la CMHW de Santa Clara, de donde lo replica Cubadebate y a su vez todos los demás sitios que ahora mismo tienen online este trabajo. Es una especie de cacerías de brujas desde que expulsaron hace un curso a la otra estudiante de periodismo de la misma institución por problemas ideológicos, y, en el caso de Lázaro Arias, solo por hacer trabajos críticos. Es que no se puede decir lo que se piensa? Hasta cuándo vamos a seguir de manos cruzadas ante tales injusticias? Qué le pasa a las autoridades de la UCLV que están masacrando las ideas y el intelecto?

    • Valenzuela on 24 marzo, 2018 at 5:36 pm
    • Responder

    Parece mentira pero es verdad, comején y humedad tienen en la cabeza estos personajes, justificaciones, justificaciones y más justificaciones, menos mal que el bloqueo no salió a relucir porque ahí si se le pone la tapa al pomo, en ningún lugar del artículo veo ni la más mínima alusión a una solución inmediata, uno le echan la culpa al otro y ahí queda todo, y el comején sigue comiéndose las 70 mil balas trazadoras y de pasos haciéndole daño a las balas salvas, negligencia por todos lados, y los responsables tienen nombres y apellidos bien definidos, hasta cuando caballeros tendremos que aguantar tanta pasividad, para un Director Provincial de Deportes no puede haber un ´´“la causa fundamental resulta la selección de la madera, quizás no fue la ideal, no tuvo la preparación que debía´´, para un Director Provincial de Deportes la palabra quizás no pude estar en su vocabulario, él está allí para eliminar todos los quizás que se encuentre en su camino, incluyendo los quizás de contratistas, inversionistas , ejecutores y hasta el quizás de esa madera importada del Perú, no vaya a ser que se la hayan comido otros comejenes o se la hayan cambiado por madera de pino ´´ importada ´´ desde los Pinares de Mayarí en Holguín, de sus bolsillos tendrían que pagar esa negligencia para que sepan de verdad cuánto cuestan 70 mil ´´guayacanes´´.

    • duniesky on 23 marzo, 2018 at 2:58 pm
    • Responder

    Buenas tardes, indolencia a la luz del día, tablado de corazones destrozado por cuestiones de dejadez e ineficiencia, así podría titularse igualmente este artículo… el director de deporte de villa clara manifiesta que ¨La causa fundamental resulta la selección de la madera, quizás no fue la ideal, no tuvo la preparación que debía. La misma cooperativa que lo montó tiene la responsabilidad de arreglarlo… ¨ pero, Mario Galindo el director de la UEB Constantino Pérez, afirma que la humedad y el comején son los responsables de convertir una superficie de vigas y tablones importados de Perú en una frágil capa de madera que se deshace entre las manos… Entonces por fin… ¿Quien puso el tabloncillo, una cooperativa o la UEB Constantino Pérez? Además el citado director de la UEB plantea que ¨Advertimos que debían eliminar la humedad debajo del tablado y fumigar de forma constante porque los tabloncillos que están alrededor, donde se practica yudo, esgrima, sí están plagados de comején… ¨ ¿Qué hizo el INDER provincial para garantizar esto? ¿Por qué no contrató los servicios especializados de LABIOFAM u otra entidad para atajar a tiempo la proliferación del comején? ¿Por qué se esperó a que el tabloncillo de la EIDE de Villa Clara se convirtiera en algo en ruinas, en un lugar para nada seguro para que nuestros talentos más jóvenes practiquen deportes con seguridad y garantía? ¿El proceso de degradación de ese tabloncillo no viene dándose desde hace algunos años? Creo que el párrafo final del artículo es extremadamente definitorio ¨… Pasarán los días y el agua correrá, la brigada pondrá más parches de pino, el comején seguirá alimentándose y la humedad hará su trabajo. Mientras, el tabloncillo de la principal academia deportiva de Villa Clara escucha quejas, justificaciones, y espera una solución definitiva que traiga un poco más de tranquilidad a los padres de los atletas que entrenan a diario en esta cancha¨, ser más explícito que eso resulta imposible, por favor… dejen los que tienen que hacerlo de seguir contemplando el problema, de moldearlo, de darle la vuelta, salgan de una vez y por todas de la parálisis por análisis en que se encuentran y acaben de encontrar una solución ¡¡Por favor!! Estamos hablando de garantizarle la seguridad y un entrenamiento pleno al FUTURO del DEPORTE en una PROVINCIA y después nos quejamos cuando los muchachos se alejan del deporte o toman otros caminos allende los mares, pero hay que pasar por todos los trabajos que pasan esos valiosos jóvenes por la indolencia y la desfachatez de unos pocos…

    • El Alazan del Caribe on 22 marzo, 2018 at 4:40 pm
    • Responder

    Pal machete, y lo peor que esto no es un caso aislado en nuestra sociedad….

    • carlos on 22 marzo, 2018 at 11:45 am
    • Responder

    Las cosas que tenemos que seguir viendo en nuestro pais en pleno siglo 21. Como el dinero que se emplea es del estado a nadie le duele y nadie piensa en que ese dinero que se tiene que destinar nuevamente para esa reparacion se podria emplear en otras obras para el pueblo. Nada que tenemos inspectores, policias, dirigentes y total nadie hace cumplir lo que esta establecido ni vela por la calidad de las cosas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.