20 años en la vida de Euclides Rojas

Colaboración, peñista Domingo Alonso.

OD CUBA   10:49:00 a. m.   OPINION

Euclides Rojas1
“Lo que está sucediendo ahora en Cuba está desangrando el béisbol”, dice Javier Méndez, designado este año como nuevo manager del conjunto Industriales, equipo emblemático de la liga de béisbol Cubana. Javier Méndez fue un famoso pelotero que jugó 22 temporadas para este equipo, y está considerado uno de los mejores jardineros centrales de todos los tiempos.

 “Cuando muchos jugadores con talento deciden irse a jugar en otras ligas, sobre todo debido a los problemas económicos que existen, eso afecta el béisbol y sobre todo al entretenimiento.” dice en un extenso artículo que publicó el periódico “Pittsburgh Post Gazzete” sobre el relevista por excelencia de ese famoso club cubano y del beisbol de la Isla, Euclides Rojas, quien fue, y es todavía, un gran amigo de Mendez, desde los tiempos en que ambos compartían un apartamento muy cerca del estadio del Cerro.

Recientemente han restablecido su conexión, y Euclides fue lo suficientemente generoso como para enviarle un paquete de bandas de goma para ayudar a los Industriales en los ejercicios de estiramiento. En realidad Méndez preferiría tener a Rojas como su coach de pitcheo, pero sabe muy bien que eso no puede ser posible.

Otro de los peloteros cubano que aparecen en este artículo es Lázaro de la Torre, en la foto de arriba, quien los años 1980 y 1990 fue el pitcher mas rocoso y mejor entrenado del béisbol cubano. En una ocasión hizo seis aperturas en una semana, y las ganó todas. Su palmares dice que tiene 208 victorias, pero los que lo vieron saben muy bien que esa cifra no dice lo que en verdad fue en el terreno este duro lanzador que, ahora cuenta con 57 años, pero que presume de que aún la tira cerca de las 90 millas por hora.

En la actualidad De la Torre entrena tres equipos en diferentes niveles de edad en el Estadio 50 Aniversario, (DESA) donde es mucho más que un entrenador. Él es el cuidador del campo, el electricista, el fontanero, el soldador, además limpia los baños y hace cualquier cosa que puedas imaginar, todo por el módico sueldo de 600 pesos cubanos, o lo que es lo mismo, unos 25 dólares al mes.

Sobre Euclides dijo: “Él fue el primer taponero de la selección nacional cubana y un buen amigo y compañero de equipo. Euclides era inteligente, porque para ser un buen closer usted debe tener los nervios de un cirujano y el control de un robot. Con estas cualidades se puede hacer lo que quiera”, aseguró el ex lanzador capitalino que, dicen los que le conocieron, que por entonces corría desde el hospital psiquiátrico hasta los terrenos en la ciudad deportiva por todo boyeros.

Con Euclides no ha hablado en más de 20 años, ya que el deseo de Rojas por la libertad lo empujó hacia el océano en una balsa improvisada en unión de su esposa y su hijo, foto justo encima, que a la sazón contaba con solo 2 años de edad. De la Torre no sabe qué fue de Rojas en todo ese tiempo -cosa rara-  ni siquiera que es el coach de bullpen de los Piratas de Pittsburgh a los que les enseña las mismas lecciones que aprendió aquí en la tierra de su infancia. (Se cuida mucho De la Torre).

Es que Euclides fue parte de esa legión de grandes peloteros cubanos criados en el sistema cubano. De los días en los que la pelota era gloriosa, de cuando los niños jugaban en la calle antes de un diamante, de cuando el equipo nacional fue la obsesión de Fidel Castro y era su mejor herramienta para mostrarle sus compatriotas, y a los escépticos en el extranjero, que su estado comunista podría estar por encima del resto.

Ahora Euclides se conforma con observar en el Google Earth las imágenes de esos campos donde una vez entrenó, y comprueba con tristeza el deplorable estado en que se encuentran. Principalmente el José Antonio Echevarría, donde aprendió a jugar cuando era niño. “Esta destruido” dice Euclides, que asegura que en un tiempo aquella tierra era tan buena como la del mismo PNC Park.

Quizás muy pocos en Cuba sepan que el hombre que enseñó Euclides Rojas a tirar una curva fue Ihosvany Gallego, en la foto de abajo. “No hablo de política, solamente de béisbol”, dice Ihosvany Gallego a su entrevistador por si acaso.

Para entrar en la morada de Gallego, que se encuentra por debajo del destruido estadio Echeverría, hay que caminar con mucho cuidado por un tablón de madera que sirve como una escalera. Una vez dentro, sus inclinaciones políticas – y la razón de su vacilación – se aclaran. Carteles del revolucionario Che Guevara salpican las paredes.

Gallego, de 80 años, comenzó a enseñar el béisbol en 1960, con la revolución en pleno apogeo. Todavía posee el récord de ERA en la Serie Nacional con 0,37 en la temporada del 1971-72, militando con el Industriales. En una ocasión le lanzó al mismo Fidel Castro, que en ocasiones se pasaba por el estadio a conversar con los jugadores después de los partidos; y se quedaba jugando hasta altas horas de la madrugada. “Fidel le gusta el béisbol y ayudó mucho a su desarrollo”, (madre mía) dijo Gallego. “Pero no era un buen bateador.”

Gallego lleva un jersey blanco sin mangas de los St. Louis Cardinals que trajo de Ecuador, donde también adquirió algunos equipos muy necesarios para los niños de 8 años 7 a los que les sirve de tutor tres veces a la semana. Su cuerpo es musculoso, sus bíceps lucen abultados debido a una desnutrición aparente. No vive solo, tiene dos loros, un par de patos y algunos gatos callejeros.

Gallego entrena a sus futuras estrellas como una vez lo hizo con Euclides. Como todos ve que los niños prefieren al fútbol en las calles en lugar de béisbol, pero eso no le importa. En el sótano tiene una jaula de bateo improvisada para cuando llueve. “Todavía lanzo, y no me duele nada, y eso que tengo 80 años de edad”, dice, con amabilidad. Sobre Euclides cuenta que le enseño cuando apenas tenía 14 años, y además le enseño a tirar cambios, sliders y sinkers.

En fin amigos les recomiendo el artículo que esta muy bueno pues toca muchos otros temas, inclusive algunos relacionados con parte de la familia de Euclides que se ha quedado viviendo en Cuba como su madre, hermanas y algunos sobrinos que allá tiene. En este LINK pueden encontrarlo, pero con el inconveniente de que esta en idioma Inglés. OD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.