Final del sub-23; Pronósticos, primeros resultados y más desde la óptica del amigo de la MD, Yirsandy Rodríguez: El “team work”, la agresividad y su bullpen, ponen a los gallos a un paso del trono

10.53 pm

 

 

VI SN SUB-23 | FINAL: EL ‘TEAM WORK’, LA AGRESIVIDAD Y SU BULLPEN, PONEN A LOS GALLOS A UN PASO DEL TRONO

 

por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

 

Cuando su spike izquierdo mordió la descolorida hierba delante del box, al terminó el windup en su último disparo de humo al plato durante el inicio del octavo episodio, el diestro espirituano José Felix Castillo estaba completamente seguro de que había conseguido el out más importante del Juego 2 en la final de la VI Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano.

En ese instante, los Gallos de Sancti Spíritus habían picado lo suficiente para estar delante en el score 7-5, pero los Elefantes de Cienfuegos, después de dejar esperando remolque a la mitad de sus 18 corredores embasados, estaban dispuestos a dar batalla enviando el empate a las almohadillas del estadio José Antonio Huelga. Y, para hacer del momento uno de esos manjares beisboleros que tanto deleitan a quienes amamos este juego, el match pitcher vs bateador avizoraba el ahora o nunca mientras las miradas de José Felix Castillo y Félix Rodríguez (el tercer madero de los sureños) se cruzaban de manera desafiante. 

BOX SCORE (Pendiente)

Antes de que Rodríguez entrara al plato, el manager espirituano Eriel Sánchez, salió rápidamente de la cueva de los Gallos. Miró al cátcher Loidel Rodríguez e invocó con ambas manos y par de aplausos una reunión en el centro del diamante —con esa misma energía que lo caracterizaba, y tanta emoción como si aún llevara puesto los arreos—. Y, mientras los Gallos se preparaban para picar, desde la superficie derecha de la grama, tres metros a la izquierda detrás del plato, los sureños también aprovecharon para colegiar su estrategia.

El coach de bateo de los cienfuegueros, Yosvany Lazo, le puso la mano encima del hombre derecho a Félix Rodríguez, indicándole paciencia, justo antes del momento que trascendería como decisivo para los Elefantes en el Juego 2 de la final.

Rodríguez entró al plato, tiró par de pataditas con su spike derecho, acomodó la tierra dando dos barridos y cuando levantó la vista, Castillo estaba listo para retarlo. ¿Qué sucedió en ese duelo crucial? En apenas una primera dosis de José Felix para Félix, una bola rápida bajita y pegada, las esperanzas de Cienfuegos eran envueltas por el polvo que levantó un bounce a la inicial, donde una vez más Diasmany Palacios se lució mascotín en mano. Para entonces, los Elefantes lamentaron otra oportunidad perdida y, sin más remedios, tuvieron que marcharse angustiados al dugout, escuchando el coro de… ¡Pican, los Gallos! ¡Pican, los Gallos!, como cuando Sancti Spíritus vivía sus mejores momentos beisboleros en este siglo. 

Ese minuto donde la presión sube a niveles incalculables, aunque la victoria por 7-5 de Sancti Spíritus se definió en el noveno, quedó grabado como el momento del ahora o nunca para ambos contendientes en esta final inédita. José Felix Castillo celebró con algunas palmadas y, poco antes de acomodarse en la valla de los Gallos, su manager era el primero en la fila para abrazarlo y brindarle el afecto merecido por tan valiente actuación de relevo.

“Estoy muy contento, sobre todo porque es una victoria en el playoff para mi equipo”, expresó Castillo sobre el significado del que podría calificar fácilmente como el mejor relevo de su carrera, al garantizar una ventaja de 2-0, para cerrarle las puertas del Huelga a Cienfuegos y dejar a los Gallos a un paso del trono. 

“Estuve todo el tiempo pensando en lanzar strikes y eso me ayudó para sacar los outs importantes”, dijo Castillo, expresando el cansancio esbozado en su rostro y la pericia de su sonrisa palpitante, con la satisfacción de aportarle al team lo mejor de su rendimiento en esta postemporada. De hecho, detallando el exquisito control de los relevistas espirituanos, quienes han lanzado una sola base por bolas frente a 37 bateadores en esta final, ¿qué otra nota sorprendente encuentras? Castillo tiró esa única base por bolas, pero frente a 23 rivales.

Al mismo tiempo de la celebración de Castillo y una ola de abrazos por su gran cero en el momento clave, también vale destacar cómo ha podido ganar esta rotación de los Gallos, sin poder utilizar a su pitcher titular, la sensación del campeonato en 2019, Roberto Hernández (fue incluido en el team cubano que participará en la Liga Can-Am), pero tampoco el zurdo Edelso Montesinos ni el derecho Yanquiel Mauri, segundo y tercer abridor del staff, ambos fuera de rotación para la serie en casa. 

Sin embargo, la cohesión y el empuje del manager Eriel Sánchez junto a su colectivo de dirección, impregnándoles a los Gallos las dosis suficientes de combatividad, han convertido la cultura beisbolera de este equipo en un modelo si de disciplina táctica y rigor de entrenamiento se trata. El zurdo capitalino Adrián Belfast superó las expectativas en el Juego 1 y, aunque otro siniestro, Ariel Zerquera, no se pudo imponer este miércoles y explotó temprano, el bullpen sostuvo las ventajas suficientes.

Jorge L. Breña

Y, también como se esperaba, la ofensiva de los Gallos ha seguido cumpliendo gran parte del esquema táctico del equipo. Sin contar con una alineación que no espera brillar por los jonrones, Loidel Rodríguez y Rodolexis Moreno sacaron la pelota del parque el martes pasado, y este miércoles, Geisel Cepeda aplastando una bola rápida pegada para empatar el score 3-3 de un golpe.

“Solo le decía a mis compañeros que batean delante de mí en el lineup, que llegaran a las bases, para buscar un swing grande y pegar un extra base. Se me dio la oportunidad y le conecté ese jonrón. Estoy bien emocionado de poder contribuir al equipo en este momento”, dijo Cepeda, a quien aún recuerdo como una imagen icónica cuando atrapó el elevado que significó el out 27 este miércoles, abriendo los brazos, para luego tirar un guantazo, capturar la pelota y saltar de alegría rumbo al centro del diamante.

Pero, más allá de sentir la emoción de esos sendos estacazos de vuelta completa, los Gallos han demostrado que tienen lo suficiente para ganar el cetro. ¿Quieres un mejor ejemplo que este?: El tercer inning de este miércoles podría ser la muestra legítima de esa intensidad y entrega que hemos resaltado: Los Gallos anotaron rally de cinco carreras, exhibiendo par de piezas para el recuerdo. No obstante, mira a través del microscopio beisbolero y aprecia los detalles pequeños:

Antes del jonrón de Cepeda, Rodolexis Moreno se ponchó, pero su velocidad lo ayudó para ganar la inicial, en un lance donde el cátcher cienfueguero Edson Portela no bloqueó ese tercer strike. Acto seguido, Moreno robó segunda, ancló en tercera con uno de los tres hits de José Fonte (5-3) en el juego, desatando una cadena que le abrió las puertas a dos corredores más.

De haberse ponchado Moreno, el foul-fly de Diasmany Palacios habría sido el tercer out del inning, pero la historia fue muy diferente. Dismany Ortíz bateó un sencillo al rightfield, se coló en tercera por otro cañonazo de Alejandro Rojas, que expulsó del montículo al abridor Luis Serpa (salió derrotado). La pieza esculpida por Rojas fue una joya que sorprendió movido al shortstop José Oramas, quien entró para cubrir ante el posible robo de Ortíz, pero tuvo que conformarse con ver rodando el cohete al center-left.

Lázaro Viciedo produjo la quinta carrera con un doble al left, mientras Loidel Rodríguez le siguió pegando elevado de sacrificio en el quinto y, luego, pegando un rolling fortísimo que burló el guante del intermedista Frank Peralta en el final del octavo.

Cuatro jugadas de “corrido y bateo”, un jonrón, un ponche y wild pitch que abre el camino para un rally de cinco anotaciones y, por si fuera poco, el trabajo defensivo de alto rango del infield junto a la efectividad del bullpen. Con esa fórmula, los Gallos espirituanos ganaron el Grupo “C”, eliminaron a Santiago de Cuba en semifinales —también como lo hicieron viniendo de abajo en 2015— y, ahora, luego de dos matchsen la final y 18 entradas, están a un paso del título.

Una vez más, el lineup de Cienfuegos logra embasar los corredores (batearon 13 hits), pero dejaron en circulación a nueve de sus 18 hombres embasados después de siete innings. A diferencia de la temporada regular, los Elefantes han sido poco productivos con corredores en posición anotadora, oportunidades que Sancti Spíritus ha explotado junto a la velocidad y la habilidad de contacto de varios de sus bateadores.

Para enfrentar la serie fuera de casa, los Gallos tienen lo mejor de su rotación de pitcheo disponible, con el zurdo Edelso Montesinos y el derecho Yankiel Mauri, aunque tendrán que luchar por la victoria decisiva y coronarse como visitantes.

“Este ha sido el fruto del resultado de mucho trabajo de atletas y entrenadores desde antes de la competencia. Todavía tenemos un juego que ganar y lucharemos en el terreno contra un rival difícil, pero este equipo ha demostrado que no se da por vencido, así que daremos batalla”, dijo Eriel Sánchez.

Un éxito más, convertiría a los Gallos (quizás este mismo viernes) en campeones de la VI Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano, pero aún los Elefantes puede cambiar la historia.

Al término del Juego 2, el semblante de frustración intentaba casi borrar por un momento las sonrisas de los Elefantes de Cienfuegos, aquellas de cuando ganaron la semifinal en dos partidos contra los Piratas.

Hay varias preguntas aún sin respuestas, un equipo que no funcionó fuera de casa y tantas perspectivas como bolas que se deslizan de los dedos de cada lanzador hacia la mascota del cátcher.

Es un juego impredecible: ¡Béisbol!

 

 


 

VI SN SUB-23 | FINAL: LOS GALLOS SALEN DELANTE EN LA FINAL: ADRIÁN BELFAST ENCABEZA EL CAMINO, RODRÍGUEZ Y MORENO APORTARON EL PODER

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

 

A las 4:54 de la tarde de este martes, Rodolexis Moreno estaba seguro de que había atrapado en un punto perfecto de contacto la curveball del relevista de los Elefantes de Cienfuegos, Darping González. 

Así que, el antesalista espirituano solo miró hacia el leftfield, haciendo un giro de bate para disfrutar su jonrón solitario en el final del octavo inning. En ese instante, el vuelacercas de Moreno significó el estacazo final, ese golpe decisivo que noquea al equipo contrario, justo para marcar la última carrera antes de que los Gallos de Sancti Spíritus vencieran por 7-3 a los Elefantes de Cienfuegos, en el Juego 1 de la Final de la VI Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano.

Con el estadio José Antonio Huelga como escenario —sede de los dos primeros matchs de esta final—, Sancti Spíritus y Cienfuegos se enfrentaban por vez primera en la liga desde 2014, pasando a la historia como la sexta serie final diferente.

BOX SCORE

Antes del jonrón de Moreno (5-3, HR, 2-RBI, 2-R), rompiéndole una cadena de nueve retirados consecutivos al relevista González, los Gallos ya habían picado lo suficiente como para asegurar el éxito, anotando seis carreras en el primer tercio de juego para explotar al abridor zurdo cienfueguero, Bárbaro Herrera.

Geisel Cepeda (4-2, 2B, RBI) abrió el score empatando el juego 1-1 con largo doble al centerfield y, acto seguido, Dismany Ortíz (4-1, RBI) depositó un elevado corto en el rightfield, para ofrecerle la ventaja a los Gallos en el final de la entrada de apertura. A partir de esa primera vuelta de la alineación espirituana, el descontrol y un fuerte ataque sobre su curveball bajo aceleraron la salida del zurdo Herrera. De sus primeros 16 rivales, 11 terminaron embasándose, y en apenas dos innings el lanzador cabecera de los sureños se marchó del montículo con 10 hits y seis carreras limpias permitidas.

En esa racha, donde 15 de los primeros 26 espirituanos que entraron al plato se embasaron, Loidel Rodríguez había sido el único bateador sin hit, hasta que derritió una curveball (73 mph) de Herrera, para enviar a lo lejos del leftfield un jonrón de tres carreras.

“Me encuentro en buena forma y hoy salí a pegarle bien a la bola. No pensé pegar ese batazo, el jonrón sale. Me dejaron una curveball al centro del home y pude pegarle”, dijo Rodríguez después del juego, donde las emociones y el apoyo de la fanaticada no faltaron en el estadio José Antonio Huelga.

Con el jonrón, en un juego que comenzó con 14 embasados por ambos equipos durante las dos primeras entradas, el marcador se puso 6-1, proporcionándoles una ventaja prácticamente decisiva a los Gallos. Pero, en este importante primer triunfo de los Gallos, iniciando una serie de cinco a ganar tres, donde jugarán solo estos dos primeros juegos en casa, había otros héroes que ayudaron al éxito. Uno de esos protagonistas fue el zurdo abridor Adrián Belfast, quien respondió a la confianza del manager Eriel Sánchez.

En la temporada regular, Belfast (2-1, 2.91 ERA y 2.71 FIP), un zurdo de 22 añosnatural del municipio de Guanabacoa en La Habana, recibió la responsabilidad de manejar la presión que caía sobre la rotación de los Gallos, al iniciar esta final sin su lanzador cabecera Roberto Hernández (fue incluido en el roster del team Cuba que jugará próximamente en la Liga Can-Am). 

Para Belfast, su inicio en el juego no fue nada favorable, sobre todo sin poder dominar a sus primeros dos oponentes zurdos y carecer de comando en sus pitcheos. Ese golpe del pre arranque le costó admitir una carrera (por doble de Félix Rodríguez), dos hits y cuatro embasados en la entrada inicial. Sin embargo, después de ese infortunio tras el primer enfrentamiento contra el lineup de los Elefantes, Belfast mejoró su control y subsistió por espacio de seis capítulos con 110 pitcheos.

Una de las principales claves estuvo en la mezcla de la curveball durante el resto de sus 20 enfrentados desde el segundo round, pero, sobre todo, cuando dominó en par de ocasiones al rightfielder Adrián Soto. La primera de ellas, fue con las bases llenas en el primer capítulo, donde Soto cedió en bounce a tercera. Y, luego, dos innings más tarde, en el tercero, gracias a una doble matanza, donde el intermedista Pablo Palmero mostró su habilidad para pivotear en la clásica jugada “4-4-3”. 

Durante el resto del juego, Belfast controló todas las situaciones cada vez que los sureños intentaron acumular corredores en circulación. La única entrada donde retiró a sus oponentes en fila fue la quinta, cuando inició con 91 pitcheos, actuación que le permitió extender su permanencia sobre el montículo.

Cuando le preguntaron a Belfast qué había sentido sobre su actuación para encabezar la victoria de los Gallos en esta final, el zurdo capitalino respondió con emoción y orgullo: “Imagínate, esta es la primera gran victoria de mi carrera, ya que nunca había estado en un campeonato nacional. Es el éxito más importante de mi carrera, sin dudas”, respondió Belfast, agitado y dibujando una sonrisa en su rostro.

“Traté todo el tiempo de disfrutar mi trabajo, de no estar presionado. Esta victoria va dedicada a mi pueblo de Guanabacoa, en La Habana, y a todas las personas que han confiado en mí. A mis entrenadores, a todos los que me apoyaron y, por supuesto, al equipo de Fomento, las gracias por abrirme las puertas, para comenzar esta aventura”, respondió emocionado Belfast, mientras a su alrededor, los jugadores de Sancti Spíritus no dejaban de celebrar por el éxito.

Luego de dos outs en el lucky seven, el primero proveniente de una brillante lectura de Geisel Cepeda, para capturar un elevado internándose entre center y right, Belfast (6 ⅔ IP, 6 H, 2 R, 2 ER, 4 SO, 5 BB) le entregó la pelota al relevista José Félix Castillo, y el resto del camino fue cubierto con una sola carrera (sucia) en el inicio del noveno.

Al final, cuando pensamos en que los Gallos serían el team más afectado, luego de viajar más de 1000 kilómetros por carretera después de eliminar a Santiago de Cuba el pasado domingo, aún quedaba energía para hacer el trabajo.

“Este éxito se debe al fruto de un trabajo de todos, al enfoque desde incluso antes de la competencia, así que tener este resultado, hasta donde me han llevado mis jugadores, es una gran gratitud”, dijo el manager de segundo año Eriel Sánchez, quien busca el primer título de los Gallos espirituanos, después de que en 2015 no pudieron alcanzarlo en tres partidos contra La Habana.

Ahora, con la serie 1-0 a su favor, las preguntas y una secta de incógnitas recaen sobre el staff de los Elefantes de Cienfuegos, debido a la temprana explosión de su primer abridor, el zurdo Bárbaro Herrera. Pero, detrás de esa mala actuación, y el excelente relevo del derecho Darping González (permitió tres hits y una limpia en seis innings), quien evitó una sacudida de bullpen, la principal preocupación gira alrededor de este suceso: Ni Herrera ni González, pudieron ponchar a ninguno de los 40 bateadores de los Gallos que viajaron por el home plate.

Esa ha sido la peor nota del pitcheo cienfueguero en toda la campaña, aunque Herrera tampoco retiró por la vía de los strikes a ninguno de los 15 rivales de Villa Clara el pasado 26 de mayo.

En tres series de playoffs, dos semifinales ante los Piratas anteriormente (2017 y 2018), siempre los Elefantes habían salido victoriosos en el Juego 1. Sin embargo, esta vez, no pudieron contener a los Gallos y, al mismo tiempo, la ofensiva que inició esta final promediando .176 con corredores en posición de anotar, no ofreció alarmas de respuesta.

De cualquier manera, ha sido solo el primer partido de una serie al mejor de cinco, y los Elefantes confían en el brazo del diestro Luis Serpa para el Juego 2, pero necesitarán que sus principales bateadores produzcan en los momentos de alta presión.


 

VI SN SUB-23 | PRINCIPALES TENDENCIAS Y PROBABILIDADES DE VICTORIA: ¿QUIÉN SUBIRÁ AL TRONO ENTRE CIENFUEGOS Y SANCTI SPÍRITUS?

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

 

La definición de ambas semifinales simplemente se convirtió en un reflejo de la realidad sobre las potencialidades de los equipos en cada grupo durante los 46 días de competencia en esta VI Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano: El máximo nivel de juego en varios sentidos, estuvo en la División “B” y “C”.

Ahí fue donde compitieron Cienfuegos (24-12) y Sancti Spíritus (22-14), ambos contendientes de la final, dos rivales que nunca se habían enfrentado en la historia de la liga. A partir de este martes, habrá una nueva historia para contar, con el enfrentamiento de ambas selecciones en el estadio José Antonio Huelga, un match de cinco a ganar tres.

Mientras en el Grupo A se bateó solo .241, la ofensiva demoledora en el B y el C ascendió a .293 y .294, respectivamente. Pero esa no fue la única muestra de nivel superior, ya que también los números defensivos, sin ser para nada alentadores, obtuvieron mejor calificación con .964 y .959, a diferencia de la llave A (.958) y la D (.954). Al final, todas esas tendencias derivaron en el resultado que vimos en semifinales, cuando los Elefantes de Cienfuegos derribaron rápidamente 2-0 a los Piratas, mientras Sancti Spíritus volvió a recuperarse contra Santiago de Cuba, resurgiendo de una derrota inicial para ganar dos juegos consecutivos como en 2015.

Beisbol Cubano@beisbolcubano
 

, primer finalista en sub 23 http://bit.ly/2EXC2ko  @cubadebate @noticiadeporte

Cienfuegos, primer finalista en béisbol sub 23

Cienfuegos, con dos victorias consecutivas, se convirtió en el primer equipo clasificado para la final de la VI Serie Nacional de Béisbol Sub 23. Los sureños derrotaron en el play off semifinal de

cubadebate.cu

See Beisbol Cubano’s other Tweets
 
 

Así fue como llegaron Cienfuegos y Sancti Spíritus a la sexta final diferente en la historia de la Serie Nacional Sub-23, aunque los Gallos tendrán la oportunidad de buscar de nuevo el título que perdieron contra La Habana en 2015. Serán los Elefantes en su primera final, con la ventaja de terminar los últimos tres juegos (si la serie se extiende hasta cinco partidos) en casa, contra los Gallos espirituanos, que han lucido la inspiración y el juego de equipo como arma letal esta campaña.

¿Quieres saber más sobre cuáles serán las claves para ambos equipos y puntos interesantes a seguir en esta final? No dejes de profundizar en esta edición previa, que te servirá para vivir las emociones de cada juego:

Un nuevo equipo va a coronarse campeón de liga

Con la eliminación de los Piratas de Isla de la Juventud y los Leñadores de Las Tunas, ambos finalistas de la pasada edición en 2018, habrá un nuevo campeón y subcampeón tras el resultado de la final entre Cienfuegos y Sancti Spíritus. Pero, al mismo tiempo, ese equipo titular se convertirá en el quinto titular diferente desde 2014:

Los campeones encabezan cada match de las finales

2014: Artemisa vs Camagüey.

2015: La Habana vs Sancti Spíritus

2016: Santiago de Cuba vs Artemisa

2017: Santiago de Cuba vs Villa Clara

2018: Isla de la Juventud vs Las Tunas

Como puedes apreciar, Santiago de Cuba ha sido el único equipo en ganar dos años consecutivos y, junto a los Cazadores de Artemisa, eran los únicos dos teams con par de visitas a la final antes de esta campaña. Entonces, ahora ya puedes agregar a los Gallos de Sancti Spíritus, aunque aún no sabemos si ellos podrán ser lo suficientemente buenos para ganar el trono esta vez.

Beisbol Cubano@beisbolcubano
 

Serie nacional sub 23: Gallos en la final, tendremos un nuevo campeón http://bit.ly/2Zn8OTP  @noticiadeporte

Serie nacional sub 23: Gallos en la final, tendremos un nuevo campeón

Este fin de semana los fanáticos a este apasionante juego que se llama béisbol volvieron a sentir su magia y su mística incomprensible. El sábado, unos gallos apaleados el día anterior, psicológ

cubadebate.cu

See Beisbol Cubano’s other Tweets
 
 

El ex cátcher estelar espirituano y del team Cuba, Eriel Sánchez, ha sabido mover las piezas y sacar lo mejor de las habilidades de su equipo, brindándole mucha confianza a los jugadores. Uno de esos claros ejemplos que podemos recordar, trascendió cuando los Gallos perdieron por nocaut el primer juego de la reciente semifinal contra Santiago de Cuba. 

“Sabemos que jugar aquí en el Guillermón Moncada es bastante difícil, frente a esta afición y contra un equipo que sabe hacer bien las cosas en el terreno. Pero no nos daremos por vencidos, saldremos mañana (al Juego 2) a buscar el empate y luego ya veremos. Confiamos en el trabajo que hemos hecho y sé que los muchachos responderán”, dijo Eriel al término del Juego 1 de la semifinal. Y, así fue: Edelso Montesino ponchó a 10 bateadores de Santiago de Cuba y los Gallos se repusieron con éxito por 11-1, aprovechando también cinco pifias de las Avispas.

Luego de conseguir esa victoria que ofreció el empate de la serie 1-1, al día siguiente el derecho Yankiel Mauri sentenció a los bicampeones 7-1, permitiendo esa única carrera cuando estaba a un out de completar el juego. Ese fue el camino que cruzaron estos Gallos espirituanos, pero el de los Elefantes tampoco fue trabajo fácil. Los Piratas empataron el Juego 2 en el noveno inning con dos outs, estando a punto de ser eliminados. Sin embargo, los sureños anotaron la rayita decisiva por un wild pitch (Daniel Pérez estaba bien al tanto), demostrando otro de los complementos que caracterizó al team: La velocidad en función de la ofensiva. 

Sí, pues a pesar de que los Elefantes dominaron la liga con .441 slugging (empatados con Matanzas), buena parte de ese promedio fue sostenido gracias a la rapidez explosiva de varios de sus jugadores —Cienfuegos fue segundo de todo el país en anotadas por partido (6.8), superados únicamente por Matanzas (7.4)—.

La profundidad del pitcheo y el impacto de los bateadores zurdos serán cruciales

Algo que ya estás acostumbrado a escuchar en el béisbol, es la importancia del funcionamiento de todos los aspectos determinantes del juego: El bateo, el pitcheo y el trabajo de la defensa. Así que aquí exploramos los principales problemas y las claves para ambos equipos. Siguiendo esta línea, estas son las similitudes que encontramos: Tanto Cienfuegos como Sancti Spíritus, han tenido más producción a lo largo de la campaña contra lanzadores zurdos que frente a derechos.

Los Elefantes terminaron la fase clasificatoria exhibiendo un OPS de .824 contra a lanzadores zurdos, mejor que el .799 ante los derechos, una tendencia también explorada por los Gallos: .926 vs zurdos y .795 vs derechos. Entonces, al analizar esta situación y recordando el impacto de los lanzadores siniestros en ambas selecciones, tal vez los Elefantes tengan cierta ventaja al contar con los brazos de Abel Campos y Bárbaro Rodríguez, quienes se unieron para 61 strikeouts en 107 innings y un OPS permitido de .690.

Eso no quiere decir que el dúo espirituano de Edelso Montesinos y Adrián Belfast (lanzador capitalino, natural de Guanabacoa) esté demasiado distante, pero el rendimiento de Belfast aún está por ver, mientras Montesinos ya ha probado su talento y un historial amplio antes de llegar a la liga este año.

Una de las grandes dudas de Belfast está en su pobre tasa de rodados permitidos, apenas 28.6%, aunque ninguno de esos 96 rivales que le promediaron 52.9% de elevados conectados le sacó la pelota del parque. También, vale agregar que, para contrarrestar el pitcheo zurdo, los Gallos han contado con cierta ventaja en su efectividad.

Aquí están las líneas de barra ofensiva de los mejores bateadores de ambos equipos, con al menos 15 apariciones en home contra lanzadores zurdos durante la temporada regular:

      Producción contra lanzadores zurdos
Jugadores TEAM B PA’s XBH AVE OBP SLG ISO BABIP OPS HR BB-K%
Ortíz, Dismany SSP Z 22 4 .533 .591 .933 .400 .538 1.524 1 -2.8%
Moreno, Rodolexis SSP D 18 3 .533 .556 .867 .333 .583 1.422 1 -12.2%
Sevilla, Alexander CFG D 31 9 .355 .355 .871 .516 .333 1.226 3 -12.9%
Borges, Cristian CFG Z 22 4 .450 .455 .700 .250 .529 1.155 0 -14.3%
Oramas, José M. CFG D 27 2 .368 .481 .526 .158 .538 1.008 0 -26.6%
Palacio, Diasmany SSP Z 23 1 .476 .478 .524 .048 .476 1.002 0 0.6%
Pérez, Daniel CFG Z 34 2 .379 .441 .448 .069 .423 .889 0 -7.9%
Rodríguez, F. J. CFG Z 33 0 .375 .455 .375 .000 .500 .830 0 -21.2%
Fonte, José SSP D 17 2 .333 .353 .467 .133 .333 .820 0 0.8%
Soto, Alaín CFG D 20 1 .333 .400 .389 .056 .375 .789 0 -7.2%
Portela, Edson CFG D 23 2 .333 .304 .476 .143 .438 .781 0 -23.8%
Peralta, Frank CFG D 15 0 .250 .400 .250 .000 .273 .650 0 -5.5%
Mateo, Luis V. CFG D 30 0 .227 .367 .227 .000 .227 .594 0 3.8%
Garcia, Adrián SSP D 19 0 .214 .368 .214 .000 .231 .583 0 -4.3%
Rivera, Adrián CFG D 18 1 .200 .278 .267 .067 .214 .544 0 -4.0%
González, Luis E. CFG Z 23 0 .214 .261 .214 .000 .231 .475 0 -4.5%
Rodríguez, Loidel SSP D 21 0 .200 .190 .200 .000 .211 .390 0 -5.0%

Fuente Oficial: beisbolcubano.cu — STATS y sabermetría: Stats-Info, BaseballdeCuba. Nota del Editor: La tabla está ordenada por el OPS.

Ahora vas a sentir una vez más la magia de las estadísticas y el análisis. ¿Cuántas cosas podemos ver ahí? Sí, hay ocho bateadores zurdos en el Top-8 de OPS entre ambos equipos, liderados por Dismany Ortíz y, luego, el rightfielder Christian Borges. 

De Ortiz no deberíamos alarmarnos, pues ha sido un bateador de alto rendimiento en todo el año, produciendo 3.7 WAR-O y una línea (.366/.512/.613) donde superó las pistas de .500s OBP y .600s Slugging, además de dibujar 29 bases por bolas con apenas 11 strikeouts. Sin embargo, el caso de Borges si es bastante curioso, ya que el manager Dianny Guedes ha preferido regularmente sentarlo contra lanzadores de su mano, aun cuando los números expresan que, de su promedio general de .248 en la temporada regular, bateó .202 contra derechos y .450 frente a zurdos.

Tal vez Guedes se ha guiado más sobre la idea de agregar a un bateador derecho en lugar de Borges contra zurdos, y realmente el rendimiento de Alaín Soto (a quien casi siempre coloca en estos casos) ha bateado .333 con un BABIP de .375. Eso sí, otra situación preocupante es la sequía de los principales bateadores del equipo, los también zurdos Daniel Pérez, Félix Rodríguez y el novato de gran impacto Luis Enrique González.

Pérez produjo .448 slugging en la temporada regular contra zurdos, pero bateó solo dos extra bases. Y, si ese resultado lo unimos a los paseos por el plato de Rodríguez, entonces encontramos más dudas, pues sumaron apenas dos extra bases en 67 PAs. González, quien ha proporcionado calor, contacto y velocidad ofensiva como leadoff, tampoco fue productivo contra el zurdo de los Piratas Yainel Zayas, en el Juego 1 de la pasada semifinal.

Si te detallas la tabla anterior una vez más, Alexander Sevilla (Cienfuegos) y Rodolexis Moreno (Sancti Spíritus), otros de los bateadores más consistentes de ambos equipos, le siguen a Ortíz como las principales amenazas contra zurdos.

¿Cuánto afectará a los Gallos la partida de Roberto Hernández?

Por su dominio en la liga y esas continuas muestras de talento —aunque no pudo imponerse en su apertura del Juego 1 en la semifinal contra Santiago de Cuba—, el diestro espirituano Roberto Hernández se ganó un ascenso para formar parte de la selección cubana que participará próximamente en la Liga Can-Am y la Serie Amistosa Anual entre Cuba y Estados Unidos. Así es, por supuesto que no hace falta decir cuánto afectará a los Gallos no contar con su principal lanzador, pero el staff del manager Eriel Sánchez aún puede dar batalla.

Para ello, Yanquiel Mauri será una de las piezas fundamentales, reforzando el duelo que deberán afrontar los zurdos Edelso Montesinos y Adrian Belfast, como analizamos antes. Debido a la gran sequía ofensiva en estos playoffs, los brazos derechos de Yanquiel Mauri y el cienfueguero Luis Serpa, quienes completarían la rotación como segundos o terceros abridores, también serán determinantes. 

Mauri ya demostró coraje, dominio y, sobre todo, que puede asumir el papel de lanzador cabecera del equipo en ausencia de Roberto Hernández. Si Mauri puede ofrecer dos buenas aperturas —o tal vez un relevo decisivo si es necesario adelantar su salida—, su actuación será de gran impacto, aunque la diferencia estará marcada en el trabajo colectivo para sostener las ventajas.

La efectividad será la clave en cada aspecto de juego

Luego de 370 bateadores que pasaron por el plato, el cátcher Orrely Riveaux (atrapando una bola rápida de Roberto Hernández) fue el único en sacar la pelota del parque durante los cinco juegos de la semifinal, donde se cometieron 14 errores y los bateadores se poncharon 36 veces más (78) que las bases por bolas (42) alcanzadas.

¿Qué suponen todos esos números? Sí, que el pitcheo va camino a superar la ofensiva, pero esas tendencias podrían cambiar sorpresivamente. Ahora, con un match al mejor de cinco partidos, el pitcheo tendrá un alto nivel de exigencia y el trabajo de los abridores será crucial, para evitar el movimiento temprano del bullpen.

Los bateadores han promediado de manera general .235/.341/.322, pero un anémico .201 cuando han encontrado corredores en posición de anotar. Cienfuegos fue el peor de todos durante la semifinal en esta última estadística, promediando apenas .176. Dentro de ese pobre rendimiento, las muestras que más preocupan fueron los averages dejados por Daniel Pérez (.000) y Luis Enrique González (.000), junto a Félix Rodríguez (.250) y Luis Vicente Mateo (.250).

Así que, la efectividad, será la clave en cada aspecto de juego para ambos equipos. No importa el conteo final de hits del lineup si no pueden empujar la carrera decisiva. Los errores estarán presentes en un momento donde la presión se siente como el ardiente sol, así que cualquier fallo será permisible, mientras no llegue en un momento decisivo de juego.

Sigo pensando que la diferencia final para la decisión de esta serie al mejor de cinco partidos recaerá más allá del bateo y el trabajo defensivo, pues en ambos equipos, el bullpen no parece estar preparado para afrontar más de un desliz de los abridores.

Los Gallos espirituanos ya sufrieron parte de ese mal en 2015, cuando el zurdo Javier Vázquez no pudo cerrar una gran apertura del derecho Pedro Álvarez en el Juego 2 de la final contra La Habana. Al mismo tiempo, Alberto Rodríguez pifió un rodado perfecto para aniquilar las acciones y darle el campeonato a los Gallos, pero falló. ¿Qué sucedió entonces? La Habana empató la serie 1-1 y, en el día decisivo, se mostró imbatible, para arrancarle el ansiado título que no pudieron llevarse los Gallos.

El año pasado, los Piratas de la Isla sorprendieron a los Elefantes de Cienfuegos de igual manera, venciéndolos en los juegos 2 y 3 de la semifinal. Aunque todas esas historias fueron recuerdos decepcionantes, ya quedaron atrás en el tiempo. Esta vez, habrá una oportunidad más que Cienfuegos y Sancti Spíritus se han ganado por derecho propio, pero un solo team subirá al trono.

¿Quién será el campeón? Voy a lanzar mi pronóstico: Este es el año de los Gallos. 

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

Tomado de: baseballdecuba.com

1 comentario

    • Rojo de Metro en 14 junio, 2019 a las 9:01 am
    • Responder

    Muy bueno este trabajo. Muy descriptivo en los detalles. Cuando la velocidad prima en la ofensiva, el juego es un gran espectáculo. Muy dinamicos los Gallos cuando atacan. Perdona yayabero Izaguirre, pero el de hoy hace falta que lo gane Cfgos, porque si nó, solo nos queda Copa America.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.