1. EL BÉISBOL FUE obligado a evolucionar. Hoy los números económicos son excepcionales, pero en el futuro eso podría cambiar vertiginosamente. La NBA y la NFL le han ganado la partida a la pelota en el gusto de los más jóvenes. Algunos dirán que pudieran ser cuestiones cíclicas…, pero lo dudo. Merece un monumento quien se dispare un juego completo de pelota (3 a 4 horas) sin dar un pestañazo o distraerse con el celular. Con todos esos contras, resulta ridículo que mentes anacrónicas ensombrezcan más el espectáculo porque alguien atravesó, sin notarlo, por el box. Las sacrosantas -y anacrónicas- reglas no escritas dicen que es una falta de respeto, bla, bla…bla. Por ese desliz del venezolano Freddy Galvis, de los Cinncinati Reds, el lanzador de los St. Louis CardinalsMiles Mikolas, y otros vejetes en el clubhouse, parecían que habían visto a un ogro y se formó el connato -yo le llamo guapería colectiva- que como suele suceder, no pasa de los gritos y las ofensas. La pregunta que siempre me hago en estos casos: Si el que hubiera atravesado el montículo hubiera sido un gigantón como Giancarlo Stanton o Aaron Judge, ¿los hoy ofendidos le hubieran formado el mismo aspaviento?

2. NO HACE TANTO Justin Verlander, el hombre que esta semana lanzó el tercer no hitter de su carrera, arremetió contra MLB por el uso de pelotas alteradas que favorecen la producción de jonrones. Él no fue el único en alzar la voz, también lo hicieron sus colegas Marcus Stroman y CC Sabathia. A juzgar por el aumento considerable del número de cuadrangulares en la temporada, su reclamo parece estar justificado, aunque el slugger J.D. Martínez exija un poco de crédito para los bateadores. Hasta el cierre de esta columna, a cada equipo le faltan no menos 20 partidos para completar el calendario de 162 juegos y el número de vuelacercas va por 5866; es decir, 239 menos que el récord para un año 6,105 (ocurrió en 2017). Den por sentado que esta será la temporada más prolífica en conexiones de cuatro esquinas al cerrar septiembre. Pero el problema no solo aqueja a las Mayores, en el nivel de Triple A la situación es similar. Allí los jonrones aumentaron en un 58%. Según la organización que gobierna a los menores, 5,752 jonrones fueron conectados en las Ligas Internacional y de la Costa del Pacífico. Los jonrones aumentaron en la Liga Internacional: de 1,555 a 2,440, y en la Liga de la Costa del Pacífico: de 2,097 a 3,312; entre ambas es más de 3,652 cuadrangulares que en 2018. MLB tendrá que tomar cartas en el asunto, de lo contrario la voz de Verlander y compañía se sentirá con más fuerza.

3. TODO CHICAGO recordará a Jason Heyward por su famoso ‘The Speech’ durante el aplazamiento por lluvia del Juego 7 de la Serie Mundial contra los Cleveland Indians en 2016, que terminaron ganando. Cada uno de los jugadores de aquel equipo que rompió ‘La Maldición de la Cabra’ menciona cuanto impactó en ellos las palabras del jardinero que había llegado ese mismo año a la institución con un contrato de $184 millones por 8 temporadas. Salvo aquel engolado discurso, el zurdo de 30 años, que cobra esta campaña la nada despreciable cifra de $22.5 millones, poco o nada ha aportado en su estancia en el equipo beisbolero más popular de la Ciudad de Los Vientos. Por su alto salario no puedes darle bancoterapia, y menos, degradarlo con un viajecito a las menores. La última de sus anti-hazañas, que a juzgar por los compañeros de ESPN Datos no es tan poco común como aparenta, fue irse de 31-0. Nada que, como diríamos en el barrio, Heyward es un típico out vestido de pelotero.

4. QUIEN OYE CONSEJOS… de Alex Rodríguez tiene consigo todas las de ganar. Es incuestionable que A-Rod ha sido exitoso en cada una de las facetas de su vida. Si bien se le critica por su idilio con las sustancias para aumentar el rendimiento -y prácticamente tiene vetado el ingreso al Salón de la Fama-, nadie cuestiona su calidad como pelotero. Como analista en los medios, se mueve como pez en el agua, sus negocios van viento en popa y anda de comprometido con la cincuentona más hermosa del planeta. Nada, que el hombre tiene aché (suerte) y el torpedero de los Houston AstrosCarlos Correa, tal parece que quiere mirarse en el espejo de A-Rod (sin imitarlo en el consumo de esteroides) y aceptó su consejo de cambiar de agente. Es por eso que la joven estrella de 24 años dejó a su antiguo agente Greg Genske por WME y el agente Jon Rosen. Hasta dónde llegará esta unión es impredecible, pero si nos guiamos por la carrera de Alex y el talento y carisma de Correa, muchas cosas buenas le esperan al boricua. Solo falta que Correa logre mantenerse saludable.

5. QUE LA CORTE del Juez haya sido ubicada en el graderío del jardín derecho del Yankee Stadium probablemente no tenga que ver únicamente con que Aaron Judge defienda esa pradera, sino también con la predilección de éste por botar la pelota hacia esa banda a pesar de ser derecho. De acuerdo a ESPN Datos, Judge ha bateado 27 jonrones a la banda contraria en el estadio del Bronx. Esos son 7 HR más que cualquier otro jugador desde que se inauguró el nuevo Yankee Stadium en 2009. Alex Rodríguez es el segundo en esa lista con 20 HR hacia campo opuesto y Derek Jeter es tercero con 18. Y para reafirmar lo atípico que es Judge, les cuento que solamente ha pegado tres vuelacercas halando la pelota hacia su banda (jardín izquierdo) en esta temporada. Entre los 102 jugadores con más de 20 HR esta temporada, está empatado con la menor cantidad de jonrones para su banda con el derecho Eloy Jiménez, quien ha sacado 3 pelotas por el jardín izquierdo de sus 24 jonrones esta campaña.

6. NO TODOS LOS MORTALES pueden jugar en New York. Jugar en el Bronx o en Queens no es sencillo. La obligación de rendir desde el día 1 puede consumir al mejor talento sino tiene bien amueblada la cabeza. El cerrador boricua Edwin Díaz atraviesa esta situación. Es como si le hubieran cambiado de un año al otro. De 57 juegos salvados y efectividad de 1.96 en 2018 con los Seattle Mariners, a 25 JS y 5.61 CL en la Gran Manzana. Según Elias Sports Bureau, Díaz va camino a tener la segunda peor efectividad de un lanzador que lideró MLB en salvados el año previo desde que la estadística se volvió oficial en 1969.

7. LOS MAS CORTOS. Desde que la herramienta Statscast fue introducida en los 30 estadios de Grandes Ligas en 2015 suele ser recurrente hablar o escribir sobre la distancia y la velocidad de los jonrones más largos. Es natural la curiosidad. Todos queremos saber quién le pega más duro y es capaz de enviar la pelota más lejos. En cambio, a pocos importa los batazos que apenas sobrepasan la barda. Sin embargo, resulta llamativo saber que el jonrón más corto en la temporada apenas viajó 310 pies (algunos terrenos de softbol tienen esa distancia) y las cuatro conexiones que cumplen esa característica se conectaron por la misma banda y en el mismo estadio: jardín derecho de Fenway Park.

8. AL MENOS LOS Marlins tendrán algo bueno que contar esta temporada, aunque sea una simple curiosidad. El lanzador zurdo Brian Moran, quien pasó 10 años en las menores debutó a los 30 años contra los Pittsburgh Pirates la noche del 5 de septiembre. Hasta ahí nada novedoso, lo curioso llegó cuando el primer bateador que enfrentó Moran, que entró de relevo en la cuarta entrada, era su hermano Colin. No sé si Colin quiso que su hermano luciera, pero el resultado de la peculiar controversia terminó favorable al debutante por la vía de los strikes. De acuerdo a Elias Sports Bureau, ellos se convirtieron en los primeros hermanos en enfrentarse en un escenario de pitcher y bateador con uno de ellos haciendo su debut en las Mayores. Por cierto, Brian completó esa entrada sin carreras y a la postre se llevó el triunfo.

9. LA ATRAPADA DE LA SEMANA involucra tres componentes imposibles de soslayar por la Novena: 1. Destreza, 2. Cerveza y 3. El saludo de una celebridad Dwyane Johnson (The Rock). Este hombre se llevó todo el paquete a casa.