NBA; Cuando Michael Jordan perdía los modales

De Israel Germán | En el Nombre de la Duela – Hace 5 horas

 

De Michael Jordan siempre se ha señalado su capacidad indudable para responder en los momentos cruciales, salvo algunas honrosas excepciones donde no hizo lo que de él se esperaba, pero sus seis títulos de la NBA engrosan y adornan su currículum y dan fe del legado que le dejó al baloncesto, uno muy importante.

Pero, en ocasiones el ferviente deseo de MJ por ganar rayaba en el fanatismo, pues ya fuera en el tenis de mesa, en la mesa de póker, en un entrenamiento o juego informal, él siempre quería ganar y buscaba cualquier detalle, palabra o gesto para hallar una motivación e intentar destruir a sus rivales, ya sea que se tratara de oponentes o de compañeros de equipo.

Y uno de sus métodos, de todos conocido y que recientemente Reggie Miller testificó uno de esos episodios, es el de la bravuconería o en inglés trash talking, una de las herramientas favoritas de MJ para meterse en la cabeza del oponente e irlo minando al grado de vencerlo inevitablemente. Aunque parece que cuando jugaban su juego, no le hacía mucha gracia.

 

 

Generalmente, cuando no se está trabajando, ya sea en un ámbito diferente o de vacaciones, la tendencia es relajarse, tomárselo con calma y no estresarse, pero tratándose de MJ, eso no aplica.
El exjugador Keith Gibbs, quien participó como extra en la película Space Jam, que combinaba la presencia de los personajes clásicos de Warner Brothers con MJ y algunos basquetbolistas de aquella época, hizo una revelación recientemente.

Gibbs confesó al sitio Grantland.com que cuando fue extra en Space Jam tuvo que soportar los desplantes de Jordan.

“Usaba el trash talk constantemente. No le importaba un carajo quién fueras. Cuando estuvimos rodando Space Jam, jugamos basquetbol por tres días. Después yo me fui y recibí una llamada que me preguntaba por qué no había ido a jugar. Y yo dije ‘no tenía idea de que siguieran jugando’.

“Al regresar me encontré a Reggie Miller, Charles Barkley, Alonzo Mourning, Charles Oakley. Grant Hill y Jerry Stackhouse disputando una cascarita”, cuenta Gibbs.

“Estuvimos haciendo eso durante un mes y mes y medio o dos. Después se unieron algunos jugadores universitarios de UCLA, que acababan de ganar el campeonato nacional como Ed O’Bannon. Fue genial. Pero a lo que iba, tuve que defender a Reggie Miller y a Michael Jordan en dos partidos seguidos. En una jugada me tocó marcar a Jordan después de un bloqueo y anotó un tiro de tres puntos y me dijo ‘¡sal ahora mismo de la p… cancha!’”.

 

Les compartimos un fragmento de esa cinta en la que alternaron Bugs Bunny y MJ, aunque es altamente probable que lo ocurrido tras bambalinas no se aprecie en la película…

The ad that led to many '90s kids' favorite movie is making a comeback.

The ad that led to many ’90s kids’ favorite movie is making a comeback.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.