MLB; Combo de noticias: Once equipos, jugadores que merecen más amor. ¿Se medirán por fin N.Y. y L.A. en Serie Mundial?. Berríos, el formidable pítcher que no quería lanzar. Y MUCHO +

8:15:21 PM

 

 
 
@castrovince
 

Es el Día de San Valentín y el amor se siente por todos lados. Pero como dicen algunos, no siempre hay amor suficiente para todos.

Lo mismo puede decirse en el béisbol al comienzo de otra primavera. Hay jugadores o equipos que simplemente no reciben el aprecio ni el interés que se merecen.

Entonces, aquí van algunos equipos y jugadores que encajan en esa categoría:

1. Los D-backs
Los D-backs tuvieron un tremendo invierno, sumando a Madison Bumgarner, sl dominicano Starling Marte, a los venezolanos Héctor Rondón y Junior Guerra, a Kole Calhoun y a Stephen Vogt. No van a alcanzar a los Dodgers, pero esa proyección de 79 victorias según PECOTA no revela lo que es capaz de hacer este equipo, que luce como uno de los favoritos para quedarse con Comodín. Cierto, ya no tendrán a Zack Greinke, pero ahora tienen una impresionante parte alta de la rotación con Bumgarner, Luke Weaver (152 de EFE+, o 52 por ciento mejor que el promedio de la liga, en 64.1 innings el año pasado) y Zac Gallen (156 de EFE+ en 80 entradas). Y con los Marte (Starling y Ketel) y David Peralta, las carreras deben de llegar. Y además, tienen un buen sistema de liga menor.

 

2. y 3. Austin Riley y Johan Camargo, 3B, Bravos
No, ninguno de los dos es Josh Donaldson. Pero no olvidemos que Riley tuvo .930 de OPS y 14 jonrones en sus primeros 42 juegos antes de que la liga se ajustara. Aunque obviamente tiene ajustes por hacer (108 ponches en 297 visitas al plato), el poder nato está ahí y el joven podría beneficiarse de regresar a su posición natural tras jugar en los jardines por obligación en el 2019. Y el panameño Camargo, quien llegó en mejor forma física, podría estar en mejor posición para acercarse a lo hecho en el 2018 (115 de OPS+ en 524 visitas al plato).

4. Los Filis
Entiendo por qué proyecciones como PECOTA dan a los Filis de cuartos en el Este de la Liga Nacional. Es una división muy fuerte y Filadelfia se cayó al final del frustrante primer año de la Era Bryce Harper. Dicho eso, éste podría ser un equipo muy bueno, ahora con la mano probada de Joe Girardi al mando, con Harper ya asentado, Didi Gregorius jugando por su próximo contrato, Zack Wheeler en la rotación, prospectos como Alec Bohm y Spencer Howard casi listos y (con algo de suerte) mejor salud.

5. Nomar Mazara, OF, Medias Blancas
Es fácil pasar por alto al dominicano Mazara en medio de la cantidad firmas que hicieron los Medias Blancas, encabezadas por el cubano Yasmani Grandal, el dominicano Edwin Encarnación, Dallas Keuchel y Gio González. Su producción no se ha correspondido con el estatus de prospecto que tuvo, pero sólo tiene 25 años y lidió con problemas de un pulgar en las últimas dos temporadas. Es bueno recordar que la primera mitad del 2018 bateó .282/.342/.484 con 15 jonrones, y que su poder aumentó en el 2019.

6. Los Cerveceros
Otro club que probablemente se ganó esas proyecciones no muy positivas (79 ganados según PECOTA y 81 según FanGraphs). Después de todo, dejó ir a Grandal, Mike Moustakas y Eric Thames, mientras salía de casi la mitad del roster que estuvo en el Juego del Comodín de la Nacional el año pasado.

No voy a poner a los Cerveceros como favoritos para ganar la División Central de la Liga Nacional, pero no voy a descartar que la directiva haya identificado algo especial en jugadores como el venezolano Avisaíl García y Justin Smoak, cosas que podrían hacerlos especialmente productivos en el Miller Park. A los Cerveceros no se les puede mirar de reojo simplemente porque lucirán distintos que en el 2019.

7. José Urquidy, LD, Astros
No se habla mucho del mexicano Urquidy, pero este muchacho dejó una más que respetable EFE+ de 118 y 1.10 de WHIP en 41 innings la temporada pasada, y tuvo una gran noche en el Juego 4 de la Serie Mundial (cinco entradas en blanco). No tiene un arsenal que deslumbre, ni se le ha garantizado el último puesto de la rotación, pero el joven es capaz de darle capítulos productivos a Houston.

8. Los Atléticos
Si la salud lo permite, el dominicano Francelis “Frankie” Montás, el puruano-venezolano Jesús Luzardo y A.J. Puk podrían darles a los Atléticos uno de los mejores núcleos jóvenes entre las rotaciones de las Mayores. Y viene más talento subiendo. Ofensivamente, Matt Chapman, Marcus Semien y Matt Olson llevarán la batuta, y el resto del lineup es capaz de aportar. Los Atléticos siempre suelen armar un bullpen sólido y tienen muchas opciones después del estelar Liam Hendriks. ¿Serán capaces de destronar a los Astros?

9. Dylan Carlson, OF, Cardenales
En un equipo que va a necesitar ofensiva, y que viene de perder al dominicano Marcell Ozuna y al venezolano José Martínez, Carlson podría jugar un papel clave. El 24to mejor prospecto de todo el béisbol, según MLB Pipeline, competirá por un puesto en los jardines a pesar de tener sólo 79 visitas al plato de por vida en Triple-A. Pero incluso si no empieza la campaña con el equipo grande, podría subir rápido. Tuvo .914 de OPS en dos niveles de las menores el año pasado.

10 y 11. Griffin Canning y Andrew Heaney, Angelinos
Nadie debería dudar del potencial de estos dos brazos en la rotación de los Angelinos. El sistema de proyecciones Steamer afirma que ambos terminarán con efectividad peor que 4.00, pero creo que les puede ir mejor. Fueron sólo 90 innings en su año de novato, pero Canning tuvo sólidos números periféricos, especialmente en lo que a contacto se refiere. Heaney ha batallado con las lesiones en años recientes y permitió demasiados jonrones en el 2019, pero su tasa de 21.5% de ponches vs. bases por bolas fue muy buena y su control podría llevarlo lejos.

Anthony Castrovince ha sido reportero de MLB.com desde el 2004.


¿Se medirán por fin N.Y. y L.A. en Serie Mundial?

 
 

Los Yankees y Dodgers se han enfrentado 11 veces en la Serie Mundial desde 1941, cuando los Dodgers aún jugaban en Brooklyn. Es la mayor cantidad que duelos entre dos equipos en el Clásico de Otoño en la historia.

Desde 1941, los Yankees y Dodgers se encontraron en la Serie Mundial al menos una vez en cinco décadas consecutivas. De 1977 a 1981, lo hicieron tres veces.

Los Yankees vencieron a los Dodgers en 1977, el año en que Reggie Jackson dio tres jonrones en el Juego 6. Nueva York repitió la dosis nuevamente en seis encuentros al año siguiente. En 1981, parecía que los Bombarderos lo volverían a hacer tras tomar ventaja de 2-0 en la serie en el Yankee Stadium, pero después de eso, los Yankees no volvieron a ganar partido alguno y fueron vencidos 4-2.

Ésa fue la última vez que se enfrentaron en la Serie Mundial. Han pasado casi 40 años, pero en el 2020 las posibilidades son mayores. Claro, eso no significa que sea un hecho. Vimos lo que pasó en octubre pasado, cuando pensábamos que los Dodgers, que habían ganado 106 juegos en la temporada regular, estaban encaminados a avanzar por tercera vez consecutiva a la Serie Mundial. Pero no pudieron sostener una ventaja de 2-1 en la Serie Divisional de la Liga Nacional ante los Nacionales.

Es una de las bellezas del béisbol: No sólo las sorpresas que puede haber en una larga temporada, sino los finales poco esperados que pueden ocurrir en una serie corta.

Sin embargo, en el comienzo de los Entrenamientos Primaverales, tenemos a Gerrit Cole llegando a unos Yankees que ganaron 103 juegos el año pasado, y a Mookie Betts y a David Price uniéndose a unos Dodgers que terminaron con 106 triunfos en el 2019. Una Serie Mundial entre Yankees y Dodgers –y la magia de Nueva York contra Los Ángeles—parece ser la apuesta más segura.

“Es un buen momento para ser un Dodger”, dijo Dave Roberts, manager de Los Ángeles, el día que completaron el canje por Betts y Price.

También es un buen momento para ser aficionado de los Dodgers. Por mucho que hayan demostrado en los últimos cuatro años con Roberts al mando, con cuatro banderines del Oeste de la Nacional y dos campeonatos del circuito (y una derrota ante los Astros en la Serie Mundial del 2017 y otra en cinco encuentros ante los Medias Rojas al año siguiente y en la misma instancia), los Dodgers siguen buscando su primer anillo de Serie Mundial desde 1988. E incluso cuando han promediado alrededor de 98 triunfos por temporada desde el 2016, todo el invierno sintieron la urgencia de hacer un movimiento importante para devolverles la energía a sus aficionados, para que confíen en que el 2020 será el año.

Los fanáticos de los Dodgers han tenido un álgido debate con sus similares de los Yankees sobre cuál equipo tuvo un mejor receso de temporada. Lo cierto es que a ambos les fue bien.

Los Yankees añadieron a uno de los mejores lanzadores del año pasado. No sólo integraron a Cole, sino que se lo quitaron a los Astros.

Y al juntar a Mookie, el Jugador Más Valioso de la Liga Americana del 2018, con Cody Bellinger, JMV del año pasado en la Nacional, los Dodgers cuentan ahora con dos JMV de las últimas temporadas en la misma pradera. Será la primera vez que ocurre desde que lo hicieron Mickey Mantle y Roger Maris en 1963 con los Yankees.

¿Saben ante quiénes jugaron los Yankees de 1963 en la Serie Mundial? Los Dodgers de Los Ángeles.

Los Nacionales lucharán por ser los primeros en ganar dos Series Mundiales seguidas desde los Yankees en 1999-2000. El Este de la L.N. será realmente competitiva, con los Nacionales, Bravos, Mets y Filis listos para luchar por el título. Mientras tanto, Dusty Baker y los Astros también tienen motivos para pelear por otro banderín y demostrar que pueden hacerlo sin necesidad del robo de señas. Los Mellizos también querrán demostrar que las 101 victorias del 2019 no fueron casualidad.

Pero los Yankees y Dodgers están armados. Los Yankees con Cole. Los Dodgers con Mookie, quien además de todo lo que puede hacer en las bases y en el plato, vale recordar lo que hace no mucho dijo sobre él Buck Showalter.

“Es el mejor jardinero derecho que hayan visto mis ojos”.

Ahora está en Los Ángeles, y los Dodgers buscarán alcanzar la Serie Mundial por tercera vez en cuatro años. Los Yankees buscarán hacer lo propio por primera vez desde el 2009.

Tal vez tengamos una Serie Mundial con ambos como protagonistas. Nueva York vs. Los Ángeles. Yankees vs. Dodgers. Hay mucha historia entre ellos, aunque ninguna reciente.


Berríos, el formidable pítcher que no quería lanzar

 

FORT MYERS, Florida — José Berríos no tiene el físico ni el porte de un pítcher apabullante.

De hecho, ni siquiera quería ser lanzador hasta que su agente lo convenció de que esa era su mejor opción de llegar a las mayores. Se decidió por esa posición cinco meses antes de ser seleccionado en 32do lugar por los Mellizos de Minnesota en el 2012.

“De niño, no quería ser pítcher”, dijo Berríos el viernes. “Me gustaban correr por los jardines, el campo corto, la segunda base…”.

Cuando se decidió por el montículo, el puertorriqueño empezó a ver videos de YouTube para aprender de algunos de los mejores.

“Veía videos de Justin Verlander, de José Fernández”, dijo Berríos, que todavía vivía en Puerto Rico.

Luego vio a otros, incluidos Max Scherzer y Jacob deGrom.

Aprendió rápido. Debutó en las grandes ligas en mayo del 2017 y los dos últimos años estuvo en el Juego de Estrellas. El serpentinero con cara de niño es hoy el astro que ayudó a que el año pasado los Mellizos ganasen su división por primera vez en diez años.

“Me esforcé mucho los últimos seis, siete años para estar aquí”, manifestó el abridor de 25 años. “Ahora que me va bien, quiero seguir haciendo lo que venía haciendo y ser más sólido con mi repertorio. Eso me motiva para ser mejor cada día”.

Berríos tuvo marca de 14-8 con efectividad de 3.68 la temporada pasada y encabezó una rotación que se benefició de la formidable producción ofensiva del equipo, que pegó 307 jonrones, nuevo récord para las mayores. Este año los Mellizos quieren tener un desempeño similar, si no mejor.

“No lo veo como una carga”, aseguró. “Sino más bien como una motivación. Sé que mucha gente me está mirando y quieren seguirme”.


Marte llega para darle un impulso a D-backs

 

SCOTTSDALE, Arizona, EE.UU. — Starling Marte tiene buenos recuerdos de sus ocho temporadas con los Piratas de Pittsburgh, especialmente el periodo entre 2013 y 2015 cuando la franquicia alcanzó la postemporada tres temporadas consecutivas.

Unos cuantos minutos de investigación revelan que el nuevo equipo del jardinero dominicano tiene grandes oportunidades de volver a los playoffs.

Marte fue la última gran adquisición de la pretemporada de los Diamondbacks de Arizona, después de un tardío cambio en enero que envió dos prospectos a los Piratas. Los D-backs esperan que con su presencia _probablemente entre los mejores de una joven alineación_ puedan ayudar a la franquicia a alcanzar la postemporada por primera vez desde 2017.

“Cuando vi la alineación me dije ‘Increíble, este equipo tiene oportunidad de alcanzar la postemporada y ganar'”, dijo el dominicano tras reportarse a los entrenamientos de primavera con días de anticipación. “Entonces estoy llegando para hacer lo mejor y ayudar a los chicos lo más que pueda y jugar duro”.

El jardinero de 31 años de edad fue un pilar en la alineación de Pittsburgh los últimos ocho años, jugando prácticamente en el jardín izquierdo en sus primeros años y eventualmente cambiando al central. Ganó dos veces el Guante de Oro en el izquierdo, fue nombrado al Juego de Estrellas en 2016 y viene de una de sus mejores temporadas en la que tuvo un promedio de bateo de .295 con 23 cuadrangulares, 82 carreras impulsadas y 25 robos de base. Fijó un tope personal con su cifra de jonrones.

“Tiene presencia, tiene una gran personalidad para el béisbol”, dijo el mánager de los D-backs Torey Lovullo. “Sabe lo que se necesita para ganar. Viene de una organización en la que los Piratas fueron muy buenos por un largo tiempo. Queremos que llegue aquí y sea él mismo”.

El activo más valioso de Marte puede ser su habilidad para jugar como jardinero central todos los días. Su presencia quizá hará que su compatriota Ketel Marte – sin vínculo familiar y revelación del año pasado – vuelva a la segunda base para la mayoría de los juegos. Ketel Marte cambió al jardín central durante una gran parte de la pasada temporada y le fue bien, pero dijo que prefiere el cuadro interior.


 

Marlins inician fortalecidos en la receptoría

 
 

JUPITER, Florida, EE.UU. — Francisco Cervelli asegura que está completamente recuperado de su última conmoción y Jorge Alfaro dice que se siente más en forma después de que pasó el invierno trabajando en una granja y corriendo.

En la posición de cátcher, por lo menos, los Marlins de Miami parecen estar en buena forma.

El colombiano Alfaro, quien volverá como abridor, se reportó a los entrenamientos de primavera esta semana con casi siete kilos (15 libras) menos de peso gracias a unas vacaciones activas. Su régimen incluyó ayudar en la pequeña granja de su padre en Colombia.

Cervelli firmó un contrato de un año y dos millones de dólares el mes pasado después de perderse casi todo el 2019 con una conmoción que lo limitó a 48 partidos con los Piratas y los Bravos. El veterano de 12 campañas tiene una larga historia de conmociones, pero dice que ahora está completamente saludable y espera recuperarse esta temporada. No quiere ser un mero suplente.

“Esa palabra”, dijo el venezolano. “No está en mi vocabulario”.

Alfaro también quiere jugar mucho _incluso más que los 130 partidos que tuvo el año pasado. Es por esto que pasó la pretemporada mejorando su estado físico.

Ayudó a su padre a pastorear el ganado y cosechar la yuca. También acudió a una pista de atletismo, dando sprints de 100 y 200 metros.

“Fue difícil”, comentó. “La primera semana sentía que me moría. Pero quiero jugar el mayor número de juegos que pueda, y mi cuerpo tiene que estar listo todos los días. Sabía que tenía que perder peso, eso le va a ayudar a mis rodillas”.

Cuando Alfaro llegó al campamento, el mánager Don Mattingly notó el cambio.

“Un Alfaro más liviano”, dijo Mattingly el viernes. “Está en gran forma física y a uno le encanta cuando sus jugadores regresan en gran forma”.

Alfaro llegó a los Marlins hace un año en el cambio que envió a J.T. Realmuto a los Filis.

Realmuto fue seleccionado al Juego de Estrellas por segundo año consecutivo en el 2019, pero Alfaro, con un salario más bajo, tuvo una sólida temporada, con un promedio de bateo de .262 y 18 cuadrangulares.

A sus 26 años su productividad aún puede incrementar.

“No me gusta sentirme satisfecho”, dijo. “Me gusta mejorar cada año”.

Entre todas las posiciones, incluyendo los lanzadores, los Marlins se ubicaron por encima del promedio en WAR sólo en el campocorto el año pasado, en una campaña en la que perdieron 105 juegos. Con la adición de Cervelli, podría estar por encima del promedio en la posición de receptor esta temporada.

“Francisco lo ha hecho antes, y creemos que aún puede rendir”, dijo Mattingly.

Si Cervelli no pasa el examen en la pretemporada, los Marlins también cuetan con Chad Wallach, quien ha disputado 40 juegos detrás del plato con el equipo en los últimos tres años.

Cervelli, de 33 años, fue compañero de Derek Jeter, el actual director ejecutivo de los Marlins, con los Yanquis entre 2008-14. Fue el titular de los Piratas al iniciar la temporada por quinta campana seguida el año pasado, sufrió una conmoción en mayo y no jugó hasta el 24 de agosto tras firmar con los Bravos. Acumuló un OPS de 1.066 en 14 juegos en Atlanta.

Dada su historial de conmociones, Cervelli contempló la idea de un cambio de posición cuando estuvo fuera de acción el pasado verano, pero decidió seguir jugando de receptor un par de temporadas más.

“Las otras posiciones son aburridas”, dijo. “No soy un jugador de béisbol. Soy un cátcher”.


Wander se prepara para un gran año en Rays

 
@juanctoribio
 

PORT CHARLOTTE, Florida – A través de los años, los Rays han acumulado prospectos de primera categoría y eso empieza a rendir dividendos. Tampa Bay cuenta con seis promesas en la lista de las mejores 100 de MLB Pipeline, la mayor cantidad entre las organizaciones de Grandes Ligas.

Pero aun en un sistema de liga menor tan rico como el de los Rays, Wander Franco, el mejor prospecto del equipo según MLB Pipeline, se destaca de los demás.

En tan sólo dos años en los bajos niveles de las menores, el dominicano ha exhibido una innata habilidad para batear y ha subido el ranking de las mejores promesas. Con apenas 18 años de edad, Franco dominó la Liga Estatal de la Florida en el 2019, bateando .339 en 52 juegos por Clase-A Avanzada Charlotte.

Mientras continúa con su dominio en liga menor, Franco ha dejado en claro que su meta es llegar a las Grandes Ligas en algún momento del 2020. Lo más probable es que empiece la campaña en Doble-A Montgomery, pero existe la posibilidad de que Franco—quien cumplirá los 19 años el 1ro de marzo—se deje ver en el Tropicana Field esta temporada.

“Si sigue como el año pasado, no sé hasta dónde lo llevará”, comentó el gerente general de los Rays, Erik Neander. “Pero es concebible que tengamos que tener ciertas conversaciones durante la temporada”.

Neander también expresó que Tampa Bay continuará dejando que Franco se desarrolle y que el club no lo subirá de manera forzada si el joven no está listo. De su parte, el quisqueyano lleva más de un mes entrenando en Port Charlotte espera que la organización lo ponga a jugar en un par de juegos de pretemporada con el equipo grande.

De su parte, los Rays no se han comprometido a nada. Pero algo es cierto: El talento de Franco ya está obligando a Tampa Bay a pensar de una manera diferente acerca de un prospecto de 18 años. El joven será una figura a seguir durante los entrenamientos y en la temporada del 2020.

“El talento se ve y no hay muchos en el béisbol con el talento de él”, dijo Neander. “Depende de nosotros procurar que él esté completamente listo cuando llegue al gran escenario en nuestro club de Grandes Ligas. Ha hecho un gran trabajo al progresar a un ritmo tan acelerado, un ritmo que no hemos visto con mucha frecuencia”.

Juan Toribio está a cargo de la cobertura de los Rays para MLB.com.


 

Kemp dice no haber participado en robo de señas

 
 

MESA, Arizona — El guardabosque Tony Kemp arribó al campamento primaveral de los Atléticos el viernes sabiendo que, debido a su estancia con los Astros en el 2017, enfrentaría preguntas sobre el escándalo de robo de señas que ha envuelto a Houston. En sus primeros comentarios a los medios desde que se divulgó el informe del Comisionado Rob Manfred, Kemp dejó en claro que no participó en el complot.

“Estuve subiendo y bajando [entre Grandes Ligas y ligas menores] en el 2017”, señaló Kemp. “Una vez llegué en septiembre, el sistema ya estaba instalado. Traté de mantener un bajo perfil, jugar duro y no involucrarme”.

Kemp pasó casi toda la temporada del 2017 en Triple-A y disputó apenas 17 juegos con el equipo grande de Houston. Luego de haber dejado buenos números en ligas menores, y sin intención de hacer cambios, Kemp afirma que se negó a participar en el sistema y que nunca se le volvió a preguntar al respecto.

“Estaba fuera de mis manos en ese momento. Teniendo apenas cuatro meses en Grandes Ligas, una vez que lo establecieron, me preguntaron si quería usar el sistema y dije que no”, contó Kemp. “Sentía que estaba teniendo una buena temporada al bate en Triple-A. Quería seguir así y no preocuparme por [el sistema]”.


 

Bartolo lanzaría por los Acereros de Monclova

 
 

Bartolo Colón no ha lanzado en las Mayores desde el 2018, pero últimamente ha estado bastante ocupado. El dominicano está cerca de publicar su autobiografía: BIG SEXY, que saldrá a la venta a partir de abril.

Además, se ha mantenido entrenando. En el otoño, se le vio uniformado ponchando a niños de 12 años en un parque de la República Dominicana. La calidad de la competencia no era la misma que solía tener y el montículo no parecía estar a la altura regulada, pero ponche es ponche, y sin duda estaba esforzándose.

Estos dos años no han pasado en vano, pues Colón estará uniformándose con los Acereros de Monclova en México para la temporada del 2020.

Puede que Colón tenga 46 años, pero sólo han pasado cuatro desde que fue convocado al Juego de Estrellas y dos desde que llegó al octavo inning lanzando un juego perfecto ante los Astros.

Colón ha pasado una década desafiando los límites de la edad y parece estar listo para seguir haciéndolo.


 

Greinke llegará tarde con Astros; Baker tranquilo

 
@brianmctaggart
 

WEST PALM BEACH, Florida – El manager de los Astros, Dusty Baker, reveló que el derecho Zack Greinke no se presentará a los entrenamientos de Houston hasta el 22 de febrero—más de una semana después de la fecha establecida por el equipo para los lanzadores y los receptores.

Baker afirmó que Greinke está en salud y entrenando por su cuenta, pero no expresó motivo alguno por la llegada tardía del serpentinero.

“Se trata de Zack Greinke”, dijo Baker. “No tengo problema con eso”.

Los Astros dependerán un poco más de Greinke este año, tras la salida de Gerrit Cole vía la agencia libre. Greinke y Justin Verlander encabezarán la rotación de Houston, con Lance McCullers Jr., Brad Peacock, el mexicano José Urquidy, Josh James, Austin Pruitt y Forrest Whitley compitiendo por los otros puestos.

Brian McTaggart ha cubierto a los Astros desde el 2004 y para MLB.com desde el 2009.


Martínez decidido a volver a la rotación de S.L.

 
@anne__rogers
 

JUPITER, Florida – Una sonrisa alumbraba el rostro de Carlos Martínez cuando el dominicano terminó de tirar el jueves.

Su brazo se sentía bien después de efectuar 30 lanzamientos y su primera sesión oficial del bullpen de la pretemporada salió a pedir de boca para el derecho, quien aspira a un puesto en la rotación de San Luis.

“Me siento muy bien”, afirmó el dominicano. “Creo que puedo hacer más. Me siento cómodo”.

Martínez dijo que tiró con entre el 70 y el 80 por ciento de esfuerzo el jueves, pero ha hecho tiros a máxima velocidad desde recibió el visto bueno para realizar su primera sesión del bullpen a mediados de enero.

Luego de pasar la mayor parte de la temporada del 2019 como cerrador de los Cardenales, Martínez tiene la rotación en la mira para el 2020. El monticular de 28 años fue convocado a dos Juegos de Estrellas como abridor, en el 2015 y el 2017, pero en los últimos años se ha visto entorpecido por debilidad en el hombro de lanzar. Hace casi un año, tuvo que dejar de hacer tiros durante dos semanas. Por eso terminó en un papel de relevista el año pasado.

Esta primavera, Martínez está en salud. Llegó al campamento de San Luis con algunas libras menos y viene de un programa invernal cuya meta principal fue el fortalecimiento. El oriundo de Puerto Plata competirá por un puesto en el grupo de abridores.

El manager de los Cardenales, Mike Shildt, elogió el trabajo que hizo Martínez durante el receso de temporada.

“Ha hecho buen trabajo este invierno a la hora de competir”, dijo Shildt. “Físicamente, se ve muy bien. Su brazo está en buenas condiciones. A estas alturas del año pasado, no estaba en buena posición en cuanto a los tiros se refieren. Pero ha hecho todo lo necesario y se ha puesto en posición de tener el éxito de poder competir como abridor”.

Cómo se recupera el brazo de Martínez de su sesión del bullpen será casi igual de importante que lo cómodo de que vio y se sintió durante ella. Pero Martínez dijo estar fuerte y cómodo, como debe sentirse después de realizar un bullpen.

Eso es alentador para los Cardenales.

“Ha hecho un buen trabajo en cuanto al componente de la salud se refiere”, dijo Shildt. “Y luego manteniéndose al frente, lo cual es importante, de algunas cosas de las cuales tiene historia. Asegurándose de estabilizarse en muchos sentidos, incluyendo su brazo. Está en posición de poder intentar manejar lo que parece será una carga de un abridor de Grandes Ligas”.

Martínez no puede predecir qué sucederá de aquí al Día Inaugural, si comenzará en la rotación o en el bullpen. Su enfoque ahora mismo es ser efectivo en la lomita e inteligente a la hora de proteger su brazo.

Pero no se equivoquen: Martínez se considera abridor.

“Siempre”, dijo el quisqueyano.

Anne Rogers está a cargo de la cobertura de los Cardenales para MLB.com.


Clevinger a operarse; sin fecha para su regreso

 
@MandyBell02
 

GOODYEAR, Arizona – El abridor de los Indios, Mike Clevinger, sostuvo una rotura parcial del menisco izquierdo el miércoles. El viernes, el derecho estuvo programado para ser operado y no hay fecha para su regreso a la lomita.

Clevinger era uno de los favoritos para abrir por Cleveland en el Día Inaugural. A pesar de perder dos meses del 2019, el diestro tuvo marca de 13-4 con efectividad de 2.71, WHIP de 1.06 y 169 ponches en 126.0 entradas.

Ahora, los mayores candidatos para abrir en el Día Inaugural por los Indios serían Shane Bieber y el venezolano Carlos Carrasco.

Mandy Bell está a cargo de la cobertura de los Indios para MLB.com.


 

Indios anuncian firma del OF Domingo Santana

 

GOODYEAR, Arizona – Es hora de ponerle fin a las especulaciones. Luego de que comenzaran a circular rumores la semana pasada de que Domingo Santana se integraría a los Indios, el club anunció de manera oficial la contratación del jardinero dominicano.

El reportero Yancen Pujols fue el primero en informar acerca de la firma el 5 de febrero, pero la Tribu no confirmó el movimiento hasta que Santana se reportó a los entrenamientos primaverales del equipo para someterse a un examen físico. Según el corresponsal de MLB Network Ken Rosenthal, Santana devengará US$1.5 millones en el 2020 y podría ganar US$5 millones en el 2021 si Cleveland ejerce su opción.

Para crearle espacio a Santana en el roster de 40 jugadores, los Indios designaron para asignación al utility Andrew Velázquez.

Pese a que pasó casi un mes en la lista de lesionados en el 2019 debido a inflamación en el codo derecho, Santana, de 27 años, conectó 21 cuadrangulares y produjo 69 carreras en 121 juegos por los Marineros de Seattle el año pasado.


 

Suárez pretende estar listo para el Día Inaugural

 
@m_sheldon
 

GOODYEAR, Arizona — Eugenio Suárez, tercera base de los Rojos de Cincinnati, se presentó temprano a los entrenamientos primaverales, pero no ha podido hacer actividades de béisbol porque todavía se está recuperando de la cirugía que le practicaron en el hombro derecho.

Sin embargo, ha habido noticias positivas.

Aunque originalmente se pensaba que el venezolano no estaría listo para el Día Inaugural, Suárez y el equipo ahora creen es posible.

“El último informe que vi era bien optimista”, dijo David Bell, el manager de los Rojos. “Está respondiendo bien a los tratamientos. Todo luce indicar que la cirugía fue exitosa. Después de la operación, hubo algunas interrogantes – y todavía las hay—con respecto a cuándo estaría listo, pero las últimas veces que hemos hablado, cada vez suena más y más realista la posibilidad de pensar en el Día Inaugural. Y si no pasó, pues no pasó”.

El 28 de enero, Suárez fue operado para removerle un cartílago suelto al hombro derecho.

Aproximadamente una semana antes, se lesionó el hombro en un accidente en la piscina de su casa en Pinecrest, Florida.

“En la casa, jugando con mi hija en la piscina”, dijo Suárez. “Estábamos jugando y me empujó en la piscina. Casi todos los días lo hacíamos. Pero esa vez, caí en la parte más llana. Le pegué al piso con el brazo. El hombro se me fue hacia atrás… sentí como un “pop”, pero no le presté atención porque no me dolió mucho, así que seguimos jugando”.

“Los próximos dos días después de eso, empecé a sentir algo en el hombro”, siguió el cañonero derecho. “No le presté atención. Seguí adelante con mi rutina, bateando bien, entrenando bien. Pero cuando empecé a lanzar, sentí que no tenía nada de fuerza. Era como que los tiros no llegaban y me dolía. Ahí fue cuando llamé al doctor”.

En 159 juegos la temporada pasada, Suárez bateó .271 con .930 de OPS, 103 carreras empujadas y 49 jonrones (segundo en las Mayores). En el mejor año de su carrera en las Grandes Ligas, Suárez fue sexto en la Liga Nacional en total de bases alcanzadas (329), octavo en slugging (.572) y décimo en empujadas. Y sus 29 cuadrangulares después de la pausa del Juego de Estrellas fueron la mayor cantidad en la Gran Carpa.

Suárez, de 28 años, está en el tercer año de su contrato de siete temporadas y US$66 millones, que terminará al finalizar la campaña del 2024 e incluye una opción del equipo por US$15 millones para el 2025.

“Estoy mejorando. Mejor cada día”, aseguró Suárez. “Cada día es una oportunidad para mejorar. Estoy trabajando para regresar pronto. Tenemos que pensar en el Día Inaugural”.

Mark Sheldon ha cubierto a los Rojos para MLB.com desde el 2006 y anteriormente cubrió a los Twins del 2001 al 2005.


 

¿Cuál sería el impacto de Wilmer en los Gigantes?

 
@mi_guardado
 

SCOTTSDALE, Arizona – La imagen del venezolano Wilmer Flores que perdurará en el tiempo será seguramente la de todas las emociones que mostró en el terreno con los Mets hace cinco años, cuando se le salieron las lágrimas tras enterarse de los informes de un cambio que nunca llegó a concretarse.

El manager de los Gigantes, Gabe Kapler, también asocia a Flores con el dolor, pero de una forma distinta. Kapler vio bastante de Flores en su primer año dirigiendo a los Filis en el 2018, y está bien consciente del tino del infielder de 28 años para dar hits importantes.

“Estando en el otro dugout, tengo algo de experiencia con él”, dijo Kapler. “Hace un par de años, en el 2018, dio un jonrón para dejarnos en el terreno en el Juego 1 de una doble tanda contra Víctor Arano en el Citi Field que nos rompió el corazón. Hemos visto el daño que puede hacer en momentos grandes”.

Kapler espera que esa tendencia siga con los Gigantes, que el miércoles firmaron de manera oficial a Flores por dos años y US$6.25 millones. Se trata del primer contrato multianual que otorga Farhan Zaidi, quien tomó el mando del departamento de operaciones de béisbol de San Francisco en noviembre del 2018.

“De hecho, no sabía eso”, dijo Flores. “Pero definitivamente, es un honor. Uno siempre está contento cuando un equipo te quiere”.

Flores dijo que estaba dispuesto a jugar por todo el cuadro interior, aunque los Gigantes esperan que inicie juegos mayormente en el lado derecho, ayudando a así a limitar la cantidad de juegos que dispute el primera base Brandon Belt contra complicados lanzadores zurdos. Flores, quien batea a la derecha, tiene un largo historial de ligarles bien a los zurdos, ante quienes bateó .337 con .982 de OPS y siete bambinazos en 109 visitas al plato en el 2019.

“Independientemente de Brandon, nos da una muy buena opción en la primera o también en la segunda base”, aclaró Kapler. “Vamos a explorar cada posibilidad para poder colocarlo en el lineup”.

Flores dijo que los Gigantes le llamaron la atención por su reciente historial de títulos y el hecho de que estuvieran dispuestos a darle más de un año de contrato. Después de ser dejado libre por los Mets en el 2018, Flores tuvo que esperar hasta enero para firmar por un año con los D-backs. Se convirtió en agente libre nuevamente cuando Arizona no ejerció su opción del equipo en octubre.

“El año pasado fui a la agencia libre y fue un poco duro”, dijo Flores. “Este año también, porque firmé tarde. Es un alivio haber firmado por dos años. El próximo año sabré a dónde iré, así que será mejor”.

María Guardado cubre a los Gigantes para MLB.com. Anteriormente, cubrió a los Angelinos del 2017 al 2018.

 

Tomado de: LasMayores.com

 

1 comentario

    • Amaya en 15 febrero, 2020 a las 12:01 pm
    • Responder

    Los D-backs de Arizona podrán acceder esta temporada a los play off, creo que es muy temprano todavía para avizorar el final de la serie mundial entre Yanquis y Dodgers

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.