Nace una estrella: un niño nigeriano refugiado en EEUU podría llegar a Gran Maestro

5:40 pm

 

El niño de 8 años es considerado uno de los mejores jugadores del país en su edad y se va volviendo un ícono en EEUU.

Foto: Christopher Lee/NYT.

 

Tanitoluwa Adewumi, un niño nigeriano de 8 años que vivía hasta hace poco en un refugio para personas sin casa se ha convertido en una celebrity desde que los medios de comunicación han dado a conocer el brillo de una carrera en ascenso y el apoyo de la comunidad para este prodigio.

Hace solo un año aprendió a jugar ajedrez y hoy muchos creen que es una gran promesa no solo en Estados Unidos.

«Quiero ser el gran maestro más joven», dijo el niño a The New York Times en abril pasado.

«Tani», como se le llama cariñosamente, es considerado uno de los más talentosos jugadores de su edad en todo el país.

Junto a su familia, emigró desde el norte de Nigeria en 2017 y ha sido un homeless junto a ellos hasta hace poco.

Todo lo que ocurre a su alrededor ahora parece salido de una película de Hollywood.

Cuando el entrenador, Shawn Martínez, vio el potencial de Tanitoluwa, se acercó a la familia para unirlo al programa de ajedrez de la escuela y supo que no podían pagar los costos de la membresía.

Martínez decidió que Tanitoluwa no pagara los honorarios. Debido a ello enfrenta acusaciones de parcialidad y podría ser penalizado con una prohibición de por vida.

 

Un estudiante le regaló a Tanitoluwa un reloj de ajedrez y su madre lo lleva a sesiones de práctica regulares de tres horas en Harlem. Con una computadora portátil de su padre el niño juega ajedrez en Internet.

Luego de haber obtenido siete trofeos, nadie duda que podría traer muchas sorpresas en el futuro.

«Se esfuerza mucho en su juego», dijo Martínez  quien también cree que en un año o dos podría llegar a ser Gran Maestro, el más joven.

 

Tani de espaldas interviene en una partida entre el japonés Hikaru Nakamura y el cubano Leinier Domínguez durante la penúltima ronda del Nacional de Estados Unidos. Foto: US Chess.

 

“Hace 10 veces más rompecabezas de ajedrez que un niño promedio. Él sólo quiere ser mejor», le relató Martínez a The New York Times.

Esta historia ha comenzado a difundirse a través de varios medios de comunicación y en las redes sociales desde donde el niño ha sido apoyado por miles de personas.

Fue creada una Fundación que lleva su nombre para recaudar fondos a través de una campaña de recaudación en GoFundMe donde se ha obtenido ya –hasta el momento de redactar estas líneas– 254,465 dólares de una meta inicial de 50,000.

El columnista de The New York Times Nicholas Kristof quien escribió esta historia en marzo pasado ha sido muy importante también en este «alumbramiento».

En su cuenta de Instagram ha explicado que «gracias a la generosidad de los lectores, Tani está en su nuevo hogar y gracias a la generosidad de la familia de Tani, muchos otros también recibirán ayuda.»

 

El periodista del NYT Nicholas Kristof junto a Tani y su familia.

 

«¿Recuerdas a Tani, el campeón de ajedrez sin hogar? –escribió Kristof en otro mensaje en Instagram–. Su familia celebró una fiesta en el nuevo hogar provisto por un donante, con excelente comida nigeriana. Su familia está utilizando el cuarto de millón donado por los padres para ayudar a otros inmigrantes. ¡Una familia impresionante! ¡Buena suerte en los nacionales, Tani!»

 

Foto: Cortesía de Russell Makofsky/USA Today.

 

Esta es el tipo de historia que más ilusionan al público. Incluso el expresidente Bill Clinton hace pocas semanas escribió en Twitter que Tanitoluwa, «ejemplifica un espíritu ganador: en el ajedrez y en la vida. Y felicitaciones a tus padres trabajadores. Deberían detenerse en mi oficina en Harlem; Me encantaría conocerte.»

 

 

Tomado de: Oncubamagazine

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Chucho en 19 mayo, 2019 a las 9:45 pm
    • Responder

    Cada dia se reduce la edad de inicio en la súper elite en muchos deportes. El ajedrez esta de moda esto, muchos niños incursionando en el primer nivel.

    • Endris Yoel en 20 mayo, 2019 a las 8:22 am
    • Responder

    cuanto me alegro por el niño de la noticia, soy padre también de uno de 6 años que ya sabe jugar, pero todavía el INDER no cuenta con caza talentos para seguir la evolución de las nuevas promesas, cuando nos daremos cuenta que la base es necesaria para el deporte de cubano.

    • Amaya en 20 mayo, 2019 a las 8:57 am
    • Responder

    Estos nacen uno cada cierto tiempo, como dice Chucho, ya se va haciendo común estos casos, se salvó la familia de Tani con el talento del muchacho

    • Rojo de Metro en 20 mayo, 2019 a las 10:13 am
    • Responder

    Impresionante. Salvando distancias, me hace recordar a nuestro Capablanca. Y ver ademas a Leinier, es motivo de orgullo para mi

    • Blas Ruban Cutiño en 21 mayo, 2019 a las 12:43 pm
    • Responder

    Los misterios de Dios!, es bueno conocer como Jheova obra de tal forma.Este niño
    prodigio que no es blanco, no es millonario,es negro, es humilde, es sencillo. Esta
    favorecido por la gracia de Dios para que tenga un futuro brillante. Alabado sea
    mi Dios.
    Blas Rubán Cutiño
    Dirección: T. de J. Medina No.48
    Bayamo – Granma.
    Cuba.
    Responder.

Responder a Chucho Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.