MLB; Combo de noticias relacionadas con el retiro de David Ortiz

10/01/2016

10:46:36 PM

 

 

David Ortiz reconocido por sus aportes en la ciudad de Boston

 

David Ortiz reconocido por sus aportes en la ciudad de Boston

 

Por David Venn / LasMayores.com |

BOSTON – El sábado, el homenaje a David Ortiz en el Fenway Park se centró en la figura del dominicano dentro de la comunidad bostoniana. Los Medias Rojas usaron términos como “Gran figura paterna” e “Hijo adoptado” de la región de Nueva Inglaterra para describir a Big Papi.

Después de un emotivo video que presentó algunos de los grandes momentos de Ortiz vistiendo el uniforme de los Medias Rojas, incluyendo su inspirador discurso después de los atentados terroristas en el Maratón de Boston del 2013, Ortiz recibió en el terreno a integrantes de los otros equipos deportivos de la ciudad de Boston, que en un momento u otro han ganado todos al menos un campeonato desde el 2008.

Ex integrantes de los Patriotas de Nueva Inglaterra, del fútbol americano de la NFL, fueron los primeros en salir del Monstruo Verde. Fueron seguidos por algunas de los grandes jugadores del pasado y del presente de los Bruins de Boston del hockey sobre hielo de la NHL, incluyendo a Bobby Orr, una de las figuras más veneradas en la historia deportiva de esta ciudad. Y por último, salió el plantel entero de los Celtics de Boston del 2016-17, del baloncesto de la NBA. Dicha escuadra incluye desde esta temporada al delantero dominicano Al Horford, a quien Ortiz le guardó el último abrazo entre dicho grupo.

Más adelante, fueron presentados Jordan Leandre, sobreviviente del cáncer y quien había cantado el himno de los Estados Unidos en el Fenway Park en el 2004; la familia de Allison Lundy, niña con cáncer a quien Ortiz le prometió un jonrón y cumplió, fallecida a los 10 años en el 2012; Pete Frates, ex jugador del béisbol universitario en Boston College y quien sufre esclerosis lateral amiotrófica (ELA, o el mal de Lou Gehrig); y Jessica Kensky y Patrick Downes, heridos en los ataques del Maratón de Boston.

Entre todos los invitados, se celebraron varios lanzamientos de honor de manera simultánea antes del partido entre los Medias Rojas y los Azulejos.

 

El papá de David Ortiz disfruta los éxitos de su hijo

DAVID OTRIZ Y SU PAPA

El papá de David Ortiz disfruta los éxitos de su hijo

BOSTON – A David Ortiz se le ha visto durante varios años acompañado de familiares y allegados, incluyendo a su hijo D’Angelo, en los predios de los Medias Rojas. Durante este fin de semana tan especial para el dominicano en el Fenway Park, volvió a decir presente el padre de “Big Papi”, don Leo.

El mayor de los Ortiz habló con orgullo sobre su hijo en el marco de las ceremonias para hacerle honor a Big Papi en estos últimos juegos de su carrera en temporada regular.

“Me siento sobre todo orgulloso de eso, porque se le está premiando con algo que se debe reconocer: Que es buen pelotero, que ha hecho un buen trabajo para la organización y que todo el mundo está satisfecho con ello”, dijo Leo en el clubhouse de los Medias Rojas. “Se le está premiando con esas cosas que, dicho sea de paso, se las ha ganado”.

Ortiz, autor de 483 jonrones y 1,530 empujadas vistiendo el uniforme de los Medias Rojas desde del 2003–además de ser parte de tres equipos campeones del equipo desde el 2004–está teniendo una campaña histórica para un jugador en su último año en Grandes Ligas. Sus 38 jonrones son ya la mayor cantidad de un bateador en su campaña de retiro. También lleva la mayor cantidad de dobles, extrabases y empujadas en ese sentido. Y el quisqueyano ha puesto múltiples récords para un jugador de 40 años o más.

“El rendimiento no me sorprende, porque mi hijo lo ha hecho todos los años y en todo el béisbol en que ha jugado”, expresó Leo sobre David, cuya madre Angela Rosa falleció en un accidente de tránsito en el 2002. “Desde juvenil, él ha tenido la responsabilidad de echarse al equipo encima. Con los Leones del Escogido (en la Liga Dominicana de invierno) siempre lo hizo así. En ligas menores siempre fue el líder del equipo y aquí en Grandes Ligas siempre ha puesto eso en práctica”.

¿SALÓN DE LA FAMA?
Ortiz llegó al sábado con 541 cuadrangulares de por vida, además de 632 dobles, 1,768 empujadas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .931. A la fuerte mayoría de los jugadores con esa clase de números le esperaría el Salón de la Fama seis años después de su retiro. Pero Ortiz tendrá el obstáculo de ser bateador designado durante la mayor parte de su carrera y, definitivamente, sus años más productivos con el madero (además de una supuesta prueba positiva por dopaje en el 2003).

Leo Ortiz tiene su opinión al respecto, una que no sorprende para nada.

“Se lo digo a todos los peloteros que sean bateadores designados: Si a David Ortiz no lo ponen en el Salón de la Fama, se pueden retirar de ese rol en el béisbol”, enfatizó Leo. “¿Qué más hay que hacer para ser Salón de la Fama?”

¿DESPEDIDA CON OTRO ANILLO?”
Leo estuvo presente para el último título de Serie Mundial conquistado por su hijo y los Medias Rojas, en el 2013 contra los Cardenales. Ahora, con la primera clasificación de Boston desde aquella temporada, quiere un último anillo de campeón.

“Yo vine aquí en espera de eso”, dijo. “Tenemos el material, el material joven. Estoy por eso, porque yo tengo mis tres anillos, pero ahora vine a buscar el cuarto”.

 

 

Los Azulejos se encuentran entre admiración por Ortiz y tener que ganar

Los Azulejos se encuentran entre admiración por Ortiz y tener que ganar

BOSTON – Los Azulejos luchan por sus vidas en este último fin de semana de la temporada regular, en medio de la pelea con los Orioles y los Tigres por los Comodines de la Liga Americana.

Sin embargo, la tropa de John Gibbons se tomó un tiempo para hablar del dominicano David Ortiz, toletero de los Medias Rojas celebrado en grande en su despedida de temporada regular como jugador de Grandes Ligas.

“Mi relación con David es bastante larga. Ha sido un mentor y un ejemplo para mí a seguir en el deporte, tanto dentro y fuera del terreno”, dijo el compatriota de Ortiz y estelar del equipo de Toronto, José Bautista. “Su amistad, su energía y su carisma con contagiosas y por eso todo el mundo gravita hacia a él. Lo admiro mucho por su labor como atleta y aun más por su rol como padre de familia y como líder y ejemplo en la sociedad”.

Bautista, veterano de 35 años de edad y contrincante de “Big Papi” por mucho tiempo, primero en la Liga Dominicana de invierno (Licey vs. Escogido, respectivamente) y luego en el Este de la Liga Americana, valora el tanto interactuar con la superestrella de los Medias Rojas.

“Son demasiados consejos y demasiados momentos compartidos con él”, dijo el oriundo de Santo Domingo. “Siempre tiene una forma de analizar las situaciones, los momentos y las experiencias de la vida y buscar la forma de aprender algo positivo de todo lo que sucede alrededor de él.

“Es bien vocal y se mantiene hablando de las cosas que pasan, por qué pasan y por qué siente que le han sucedido tantas cosas buenas en su carrera. Mucha gente no tiene ese punto de vista ni esa forma de analizar las cosas. Creo que por eso siempre se mantiene situado en situaciones donde el resultado y los beneficios para él son más que las cosas negativas. Él tiene una forma bien interesante de observar las situaciones donde se ubica”.

Agregó otro compatriota de Ortiz, Edwin Encarnación: “Es algo bien especial estar aquí y jugar la última serie de la temporada regular junto a David Ortiz, un pelotero superestrella, un ejemplo a seguir y un orgullo para nosotros los dominicanos.

“Me siento muy orgulloso de ser parte de este evento que se le va a hacer a él aquí y orgulloso de estar aquí en el Fenway Park en la última serie de su carrera”.

No obstante los comentarios de Bautista, Encarnación y otros integrantes de los Azulejos, Toronto tiene la tarea de ganar y mantenerse en uno de los dos Comodines del Joven Circuito para clasificar por segunda temporada consecutiva.

“En realidad no estoy pensando en la despedida (de Ortiz)”, dijo el receptor de los Azulejos, Russell Martin. “Respeto a David, quien es tremenda figura. Lo quiero mucho como jugador, pero lo último que tengo en la mente es la despedida, para ser honesto.

“Estamos aquí para ganar juegos. Sé que él ha tenido una tremenda carrera, pero para mí eso es casi una distracción. No voy a dejar que ninguna distracción sea obstáculo de lo que tenemos que lograr en el terreno”.

 

Tras 20 años, David Ortiz se va por decisión propia, en la cúspide

Tras 20 años, David Ortiz se va por decisión propia, en la cúspide

BOSTON — Los Marineros lo canjearon. Los Mellizos lo dieron de baja. E incluso los aficionados de Boston perdieron la fe en David Ortiz en un par de ocasiones luego que el dominicano batalló para iniciar la pretemporada o tuvo campañas abreviadas por lesiones.

Pero cuando esta temporada de los Medias Rojas haya llegado a su fin y la carrera de Ortiz termine junto con ella, será por decisión propia. El pelotero elegido 10 veces al Juego de Estrellas y tres veces campeón de Serie Mundial –con la posibilidad de una cuarta, si todo sale bien– se encuentra en una de sus mejores campañas y uno de los máximos cierres de una carrera en la historia del béisbol.

Por lo que la pregunta es: ¿Será Ortiz quien en esta ocasión esté tirando la toalla demasiado pronto?

“Querían que se retirara hace siete años. Y ahora que él desea retirarse, nadie quiere que lo haga”, declaró Torii Hunter, su ex compañero con los Mellizos, cuando Ortiz pasó por Minnesota este verano por última vez. “Yo definitivamente pienso que retirarse en la cúspide, esa es la manera de irse”.

Ortiz insiste en que esto ha terminado, y argumenta que sus pies le duelen mucho y de antemano le resulta demasiado difícil a sus 40 años como para considerar el pasar laboriosamente por otra temporada.

He aquí un vistazo a algunos de los momentos en que la gente perdió la esperanza o tuvo sus dudas en el toletero de Boston:

EL CANJE

Seattle firmó a Ortiz, que entonces era conocido como David Arias, un adolescente de 16 años en República Dominicana en 1992. Bateaba para .322 con 18 cuadrangulares y 93 carreras impulsadas en su primer año en la Categoría A un par de años después cuando la organización evaluó su roster, vio que de antemano contaba con un muy buen bateador designado en Edgar Martínez, un as en el montículo en Randy Johnson y un par de estrellas en ascenso en Ken Griffey Jr. y Alex Rodríguez.

Los Marineros perdieron la serie de campeonato de la Liga Americana en 1995 y decidieron ir por todo la siguiente campaña. A cinco juegos debajo en la división el 29 de agosto, Seattle adquirió al jugador de cuadro Dave Hollins proveniente de Minnesota a cambio de un pelotero por determinar.

El 13 de septiembre de 1996, Ortiz fue enviado a los Mellizos para completar el canje.

DADO DE BAJA

Ortiz fue ascendiendo en las menores la siguiente temporada y debutó en Grandes Ligas al ser mandado llamar en septiembre. En 2002, promediaba .272 al bate con 20 jonrones y 75 carreras remolcadas en 125 partidos.

Al término de la campaña, los Mellizos debían tomar una decisión.

Revisando el historial de lesiones de Ortiz, sus limitaciones defensivas y el hecho de que se esperaba que lograra un aumento salarial en un arbitraje para ganar cerca de dos millones de dólares en 2003, el gerente general Terry Ryan lo dio de baja a fin de crear un espacio en el roster para un pelotero de cuadro recientemente elegido en el draft, el también dominicano José Morbán. Los Medias Rojas firmaron a Ortiz aproximadamente un mes después por 1,25 millones de dólares con el plan de dejarlo competir por turnos al bate en primera base y como bateador designado con Jeremy Giambi y Kevin Millar.

Para junio, Ortiz era un elemento habitual en la alineación de Boston.

PROBLEMAS EN POSTEMPORADA

Todos en el béisbol recuerda los actos heroicos de Ortiz en postemporada, pero no empezó de esa manera.

No pegó un solo hit en sus primeros 16 turnos al bate para Boston en la Serie Divisional de la Americana en 2003 antes de conectar un doblete en el octavo inning del cuarto partido que ayudó a los Medias Rojas a evitar la eliminación. Boston terminó perdiendo la serie por el campeonato de la Americana frente a los Yanquis de Nueva York en siete juegos.

DESPLOME

Ortiz bateaba por debajo de los .200 en la segunda semana de junio de 2009, y hasta mayo de la siguiente temporada.

En 2012, jugó apenas un partido en las últimas 10 semanas de la campaña debido a una lesión en el talón de Aquiles derecho; sin él, los Medias Rojas terminaron en último lugar divisional con la peor marca en cerca de 50 años. En 2014, el año después de que ganó su tercer campeonato con Boston y el premio al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, los Medias Rojas se estancaron en el sótano y Ortiz se perdió la mayor parte de la última semana de la temporada con problemas de muñeca.

El 9 de junio de 2015, el dominicano promediaba .219 al bate con seis jonrones y 21 carreras producidas. Tras terminar con 37 cuadrangulares y 108 empujadas –ambas cifras sus mejores en casi una década– Ortiz reflexionó sobre la necesidad de constantemente demostrar su calidad a los aficionados en una ciudad en la que había logrado prácticamente todo.

“Se les olvida casi todo lo que he hecho aquí. Simplemente lo arrojan a la basura. No es que hablen sobre alguien que acaba de llegar”, declaró antes del último partido en casa el año pasado. “Tal parece que esperan que yo batalle para empezarme a criticar. En cualquier momento del año en que esto ocurre, yo simplemente me río”.

Un mes después, en su cumpleaños 40, Ortiz anunció que la temporada de 2016 sería su última.

David Ortiz no deja de asombrar con sus grandes batazos

David Ortiz no deja de asombrar con sus grandes batazos

BOSTON – Justo cuando se piensa que David Ortiz no puede asombrar más de lo que ya lo ha hecho, la leyenda de “Big Papi” en Boston sigue creciendo.

La temporada de despedida de Ortiz cobró otro matiz el viernes por la noche en el marco del inicio de la última serie de los Medias Rojas en la temporada regular, en la que el club celebra los logros del cañonero dominicano en la Gran Carpa.

Con el marcador empatado 3-3 en la séptima entrada, Ortiz disparó su 38vo cuadrangular, un bambinazo de dos carreras, para darle a Boston una victoria por 5-3 sobre los Azulejos de Toronto, equipo que lucha por la clasificación mediante los Comodines de la Liga Americana. Se trata de la 16ta ocasión este año que el quisqueyano le da la ventaja a su equipo con un vuelacercas.

Con dicho jonrón, Ortiz llegó a 541 de por vida y, de paso, empató con Ken Griffey Jr. y al cubano Rafael Palmeiro en el octavo lugar en la historia con 1,192 extrabases.

Ortiz, de 40 años de edad, también produjo la primera carrera de los Medias Rojas con un sencillo en la primera entrada.

“Estoy enfocado”, dijo Ortiz, quien llegó a la acción del sábado bateando .318 con 127 carreras producidas esta temporada. “Simplemente quiero hacer algo cuando entro a la caja de bateo. A veces funciona, a veces no”.

Ortiz tendría que volarse la cerca dos veces más entre el sábado y el domingo para convertirse en el primer jugador en la historia de Grandes Ligas que suma 40 bambinazos en su última temporada.

“¿Qué les puedo decir?”, expresó Ortiz. “Ha sido una temporada bastante buena. Si sucede, sucede”.

Previo al partido del viernes, en la primera de tres ceremonias que realizarán los Medias Rojas este fin de semana para reconocer los logros de Ortiz, el quisqueyano fue homenajeado por su labor con la Fundación Infantil David Ortiz, que ha cubierto el costo de operaciones de corazón abierto para más de 500 niños en la República Dominicana y Nueva Inglaterra.

Pero a la vez que trata de disfrutar todos los homenajes que se le han hecho, Ortiz ha dicho una que otra vez que está enfocado en la venidera postemporada. Los Medias Rojas, que capturaron el título del Este de la Liga Americana el miércoles, ya saben que se medirán a los Indios en la Serie Divisional de la Liga Americana, pero está por definirse si dicha serie empezará en Boston o en Cleveland. El jonrón de Ortiz el viernes ayudó a los Patirrojos a acercarse a la meta de asegurar la ventaja de local para la primera ronda.

“En una noche que da inicio a una celebración que durará todo el fin de semana, no creo que se pudiera escribir un libreto que supere lo que David hizo a la ofensiva”, dijo el capataz de los Medias Rojas, John Farrell. “Puso este lugar patas arriba, dado el momento en el juego y lo que se necesitaba”.

El domingo, Ortiz disputará su último juego en el Fenway Park en temporada regular luego de 14 campañas con los Medias Rojas, en las que ayudó el club a ganar la Serie Mundial tres veces: en el 2004, 2007 y 2013.

 

 

Regalo de despedida a Ortiz: La oportunidad de otro título

Regalo de despedida a Ortiz: La oportunidad de otro título

BOSTON — El dominicano David Ortiz completó su gira de despedida por Grandes Ligas, recopilando tributos de rivales que vieron como les destruía una ventaja en las últimas entradas (o un teléfono en la caseta).

El regalo que recibió de sus compañeros de Boston ha sido el mejor de todos.

Luego de dos temporadas consecutivas en el último lugar, el equipo al que Ortiz transformó de una franquicia maldita en campeones, se determinó despedirlo en la cima. Y con el título del Este de la Liga Americana devolviéndolo a la postemporada, el adorado “Big Papi” tiene la oportunidad de lograr su cuarto anillo de Serie Mundial, algo que solo un jugador en la historia de los Medias Rojas ha conseguido.

“Definitivamente es algo para escribir en los libros de historia”, dijo el jardinero de los Medias Rojas, Mookie Betts, quien ayudó a comandar la recuperación del equipo y, al igual que Ortiz, aspirante al trofeo de Jugador Más Valioso de la Liga Americana. “Alguien que está en su último año y goza de una temporada como esta es definitivamente algo increíble”.

No fue hace mucho que los Medias Rojas eran una franquicia atormentada, con generaciones de aficionados de Boston que pasaron y se fueron sin ver al equipo campeón. En 2003, la primera campaña de Ortiz con los Medias Rojas, sumaron otro doloroso capítulo con un colapso en el séptimo juego ante los Yankees de Nueva York en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

No había motivos para pensar que el desenlace sería distinto cuando ambos equipos disputaban un lugar en la Serie Mundial al año siguiente — y mucho menos luego de que los Yanquis ganaron los tres primeros juegos. Pero con batazos para ganar el juego en extra innings en partidos consecutivos, Ortiz ayudó a que Boston se convirtiera en el primer equipo de Grandes Ligas en remontar una desventaja de 3-0 en una serie al mejor de siete.

Los Medias Rojas se enfilaron para barrer a los Cardenales de San Luis y obtener su primer campeonato en 86 años, y los miembros de ese equipo se convirtieron en héroes en Boston.

Solo Ortiz permaneció para sumar otros dos anillos.

Los Medias Rojas se volvieron a alzar con el título en 2007, pero para 2013 sumaban tres años sin llegar a playoffs. Ortiz era el único miembro restante del catártico campeonato de 2004, y la opción lógica para levantar a la ciudad luego del atentado en el Maratón de Boston.

Al tomar el micrófono en el montículo de Fenway en el primer juego en casa tras el ataque, Ortiz declaró: “Esta es nuestra ciudad. Nadie va a dictaminar nuestra libertad”.

Luego, enaltecidos por el orgullo cívico tras los atentados, los Medias Rojas volvieron a la Serie Mundial.

A Ortiz le quedaba un discurso más por dar.

Abajo 2-1 en la serie ante San Luis y con la pizarra empatada en el cuarto juego, Ortiz reunió a sus compañeros en la caseta y les pidió que no dieran esta oportunidad por sentada.

“Siempre que alguien se pone el uniforme, hay una presencia”, dijo el jardinero Jonny Gomes tras el hecho. “Y que este tipo quiera impulsarnos con una charla motivacional, fue como 24 alumnos del jardín de niños viendo a su maestra. Recibió la atención de todos y todos lo vimos a los ojos, y ese mensaje fue muy poderoso”.

Los Medias Rojas ganaron tres en fila para quedarse con el título en seis juegos. Ortiz bateó para .688 y se quedó con el honor del Jugador Más Valioso de la Serie Mundial. Pero a esa campeonato le siguieron dos campañas en el sótano de la división, temporadas en las que los Medias Rojas ni siquiera fueron competitivos.

El 18 de noviembre de 2015, en su cumpleaños 40, Ortiz anunció que jugaría solo una campaña más.

“Llegó la hora”, dijo en un video publicado en The Players Tribune. “Disfrutemos la temporada”.

Para los Medias Rojas, la misión era obvia:

“Si eres aficionado del béisbol; si eres fan de los Medias Rojas de Boston o jugador de los Medias Rojas de Boston, debe ser bastante aparente lo que él significa para este equipo”, dijo el gerente general Mike Hazen. “Nadie quiere ver que alguien así termine de esa forma su carrera”.

Y mucho menos Ortiz.

Lejos de mostrar su edad, Ortiz tuvo una de las mejores temporadas de su carrera. Se convirtió en el jugador de mayor edad en conectar 30 cuadrangulares. Ya cuenta con más jonrones y carreras producidas en su temporada final que cualquier otro jugador en la historia.

En el camino, superó a Ted Williams y Mickey Mantle en la lista histórica de jonrones, y a Carl Yastrzemski y Lou Gehrig en la lista de extravases.

Y la noche del miércoles, Boston aseguró su tercer campeonato del Este de la Liga Americana desde 1995. Si Ortiz puede ganar ese cuarto anillo, será el primer jugador de los Medias Rojas desde Harry Hooper en 1918 en jugar y ganar cuatro Series Mundiales.

“Poder estar en los playoffs en este momento es algo muy especial”, dijo Ortiz durante el festejo en Yankee Stadium. “Será mi última postemporada, así que la voy a disfrutar de la mejor manera posible”.

 

Fuente: LasMayores

1 comentario

    • medico-industrialista en 2 octubre, 2016 a las 11:30 am
    • Responder

    Big Papi es “monstruo entre los monstruos” que han existido en la MLB. El ha decidido retirarse, ojalá no lo hiciera y siguiera agrandando esos números que ya son bien grandes. Es un jugador y un hombre digno de admiración, por lo que hace dentro y fuera del terreno. Aún cuando haya sido bateador desiganado por mucho tiempo, El Salón de la Fama debe corresponderle; sus números así lo demuestran.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.