Fútbol; Casillas, jugador con más victorias de la historia de la Liga

Casillas, jugador con más victorias de la historia de la Liga

EFEDe jjl/ism | EFE – Hace 1 hora 54 minutos

Madrid, 23 may (EFE).- Iker Casillas, portero del Real Madrid, se convirtió, tras el triunfo hoy de su equipo por 7-3 ante el Getafe, en el jugador con más victorias de la historia de la Liga española con 334.

Casillas, que consiguió la primera ante el Espanyol el 18 de diciembre de 1999 en el estadio Santiago Bernabéu, superó al también guardameta Andoni Zubizarreta, que logró 333 con el Barcelona, el Athletic y el Valencia, a Raúl González (327 con el Real Madrid) y al centrocampista del Barcelona Xavi Hernández (322).

Más atrás quedan Manolo Sanchís y Paco Gento, que consiguieron 312 y 286 victorias, respectivamente, con el Real Madrid y ocupan la quinta y la sexta plazas de la clasificación. EFE

——————————————————————————————-

– Otro triplete de Ronaldo –

La Liga 2014-2015 se cerró con la victoria 7-3 del Real Madrid (2º) ante el Getafe (14º), un duelo sin tensión, entre dos equipos que no se jugaban nada.

El portugués Cristiano Ronaldo volvió a brillar con un triplete (13, 32 y 34 de penal) que le sirve para alcanzar la estratosférica cifra de 48 goles, terminando como máximo realizador con 5 tantos más que Messi.

Además marcaron el mexicano Chicharito Hernández (47), el colombiano James Rodríguez (51), Jesé (71) y el brasileño Marcelo (90). Por el Getafe lo hicieron Sergio Escudero (22), Diego Castro (26) y el franco-argelino Mehdi Lacen (42).

El partido también sirvió para que debutara el ‘niño prodigio’ noruego Martin Odegaard, fichado en enero por el Real Madrid. A sus 16 años entró en la segunda mitad por Ronaldo convirtiéndose en el jugador más joven en vestir la camiseta del club en la Liga española.

—————————————————————————–

El futuro del Real Madrid pasa antes por James que por Odegaard

De | Mundo Madridista – Hace 2 horas 6 minutos

Fin de fiesta en el Real Madrid para una Liga aciaga con un marcador inflado (7-3) ante un Getafe sin tensión niguna. El partido definió perfectamente la temporada del Real Madrid: Un Ronaldo avasallador en el área pero con poca participación en el juego se fue en el minuto 60 con tres goles en el bolsillo, su tercer pichichi y cuarta bota de oro; Iker Casillas se llevó pitos y aplausos; Toni Kroos tiró del carro; y atrás, el equipo hizo aguas… como siempre.

En el que seguramente fue el último partido de Ancelotti –él mismo anunció en rueda de prensa tras el partido que si no sigue en el equipo se tomará un año sabático–, el Bernabéu le brindó una sonada ovación cuando se anunció su nombre por megafonía, pero seguro que no será suficiente para que el italiano cumpla el año de contrato que le queda con la entidad madridista. El lunes o el martes se resolverá la incógnita de quien estará en el banquillo a partir de julio.

El partido ante el Getafe también sirvió para avisar un poco hacia donde va el futuro del Real Madrid. Debutó Martin Odegaard, convirtiéndose en el jugador más joven en hacerlo con el Real Madrid superando a Alberto Rivera, que lo hiciera con 17 años en 1995, y no lo hizo para nada mal. Aunque con más aires de estrella que de canterano, Odegaard se movió por el extremo derecho, pero cansado de no tocar el balón, se fue al centro y dejó un par de buenas jugadas y pases. De todas formas, no parece que esté preparado –al menos en el aspecto físico– para formar parte de la primera plantilla blanca el año que viene.

Más allá de Odegaard, eso sí, la gran estrella fue James Rodríguez. El colombiano cerró con broche de oro una temporada para enmarcar, en la que dejó atrás todas las críticas que levantó el alto precio de su fichaje el verano pasado. James acabó marcando 17 goles en su primer año en el Real Madrid, más de los que marcó Di María –por ejemplo– en cualquiera de sus cuatro años en el equipo, lo que convierte el suyo en uno de los mejores arranques de carrera de un jugador merengue.

El colombiano ha conquistado el corazón de todos los madridistas y se ha consagrado como uno de los talentos emergentes del fútbol mundial. Sin llegar a estar al nivel de Messi o Ronaldo, a James se le aventura un futuro brillante como líder del Real Madrid, pues además de su gran calidad ha demostrado tener un carácter ganador que ha calado hondo en el club, y su conexión con los pesos pesados del equipo le han convertido en un jugador clave en la plantilla.

Para cerrar la temporada, James nos regaló un golazo de falta. En un año de nubarrones, Rodríguez ha sido el único claro en el cielo merengue. Es, sin duda, el futuro del equipo, mucho antes de que lo sea Odegaard.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.