LA MALDICIÓN DE CHICO RUIZ

LA MALDICIÓN DE CHICO RUIZ

Hilario Sablón Ruiz (Chico Ruiz)

Por el peñista Ramón García Mirás

La situación actual de Yassiel Puig me hace recordar a un pelotero del cual he oído  hablar mucho, sobre todo porque conocí a un familiar suyo que vivía en el barrio.

El pelotero cubano Hilario Sablón Ruiz, (Chico Ruiz) tuvo una historia estrafalaria en su vida como pelotero profesional. Su padre era de apellido Sablón, y parece que como ha ocurrido en otros casos con peloteros latinos, con la traducción se quedó como Ruiz en vez de Sablón. En Cuba se le llamaba por su nombre.

Jugó en Cuba, sobre todo con el Cienfuegos, Era un infilder que llegó a las mayores con un gran futuro, firmado por los Rojos de Cincinnati, debutó en 1964.

Ese año de novato ocurrió un incidente que lo marcó para toda la vida. El 21 de Septiembre se enfrentaban los Rojos a Filadelfia, equipo que estaba en primer lugar del grupo con una ventaja de 6,5 juegos del segundo lugar, y sólo quedaban 12 juegos para terminar el calendario regular. Sablón abrió el sexto capítulo con hit y llegó a  tercera base con dos outs y el juego empatado cero a cero. En el cajón de bateo estaba el mejor bateador del equipo, el legendario Frank Robinson en conteo de 2 y 2. Sablón salió al robo de home por iniciativa propia y lo logró, pues el pitcher contario, Mahaffey lanzó precipitadamente al plato, un lanzamiento alto, y el cátcher Dalrymple no pudo evitar el robo. El juego terminó 1 a 0. A partir de ese día surgió lo que se conoce como ¨LA MALDICIÓN DE CHICO RUIZ¨, pues los filis perdieron 10 juegos en línea y con ello el primer lugar. Aún en la actualidad se recuerda esa maldición en Filadelfia, y se asocia a las malas rachas de los equipos

Las relaciones personales de Chico Ruiz fueron difíciles a pesar de que tenía un carácter agradable y amistoso. Es famosa su relación con el jardinero Alex Johnson, ambos fueron cambiados para Los Angeles de California, y aunque Johnson era problemático, fueron amigos (incluso Chico fue padrino de una hija adoptiva de Johnson), pero la relación se deterioró y eran frecuentes las discusiones entre ambos, hasta que un día Chico amenazó a Johnson con una pistola, hecho que no se pudo comprobar, pues Chico lo desmintió públicamente y la pistola no se encontró. El cubano declaró después que lo hizo para que el americano comprobara que no le iba a aguantar una más.

Sablón no tuvo una carrera destacada en las mayores y permaneció la mayor parte del tiempo en el banco. En 1967, el cubano leo Cárdenas se lesionó y Sablón logró jugar regularmente, y de forma burlesca expresó una frase que se hizo famosa: El juego diario me mata, SIÉNTAME O CÁMBIAME.

Incluso tenía dos cojines para sentarse en el banco, uno más grueso para los doble juegos, y hasta un ventilador colocaba en el banco. En una ocasión se lesionó deslizándose en base y la esposa le preguntó: Te dormiste y te caíste en el banco ?

Lo cierto es que parece que la carrera Sablón sonó más en la parte extradeportiva, como está ocurriendo con Puig hasta ahora.

Temprano en la mañana del 9 de febrero de 1972, justo antes de que fuera a unirse a su nuevo equipo, los Reales, en el entrenamiento primaveral, Ruiz murió cuando conducía su automóvil contra un poste de señal  en las afueras de San Diego .  JOHNSON ASISTIÓ AL FUNERAL.

Ojalá Puig tenga un final más feliz. Está a tiempo de recapacitar si el suceso relacionado con los videos le sale bien.

 

En 8 temporadas en la MLB los números de Hilario Sablón Ruiz (Chico Ruiz) fueron:

Juegos     VB       H     2B    3B    HR   CI   BR   AVE   OBP   SLG   OPS

565       1150   276    37    10     2     69    34    240    279     295    574

2 comentarios

  1. Ramon García dijo:

    Desde hace muchos años oía hablar de Sablón en el barrio en Mariano por la gente que le gusta la pelota.

    Dicen que en un terreno que existía frente al policlínico Portuondo en Marianao jugaban Carlos Paula, Manuel Montejo, el chino Valdivia y Sablón. La gente los recuerda todavía. Siendo peloteros profesionales jugaban para
    divertirse.

    Sablón fue también compadre de Frank Robinson.

    La pareja de baile de los 15 de su hija fue Danny Tartabull (ví la foto)

    Él padecía de una enfermedad que lo hacía dormirse frecuentemente, incluso estando de pié, y parece que eso fue lo que le sucedió cuando sufrió el accidente.

    Un saludo y muchas gracias.

    • Valenzuela en 12 agosto, 2016 a las 12:03 pm
    • Responder

    Excelente crónica Ramón, que sirve además como referencia para el caso de Puig, ojala su comportamiento no influya en las consideraciones de los cubanos en la MLB y que su proceder no dé pie a que en un futuro los cubanos sean discriminados y entonces nos veamos obligados a hablar de ´´ la maldición de Puig´´. Un saludo hermano

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.