Luis Suárez estará cuatro meses de baja y el Barca entra en pánico

7:10:07 PM

 

El delantero uruguayo fue sometido a una operación de meniscos este domingo y se perderá prácticamente el resto de la temporada. Sin un goleador de garantías que acompañe a Messi, el Barcelona medita fichar en invierno.

El uruguayo Luis Suárez reacciona durante el encuentro semifinal entre el Barcelona y el Alético de Madrid en Yeda, Arabia Saudí, el jueves 9 de enero de 2020 (AP Foto/Hassan Ammar)

 

Al Barcelona se le acumulan los problemas en este inicio de año. Tras caer eliminado en la Supercopa de España a manos del Atlético de Madrid, el conjunto catalán recibió la mala noticia de que su goleador, el uruguayo Luis Suárez, estará lejos de los terrenos por espacio de cuatro meses.

El ariete de 32 años fue intervenido este domingo, mediante una artroscopia, por el doctor Ramón Cugat para resolver una lesión en el menisco externo de la rodilla derecha, informó el club en un comunicado, donde también confirmó el prolongado tiempo de baja.

Suárez jugó los 90 minutos en la derrota 3-2 contra el Atleti en las semifinales de la Supercopa en Arabia Saudí, y justo después del choque se planteó la posibilidad de operarse, aunque no tenía sospechas de que caería en el dique seco por un período prolongado.

A priori, el club y Suárez pensaban en una ausencia de cuatro a semanas, de manera que le darían los plazos para estar en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, que el Barcelona jugará contra el Nápoles a finales de febrero.

Sin embargo, el daño era mucho mayor del previsto y ahora el conjunto culé pierde a su principal atacante por el resto de la temporada, justo cuando mejor se encontraba.

Suárez es el máximo asistente (siete) de la Liga y suma 14 goles (11 en el torneo doméstico y tres en Champions) en 23 partidos. Además, no se puede obviar que ya es el cuarto mayor anotador en la historia del Barcelona con 191 dianas en 270 duelos, muchos de los cuales han sido cruciales en la obtención de una Liga de Campeones, cuatro títulos de Liga y cuatro de la Copa del Rey.

Suplir a un atacante de ese calibre no será nada sencillo para el Barcelona. De entrada, Messi y Griezmann deben cargar con el peso ofensivo en los venideros compromisos, acompañados por los jóvenes Carles Pérez o Ansu Fati.

Por otra parte, en las próximas semanas el club volverá a contar con el francés Osumane Dembelé, quien se rehabilita tras sufrir una lesión.

La otra variante es que el club salga al mercado de invierno para fichar a un delantero sustituto. Por el momento no se han barajado opciones concretas, aunque los españoles llevan tiempo con la mira puesta en el argentino Lautaro Martínez, del Inter de Milán.

No obstante, parece improbable que el plantel italiano se siente en la mesa de negociaciones para hablar sobre su mejor jugador, mucho más ahora que están en carrera por el título de la Serie A.

Este no es el único frente abierto del Barca, cuya zona noble se debate por estos días sobre un posible cambio de entrenador, tras las constantes quejas contra Ernesto Valverde. A todas luces, el técnico vasco no convence a la afición y a los directivos azulgranas, que desde hace meses presionan por un relevo.

Luego de caer en la Supercopa el pasado jueves, una comitiva del Barcelona compuesta por el director general, Óscar Grau, y el secretario técnico, Eric Abidal, se trasladó a Doha para tantear la posibilidad de fichar a Xavi Hernández como sustituto, pero el otrora estelar jugador del club dijo que ahora mismo es una movida “muy precipitada”.

Aunque reconoció su compromiso con el Barca y ratificó sus deseos de tomar las riendas del equipo en un futuro, el actual entrenador del Al Sadd no asumirá el cargo antes del final de la temporada.

Pese a la negativa, la junta directiva del Barcelona sigue en sus trece y quizás busque otra opción para el banquillo del primer equipo. Entre los nombres que se barajan están Gabriel Milito, Quique Setién, Marcelo Gallardo o Mauricio Pochettino.

Hay poca claridad en el asunto, pero si de algo no hay dudas es que cualquier entrenador que llegue, o si se mantiene Valverde, tendrá que luchar el resto de la campaña sin Luis Sárez, el goleador estrella.

Con información de The Associated Press

 

Tomado de: Oncubamagazine

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.