Papá de SNB, hijo que sueña con MLB

30/03/18
7:50 pm

 

Por el amigo de la peña:
Abel Zaldívar

 

A medida que pasan los años he oído con mayor frecuencia una frase por parte de mis profesores: Los jóvenes se parecen más a su tiempo que a sus padres. Y no caben dudas de su veracidad pues más allá de rasgos genéticos hereditarios, son innegables las diferencias en modos de vestir, de actuar, de interpretar el mundo y sus habitantes. También pensaba en ello cuando observaba como una buena cantidad de peloteros, hijos de estrellas ilustres, deciden aventurarse en pos de cumplir un sueño, y de paso engrandecer la leyenda familiar, jugando en el nivel más alto del béisbol en el mundo: las Grandes Ligas o Major League Baseball (MLB). Por ello les propongo analizar brevemente algunos casos de padres que jugaron toda su vida en nuestras Series Nacionales (SNB) e integraron equipos Cuba, la mayoría siendo protagonistas con la franela de las cuatro letras, y cuyos hijos se han marcado como objetivo probarse en otros escenarios, claro está, con la MLB de meta:

– Alfonso Urquiola y Bárbaro Urquiola:

El Relámpago de Bahía Honda fue un estelar segunda base en las décadas de 1970 y 1980. En 19 Series Nacionales tuvo un average de 286, con 1314 hits y una efectividad robando bases del 66,14 %. Con la camiseta del Cuba ganó 4 Copas del Mundo, 3 Juegos Panamericanos, 2 Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCAC) y similar número de Copas Intercontinentales. Como manager se impuso en los JCAC de Maracaibo 1998, el Mundial de Italia 1998, los Panamericanos de Winnipeg 1999 y la Serie del Caribe de San Juan 2015. Nadie como él ha sido campeón en nueve Series Nacionales: 6 como jugador (1978, 1981, 1982, 1985, 1987, 1988) y 3 en funciones de timonel (1998, 2011, 2014). Su hijo Bárbaro fue tercera base de Pinar del Río, siempre como suplente, en dos SNB (53-54), con números discretos (222 de average en 45 veces al bate). En el 2015 partió en busca de su sueño: “Jugar béisbol profesional”, y realizó demostraciones ante los scouts de MLB pero no fue firmado.

– Lázaro Madera y Osniel Madera:

Otra dupla de pinareños. Lázaro Madera sacó 264 pelotas del parque en 15 campañas, con 324 de average, 1872 incogibles, casi 300 dobles y 1093 carreras impulsadas. Integró la selección campeona de la Copa Intercontinental de Barcelona 1991. Se hizo famoso por su facilidad para conectar buenos batazos sobre cualquier tipo de lanzamiento malo. Su hijo Osniel fue un destacado utility de los Vegueros durante 10 temporadas (287 de promedio ofensivo), capaz de jugar segunda base y los jardines. Su mayor momento de gloria fue cuando despachó un espectacular jonrón en el onceno inning del quinto juego de la final de la 53 SNB, ante el matancero Alexander Bustamante, que fue clave en la corona vueltabajera ese año. Emigró en el 2015 y ha jugado en diversos circuitos en México y en la liga invernal venezolana. Su momento cumbre ha sido en el 2017, al batear 283 con los Tigres de Quintana Roo, de la Liga Mexicana de Béisbol.

 

Osniel Madera debutó en el béisbol mexicano

 

– Reinaldo y Raidel Costa:

Reinaldo, procedente de una de las familias más deportivas del país, ganó 110 juegos en 12 contiendas, con 247 de average rival, 3.14 de PCL y un WHIP de 1.26. Logró la Triple Corona de Pitcheo (JG-PCL-SO) en la X Serie Selectiva (1984). Integró el equipo que ganó el Campeonato Mundial de La Habana 1984 y la Copa Intercontinental de Edmonton 1985. Su hijo Raidel lanzó en tres Series con Pinar (38-40), mayormente como abridor, y exhibió un PCL de 3.50. En el 2004 abandonó el país pero no fue firmado por organizaciones de Grandes Ligas.

 

– Agustín Marquetti Moinelo (padre) y Agustín Marquetti Torres (hijo):

 

El 40 azul marcó una época en el béisbol cubano. El locutor Rubén Rodríguez lo bautizó como El Toletero de Alquízar mientras que para Bobby Salamanca era el Frankestein de la Tanda del Terror que en aquel entonces tenían las escuadras habaneras. Decidió dos campeonatos con bambinazos históricos: ante Rogelio García, en un abarrotado Latinoamericano en 1986 y frente al estadounidense John Smith en el Mundial de Nicaragua 1972. Con la selección antillana triunfó en 6 Copas del Mundo, tres Juegos Panamericanos, 2 JCAC y la Copa Intercontinental de La Habana 1979. En 22 SNB disparó 1935 hits y 207 cuadrangulares, con 1106 empujadas y más boletos que ponches. Su hijo Agustín Jr. fue lanzador abridor de los azules en tres SNB (35-37) pero sus números fueron adversos: 8.17 de PCL, 339 de average rival y solo 4 sonrisas entre 12 decisiones. En el 2001 abandonó el país y posteriormente lanzó en ligas invernales del Caribe. En el 2011 padre e hijo abrieron una academia de béisbol en Miami.

– Lázaro Vargas y Miguel Antonio Vargas:

Lázaro Vargas jugó 22 Series Nacionales, todas con Industriales, acumulando cifras respetables: 317 de average, 1109 carreras anotadas, 1064 impulsadas, 2132 imparables, 310 dobles, 108 jonrones y casi 1000 bases por bolas. Pese a coincidir en época con Omar Linares fue campeón con la Mayor de las Antillas en 2 Copas Intercontinentales, 2 Juegos Panamericanos, los JCAC de Santiago de los Caballeros 1986, dos Campeonatos Mundiales y similar número de Olimpiadas (1992-1996). Fue manager de los leones entre 2011 y 2015. Su hijo Miguel Antonio despuntó como talento desde pequeño. Fue segunda base del Todos Estrellas en el Mundial Infantil (11-12 años) de Taipei 2011. Integró la selección campeona en el Mundial Sub-15 de México 2014. Siendo un adolescente debutó con los azules en la 54 SNB. Emigró junto a su padre a finales del 2015 y en septiembre del 2017 fue firmado por los Dodgers de Los Ángeles.

– Félix Isasi Mestre (padre) y Félix Isasi Bustamante (hijo):

El hombre de la bola escondida fue el segunda base del Cuba durante varios años, ganando 2 JCAC, 2 Panamericanos y 6 Copas Mundiales. En 18 SNB disparó 1142 hits y fue un ladrón eficiente (73 % de las ocasiones con éxito). Uno de los Tres Mosqueteros, con Wilfredo Sánchez y Rigoberto Rosique. Su hijo Félix Jr. fue jardinero de los elencos yumurinos durante 8 temporadas (276 de average). Posteriormente jugó en la liga española con los Marlins de Puerto Cruz y FC Barcelona. Integró la selección nacional de España en el 2003.

– Carlos Mesa Herrera (padre) y Carlos Mesa Noroña (hijo):

El zurdo Carlos Mesa en 18 campañas acumuló 95 éxitos, 3.86 de PCL y 1246 ponches. En 1982 le propinó un juego de cero hit cero carrera a La Habana. Hizo historia al convertirse en el primer lanzador que integró un equipo Cuba a partir de 1962 sin acumular victorias en Series Nacionales (Copa Intercontinental de La Habana 1979). Fue manager de Matanzas en dos SNB (38-39). Su hijo Carlos Jr. fue jardinero del equipo nacional que intervino en el Mundial Juvenil de Sancti Spíritus 2006 y jugó con los yumurinos en dos SNB (46-47). Posteriormente abandonó el país y tuvo acción en Ligas Menores con los Piratas de Pittsburgh (2011-2013) y Medias Rojas de Boston (2015-2016), siempre con resultados discretos.

– Héctor Olivera González (padre) y Héctor Olivera Amaro (hijo):

 

Olivera padre nació en Cruces, Cienfuegos. Como lanzador tiró un juego perfecto en el Mundial Juvenil de Venezuela 1970. Fue el primer bateador en promediar sobre 400, lo cual logró en la Selectiva de 1980. Con la selección cubana ganó el Campeonato Mundial de Japón 1980 y fue subcampeón en la Copa Intercontinental de Edmonton 1981. En 13 SNB bateó 316, con 854 hits y 78 jonrones. Su hijo Héctor Jr. brilló como segunda base de la última versión de las Aplanadoras santiagueras. En 10 SNB bateó 1020 imparables y 105 vuelacercas, con 323 de promedio ofensivo y 500 de slugging. Participó en el II Clásico Mundial 2009, dos Mundiales Universitarios, tres Copas del Mundo, la Olimpiada de Beijing 2008, la Copa Intercontinental de Taichung 2010 (fue el MVP) y los Panamericanos de Guadalajara 2011. En plena época de Michel Enríquez y Yulieski Gurriel se ganó un puesto como titular a golpe de batazos. Emigró en el 2014. Tuvo una efímera actuación en Grandes Ligas con los Bravos de Atlanta (2015-2016) bateando apenas 245, con dos jonrones y 13 empujadas. Ha jugado en la liga de Puerto Rico, y en el 2017 lo hizo en la Liga Profesional del Atlántico, con el Sugar Land Skeeters.

 

– Lourdes Gurriel Delgado (padre), Yulieski Gurriel Castillo y Lourdes Gurriel Castillo (hijo):

El Héroe de Parma en 20 SNB registró average de 323, con 1122 carreras anotadas, 2026 hits, 326 dobles, 247 bambinazos, 506 de slugging y 1077 empujadas. Con la selección nacional fue el hombre de los momentos importantes, como su jonronazo ante el difícil Jim Abbott. Estuvo en 8 Copas Intercontinentales (7 coronas), 4 Panamericanos, 6 Mundiales, 4 JCAC y la cita estival de Barcelona 1992. Fue manager de los Gallos en 8 campañas y como timonel ganó el Mundial Universitario de Italia 2002 y la Liga de Nicaragua con los Indios del Bóer en 2008. Yulieski estuvo con la franela tricolor en 3 Copas Intercontinentales, 2 Olimpiadas, 3 Panamericanos, 2 JCAC, 3 Clásicos Mundiales, 5 Copas del Mundo, un Premier 12 y tres Series del Caribe. Estableció el récord en average para una SNB con astronómico 500 en la edición 55. Único caso de padre e hijo campeones olímpicos cubanos. En 15 SNB acumuló 1705 hits, 282 bambinazos, 1135 empujadas, 1078 anotadas y 337 de average. En 2014 jugó en Japón con el Yokohama DeNA BayStars. Desde 2016 juega en la MLB con los Astros de Houston, siendo campeón de la Serie Mundial en 2017. Lourdes Jr. o Yunito jugó en selecciones nacionales desde las categorías inferiores y a nivel de mayores estuvo en dos Series del Caribe, los JCAC de Veracruz 2014 y un Premier 12. Intervino en 6 SNB con los Gallos y los leones. Desde 2017 juega en Ligas Menores con los Azulejos de Toronto, donde se desempeña como utility. Campeón de la Liga Invernal de Arizona en 2017. No incluyo en la relación al mayor de los hermanos, Yunieski pues no ha jugado en ningún circuito desde la 55 SNB con Industriales.

– Pedro Jova y Maikel Jova:

El torpedero villaclareño en 17 SNB bateó 315, con 1598 hits. Intervino en 4 Mundiales, 3 Copas Intercontinentales, 2 Panamericanos y 2 JCAC. Novato del Año en la XI SNB (1971-72). Manager del temible Villa Clara que alcanzó tres coronas y cinco finales de forma consecutiva en la década de 1990. Su hijo Maikel abandonó el país en 1997 sin haber debutado en SNB. Tuvo acción en Ligas Menores con los Azulejos de Toronto entre 2000 y 2006. Posteriormente tuvo acción en ligas independientes.

– Ermidelio Urrutia y Henry Urrutia:

Ermidelio brilló como jardinero del Cuba en 3 Mundiales, 3 Copas Intercontinentales, 2 Panamericanos, 2 JCAC y la Olimpiada de Barcelona 1992. En 16 SNB bateó 310, con 1588 imparables, 221 cuadrangulares y 865 remolques. Fue manager de Las Tunas en 7 SNB. Su hijo Henry en 5 campañas bateó 349. Fue campeón mundial universitario en Japón 2010. Emigró en el 2011, teniendo acción en la MLB con los Orioles de Baltimore en 2013 y 2015 (272 de average). En Ligas Menores registró números decorosos. Fue líder de los bateadores en la última temporada de la liga invernal venezolana.

– Juan Carlos Millán y JC. Millán:

Juan Carlos Millán brilló como primera base en aquella tanda poderosa de La Habana que integraban Romelio Martínez, Pedro Luis Rodríguez, Luis Ignacio González y Gerardo Miranda padre, entre otros jugadores. En 12 SNB conectó 1172 hits, 200 dobles y 222 batazos para la calle. Con la selección cubana ganó el oro en los JCAC de México 1990. Desde el 2004 reside en los Estados Unidos con su familia. Su hijo, Juan Carlos Jr. ha sido jugador en ligas menores desde 2016 con los Marlins de Miami.

Estos son los casos de jugadores hijos de estrellas del equipo Cuba entre las décadas de 1960 y 1990. Pero si nos vamos un poco más allá son varios los jugadores que se han lanzado a buscar el sueño de la MLB, y algunos lo han alcanzado, siendo hijos de peloteros de Series Nacionales, unos con mayor destaque que otros. En esa lista tenemos a:

– Arnaldo “El Duque” Hernández (padre), Orlando “El Duque” Hernández y Liván Hernández.
– Gervasio Miguel Govín y Ángel Miguel Fernández.
– Ernesto Martínez (padre) y Ernesto Martínez Jr.
– Francisco Despaigne y Odrisamer Despaigne.
– Guillermo Heredia Betancourt (padre) y Guillermo Heredia Molina (hijo).
– Bárbaro Arruebarruena y Erisbel Arruebarruena.
– Julio Castillo y Rusney Castillo.
– Marino Moreno y Adrián Moreno.
– Iván Correa y Lisbán Correa.
– Pedro Echemendía Cervantes (padre) y Pedro Echemendía Naceira (hijo).
– Ramiro Tamayo y Ramón Tamayo.
– Roberto Soto e Israel Soto.
– José García Pérez (padre), Adonis García y José Adolis García.

No incluyo en esta relación a Jorge “La Araña” Díaz y Yandy Díaz pues el mítico camarero de Villa Clara en los años noventa tuvo acción en Ligas Menores con los Vigilantes de Texas (2000). Futuros candidatos a unirse al listo son los casos de Víctor Víctor Mesa, Loidel Chapellí Jr. y, en espera de una verificación oficial por su dilatado viaje, Lionard Kindelán. La tendencia en este sentido es seguir aumentando la relación pues cada vez son más quienes prueban su talento en otras ligas sin haber debutado en SNB. Lo más importante es que el hijo logre acercarse a las páginas de gloria escritas por su padre. Pero esa proeza está reservada para unos pocos que se convierten en inmortales. Esos que logran hacer realidad sus sueños y en parte los de sus progenitores quienes se vieron imposibilitados por desarrollar su carrera en una época distinta, donde reinaba el desconocimiento sobre todo lo que oliera a béisbol profesional y donde Cuba reinaba en cuanto torneo participara. Hoy la realidad es bien distinta y sus hijos son la muestra de ello.

14 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Excelente Abel como siempre con tus artículos curiosos cargados de datos que pocos conocemos. Hoy mismo me acabo de enterar de varias parejas de padres e hijos que jugaron en nuestras SN. De verdad que “envidio” tu mente y tus fuentes de archivos, eres el Sené de las nuevas generaciones. Ojala los periodistas que ganan por su trabajo fueran la mitad de lo bueno que tu eres. Un abrazo.

      • Abel Zaldivar on 1 abril, 2018 at 11:36 pm
      • Responder

      Gracias por tu criterio sobre mi trabajo igual que al resto de los amigos, Siempre Naranja, Juan Bermudez, etc. Ojala y algun dia llegue a tener la mitad de conocimientos sobre beisbol que tiene el gran Ismael Sene. Es un reto dificil pero me gustaria acercarme a eso. Un abrazo.

      1. Tu puedes, claro que algún día te diremos “la enciclopedia viviente” como se lo decimos hoy a Sené, de hecho eres la enciclopedia mas novel que conozco. Otro abrazo.

    • Rojo de Metro on 30 marzo, 2018 at 9:23 pm
    • Responder

    Estimado Abel, usted es un GENIO DE ESTA EPOCA. Pero un genio que sigue con nosotros.

    • rey hernandez on 30 marzo, 2018 at 11:09 pm
    • Responder

    un saludo ..pero lo que veo es que en este listado los padres siguieron siendo mas grandes que sus hijos ..creo que solo excluyo el yuli …

    • Julio Enrique on 31 marzo, 2018 at 9:48 am
    • Responder

    V.V. Mesa se encuentra en esta relación por presunción o porque hayc información de que no esté en Cuba? Nada me sorprende en este ámbito beisbolero, pero no creo que sea serio o adecuado incluir al VVM32 por conjetura…
    Saludos

      • Abel Zaldivar on 1 abril, 2018 at 11:42 pm
      • Responder

      Julio Enrique, la inclusion de Victor Victor como posible integrante de esa lista no es porque tenga información que este fuera de Cuba ni nada de eso. Es más si la tuviera sería por esta pagina que es mi mayor fuente de información en el mundo de los deportes. Simplemente, que es hijo de un excelente jugador y como es costumbre actualmente no seria raro que intentara probarse en las Mayores en un futuro cercano, solo eso. Así mismo pudiera pasar con Loidel Chapellí Jr. quien la ha reventado con los juveniles y Lionard Kindelan. Si ocurrirá o no es decisión de esos atletas.

    • SIEMPRE NARANJA on 31 marzo, 2018 at 10:22 am
    • Responder

    Como siempre Abel con sus trabajos nos aporta conocimientos. Excelente detalles reflejan todos sus trabajos……. Fiel a la MD, espero tenerlo algún día como miembro de la MD de verdad……

    Saludos…..

    • nieto on 31 marzo, 2018 at 6:05 pm
    • Responder

    Mérito para tu trabajo,…..curiosidades y más que todo dedicación en la búsqueda de lo novedoso,…….muy a tono a la realidad…… los hijos se parecen a los tiempos no a los padres ……lo felicito amigo

    • juan bermudez on 1 abril, 2018 at 5:44 pm
    • Responder

    Los hijos se parecen más a su tiempo que a sus padres, pero ojalá los de esta relación se parecieran más a sus viejos. Solo Yulieski sale de esa lista. Abel como siempre !Genial! Saludos

    • Ernesto on 2 abril, 2018 at 11:51 am
    • Responder

    Aun faltan nombres de psdres e hijos que talvéz por no se conocen o por falta de tiempo no se reflejan

    Leovigildo Casanova – Reinier Casanova

    • Chikungunya on 2 abril, 2018 at 3:01 pm
    • Responder

    Fidel Linares y Omar Linares, no olvidar que el “Niño Linares” jugó en la NPB durante 3 temporadas.
    Excelente trabajo, datos muy buenos, curiosidades para no olvidar.

    • el lector matancero on 3 abril, 2018 at 12:22 am
    • Responder

    GRAN TRABAJO CREO QUE APARTE DEL YULI, OLIVERA TAMBIEN SUPERO AL PADRE, Y LO IMPORTANTE ES QUE CADA CUAL TRATE DE SUPERARSE, ME PARECE QUE VVMESA ES CANDIDATO A JUGAR EN ALGUN NIVEL DE MLB, Y LIONARD TAMBIEN EL TIEMPO DIRA.

    • Amaya on 4 abril, 2018 at 12:08 pm
    • Responder

    Si creo que como dice Ernesto faltó el caso de Reiner Casanova, hijo de Leovigildo Casanova, lanzador relevista nuestro de Pinar en los finales de los 80 y principios de los 90, hermano del señor pelotero, saludo a todos estaba de visita de trabajo en Sagua La Grande en Villa Clara

Deja un comentario

Your email address will not be published.