La MD no olvida a los grandes: Gibson(II)

8:55:27 PM

 

Por el amigo de la peña: Rolando Ortiz Torres. 

 

Estatua en el estadio de los Nacionales de Washington en homenaje a Josh Gibson.

 

Los fanáticos que asisten al estadio de los Nacionales de Washington son recibidos por tres estatuas que rinden tributo a la historia beisbolista del Distrito Federal y las Ligas Negras. Una es del astro Walter Johnson, la otra del toletero Frank Howard y la tercera es para Josh Gibson.

Nacido en Buena Vista, Georgia, el 21 de diciembre de 1911, su padre Mark viajó a Pittsburgh en busca de mejores condiciones de vida en 1923 y desde una fábrica de acero ayudó por tres años a la familia y se los trajo por fin en 1926. El joven Joshua, nombrado así en honor de su abuelo, llegó al quinto grado en Georgia y en Pennsylvania comenzó estudios de electricidad y desde los 15 se combinaba con el trabajo en una planta de frenos de aires para ayudar a la economía familiar. Con más de seis pies y cerca de 200 libras era capaz de realizar trabajos duros junto a hombres ya hechos y curtidos y su atleticidad natural le llevó a la práctica del básquet, el atletismo y el béisbol. Gibson militaría con el Crawford Colored Giants en 1929 y 1930 ganando algún dinero y mostrando un descomunal poder a pesar de su juventud. Dejando de lado leyendas y versiones de como firmó por el Homestead Grays lo cierto es que el 24 de julio de 1930, Josh, que no formaba de los Grays, salió esa noche como cátcher sustituto desde las gradas al terreno ante el Kansas City Monarchs y a pesar de irse sin hits no cometió pifias a la defensa y se quedó con el equipo el resto de la temporada en la Liga Independiente del Este compilando 417 en 16 partidos con 7 jonrones, 25 remolques y ganando el campeonato ante el Lincoln Giants. Otra vez en el Este en 1931 promedio 295 y en 1932 pasó al Pittsburgh Crawford promediando 304 en el béisbol independiente. A partir de 1933 Gibson militaría en la Liga Negra Nacional, con Pittsburgh hasta 1936(ganando dos campeonatos) y con el Homestead Grays hasta 1946(con 8 banderines y 2 Series Mundiales). En esta liga Joshua sentaría cátedra bate en mano y en el mismo 1933 acapararía la Triple Corona con 16 jonrones,65 impulsadas y 401 de average ofensivo, además de encabezar los sencillos con 87. Volvería a repetir tal hazaña en 1937 cuando volvió a batear 401 con 18 largometrajes y 68 remolques, encabezando además las anotadas con 56 y los hits con 61. El poderío ofensivo de Gibson en la NNL no tuvo igual:

  • Cuatro veces líder en anotadas: 1934(55), 1937(56), 1938(47), 1943(93).
  • Tres veces líder en hits: 1933(87), 1937(61), 1943(116).
  • Dos veces líder en dobles: 1934(19), 1943(22).
  • Dos veces líder en triples:1938(4), 1944(6)
  • Diez veces líder en jonrones: 1933(16), 1934(14), 1936(12), 1937(18), 1938(11), 1939(11), 1943(20), 1944(9), 1945(7), 1946(13).
  • Seis veces líder en impulsadas:1933(65), 1934(58), 1936(44), 1937(68),1938(50), 1943(109).
  • Dos veces líder en boletos: 1942(35), 1943(52).
  • Tres veces líder de los bateadores: 1933(401), 1937(401), 1939(402).
  • Cinco veces líder en OBP: 1933(449), 1937(483), 1939(492), 1942(447), 1943(560).
  • Ocho veces líder en slugging: 1933(733), 1935(649), 1937(934), 1938(733), 1939(824), 1943(867), 1945(613), 1946(651).
  • Siete veces líder en WAR: 1933(3.7), 1934(3.6),1936(3.8), 1937(3.5),1938(3.0), 1939(2.4), 1943(6.7)

Además el toletero pasó de los 400 en otras dos oportunidades en el béisbol negro: 1930 con 417 y 1943 con 466 a pesar de lo cual no pudo alzar el Champion Bat que fue a parar a manos del caribeño Tetelo Vargas (471), año este en el que por otra parte Josh encabezó ocho liderazgos ofensivos y marcó el récord de 20 jonrones para una campaña en la Liga Negra Nacional y también impuso el WAR más alto para cualquier jugador en la historia de este circuito con 6.7, lo que representa el tope para dicha estadística dentro de todos los campeonatos de ligas negras de máximo nivel, dígase Liga Nacional, Americana o del Este, dentro de todos los jugadores de posición. Todo esto teniendo en cuenta que fue en 1943 el año que más juegos jugó en campeonatos de liga en los Estados Unidos con un total de 69.

Tampoco se puede olvidar que Josh Gibson nunca fue beneficiado por parques cortos de home club. Todos los estadios en los que jugó de local fueron inmensos, no solo en el Caribe, sino también en los Estados Unidos, especialmente por el izquierdo y el central por dónde mandaba buena parte de sus batazos al ser derecho. Para que se tenga una idea el Griffith Stadium de los Homestead Grays media 405 por el left field en los años 30 y 421 por el central. El Forbes Field de los Piratas se estiraba 365 pies por el izquierdo, 450 por el left-center y 435 por el center mientras por ejemplo el Greenlee Field de los Crawfords también en Pittsburgh donde también jugó media 350 por el izquierdo y más de 400 por el central. ¿Comparaciones? El Korakuen Stadium de Sadaharu Oh media 297 por el derecho, el Yankee Stadium media solo 295 por el right por dónde Ruth mandaba buena parte de sus batazos y de ello también Roger Maris se vio beneficiado. Incluso en algún momento el Griffith Stadium llegó a tener 457 pies por el center y 421 por las varillas. Y precisamente en el enorme Griffith Stadium de Washington conectó Gibson 10 jonrones en 1943, una hombrada jamás lograda por ningún pelotero de las Mayores. Para que se sepa lo que significa, eso fue más que los jonrones combinados de todos los equipos de la Liga Americana que visitaron a los Senadores esa campaña. Para más realce, en toda la historia del Griffith Stadium solo tres pelotas salieron fuera de la instalación: una la sacó Mickey Mantle, las otras dos Josh Gibson. Todas fueron más allá de los 560 pies.

 

 

 Sobre sus grandes batazos ya desde el mismo 1930 con apenas 18 años comenzó a dar que hablar. En el playoff por el campeonato del Este en el segundo del doble juego de apertura el mozalbete despachó la esférica ampliamente por encima de los 457 pies del jardín central del Forbes Field de los Piratas algo que nunca pudo hacer el mismo Babe Ruth. Al decir del especialista John Holway, era la primera vez que una bola pasaba por encima de esa cerca a esa distancia. Solo Óscar Charleston, Mickey Mantle, Dick Stuart y de nuevo Gibson lo harían, este último un poco antes de su muerte y para colmo, volarse el estadio completamente cuyo límite estaba unos cien pies más atrás. Una semana más tarde, el 27 de septiembre, disparó otro vuelacercas que ha sido sin dudas el más famoso y controvertido de sus bambinazos: algunos apuntan que viajó más de 580 pies volándose completamente el antiguo Yankee Stadium, único hombre en la historia al que se le ha atribuido semejante hazaña. Algunas publicaciones de la época lo estimaron entre los 430 y los 460 pies pero para John Holway tras estudiarlo y entrevistarse con testigos oculares la esférica no se fue por encima del estadio pero por muy poco ya que fue a dar detrás del bullpen a un costado de las tribunas del antiguo Yankee Stadium metiéndose en las profundidades del graderío trasero del jardín izquierdo y chocando contra la cerca límite del parque a solo dos pies del borde superior, lo que lo convierte en el batazo más descomunal jamás dado en la casa de Ruth por cualquier jugador. Josh concluiría esa serie bateando 368. En 1933 le sonó un estacazo de 512 pies a Sug Cornelius en la temporada regular y bateó de 5-2 ante el Nashville Elite en la postemporada. Un altoparlante ubicado sobre la cerca del jardín central del Comiskey Park distante del plato a 435 pies sufrió en 1934 el impacto de un cuadrangular de Gibson. También en 1934 Josh metió otra pelota en las profundidades del bullpen del viejo Yankee Stadium la cual picó en la fila 17 del graderío trasero. En 1935 promedió 407 con un jonrón ante el New York Cubans en la postemporada. En 1942 se recuerda un batazo de 540 pies en el Municipal Stadium y en un raro slump durante la Serie Mundial de ese año solo conectó para .077(de 13-1) ante Satchel Paige, Hilton Smith y Jack Matchett de los Monarcas quienes vencieron fácilmente a los Grays por 5-1 en la primera Serie Mundial de las Ligas Negras jugada desde 1927.

En 1943 los Grays retornaron a la Serie Mundial con uno de los conjuntos más poderosos de todos los tiempos y que incluía en su roster a cinco futuros Hall of Famers: Buck Leonard, Josh Gibson, Raymond Brown, Papa Bell y Jud Wilson. A pesar de ello la Serie fue espectacular porque el oponente de los Grays, el Birmingham Black Barons, Campeones de la Liga Americana, tenía un excelente conjunto que presentó gran resistencia al llevar la serie a ocho partidos cayendo 4 por 3 con un empate. Gibson a pesar de disparar grand slam ganador en el quinto juego no estuvo bien al promediar 250. En 1944 ambos conjuntos se vieron las caras otra vez, pero en esta ocasión los de Washington pasaron sobre los Barons en cinco choques y Josh fue el mejor bateador de la serie al batear para 500 con 8 hits y un jonrón en 16 veces al bate. En su última temporada en 1946 disparó cuadrangulares enormes como uno de 440 pies en el Yankee Stadium, otro de más de 457 en Pittsburgh para llevarse completamente el Griffith Stadium, otro que se fue a las profundidades del antiguo Polo Grounds, uno se estimó en los 500 pies en el Sportmans Park y se le recuerda otro más que se fue completamente por encima del techo del Shibe Park de Filadelfia…no volvería a jugar nunca más.

Al fallecer en 1947 dejaba promedio de 459 en 12 Juegos de Estrellas (segundo de todos los tiempos) y quedaba como líder histórico en hits (17, compartido), boletos (10), segundo en anotadas (8), dobles (4) y tercero en impulsadas (8) y slugging (622). Curiosamente nunca disparó un jonrón en sus 37 veces al bate. En 1933 como sustituto de Biz Mackey se iba de 2-1 para el Este en el primer Juego de Estrellas de las Ligas Negras. En 1934 se fue de 4-2 con un doble, comenzando como receptor y quinto y cerrando el juego en los jardines. En el famoso juego de 1935 que decidió Mule Suttles ante Martin Dihigo, Gibson lideró el ataque del Oeste con cuatro hits en cinco turnos con dos dobles, tres anotadas, un remolque y un boleto intencional en el onceno que le permitió a Suttles batear para decidir el choque. En las Estrellas de 1936 se robó una base, empujó una, anotó tres y se fue de 3-2, mientras empujaba 15 carreras en 9 juegos en el torneo Denver Post. En el segundo Juego de Estrellas de 1939 tuvo destaque al remolcar cuatro de las diez anotaciones del Este, con un triple, dos boletos, un sacrificio y solo dos veces al bate. En 1942 se fue de 7-3, cuatro boletos, dos impulsadas y una anotada en los dos choques de Estrellas celebrados. En 1944 chocó de 3-2 con un doble, una base y una anotada.

Ante Grandes Ligas Gibson bateo 412 en 34 veces al bate y en general ante Grandes Ligas y equipos blancos lo hizo de 56-21. En un choque en 1932 se fue 6-4 con dos cuadrangulares. En 1935 enfrentó al Dizzy Dean All Stars conectando de 13-4. Johnny van ser Meer fue otra de sus victimas.

En 1972 fue exaltado junto a Buck Leonard al Hall of Fame de Cooperstown, segundo y tercer ligasnegras en ser inmortalizados tras Satchel Paige. Figura su estatua como cátcher en el Terreno de la Leyendas del Museo de las Ligas Negras. Una estatua suya también fue develada en el National Park de Washington. El Ammon Field de Pittsburgh fue renombrado Josh Gibson Field en su honor.

De él dijo Walter Johnson: Hay allí un cátcher por el que cualquier equipo de las mayores podría pagar 200 mil dólares. Su nombre es Gibson. Lo puede hacer todo. Manda la bola una milla. Mascotea con una facilidad que parece estar sentado en un sillón. Tiene un rifle en el brazo. Lo malo es que este Gibson está pintado de oscuro.

Monte Irvin apuntó: jugué con Willie Mays y contra Hank Aaron. Fueron tremendos jugadores. Pero ninguno fue como Gibson.

Veamos que dijo Carl Hubble: Sí señor, he visto varios jugadores de color que podrían jugar en las mayores. El primero de todos se llama Josh Gibson. Creo que es uno de los mejores receptores de la historia. Cualquier equipo pudiera utilizarlo ahora mismo.

Otro bigleaguer, Dizzy Dean señaló en 1937: Gibson es uno de los mejores receptores que jamás ha existido. ¡Míralo cómo trabaja el pitcheo…y muchacho, como golpea la bola!

Buck O’Neal, refiriéndose a la primera vez que escuchó a Gibson golpear la pelota apuntaba: Solo oí ese sonido en otras dos ocasiones,cuando escuché batear a Babe Ruth y cuando escuché batear a Bo Jackson.

Martín Dihigo lo dejó bien claro: Ante Gibson había que quitarse el sombrero…jamás conocí a un hombre que le pegara en una forma tan salvaje a la pelota.

A pesar de los muchos éxitos deportivos que alcanzó, su vida estuvo marcada por la tragedia desde temprano. En 1928 conoció a Helen Mason con la que se casó. Un primer embarazó en 1929 no terminó feliz y el segundo en 1930 culminó con la muerte de Helen al dar a luz a gemelos, un varón y una hembra, a los cuales un devastado Josh dio en custodia a sus cuñados. Nunca se recuperó de la tragedia. Fue presa del alcohol y en sus últimos años se le diagnosticó un tumor cerebral que le provocaría desmayos, dolores de cabezas y del que nunca quiso operarse. Producto de este tumor falleció el 29 de enero de 1947.

 

Bibliografia: sabr.org//bio-project//. Seamheads.com//Who is who in Cuban baseball. Jorge Figueredo//Baseballs other All-Stars. F.McNeil//desdemipalcodefanatico.worpress.com //Latinos en el béisbol. James D.Crockoft//BR Bullpen en Baseball-Reference.com//Historia de las Ligas Negras. Rafael Garcia-Toledo//El Inmortal del beisbol. Alfredo L. Santana//cnlbr.org//The California Winter League. William McNeil//agatetype.typepad.com//baseballhall.org//Latino Baseball Legends. Lew Freedman//beisbolinmortal.blogspot.com//Baseball´s Great Hispanic Pitchers…Lou Hernández// The East-West All Star Game, 1933-1953. Larry Lester//The Pitcher and the Dictator.Averell Smith//Beisbolinmortal.blogspot.com//www.1800beisbol.com//www.listindiario.com//El beisbol dominicano-1. En es.scridb.com//www.milb.com//baseballguru.com//The Santurce Scrabbers//richmondfreepress.com//The Majestic power un baseball//The homerun encyclopedia//

 

 

 

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Gracias mi hermano por esta nueva entrega cargada de mucha historia como siempre. Gibson de los peloteros de más poder en todos los tiempos, un verdadero intimidador del picheo rival, lastima de sus problemas personales y su muerte prematura que lo privo de ser mucho mejor y hasta de jugar MLB aunque sea viejo como S. Page. Pero sin duda se gano el respeto de todos, blancos y negros, porque el sencillamente fue una estrella para todos los tiempos, es otro INMORTAL y como dijo Martín Dihigo, ante el hay que quitarse el sombrero…

  2. te felicito en lo personal por esta magnifica cronica sobre un o de los inmortales del baseball , a donde hubiese llegado si no llega a existir la segregacion racial nadie lo sabe lo que si aseguro que estaria de tu a tu con babe y con lou sus batazos gigantescos segun he leido el municipal de cleveland era un potrero hablando en cubano y el dio varios estacazos ahi memorables , el controvertido hr del yankee opiniones divididas aunque una gran parte hasta de testifgos presenciales coinciden que la saco del parque y lo que dices de o neal es cierto ese sonido dce bate rajado solo se ha oido con ruth gibson y bo jackson otro que le pegaba en condiciones , la mando una vez a la corona de la pizarra del kauffman stadium .

    • Amaya en 11 septiembre, 2019 a las 7:50 am
    • Responder

    Tremenda trayectoria y resultados de este gran pelotero, que no tiene nada que envidiar en grandeza a los que en su tiempo jugaron en la MLB, a la que él no pudo acceder por el racismo, como dice Daimir, pudo de haber tenido mejor salud y haberse cuidado máas ya en sus últimos años haber sido un MLB, pero nada le quita sus extraordinarios méritos, tanto o más que los de la gran carpa

    • Dr Reinaldo en 11 septiembre, 2019 a las 11:45 pm
    • Responder

    Sin palabras sobre este trabajo. Gracias como siempre y para siempre Rolando.No faltó nada por decir. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.