Víctor Mesa llegó a Miami este sabado

Colaboración, peñista Domingo Alonso

Tomado de Swing Completo

sábado, 30 de mayo de 2015

1:40:00 p. m.  Daniel de Malas

 

Victor Mesa fue honesto y dijo casi toda la verdad

Por Jorge Ebro

A donde quiera que va, Víctor Mesa no pasa inadvertido y ahora le toca el turno a Miami.

Uno de los grandes peloteros cubanos de todas las épocas y quizá el más controversial desde su faceta de manager, Mesa llegó este sábado a la capital de los cubanos en Estados Unidos para cumplir con una invitación de amigos y en medio de un período de calma en su agitada vida.

“Dile a todo el mundo que Víctor Mesa está en Miami”, expresó con la vivacidad de siempre, recién llegado al Aeropuerto Internacional. “Vengo a ver a gente muy querida, que nunca olvidé y que nunca me olvidaron”.

Mesa es el último de una serie de leyendas de las Series Nacionales cubanas que han pasado -como Antonio Muñoz- o se encuentran en esta ciudad, y casi podría conformarse un conjunto de Las Villas para una selectiva, pues aquí están Pedro José Rodríguez, Lourdes Gourriel y Orlando Acebey; mientras que en los próximos días llegará Eduardo Paret.

Desde que concluyera su carrera de jugador a lo largo de 19 temporadas, Mesa nunca dejó de vincularse a la pelota cubana, primero como director de Villa Clara y luego de Matanzas, equipos con los que asistió a la final de las Series Nacionales, aunque no logró coronarse.

Pero el 22 de mayo, Mesa fue cesado como piloto de la selección nacional y en su lugar se nombró al manager campeón del último torneo de la isla, Roger Machado de Ciego de Avila, dándole una pausa a la trayectoria de quien fue conocido en sus tiempos de gloria en los terrenos como “La Explosión Naranja” para muchos y “El Loco” para otros.

Rompiendo la rutina

Más allá de cualquier consideración, quienes le aman y le reprochan coinciden en que Mesa, de 55 años, sacó al béisbol cubano de un período acartonado con su manera de ver y entender el juego.

Líder en bases robadas en 14 torneos durante un lapso de 15 años, Mesa será recordado por su agresividad, especialmente a la hora de escalar cercas sin protección para capturar pelotas en los jardines y por sus estafas en la goma.

No por gusto en varias ocasiones reconoció admirar a Ricky Henderson, el robador histórico de bases en las Grandes Ligas, y cada acción suya era motivo de conversación y escrutinio en las peñas deportivas del país.

Salvando distancias, ese mismo estilo desenfadado de vivir el béisbol lo trasladó a su forma de dirigir, que si por un lado galvanizaba a los jugadores y revivía equipos en decadencia, por otro le hacía quemar las naves en no pocas ocasiones por su exigencia.

“Yo no creo que soy intocable o que tenga que estar siempre ahí dirigiendo, esa no es mi tarea, el que me conoce sabe que no soy avaricioso a nada, sólo al béisbol”, expresó Mesa en una entrevista para emisora COCO.” Así que tengan respeto y a la hora de hablar mídanse, que todo el mundo tiene que mirar para atrás”.

Según Mesa, espera seguir al frente de Matanzas “pero si también ellos como Comisión [Nacional) me lo quieren quitar que me lo quiten”, dijo Mesa.

Uno de los grandes

Lo cierto es que al final los resultados no llegaron ni en las finales cubanas ni en los torneos internacionales, pero la historia del béisbol de su tierra no puede escribirse sin mencionar su nombre…y en varias ocasiones.

Miembro de la selección nacional de 1981 a 1995, Mesa fue elegido el Jugador Más Valioso en el campeonato mundial amateur de 1984 y en los Juegos Olímpicos de 1992 lideró a los bateadores en promedio y carreras impulsadas.

Al momento de su retiro en 1996, era el número 11de todos los tiempos en comparecencias al home (7692), sexto en veces al bate (6834), tercero en carreras anotadas (1,283), sexto en hits (2,171), cuarto lugar en dobles (351), sexto en total de bases (3,433), 13ro en jonrones (273), séptimo en carreras impulsadas (1,174) y segundo en robos (588).

“Yo vivo con Matanzas, si quieren. Si no, voy para afuera a trabajar”, recalcó Mesa en su conversación con la emisora deportiva, quien permanecerá en casa de amigos “de toda la vida y a prueba de balas”.

Invitado a los Juegos de Verano de Beijing 2008, Mesa se tomó tiempo para conversar con El Nuevo Herald y, en ese entonces, enviarle un mensaje de felicitación y un abrazo a los peloteros cubanos que vivían en Miami, como Orlando “El Duque” Hernández.

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Ramòn Garcìa en 30 mayo, 2015 a las 4:11 pm
    • Responder

    Oajlé se quede en Miami, o en Groenlandia, o en el polo sur.
    Un saludo

  1. Coincido contigo Ramon garcia, ojala se quede y no vuelva mas, jajajajajaja

    • Janiel Izaguirre en 1 junio, 2015 a las 3:14 pm
    • Responder

    VICTOR, HERMANO QUEDESE POR ALLA Y HAS LAS GESTIONES PARA QUE MONTES UN PUESTO DE VENTA DE PERROS CALIENTES A VER SI PARA ESO SIRVES AUNQUE DUDO DE TU TRATO HACIA LOS CLIENTES.

    SALUDOS

    • Lisandro Rene Duvergel Smith en 1 junio, 2015 a las 3:46 pm
    • Responder

    Ñoooo.. y yo cuando voy a ir ????

    • YOE ELEFANT en 1 junio, 2015 a las 6:56 pm
    • Responder

    realmente estoy sorprendido llego rato leyendo diferente paginas y el nivel de informacion es grande, de noticias que normalmente no las ves en ningun lado, y al final te enteras xq le caes y le caes pero muy bueno todo gracias por todas las informaciones

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.