Boxeadores que han caído con las ‘botas puestas’

Boxeadores que han caído con las ‘botas puestas’

Boxeadores que han caído con las ‘botas puestas’

(Foto cortesía: hechoencu.com)

Paret vs. Griffith

Son muchos los jóvenes (y no tan jóvenes) que escogen el boxeo como profesión u oficio para darle un mejor futuro a su familia. Una gran mayoría no llega ni a terminar la escuela superior (secundaria), mientras son pocos los que logran obtener un grado universitario que le sirve para ‘ganarse la vida’ después de su retiro.

Un ejemplo de lo anterior es el púgil puertorriqueño Edgardo ‘Sasso’ López, quien además de boxeador, ejerce la profesión de Contador Público Autorizado (C.P.A.) y en meses recientes concluyó los estudios en Derecho. Está en espera de los resultados de la reválida para poder ejercer como Abogado.

Pero no todos los púgiles ‘corren la misma suerte’ de este último, donde algunos terminan incapacitados, o en el peor de los casos mueren trágicamente como consecuencia de los golpes recibidos. He aquí varios de ellos.

Jimmy Doyle (Estados Unidos), 1924-1947

El 24 de junio de 1947, el estadounidense Jimmy Doyle cayó por nocaut técnico ante su coterráneo Ray Robinson, en el combate por el título mundial peso wélter. Un tremendo gancho de izquierda conectado por Robinson mandó a Doyle a la lona sin poder levantarse. Luego fue llevado al hospital y unas horas más tarde falleció.

Benny Paret (Cuba), 1937 -1962

Lo llamaban ‘Kid’ Paret, obtuvo el título de peso wélter por primera vez en 1960, pero lo perdió siete meses más tarde cuando Emile Griffith lo noqueó. Sin embargo, medio año después, Paret derrotó a Griffith y recobró la corona. Su tercera lucha contra Emile ocurrió el 24 de marzo de 1962, en la cual el cubano murió a causa de los golpes recibidos por el estadounidense. (Vea el desenlace del encuentro)

Davey Moore (Estados Unidos), 1933-1963

Moore debutó el 11 de mayo de 1953 a la edad de 20 años con victoria ante Willie Reece en seis rounds. En 1960 le rompió casi toda la dentadura en combate a Roberto Gassey. Sin embargo, el 21 de marzo de 1963, falleció tras caer por nocaut técnico en el décimo round ante el cubano Ultiminio Ramos.

John Richard Owens (Gales), 1956-1980

John Richard Owens, exitoso boxeador de Gales conocido también como ‘El Gallo Biónico’ o ‘El Cerillo’ de Merthyr”, murió el 4 de noviembre de 1980 y fue el primer galés en ostentar el título gallo para la Comunidad Británica de Naciones.

En septiembre de 1980 peleó con el campeón mundial de peso gallo mexicano Lupe Pintor y cayó en el décimo round. Owens perdió el conocimiento, entró en coma y dejó de existir siete semanas más tarde. Una estatua en su honor fue erigida en Merthyr Tydfil, en 2002.

Duk Koo Kim (Corea del Sur), 1959-1982

Kim tuvo problemas para perder peso con el fin de poder pelear en la categoría ligera, los días antes de su pelea ante Ray Mancini. En una seguidilla de golpes en el decimotercer asalto, Mancini logró conectar 39 golpes seguidos en la humanidad del sudcoreano.

En el round 14, el árbitro detuvo la pelea tras una caída de Duk Koo Kim, declarando ganador por nocaut técnico a Mancini. Minutos después, Kim entró en coma, fue llevado a un hospital y se le realizó una cirugía de cerebro, pero los esfuerzos médicos no fueron suficientes, murió cuatro días después del combate.

Francisco Bejines (México), 1962-1983

Francisco Kilo Bejines se sumó a la lista de pugilistas muertos a causa de un combate sobre el ring, tras perder por nocaut técnico en 12 asaltos ante el estadounidense Alberto Dávila, el 1 de septiembre de 1983, por la diadema de peso gallo. Bejines se acercaba al campeonato del mundo del Consejo Mundial de Boxeo (C.M.B. ) ya que iba arriba en las tarjetas, pero en el round 12, todo terminó de la peor manera.

Carlos Barreto (Venezuela), 1976-1999

El venezolano Barreto hizo su debut en 1996 y tres años después murió a manos de su compatriota José Luis Valbuena. Barreto, campeón mundial interino de la Asociación Mundial de Boxeo (A.M.B.), abandonó el combate en camilla y tres días después de la pelea falleció por lesiones sufridas en el  cerebro. De 15 peleas disputadas, Barreto había ganado 13 y perdido dos, la segunda le costó la vida.

Pedro Alcázar (Panamá), 1975-2002

El panameño Pedro ‘El Rockero’ Alcázar perdió su título mundial supermosca ante Fernando Montiel en Las Vegas, el 22 de junio de 2002. Inmediatamente después de la pelea, Alcázar fue declarado sano por los médicos, sin signos visibles de cualquier trauma. Al día siguiente, se encontraba en la habitación de su hotel preparándose para volar de vuelta a Panamá, cuando se derrumbó. Fue llevado al hospital, donde murió.

Luis Villalta (Perú), 1969-2004

A principios de 2000, Villalta se mudó a Nueva Jersey para poder estar cerca de su entrenador y mejorar sus oportunidades de boxeo mientras gestionaba visas para su familia. El peruano compartía un apartamento con dos amigos y trabajaba en un McDonalds.

En el 2004, Villalta se enfrentó a Ricky Quiles para defender su título de peso ligero de la Asociación Norteamericana de Boxeo. Villalta se desmayó luego del combate y fue llevado de urgencia a un hospital. El boxeador falleció luego de una cirugía para tratar lesiones en su cerebro.

Becky Zerlentes (Estados Unidos), 1970-2005

La pugilista Becky Zerlentes es hasta ahora la única mujer que falleció a causa de heridas sostenidas en un combate boxístico. Zerlentes era profesora de geografía y economía en una universidad en Colorado.

Entre sus intereses se encontraban el boxeo, las artes marciales y el nado sincronizado. En abril del 2005, Zerlentes estaba participando en los Campeonatos Estatales de Boxeo Femenino de Colorado y en el tercer asalto de su pelea ante Heather Schimtz, recibió un golpe que la tiró al suelo y la dejó inconsciente. Zerlentes nunca despertó.

Fuente: terra.com

1 comentario

    • Chikungunya el 12 enero, 2016 a las 12:58 pm
    • Responder

    Apelando a mi memoria hay un cubano de apellido Mallorquín que fué el primer boxeador cubano en morir tras la disputa de un combate profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.