El miércoles parecía ser un día tranquilo, con sólo 11 partidos programados. No obstante, Joc Pederson continúo su racha encendida en el último encuentro de la jornada. En su última oportunidad al plato del domingo, sus tres turnos del lunes y los tres del miércoles (no jugó el martes), Pederson hizo lo siguiente: jonrón, jonrón, doble, jonrón, jonrón, boleto, jonrón.

¡Vaya! Se convirtió en el primer pelotero con hits extrabases en seis turnos consecutivos desde que Josh Hamilton lo hiciera en 2012 (quien sumó cinco cuadrangulares en su racha). Pues, sí, eso colocó un signo de exclamación a la jornada. Mismo caso del grand slam de Ketel Marte en el séptimo inning que le dio a los Arizona Diamondbacks la victoria 4-1 sobre los San Diego Padres, su noveno triunfo en 10 partidos. He aquí otro detalle que saltó a mi vista: Daniel Patka, jugando al jardín derecho con los Chicago White Sox, se fue de 4-0 con dos ponches en la derrota 8-6 contra los Cleveland Indians. Está bateando para .019, con 1 turno en 53 oportunidades ofensivas en la temporada. Desde 1901, el menor promedio de bateo para un pelotero con posición distinta a la de pitcher con al menos 50 turnos corresponde a Lyn Lary, con marca de .056 en 1940 (54-3). Lo destacable es que Palka podría estar bateando de 54-0, de hecho:

De todos modos, la razón por la cual me di cuenta de los problemas de Palka fue que, al investigar otra cosa ese mismo día, me topé con las estadísticas de temporada para los jardineros derechos de los White Sox. Si usted es aficionado a los White Sox, probablemente deberían leer otro artículo, como el perfil de Christian Yelich escrito por Sam Miller para el Body Issue. Es un artículo mucho mejor y tiene algunas fotos bien logradas.

Los jardineros derechos de los White Sox, en medio de esta temporada del jonrón, están bateando para .214 con… tres jonrones. ¡TRES! Y en una posición normalmente asociada con el bateo de poder. Se siente como algo imposible. Realmente se trata de una de las estadísticas más asombrosas del año: .214/.273/.273, 3 HR, 39 carreras anotadas, 34 carreras impulsadas. Estas son cifras mediocres para un infielder medio en los años 70 e imperdonables para un jardinero derecho en 2019. Todos los demás equipos cuentan con al menos 13 cuadrangulares por parte de sus jardineros derechos. El último equipo en contar con esa producción tan baja en el right field fueron los Brewers de 1983, con apenas dos cuadrangulares (ambos autoría de Charlie Moore, aunque por lo menos, tuvo OPS de .722 en 151 partidos; los White Sox cuentan con OPS de .546 por parte de sus jardineros derechos).

Las cifras colectivas de este triste grupo:

Ryan Cordell: .204/.264/.272, 2 HR

Leury Garcia: 259/.283/.336, 0 HR

Jon Jay: .274/.328/.321, 0 HR

Charlie Tilson: .198/.266/.267, 1 HR

Daniel Palka: .000/.146/.000, 0 HR

Ryan Goins: .200/.333/.200, 0 HR

¿Se acuerdan de que los White Sox decidieron no proteger a Avisail Garcia porque… umm, iban a contratar a Bryce Harper? Al menos han jugado bien a la defensiva, ¿cierto? Claro que no. Los jardineros derechos de los White Sox tienen menos-14 carreras salvadas a la defensiva, segunda peor cifra en Las Mayores.

Daniel Palka es parte de un grupo de jardineros derechos de los White Sox que tiene solo tres jonrones en 2019. Getty Images

Ahora que hemos visto el peor jardín derecho del 2019, ¡vamos con todas las posiciones! ¡Diversión para todos!

BD: Chicago White Sox

Totales: .193/.273/.322, 11 HR, 56 carreras anotadas, 54 CI

¡Felicidades, aficionados de los White Sox! (Vaya, les dije que mejor se pusieran a leer el perfil de Yelich). El promedio entre bateadores designados en la Liga Americana es de .250/.330/.461 con 26 jonrones, 78 carreras y 75 empujadas. Los White Sox son últimos en… bueno, todas las categorías ofensivas con la excepción de ponches. De hecho, sus bateadores designados se ponchan menos que el promedio. De forma asombrosa, sus cifras mejoran solo porque Jose Abreu ha bateado en 135 ocasiones en esta posición y sumó .283/.348/.442. Yonder Alonso es el mayor culpable, ligando para .160 en 166 apariciones al plato. Me imagino que en el próximo invierno los White Sox evitarán contratar a los amigos y familiares de Manny Machado.

C: Detroit Tigers

Totales: .166/.221/.298, 17 HR, 49 carreras anotadas, 45 CI

Esta es una lucha reñida entre Texas Rangers y Tigers, tomando en cuenta que los catchers de los Rangers batean para .187/.241/.297 con apenas nueve jonrones y eso que juegan en un paraíso de bateadores, pero… vamos, ¿.166? ¿Es un chiste? ¿Los Tigers tenían un plan para su posición de receptor? La verdad no. ¿Para qué tener un plan cuando ni siquiera están intentando ganar? Creo que se suponía que Grayson Greiner sería titular, pero ligó para .177 en 44 partidos. John Hicks ha sido titular en la mayor cantidad de los encuentros disputados, pero batea para .197 cuando actúa como receptor. El bastión defensivo Jake Rogers fue ascendido y ha bateado para .111 en 81 turnos. Las cosas terminaron tan mal que Bobby Wilson, veterano de 36 años y que venía de ligar para .178 en la pasada campaña con los Minnesota Twins, ingresó al escenario en junio, bateando para .091 en 15 partidos y luego fue beneficiado con el programa de protección a testigos.

1B: Kansas City Royals

Totales: .207/.271/.344, 16 HR, 64 carreras anotadas, 58 CI

¿Por qué pienso que todos los “honrados” en esta lista podrían ser equipos de la División Central de la Liga Americana? Vamos, Central del Joven Circuito, pueden hacerlo mejor. El principal culpable: Ryan O’Hearn, quien ha bateado para .179 en 303 apariciones al plato, demostrando que su septiembre de buena racha fue, ciertamente, una racha fugaz.

2B: Detroit Tigers

Totales: .229/.271/.360, 9 HR, 52 carreras anotadas, 50 CI

Miren, pude haber optado por los Miami Marlins aquí. Pude haberme decidido por los White Sox, que ostentan las peores cifras entre los segunda base en jonrones (5), carreras anotadas (43) y empujadas (40). En su mayor medida, esto es responsabilidad de Yolmer Sanchez, quien al menos es un defensor a nivel plus. Le doy ligera ventaja a los Tigers, que pudieron haber utilizado siete camareros, incluyendo a cinco que han sido titulares en al menos 19 encuentros. Uno de ellos fue Gordon Beckham y sin ánimos de ofender a este último, quien se mantiene jugando y se gana la vida como pelotero profesional, su última temporada de calidad fue en 2009, en condición de novato. ¿Ha habido otro pelotero capaz de ordeñar la vaca durante 10 campañas después de una buena temporada de novato? Quizás eso sea un poco cruel. Fue un pelotero utilizable en 2011 y 2013 aunque desde 2014, Beckham ha acumulado aproximadamente 1.300 apariciones al plato y WAR de menos-0.2. La conclusión es esta: los Tigers le dieron 31 oportunidades como segunda base. Prácticamente parece que ya no les importara nada.

3B: Detroit Tigers

Totales: .230/.289/.366, 13 HR, 52 carreras anotadas, 51 CI

Les juro que no estoy apaleando a la División central de la Americana a propósito. Esta fue una carrera a dos, pero no hablamos exactamente del duelo entre Affirmed y Alydar (chicos, búsquenlo en YouTube y sabrán de qué hablo). Los Angeles Angels estaban cerca, pero los Tigers tuvieron margen ligeramente peor en wOBA, carreras y empujadas, además de poncharse mucho. Los principales responsables: Jeimer Calendario y Dawel Lugo. Creo que los Tigers se encuentran a años luz de ser un equipo competitivo.

SS: Baltimore Orioles

Totales: .235/.294/.354, 9 HR, 36 carreras anotadas, 34 CI

 

Pudimos haber elegido a los Kansas City Royals, penúltimos en la categoría wOBA. Pudimos haber optado por los Milwaukee Brewers, que se ubican en el último lugar. Se tratan de candidatos interesantes porque Adalberto Mondesi de hecho lo hizo bien hasta su lesión (sus reemplazos han confrontado dificultades) y los Brewers tienen a Orlando Arcia, quien al menos es considerado un mago a la defensiva (aunque las estadísticas sugieren que se encuentra dentro del promedio). De todos modos, quizás los Orioles no tengan el peor OPS pero están hundidos en el sótano en carreras anotadas e impulsadas, ubicándose en menos-10 en lo que respecta a carreras salvadas a la defensiva. Richie Martin ligó para .193 en 81 partidos como titular y Jonathan Villar ha bateado mucho mejor en sus 58 ocasiones como titular en dicha posición (.279/.343/.430). ¡Por lo menos sólo han usado dos campocortos!

LF: Miami Marlins

Totales: .200/.263/.344, 13 HR, 59 carreras anotadas, 56 CI

¿Saben quién pudo haberlo hecho mejor? Christian Yelich. Pero estoy seguro de que los aficionados de los Marlins hubieran disfrutado la presencia de Curtis Granderson y Austin Dean.

CF: Kansas City Royals

Totales: .215/.278/.288, 3 HR, 32 carreras anotadas, 30 CI

Esto se debe en mayor parte a Billy Hamilton, antes de que los Royals lo pusieran en waivers y los Braves lo tomaran; aunque Bubba StarlingChris Owings y Brett Phillips han hecho algunos terribles aportes (o carencia de aportes) también. El OPS de .749 en 64 apariciones al plato de Whit Merrifield como jardinero central tampoco ayuda mucho. Quizás esta elección sea injusta porque al menos este grupo ha jugado defensiva de calidad, con plus-14 en carreras salvadas a la defensiva. Me he concentrado aquí en la ofensiva. Según Baseball-Reference, los Rockies (con WAR de menos-3.0) y los Marlins (WAR de menos-3.4) han sido los peores en la pradera central. Entonces, ¿optarán por los Marlins? Está bien, a mi criterio. Porque necesitamos terminar este artículo con algo positivo.