Atletismo; POR LA RUTA DEL ATLETISMO PANAMERICANO (V)

 

Por y colaboración de Eddy Luis Nápoles Cardoso

 

4x100 Cub Beamon-John Carlo

4×100 Cub Beamon-John Carlo.

 

Del sur del continente, nos trasladamos al norte, pues Canadá albergó la V edición de la cita deportiva continental, así Winnipeg, capital de la provincia de Manitoba, ubicada al Oeste canadiense fue el escenario principal de competencias.

La llama panamericana se trasladó en avión desde el Cerro de las Estrellas en México, hasta la ciudad estadounidense de St. Paul, en lo adelante atletas canadienses de ascendencia indígena, la trasladaron hasta el Canad Inns Stadium en Winnipeg, sede de las ceremonias de inauguración y clausura.

Los Juegos se celebraron del 23 de julio al 6 de agosto de 1967, la ceremonia de apertura se desarrolló el 23 de julio, con la presencia de 2361 atletas procedentes de 29 países, los que participaron en 18 disciplinas deportivas.

 

Adelantos tecnológicos, récords y futuras estrellas

 

Entre los avances tecnológicos presentes en las competencias atléticas, se citan, la pista de atletismo, construida de un material sintético, denominado Tartan, el cronometraje electrónico en centésimas, incluido la fotografía de la llegada, suministrado por la firma suiza Omega.

Entre las futuras estrellas olímpicas que se dieron cita en el Canad Inns Stadium e iluminaron el cielo canadiense, se citan los estadounidenses, Robert Beamon, Lee Evans, Vincent Matthews, John Carlos, Willie Davenport, William Toomey, Wyomia Tyus, Barbara A. Ferrell y Madelaine Manning y el brasileño Nelson Prudencio.

Entrando en materia competitiva, se lograron 24 nuevas marcas para los Juegos Panamericanos, con un dominio casi total de la representación atlética de Estados Unidos. En los 100 metros se impuso el canadiense Harry Jerome, con 10.2 segundos (récord para los Juegos), por delante del estadounidense Willie Turner y del cubano Hermes Ramírez; los 200 fueron para otro norteño, John Carlos, 20.5 segundos (RJ); mientras que el futuro titular olímpico y recordista mundial, Lee Evans se impuso en los 400 metros (44.9 RJ) por delante de otra posterior estrella olímpica, Vincent Matthews.

En los 110 con vallas, Earl McCullough con 13.4 (RJ), doblegó a su paisano Willie Davenport, otro futuro rey olímpico y recordman mundial; en salto con pértiga, triunfó Robert Seagren, quien ya había saboreado las mieles de los récords y se coronó en México, un año después; mientras que el veterano Ralph Boston, titular en Roma’60, doblegó en salto de longitud con 8.29 metros (RJ) a Robert Beamon (8.07), el hombre que eclipsó al mundo un año después en la cita estival de México’68, con aquel fenomenal alto de 8.90 metros.

La impulsión de la bala fue para el fornido estadounidense James Randel Matson, conocido como Randy Matson, con 19.83 metros (RJ), quien ya se había colgado al cuello el metal plateado en Tokio’64 y lo mejoró al año siguiente en México. El más completo de los juegos fue otro norteño, William (Bill) Toomey (8044 RJ), quien también reinó después en la cita azteca y ya poseía el tope mundial del decathlon.

En el sector femenino, destacan las estadounidenses Barbara Ann Ferrell, campeona en 100 metros, Wyomia Tyus, titular de los 200 metros con 23.7 segundos (RJ) y la corredora Madeleine Manning, ganadora de los 800 metros con 2:02.3 minutos (RJ) y luego olímpicas en México’68.

En el apartado de los multimedallistas, el estadounidense Van Arthur Nelson, se tituló en 5000 y 10000 metros, le secundaron sus paisanos Lee Evans, 400 y 4×400 metros y Earl McCullough, 110 con vallas y 4×100 metros; entre las damas, destaca Barbara Ann Ferrerll, quien triunfó en 100 y fue segunda en 200 metros.

Escaparon al dominio estadounidense, el ya mencionado título de los 100 metros, que fue al cuello del canadiense Harry Jerome, otro atleta local, Andrew Boychuk, ganaba la prueba de maratón y la también nativa Nancy McCreddie, triunfaba en la impulsión de la bala, mientras que la cubana Irene Martínez, lo hacía en el salto de longitud con 6.33 metros, cerrando con el título de la posta femenina criolla de 4×100 metros.

Estados Unidos conquistó 30 títulos, con 18 preseas de plata y seis de bronce, seguido de Canadá, con tres medallas de oro, nueve de plata y 12 de bronce y tercero Cuba con 2-3-7.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.