Polo Acuático ; La exótica aventura eslovaca de Toni Esteller

Colaboración del peñista Francisco Fidel Cerulia Acosta:

 

polo2

Tomado de rfen.es

Más allá de la exigencia que supone llevar a un club de División de Honor masculina, el entrenador del CN Barcelona Toni Esteller ha decidido esta temporada embarcarse en una nueva aventura compaginándolo con otro banquillo, el de la selección eslovaca. Esteller hace más de 20 años que dirige al decano del waterpolo español y, después de entrenar a España en Seúl 88 y compartir vestuario con nombres como Jesús Rollán o Manel Estiarte, esta campaña recibió la llamada de Eslovaquia.

“Es algo muy enriquecedor. Me encontrado con unos chavales excelentes, con muchas ganas de ganar, de disputar un Europeo. Están muy entregados a pesar de que no tenemos tiempo de trabajar juntos y a fondo hasta verano”, asegura Esteller sobre se segunda experiencia internacional y, sin duda, la más exótica de su carrera.

“Yo creo que un entrenador tiene que aprender hasta que deja de ser entrenador y después sigues aprendiendo de la vida. Para mí, en este momento, es como un reciclaje activo, poder ver el waterpolo, dirigir partidos contra potencias como Hungría o Grecia y todo lo que eso supone. Toda la experiencia que he ganado a lo largo de estos años la aporto a mis colaboradores y a los entrenadores de categoría, algo que valoran mucho”, asevera un seleccionador eslovaco que, con el CN Barcelona, ha conseguido dos Copas LEN, siete Ligas y siete Copas. Ahí es nada.

EL EUROPEO DE SERBIA, OBJETIVO PRIORITARIO

“Ellos están unos escalones por debajo. Tienen una Liga de seis u ocho equipos, pero a veces están un mes sin jugar. Para seguir las evoluciones de mis jugadores tengo un ayudante ahí y, además, diez de nuestros jugadores juegan fuera (sin ir más lejos, Duric, Balaz y Tomas Bruder, del CN Sant Andreu) y eso crea muchos problemas. De seguir a los jóvenes que progresan en Eslovaquia está este ayudante, que es de mi confianza”, añade Esteller, satisfecho por el rendimiento hasta ahora de los suyos.

Actualmente se encuentran inmersos en la disputa del Preeuropeo. De hecho, ganaron el primer torneo (son cuatro grupos de cuatro y los cuatro suman los puntos de dos torneos) con 12 puntos, por lo que tienen mucho trabajo hecho de cara al segundo, que se disputará el mes de octubre (el Europeo de Serbia es el próximo invierno). De los 16 equipos que participan en estos campeonatos previos, ocho se ganarán el billete para Belgrado. La selección eslovaca lleva seis años sin participar en ningún torneo internacional.

No dudamos de que, la mano de Toni Esteller, con un palmarés y una experiencia contrastados, beneficiará al retorno de Eslovaquia al primer plano del waterpolo europeo.

Comunicación RFEN. Foto: Esteller, con algunos jugadores de la selección eslovaca durante un tiempo muerto de un partido.

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.