Mundial de Clubes de voleibol: cubanos por acabar la maldición del Civitanova

9:45:34 PM

Robertlandy Simón, Osmany Juantorena y Yoandy Leal, el trío de estrellas cubanas del Lube Civitanova, flamante campeón de Italia y de Europa, buscarán el primer título de la organización, que ha perdido las dos últimas finales.
 
 

Tras ganar de manera brillante los títulos de la Liga Italiana y la Liga de Campeones de Europa, el Lube Civitanova enfrenta su último gran reto del 2019 y su máxima espina de los últimos años, el Mundial de Clubes de voleibol, que se jugará del 3 al 8 de diciembre en la urbe brasileña de Betim.

Civitanova perdió las finales de 2017 y 2018, por lo que esta edición guarda un significado especial para el sexteto dirigido por Fernando de Giorgi, que quiere tomar venganza y terminar de una buena vez en la cima del orbe.

Aunque el evento tendrá menos participantes –desciende de ocho escuadras a cuatro– y un formato amigable (con tres derrotas pasas a semifinales), el reto no será nada sencillo para la Lube de los cubanos Robertlandy Simón, Osmany Juantorena y Yoandy Leal, dado el cartel de los oponentes.

El plantel de los antillanos debutará el próximo martes 3 de diciembre contra el Al-Rayyan Sports Club, escuadra qatarí que ganó la máxima competición africana en el presente curso. Este es el rival más modesto de la lid, aunque no se puede obviar que en su última aparición en estas lides –2014– llegó hasta la final y perdió con los rusos del Belogorie Belgorod.

Válido recordar también que aquella escuadra del Al-Rayyan militaba Simón, quien estableció un record de 0.68 aces por set (13 puntos desde la línea de saque en cinco partidos).

Luego del choque con los qataríes, el Lube Civitanova subirá la parada frente al Sada Cruzeiro en la segunda jornada, y cerrarán la fase clasificatoria con el duelo europeo ante el Zenit Kazán, reedición de la final de la Liga de Campeones de mayo pasado.

Todos estos serán partidos de puro calentamiento, pues las cuatro selecciones involucradas podrán jugar en semifinales. En dicha instancia se medirá el primero de la clasificación contra el cuarto, y el segundo frente al tercero por los boletos a la discusión de la corona.

Sin demeritar al Al-Rayyan, el Sada Cruzeiro y el Zenit Kazán aparecen como los principales escollos del Lube en su afán de acabar con la sequía en estas lides. Los brasileños fungirán de locales en el Ginasio Poliesportivo Divino Ferreira Braga, factor que seguramente jugará a su favor, y, además, son uno de los equipos más laureados de América y el mundo en la presente década.

El Cruzeiro –donde militaron Leal y Simón– es el actual monarca sudamericano y desde el 2010 hasta la fecha ha dominado el panorama del voleibol brasileño, con seis títulos ligueros, tres de Copa y dos Supercopas.

En su actual nómina sobresalen Evandro Guerra, Isac Santos, el argentino Facundo Conte, el canadiense John Gordon Perrin y el capitán Filipe Ferraz, quien ha estado en las cinco preseas del Cruzeiro en el Mundial de Clubes.

Guerra fue el mejor atacador opuesto del Mundial de Clubes del 2016, mientras Santos es uno de los integrantes de la selección brasileña en la actualidad, con la cual conquistó la Copa del Mundo hace poco más de un mes.

Igual de desafiante es la plantilla del Zenit, que para este año sumó a un veterano del circuito italiano y pieza clave del Civitanova en los títulos más recientes: el búlgaro Tsvetan Sokolov. El experimentado atacante luchará en la posición de opuesto con el incombustible ruso Maxim Mikhaylov, quien entrará en su décimo año con el Kazán.

Aquí encontramos dos piezas demoledoras. Por una parte, Sokolov ganó tres títulos mundiales con el Trentino del 2009 al 2011, y desde el 2016 fungió como uno de líderes del Civitanova en su definitivo ascenso a la élite del voleibol europeo y del orbe.

Mikhaylov, en tanto, es uno de los íconos del Kazán. Ganó el premio de Mejor Opuesto en el Mundial de Clubes del 2015, el de máximo anotador en el 2011, y de cuatro medallas (un oro, dos platas y un bronce) en estos torneos. Para rematar, su carrera a nivel de selecciones tuvo un pico fantástico en el 2012, cuando se coronó en los Juegos Olímpicos de Londres con los títulos de atacante y anotador más destacado.

Pero si pensamos que estos son los únicos baluartes del Zenit estamos muy equivocados. Los rusos cuentan también con el estelar y experimentado pasador Alexander Butko, el carismático francés Earvin Ngapeth y una dupla de bloqueadores centrales (Artem Volvich y Alexey Samoylenko) que ha entrado en los equipos ideales en las citas del orbe de 2016 y 2017.

Contrarrestar el poderío de los rivales es la misión del Lube, líder invicto de la Serie A1 que ahora mismo basa gran parte de su juego en Yoandy Leal, erigido en el auténtico MVP del conjunto.

El antillano, actualmente representante de Brasil, es el tercer anotador del circuito italiano, igualado con el también cubano Wilfredo León, que viste ya la casaca de Polonia.

Por detrás de Leal, Civitanova se ha apoyado mucho en el recién adquirido Amir Ghafour, quien llegó proveniente del Monza para cubrir la baja de Sokolov. El atacante, a pesar de su escasa experiencia en Europa, ha respondido a las exigencias y se ubica entre los mejores 20 anotadores de la Liga Italiana.

Lube además mantiene a su núcleo duro y más curtido en batallas de alto nivel. Hablamos del pasador brasileño Bruno Rezende, y los cubanos Osmany Juantorena (auxiliar) y Robertlandy Simón (central), quienes empujarán fuerte por llegar a la meta dorada en Betim.

Rezende y Simón mantienen intacta su ambición cuando entran en la curva final de sus carreras, lo mismo que Juantorena, capitán del elenco y uno de los jugadores más laureados en la historia de los Mundiales de Clubes.

El santiaguero estuvo en las cuatro coronas seguidas del Trentino y marcó pautas con tres premios MVP al hilo (2010-2012), récord que pasarán años sin que nadie logre tocarlo.

Notas de interés sobre los Mundiales de Clubes de voleibol

* De las últimas cuatro ediciones del Mundial de Clubes celebradas en Brasil, los equipos locales han ganado tres, todas a la cuenta del Sada Cruzeiro.

* Los equipos italianos ganaron las ocho primeras ediciones del Mundial (1989-1992/2009-2012), pero en las últimas seis solo han logrado coronarse en una oportunidad (Trentino 2018).

* Trentino es, justamente, el rey del Mundial de Clubes, con cinco de los 14 títulos disputados. Este elenco ganó cuatro coronas consecutivas desde el 2009 hasta el 2012.

 

Tomado de: Oncubamagazine

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.