Conozca a otros cinco peloteros habaneros que regresaron de Venezuela y Dominicana

13/04/18
10:07 PM 

Ya viene siendo un fenómeno normal y cada vez más creciente el regreso de peloteros cubanos a su país de origen, después de estancias insatisfactorias en países como República Dominicana, Venezuela o México, plazas que no le han tendido el puente hacia organizaciones de Grandes Ligas o hacia ligas profesionales. Recientemente hablamos del caso atípico del holguinero Maikel Cáceres —quien retornó tras triunfar en Venezuela, Nicaragua e Italia— y de los capitalinos Juan Xavier Peñalver (lanzador de Diez de Octubre) y Víctor Muñoz (jardinero de La Habana del Este), quienes viraron de Quisqueya.

En la entrega de hoy, gracias a la colaboración de un jugador de Industriales, abordaremos otros cinco peloteros habaneros que decidieron comprar el boleto de vuelta a Cuba, mientras que cuatro de ellos jugaron la pasada Serie Provincial, excepto Brando Delgado, lanzador derecho de Marianao.

Comencemos por el conocido relevista de Industriales Héctor Ponce Frene, quien en otros campeonatos jugó por Centro Habana y este año lo hizo por Playa. Al momento de su partida hacia Venezuela en el segundo semestre de 2016, estaba casi consolidado como el apagafuegos de los Azules, no solo en esa temporada, sino desde la anterior, en la que salvó 15 encuentros, ganó cuatro juegos y perdió igual cantidad y sus contrarios le promediaron para average de .230. En sus cuatro contiendas cuenta con siete triunfos, 10 fracasos, 23 rescates, 76 ponches y 50 transferencias en 144.1 entradas, con efectividad de 3.12.

Nunca tuvo la responsabilidad de abrir un choque en su trayecto por nuestro pasatiempo nacional y  su mayor logro dentro del béisbol de casa fue integrar la selección nacional que chocó en Cuba con el plantel universitario de Estados Unidos en 2016, labor que realizó sin sobresaltos, a pesar de que su selección perdió el tope bilateral por 2-3.

En su permanencia de más de un año en Venezuela, fue invitado en septiembre pasado a los campos de entrenamiento de los Bravos de Margarita, equipo de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, aunque no conformó el roster definitivo.

El otro paisano que regresó procedente de la nación morocha fue el derecho de San Miguel del Padrón Aldair Cano García, un lanzador de 23 años. Conformó en 2016 la preselección de Industriales para la Serie Nacional y militó en varios equipos de La Habana que se involucraron en la Serie Nacional Sub 23.

De República Dominicana retornaron Yamil Rivalta, Mario Miranda Jr. y Brando Delgado. El liseño Rivalta —jugó la Serie Provincial con Playa— tiene 25 años y el privilegio de haber integrado varias selecciones nacionales en las categorías inferiores. Salió de Cuba el 23 de diciembre de 2015 y dejó atrás cuatro temporadas en Series Nacionales con Industriales, Artemisa y Villa Clara, plasmando average de .206, con 54 imparables, dos dobles y par de triples. En su intento por firmar fue visto por los Padres de San Diego, los Cardenales de San Luis, los Medias Blancas de Chicago y los Rangers de Texas.

También marcó un periplo con los equipos cubanos en categorías menores el jugador de cuadro y jardinero oriundo del Cerro, Mario Miranda Jr., de 22 años y con una única experiencia en Series Nacionales con el plantel de Isla de la Juventud, con quien se anotó cinco veces al bate, tres ponches y un boleto. Se marchó de la isla en agosto de 2015, su nombre fue incluido en un material de ESPN que hablaba sobre prospectos cubanos que no se debían perder de vista y tras su regreso quedó campeón con Diez de Octubre en la Serie Provincial.

Mientras que Brando Delgado, de 23 años y quien no engrosó el conjunto marianense en el certamen provincial, fue miembro del plantel nacional que asistió al Campeonato Mundial de cadetes en México 2011.

Con Industriales estuvo por espacio de tres temporadas, desde la 53 a la 55, y archivó balance de 2-2, nueve juegos iniciados y 20 relevados, efectividad de 5.16, lanzó 52.1 episodios, con 22 estrucados y 39 transferencias. El diestro fue el pitcher que le dio a la capital la corona en 2015 en la Serie Nacional Sub 23, tras vencer por el oro a su similar de Sancti Spíritus, con labor de cinco entradas y el primer indiscutible lo observó a la altura del cuarto capítulo. (Rafael Rofes)

 

Tomado de: Cronodeportesonline

 

1 comentario

    • Rojo de Metro on 15 abril, 2018 at 8:20 pm
    • Responder

    Muchas gracias por informar sobre estos habaneros que retornaron a casa. Asi es como deben ser las cosas, sin estres postraumatico.

Deja un comentario

Your email address will not be published.