Tras la pista de 10 valiosos objetos olímpicos

Tras la pista de 10 valiosos objetos olímpicos

Colaboración del Presidente de la Peña Daimir Diaz Matos

  • ESPN Digital

Los Olímpicos de 2016 están por iniciar en Río de Janeiro y seguramente se escribirá mucha historia. Eso nos puso a pensar sobre algunos de los más famosos momentos en la historia de los Juegos y los objetos de memorabilia asociados a ellos. Con eso en mente, aquí está una mirada a algunos raros, valiosos e históricos artefactos olímpicos y lo que ha pasado con esas piezas después de su tiempo de gloria:

LA ANTORCHA DE ALI

La identidad de la persona que encendería el pebetero en los Juegos de Atlanta 1996 fue un secreto celosamente guardado. Cuando el legendario boxeador y activista Muhammad Ali emergió para realizar el encendido, un momento indeleble tuvo lugar.

Pero ¿qué pasó con la antorcha que Ali usó en Atlanta?

Apropiadamente, la antorcha reside en el museo del Centro Muhammad Ali de su pueblo natal, Louisville, Kentucky, y es definitivamente el objeto original.

“Es un préstamo al Centro Ali por parte de la familia”, dijo Casey Harden, gerente de colecciones en el Centro Ali. “Llegó directamente por parte de Lonnie y Muhammad Ali”. La antorcha está esencialmente en exposición permanente en el museo, a pesar de que actualmente está envuelta para protegerla por la remodelación parcial del museo que será completada el próximo mes.

Es un artefacto icónico, único en su tipo, simbólico de un hombre que es sin lugar a dudas el atleta más famoso de la historia. Si la familia Ali alguna vez decidiera deshacerse de la antorcha, seguramente tendría un precio extraordinario en el mercado.

“Es lo que yo llamo una pieza de historia”, dijo Chris Ivy, quien conduce la división de objetos de colección de la casa de subastas Heritage Auctions que tiene su sede en Dallas. “Todo mundo recuerda este tipo de piezas. Diría que como mínimo serían 500 mil dólares, pero ningún número más alto me sorprendería”.

El Centro Ali también posee un gran número de cosas que conmemoran al púgil que ganó la medalla de oro en peso semipesado en los Olímpicos de Roma 1960. Fue ese momento olímpico, cuando todavía era conocido por su nombre de nacimiento Cassius Clay, el que lo catapultó a la fama.

“Tenemos su medalla de oro que le fue repuesta en los Olímpicos de 1996”, dijo Harden, “fue la que reemplazó su medalla de 1960, la cual, hasta ahora, nadie sabe realmente qué pasó con ella. Le fue entregada por el (segundo) Dream Team de basquetbol en 1996”.

La historia de la medalla de 1960 perdida por Ali es objeto de un gran debate. Ali escribió en su autobiografía de 1975, “The Greatest: My Own Story”, que arrojó al río Ohio la medalla no mucho tiempo después de los Juegos, furioso luego de que le rehusaron el servicio en un restaurant de Lousville por ser negro. Esa historia nunca ha sido definitivamente confirmada o refutada, pero Ali nunca volvió a hablar de ello.

MILAGRO EN EL HIELO

El “Milagro en el Hielo” realizado en 1980 por el equipo de hockey de Estados Unidos, que sorprendió al altamente favorito equipo soviético en su camino al oro olímpico, quedará grabado para siempre como la gran historia de los deportes en la Unión Americana.

Por el precio correcto, aficionados y coleccionistas han sido capaces de obtener un pedazo de esa historia.

El año pasado, el arquero estadounidense Jim Craig sacó a la venta 19 objetos de esos Olímpicos de Invierno en Lake Placid con un precio de 5.7 millones de dólares por todo el lote. El lote no se vendió y Craig optó por separarlos ese año para sacarlos a subasta. La máscara que portó durante el torneo se vendió por 137 mil 849 dólares con 16 centavos. El bastón que usó frente a la URSS en el partido final por el oro y también contra Finlandia salió por $60,653.65. Los protectores que utilizó se vendieron en $23,033.20 cada uno y sus patines alcanzaron un precio de $17,569.20.

Cuatro de las más valiosas piezas de la colección de Craig -su medalla de oro, el jersey blanco que vistió en el juego contra URSS, el jersey azul que usó contra Finlandia y la bandera de EEUU que portó en la espalda al recibir el oro- no se vendieron porque nadie pagó los precios de salida que tenían en la subasta.

Varios objetos del capitán del equipo Mike Eruzione llegaron a precios aún más altos en un evento en 2013: el jersey blanco del juego ante URSS ($657,250), el jersey azul que vistió contra Finlandia en el juego que aseguró el oro ($286,800) y el bastón con el que anotó el gol del triunfo ante los soviéticos ($262,900). La subasta incluía todos menos uno los objetos que Eruzione conservaba de Lake Placid.

“Era su colección completa -excepto por la medalla de oro-“, dijo Chris Ivy, de la casa de subastas Heritage.

Heritage también manejó la venta de las medallas de oro de otros miembros del equipo como Mark Wells ($310,700 en 2010) y Mark Pavelich ($262,900 en 2014). Un anillo que fuera del coach Herb Brooks con cinco diamantes en forma de los aros olímpicos los $113,525 en 2015.

MEDALLA DE ORO DE OWENS

El velocista estadounidense Jesse Owens robó inolvidablemente los reflectores en Berlín 1936, los cuales el dictador alemán Adolfo Hitler intentó usar en su propaganda, al ganar las medallas de oro en los 100 y 200 metros, el relevo 4×100 y el salto largo.

El destino de tres de esas medallas es desconocido. Owens dio la cuarta al actor Bill “Bojangles” Robinson, y los herederos de la viuda de Robinson la pusieron en subasta en 2013. (Un juego de reemplazo de las cuatro medallas de Owens se mantienen en Ohio State, donde compitió entre 1933-36 ).

Hubo una cobertura mundial cuando la medalla salió a la venta, de acuerdo con su histórico significado, y la SCP Auctions aceptó 30 ofertas. El inversionista de California Ron Burkle, uno de los copropietarios de los Pittsburgh Penguins de la NHL, hizo la oferta más alta y la adquirió por 1 millón 466 mil 574 dólares.

LOS ZAPATOS DE MICHAEL JORDAN

El Dream Team original debe ser el conjunto de talento atlético más grande de la historia. Ese equipo de basquetbol de Estados Unidos de 1992 maravilló en su camino a la medalla de oro en Barcelona. con 11 futuros miembros de la fama en su roster, el Dream Team promedió 43.8 puntos de ventaja.

La estrella del equipo era incuestionablemente Michael Jordan, a pesar de que jugó al lado del legendario Magic Johnson y Larry Bird. Adicionalmente la línea de zapatos tenis Nike Air Jordan ha inspirado a una legión de coleccionistas a través de los años. Por eso fue un gran acontecimiento cuando el preparador físico de aquel Dream Team, David Fischer, puso un buen número de objetos de colección en subasta a través de Heritage a principios de este año, incluidos un par de Air Jordans usados en los Juegos de Barcelona y autografiados por el propio Michael.

La puja ganadora fue de $52,580 dólares. Eso sobrepasó los $38,187.50 que se pagaron por un jersey blanco autografiado que usó Jordan en Barcelona 1992 y que fue subastado por la casa Robert Edward en 2007.

LA GORRA DE MICHAEL PHELPS

El nadador estadounidense Michael Phelps es el atleta olímpico con más medallas en la historia. Arrancó los juegos de 2016 con 22 preseas en su haber, 18 de oro, dos de plata y dos de bronce.

Fue en Beijing 2008 cuando realizó su más grande récord, al ganar la cifra sin precedentes de ocho oros en unos Juegos. La hazaña eclipsó la actuación de Mark Spitz, su compatriota que logró siete preseas doradas en 1972.

Phelps llegó a ocho medallas en Beijing en el relevo combinado de 400 metros, al nadar de mariposa por el equipo de Estados Unidos. Él autografió la gorra de natación que vistió durante esa carrera, misma que salió a subasta en abril de 2011. La oferta ganadora fue de $19,120.

EL LEOTARDO DE DOMINIQUE DAWES

Como uno puede esperar, el Instituto Smithsoniano posee un buen número de memorabilia que incluye docenas de objetos olímpicos.

Quizás el más notable sea el leotardo que utilizó Dominique Dawes en los Juegos de Atlanta 1996. Ella capturó el oro como miembro del equipo femenino de gimnasia que ganó el all-around y se convirtió en la primera afroamericana en ganar una medalla individual en la disciplina al obtener el bronce en ejercicios de piso.

Una muestra de otros uniformes olímpicos que hay en la colección del Smithsoniano son:

· Un leotardo que vistió la gimnasdta Nastia Liukin cuando ganó el oro en el all-around de los Juegos de Beijing 2008. · Un jersey utilizado por la jugadora de futbol Mia Hamm en los Juegos de Atlanta 1996, donde la selección femenina ganó el oro. · El traje usado por la patinadora de velocidad Bonnie Blair, cuando ganó el oro en los 500 y 1,000 en Albertville 1992. · El jersey usado por el jugador de hockey Bill Baker durante el “Milagro en el Hielo” en Lake Placid 1980.

LAS MEDALLAS DE PLATA DEL ’72

Uno de los más nefastos resultados de la historia del deporte olímpico para los Estados Unidos ocurrió en Munich 1972 cuando la URSS sorprendió a EEUU y lo derrotó 51-50 en el juego por la medalla de oro.

Los soviéticos se vieron favorecidos por una controversial marcación de los réferis en los segundos finales y Estados Unidos fracasó en ganar el oro en basquetbol por primera vez en la historia. Luego los jugadores estadounidenses se rehusaron, en protesta, a aceptar las medallas de plata.

Dichos artefactos olímpicos permanecen sin ser reclamados hasta la fecha y se encuentras en la bóveda de los Comité Olímpico en Lausana, Suiza, a la espera de que los miembros del equipo que sobreviven o sus familiares acepten unánimemente recibirlas, pero eso parece que no sucederá, ya que el capitán del equipo Kenny Davis mantiene una línea dura al respecto. En su libro de 2014 “Mejor que oro”, Davis escribió que ha tomado la previsión decir a su familia que nunca acepte las medallas de plata.

Mientras muchos de los objetos de esta lista son considerados como sin precio, los miembros del equipo de EEU de basquetbol creen que esas preseas no valen nada.

ANTORCHAS DE HELSINKI

El camino de la flama olímpica desde Grecia a la ciudad sede es una pieza producto de una gran creatividad, El relevo fue realizado por primera vez en 1936 y varios miles de antorchas han sido fabricadas desde ese año hasta nuestros días.

Pero, solamente 22 fueron producidas para los juegos de Helsinki 1952, lo que ha hecho de esas antorchas un objeto raro y valioso. Una de ellas fue comprada por 420 mil libras esterlinas (aproximadamente $650,000 dólares de ese tiempo) en la casa Sotheby’s de Londres en mayo de 2015. Otra antorcha de Helsinki, una que no tenía su mecha original, fue comprada por 260 mil libras esterlinas (unos $420,000 dólares) en febrero de 2011.

“Les falta esa a muchos coleccionistas que buscan tener el set completo de todos los Juegos”, dijo la subastadora californiana Ingrid O’Neil. “Muchas de las antorchas de Helsinki están en museos y no están a la venta”.

Algo similar pasa con las antorchas de Oslo 1952, los Juegos Invernales, ya que sólo fueron producidas 95 de ellas. Una fue vendida en $71,700 en Heritage Auctions en New York en febrero de 2015. Otra venta notable fue en julio de 2015, cuando la antorcha que cargó Bruce Jenner en el relevo de Los Angeles 1984 salió en $23,900 en una subasta realizada en Chicago.

MEDALLAS DE 1904

Luego de la competencias en Atenas y París, los Olímpicos tuvieron lugar fuera de Europa por primera vez en 1904, cuando los Juegos acompañaron la Feria Mundial en San Luis Missouri.

A pesar de que fueron los terceros Juegos de la Era Moderna, marcaron la primera vez en que se premió a los tres miembros del podio con medallas de oro, plata y bronce. Solamente 78 medallas fueron entregadas en San Luis y no es una sorpresa que los coleccionistas notaran cuando una de ellas estuvo disponible en mayo de 2013. Una presea originalmente ganada por el corredor estadounidense George Underwood, miembro del equipo de relevo de 4 millas alcanzó un precio de $38,837.50 en una subasta de Heritage Auctions.

Dos medallas ganadas en golf por el estadounidense H. Chandler Egan, una de oro por equipos y plata individual, fueron recientemente encontradas por el nieto del atleta entre las posesiones de la familia y están actualmente en exhibición en el Salón Mundial de la Fama del Golf en St. Augustine, Florida.

EL TROFEO DEL MARATÓN DE 1896

Cuando los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna se llevaron a cabo en 1896, el maratón era el momento central del evento que se realizó en Atenas.

El ganador, el griego ‘Spyros’ Louis, fue premiado con una copa de plata única de seis pulgadas de alto, unos 15 centímetros. El maratón fue la única prueba que recibió una copa. Louis se convirtió en una figura pública en Grecia. Su nieto eventualmente vendió la copa en abril de 2012 en una subasta en Christie’s de Londres.

Una fundación griega pagó 541 mil 250 libras esterlinas (aproximadamente unos $865,000 dólares de ese tiempo) por el objeto, unas 400 mil libras más de lo proyectado. Subsecuentemente la copa fue exhibida en el famoso museo de la Acrópolis en Atenas y en el Museo Olímpico en Lausana. Ahora es exhibida permanentemente en un nuevo museo construido por la Fundación Cultural Stavros Niarchos en Kallithea, Grecia.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.