MLB; Chapman contra Vlad Jr., batalla para el recuerdo

11:10:42 PM

 

 

 
 @BryanHoch
 

TORONTO — Aroldis Chapman enfrentó a Vladimir Guerrero Sr. una vez en su carrera, y el lanzallamas cubano recordó con lujo de detalle la manera en que logró dominar al dominicano y ahora miembro del Salón de la Fama en aquel duelo del 2011. Sin embargo, el cerrador zurdo tuvo que “sudar la gota gorda” para retirar a Vladimir Guerrero Jr. cuando ambos se vieron las caras en un duelo de poder a poder el domingo.

Llamado como bateador emergente con el juego en la línea, Guerrero hizo batallar al estelar taponero de los Yankees a lo largo de 13 pitcheos, conectando de foul siete de ellos – incluyendo uno que se estrelló contra la fachada del tercer nivel del estadio por el jardín izquierdo – antes de que Chapman finalmente obligara al dominicano a conectar un roletazo para doble-play. Luego, Chapman selló la victoria de los Yankees por 1-0 sobre los Azulejos en el Rogers Centre.

“La mentalidad en este caso es dominarlo”, dijo Chapman. “Tan sencillo como eso. Pero fue un gran turno al bate para él. Me hizo batallar. Le tiré adentro, le tiré un slider, le tiré una recta de dos costuras – y nada. Fue un gran turno para el muchacho”.

La batalla contra el dominicano de 20 años marcó el duelo más largo con un bateador que Chapman ha tenido en más de una década en las Mayores, y fue una muestra del porqué el piloto de los Azulejos, el boricua Charlie Montoyo, es uno de los que piensan que Guerrero Jr. tiene el talento para convertirse en una de las estrellas más brillantes de la Gran Carpa.

“Nunca antes había visto a un bateador conectar un roletazo para doble-play y después ser ovacionado por los fanáticos”, destacó Montoyo. “Ver ese turno de Vladdy contra el mejor taponero de Grandes Ligas fue un deleite. Me encanta la manera en que estamos jugando ahora mismo”.

El enfrentamiento entre Chapman y Guerrero padre se dio el 26 de junio del 2011, en un partido entre los Rojos y los Orioles. El resultado fue un ponche tras cinco lanzamientos. Ahora le tocó el turno al hijo. Con el corredor Brandon Drury ejerciendo presión en la inicial, Chapman lanzó dos potentes rectas altas y adentro que Guerrero Jr. abanicó con fuerza para colocarse arriba en la cuenta.

“Esa era la estrategia al inicio del enfrentamiento, tirarle arriba y adentro”, explicó Chapman. “Luego traté de tirarle arriba y afuera, y al final terminé dominándolo con un pitcheo hacia adentro”.

Guerrero sacó de foul un sinker a 99.8 millas por hora, luego dejó pasar un sinker en piconazo a 99.3 mph. Inmediatamente después, bateó de foul un slider a 86.2 mph antes de conectar con autoridad otro slider, produciendo un panorámico batazo por todo el jardín izquierdo que se estrelló en la fachada del tercer nivel del estadio en territorio de foul.

“Estaba sentado junto a [Ryan] Borucki en el clubhouse, y ambos teníamos las manos bien sudadas”, relató el lanzador de los Azulejos, Trent Thornton. “Si le lograba conectar, seguramente el batazo iba a ser bastante largo. Ver a Vladdy y a otros muchachos en este club es bien divertido porque cualquier cosa puede pasar ante cualquier pitcheo”.

El piloto de los Yankees, Aaron Boone, describió el ambiente en su cueva como una “tensión positiva”.

“Obviamente y de muchas maneras ese turno fue la clave para que nosotros ganáramos el juego, un partido bastante bien jugado que terminó a nuestro favor 1-0”, manifestó Boone. “Se trató de un joven con mucho talento ofensivo, una estrella en ascenso, contra uno de los cerradores más dominantes del juego. Fue bastante divertido ver un duelo en el que ambos se enfrentaron tú a tú”.

Chapman intentó lanzarle tres rectas más, pero Guerrero no cayó, conectando dos de ellas de foul y dejando pasar otra para poner la cuenta en 2-2. El décimo pitcheo del turno fue un slider que Guerrero también conectó de foul. El joven dejó pasar un sinker a 100.8 mph que llenó la cuenta.

“Fue uno de los mejores turnos al bate de la jornada por parte de cualquier bateador desde ambos lados”, indicó el receptor de los Yankees, Austin Romine. “Ninguno de los dos quería ceder. Era uno de sus mejores bateadores vs. nuestro taponero enfrascados en una gran batalla. Venir desde la banca y ver lanzamientos de 100 millas por hora por parte de Chappy y luego conectarle de foul a varios sliders venenosos con efecto hacia abajo en la zona…fue un turno bastante bueno”.

Después de que Guerrero conectó de foul un slider de 85.4 mph, Chapman acudió de nueva cuenta a su velocidad y tiró una recta de 99.6 mph que Guerrero logró impactar en terreno bueno para producir un roletazo al campocorto venezolano Gleyber Torres, batazo que terminó en una doble-matanza 6-4-3. Chapman dijo que al momento de ver el roletazo que salió del bate de Guerrero, sintió un tremendo alivio.

“Por supuesto, especialmente cuando lo obligas a conectar un batazo como ése y terminas sacando un doble-play”, indicó Chapman. “Siempre que logras un doble-play cuando más lo necesitas, se siente bastante bien”.

Bryan Hoch ha estado a cargo de la cobertura de los Yankees para MLB.com desde el 2007.

 

Tomado de: LasMayores.com

2 comentarios

    • Amaya en 13 agosto, 2019 a las 9:17 am
    • Responder

    Buen record de 13 lanzamientos, no lo van a olvidar ninguno de los dos

  1. de ampanga 13 lazamientos y casi todos por encima de las 97 millas candela

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.