MLB; Combo de noticias en vísperas de la postemporada 2016

10/05/2016

11:37:39 PM

 

Azulejos y Rangers chocan de nuevo tras alardes y peleas

Azulejos y Rangers chocan de nuevo tras alardes y peleas

ARLINGTON — Hace un año, José Bautista arrojó su bate por todo lo alto, en un alarde tras conectar un jonrón que rompió el empate en el juego decisivo de la serie divisional de la Liga Americana. Y en mayo, Rougned Odor le propinó un puñetazo que desató una trifulca, en la última vez que los Azulejos y los Rangers se enfrentaron.

Ahora viene la revancha en otra serie divisional entre Toronto y Texas, dos equipos que no se profesan mucho amor.

“No creo que esto sea fingido”, dijo el miércoles Kevin Pillar, jardinero de los Azulejos.

“Sabíamos que esto iba a pasar”, comentó Elvis Andrus, campocorto venezolano de Texas, sobre el nuevo duelo ante Toronto. “Así es el béisbol”.

La serie a un máximo de cinco juegos comienza este jueves en Texas, donde ocurrió el pleito del 15 de mayo entre el venezolano Odor y el dominicano Bautista. Los ánimos se calentaron después de que Bautista, quien se embasó tras ser golpeado en un costado por un lanzamiento, se deslizó de forma agresiva frente al intermedista Odor, en busca de impedir una doble matanza en el último encuentro de una tensa serie.

“Es desafortunado que esto se haya salido de las manos la última vez, pero ocurrió. Está en el pasado y esperemos que se quede ahí”, dijo Bautista. “No busco venganza, busco ganar juegos. Me concentro sólo en eso, y ojalá lo consiga”.

Con todas esas fricciones recientes, se prestará mucha atención a cualquier recta pegada, barrida ruda o exabrupto.

Pero los equipos buscan algo más. Ninguno llegó a la Serie Mundial el año pasado, y ahora tienen una nueva oportunidad.

“Estos juegos son demasiado importantes. No esperaría nada, pero parece que nadie quiere olvidar esto… Cada vez que enciendes la televisión, repiten esto una y otra vez”, dijo el manager de Toronto, John Gibbons. “Pero hay demasiado en juego. Son dos clubes grandes, competitivos y emotivos. Pero de ningún modo espero que ocurra algo así”.

Toronto consiguió una emocionante victoria por 5-2 sobre Baltimore en el juego de comodines, realizado el martes, gracias a un jonrón de tres carreras del dominicano Edwin Encarnación, que dejó tendidos en el terreno a los Orioles en la undécima entrada.

Luego del drama y el desgaste, los Azulejos realizaron una práctica breve el miércoles en el parque de Texas. Fue su primera visita al inmueble desde aquella pelea en una tarde dominical, hace más de cuatro meses y medio.

Los nervios estarán al límite, con la adrenalina propia de la postemporada.

“Pienso que esto dará mucha más emoción a los juegos”, especuló Andrus. “Es fácil decir ahora que nada va a pasar. Pero cuando estás ahí, jugando con toda la emoción que puede acarrear cada inning, cualquier cosa puede ocurrir”.

Las Grandes Ligas impusieron sanciones a 14 jugadores y empleados de los clubes por la batalla campal de mayo. Odor fue suspendido por siete juegos, Bautista por uno y Andrus por otro. Fueron los únicos peloteros suspendidos.

Odor estaba jugando tenis de mesa el miércoles, cuando la casa club de los Rangers se abrió a la prensa. Insistió en que se concentra en que su equipo gane la serie. Afirmó que los Rangers jugarán como lo han hecho todo el año, en el que cosecharon 95 victorias, la mayor cifra de la Liga Americana.

Cuando se le preguntó si lo ocurrido en mayo podría ser una distracción, el camarero de Maracaibo respondió “pienso que eso terminó ya, no me preocupa”.

Y dio exactamente la misma respuesta al preguntársele si el puñetazo a Bautista es el mejor que ha conectado en su vida.

 

 

John Farrell confía en el enfoque de los Medias Rojas para los playoffs

John Farrell confía en el enfoque de los Medias Rojas para los playoffs

CLEVELAND — Los Medias Rojas, con la División Este de la Americana asegurada a partir de la semana pasada, perdieron cinco de sus últimos seis partidos de la temporada regular. De paso, dejaron escapar no sólo la oportunidad de terminar con el mejor récord de la Liga Americana y con ello la ventaja de local para toda la postemporada, sino también el derecho de ser anfitrión para los Juegos 1, 2 y 5 de la ronda divisional ante los Indios.

En particular, las últimas dos series de la campaña representaron muchas cosas al margen de los juegos, ya que se trató de los últimos partidos de David Ortiz en el Yankee Stadium y luego la última serie del querido estelar dominicano en temporada regular en el Fenway Park.

Hubo ceremonias para Ortiz previo a cada encuentro del fin de semana contra los Azulejos en Boston, incluyendo un espectacular homenaje el domingo antes del cierre de la campaña.

¿Pudo haber representado una distracción tantas cosas al margen de la acción en el terreno de juego? El manager John Farrell cree que no.

“Primero que nada, fue un gran fin de semana”, dijo el piloto de Boston, quien trata de ganar su segundo anillo en los últimos cuatro años al frente de los Patirrojos. “Fue algo bien merecido. Creo que nuestros muchachos han sabido manejar la gran cantidad de ceremonias de David a lo largo de la temporada”.

Al igual que Nueva York, Boston es una ciudad conocida por un intenso escrutinio para sus equipos deportivos. En el caso de los Medias Rojas, hay medios de toda la amplia región de Nueva Inglaterra que cubren el equipo. El ambiente se hace más notable aun cuando se ven los relativamente pequeños vestuarios con tanta prensa, en un Fenway Park que se inauguró hace más de 100 años, en 1912.

“(Se trata de) no mirar eso mucho, tratar de enfocarte en las cosas chiquitas, venir al (estadio) a hacer tu trabajo y tu rutina, y enfocarse en el juego de esa noche”, dijo el torpedero de los Medias Rojas, el arubeño Xander Bogaerts, al hablar de cómo manejar la situación como jugador en Boston.

De su parte, Farrell confía en que su tropa sabrá cómo encender los motores con el enfoque indicado para medirse a los Indos en la serie de primera ronda que iniciará el jueves en el Progressive Field.

“Una de las cosas únicas de Boston y con David es que esas distracciones ya son comunes”, expresó el piloto. “Entonces, creo que nuestros muchachos han hecho un gran trabajo a la hora de balancear lo que se ve antes del juego y mantenerse enfocados en lo que se necesita. Y eso es desde el primer pitcheo, estar preparado lo mejor posible”.

Para Max Scherzer la intensidad será una de sus armas contra Dodgers

Para Max Scherzer la intensidad será una de sus armas contra Dodgers

WASHINGTON — Max Scherzer recuerda que lo instaron a serenarse durante su debut en la postemporada, hace cinco años. Le dijeron que respirara hondo, conservara la calma y tratara de trabajar con menos intensidad.

Pronto, el lanzador descubrió que la fórmula no le funcionaba.

Scherzer, quien abre el viernes el primer juego de la serie divisional de la Liga Nacional por los Nacionales de Washington ante Clayton Kershaw y los Dodgers de Los Ángeles, rememoró su debut en estas instancias.

Lanzaba para los Tigres de Detroit en el Yankee Stadium y regaló boleto a los primeros dos bateadores que enfrentó. Se reprochó haber hecho caso de las recomendaciones, y terminó lanzando sin admitir hit hasta el sexto inning.

Scherzer no puede deshacerse de la intensidad en la lomita, y buscará mantenerla a tope durante la postemporada.

“Sin importar lo que hayas hecho para tener éxito en la temporada regular, tienes que seguir haciéndolo exactamente igual en los playoffs. Sí, las luces son más brillantes. Sí, el graderío está lleno. Sí, los juegos comienzan a horas extrañas, hay mucha prensa, familiares y amigos que quieren boletos. Por fuera todo es un poco diferente, pero tu mentalidad debe ser la misma”, explicó Scherzer.

“Sé que existe la noción de que sólo debes salir y relajarte… Ese puede ser el peor consejo. No, hay que hacer exactamente lo que sabes. Si juegas agresivo en la temporada regular, hay que seguir haciéndolo”.

Así que Scherzer pisará fuerte en el montículo del Nationals Park el viernes, cuando está enfrentando a bateadores tan temibles como Corey Seager, el mexicano Adrián González, Justin Turner y Chase Utley.

Todos ellos saben qué esperar, pese a que los Dodgers no enfrentaron a Scherzer en 2016, cuando tuvo una foja de 20-7 y una efectividad de 2.96. Lideró además las mayores con 284 ponches, incluidos 20 en un solo juego, lo que empató un récord.

“Obviamente, él es un pitcher realmente bueno. Tiene una tremenda recta, poncha a muchos y ha ganado varios juegos este año”, resaltó Turner, quien jamás ha bateado ante Scherzer. “Vamos a estudiarlo, a analizar los videos y a definir un plan de juego”.

Eso mismo tratarán de hacer los Nacionales con Kershaw, tres veces galardonado con el Cy Young en la Liga Nacional, quien ostentó un récord de 12-4 en esta campaña, con un promedio de carreras limpias admitidas de 1.69 en sólo 21 aperturas. Se perdió más de dos meses de acción por un problema en la espalda.

Desde que regresó en septiembre, Kershaw lleva una foja de 1-2 y una efectividad de 0.96 en cinco aperturas.

Scherzer es uno de los principales candidatos al Cy Young de este año. Consiguió el premio en la Liga Americana, con Detroit en 2013.

“Seguí evolucionando”, dijo, al destacar la forma en que ha perfeccionado un slider cortante que lanza a los zurdos.

 

 

Buck Showalter guardó su mejor carta sin explicación

Buck Showalter guardó su mejor carta sin explicación

NUEVA YORK — Acaso hace un par de semanas, Buck Showalter justificaba por qué Zack Britton debería ser premiado con el Cy Young, como el mejor lanzador en la Liga Americana.

“Cuando la gente empieza hablar de Cy Young y (hasta) el Jugador Más Valioso, ¿cómo no eres el mejor en lo que el equipo te asignó tras todo lo que él ha hecho?”, razonó Showalter en la recta final de una temporada en la que su cerrador estuvo perfecto al convertir sus 47 oportunidades de rescate.

Un legítimo argumento por parte del manager de los Orioles de Baltimore. Ahora bien, si Showalter tiene a Britton en ese pedestal, pues se entiende menos lo ocurrido la noche del martes en Toronto.

Showalter empleó a siete de los 10 lanzadores que tenía a disposición en el juego de comodines de la Americana, que Baltimore acabó perdiendo 5-2 ante los Azulejos cuando Edwin Encarnación conectó un jonrón de tres carreras ante Ubaldo Jiménez en la parte baja del undécimo inning.

¿Britton? Bien, gracias. El zurdo calentó tres veces, pero se quedó en el bullpen.

“Es frustrante, pero no es una decisión que me toca tomar”, dijo Britton. “Frustra quedarse sentado y solo mirar”.

La explicación de Showalter sobre el uso de su mejor relevista, uno que solo ha había permitido una carrera limpia en 58 apariciones, sorprendió.

“Estaba bien”, indicó, descartando que fuese por algún problema físico.

Procedió a defender la decisión de traer a Jiménez porque el dominicano tuvo un buen cierre de temporada al registrar una efectividad de 2.31 en sus últimas cinco salidas. Pero se olvidó de decir que el derecho fue uno de los peores abridores de la liga (su efectividad llegó a estar en 7.38 en julio) al punto en que llegó a ser sacado de la rotación dos veces durante 2016.

Palabras más, palabras menos, Showalter acabó reconociendo que reservó a Britton únicamente para una oportunidad de salvamento: “Jugar de visitante tuvo algo que ver”, indicó.

Hasta el momento que llamó a Brian Duensing y a Jiménez, Showalter había manejado sus cartas del bullpen con maestría. Mychal Givens, Donnie Hart, Brad Brach y Darren O’Day mantuvieron el empate 2-2.

El zurdo Brian Duensing relevó a O’Day al abrir el 11mo y ponchó a Ezequiel Carrera con un strike cantado. Y luego llegó la aciaga decisión de llamar a Jiménez. Le conectaron hits en tres de los cinco pitcheos, el último de los cuales derivó en el cuadrangular de Encarnación a una recta de 91 millas por hora.

Showalter acabó dejándose llevar con la filosofía de que el cerrador solo puede ser empleado para el rescate como tal, con resultados adversos. Eso mismo le ocurrió a Fredi González y los Bravos de Atlanta en una serie de primera ronda ante los Dodgers de Los Angeles en 2013, en la que optó por David Carpenter en vez del cerrador Craig Kimbrel para el octavo inning. Carpenter permitió un jonrón de dos carreras a Juan Uribe y Atlanta se fue a casa.

“Te puedes poner a analizarlo después, pero pasamos como cuatro innings buscando tener el momento ideal”, declaró Showalter. “Son tantas las decisiones difíciles, pero quizás sería un poco distinto si juegas en casa”.

Showalter es considerado como uno de los mejores managers de las mayores. Tiene 1.420 victorias, la cuarta máxima cantidad entre los dirigentes activos. Por tercera vez en cinco campañas, sus Orioles se clasificaron a una postemporada.

Pero su decisión en el Rogers Centre es indefendible.

Además, había un antecedente este año, cuando Britton salió a lanzar fuera de casa en un partido empatado 2-2. Fue el 31 de julio, la única vez que trabajó más de dos innings, colgando ceros, en el noveno y el 10mo. Baltimore anotó dos veces en la alta del 12mo para ganar 6-2. ¿El sitio? Toronto.

 

 

Azulejos fijan su rotación para su Serie Divisional de la L.A. vs. Texas

Azulejos fijan su rotación para su Serie Divisional de la L.A. vs. Texas

El manager de los Azulejos, John Gibbons, reveló su rotación para la Serie Divisional de la Liga Americana ante los Rangers, que arranca el jueves.

El mexicano Marco Estrada abrirá el Juego 1 por Toronto. En el Juego 2, lo seguirá J.A. Happ, quien finalizó la temporada regular con 20 victorias.

Aaron Sánchez abrirá el Juego 3 por los Azulejos. De ser necesario, Marcus Stroman, quien estuvo en la lomita para el Juego del Comodín de la Liga Americana ante los Orioles el martes, abriría el Juego 4.

Hamels abrirá por los Rangers el 1er juego ante Toronto

Hamels abrirá por los Rangers el 1er juego ante Toronto

ARLINGTON — El lanzador zurdo de los Rangers, Cole Hamels, abrirá el 1er juego de la Serie de División de la Liga Americana ante los Azulejos de Toronto el jueves a las 3:30 p.m. en el Globe Life Park.

Hamels lanzó los juegos dos y cinco de la Serie de División del año pasado contra los Azulejos y dejó récord de 1-0 con 2.70 de efectividad. El derecho Yu Darvish será el encargado de iniciar el segundo juego, pero los Rangers no anunciaron quiénes abrirían los duelos tres y cuatro, de ser éste último necesario.

 

Encarnación envió a Azulejos a la SDLA con HR de oro en la 11ma

Encarnación envió a Azulejos a la SDLA con HR de oro en la 11ma

TORONTO — Edwin Encarnación llevó a Toronto a la serie de primera ronda en la Liga Americana de una forma que resultará familiar para los Azulejos: con un gran jonrón.

Encarnación sacudió un jonrón de tres carreras en el 11mo inning ante Ubaldo Jiménez, y los Azulejos de Toronto doblegaron el martes 5-2 a los Orioles de Baltimore en el juego de comodines de la Liga Americana para acceder a la serie de división contra Texas, un viejo enemigo.

Cobertura completa del juego

“Yo sólo traté de buscar la recta”, dijo Encarnación, el primera base que podrá declararse agente libre tras la Serie Mundial. “Esto es muy especial para mí, en un turno importante para hacer disfrutar a los fanáticos”.

El dominicano Jiménez entró en relevo de Brian Duensing con un out en el 11mo, y Devon Travis empalmó un sencillo en cuenta de 1-1. Josh Donaldson, el reinante Jugador Más Valioso de la Liga Americana, conectó sencillo ante el siguiente pitcheo, y Travis avanzó hasta tercera cuando el jardinero Nolan Reimold hizo malabares con la pelota.

Acto inmediato, Encarnación desapareció el siguiente lanzamiento, una recta de 91 millas por hora, tomando vuelo hasta caer en el segundo nivel del izquierdo.

El dominicano Encarnación supo en el mismo momento que la había sacado, y levantó ambos brazos en señal de triunfo.

Francisco Liriano, otra carta dominicana de los Azulejos, retiró a cinco bateadores en fila — mediante cuatro boletos y un ponche — para acreditarse la victoria, luego que el cerrador mexicano Roberto Osuna tuvo que salir del juego por una lesión.

“El médico me dijo que estaré bien, sólo necesito un par de días”, comentó Osuna. “Últimamente he lanzado mucho. Creen que sólo es cansancio de las últimas semanas”.

El cerrador de los Orioles Zach Britton, perfecto en 47 oportunidades de salvamento en la temporada regular, nunca entró a lanzar.

“Nadie venía lanzando mejor que Ubaldo”, dijo el manager de Baltimore Buck Showalter. “No salió bien”.

Sobre Britton, Showalter reconoció que su estelar relevista “estaba disponible”, pero que prefirió reservarlo.

“Tomé en cuenta varias cosas durante el curso del juego, pero nuestros jugadores hicieron un buen trabaja para alcanzar ese punto. No pudimos dar el golpe final”.

Toronto viajará a Texas para enfrentar a los Rangers en la serie divisional de la Liga Americana, al mejor de cinco partidos.

Es la repetición del duelo que protagonizaron en la misma instancia el año pasado, con Toronto imponiéndose en el quinto partido gracias a un jonrón de José Bautista, recordado más por la forma eufórica como soltó su bate.

Los equipos también protagonizaron una gresca en mayo de este año, cuando el dominicano Bautista recibió un puñetazo en la cara del infielder venezolano de los Rangers Rougned Odor tras una jugada en la segunda base.

Se jugó al aire libre en el Rogers Centre, el ex SkyDome, donde todos los 24 partidos de postemporada se habían disputado con el techo cerrado.

Bautista abrió el segundo ante Chris Tillman y conectó su quinto jonrón de postemporada.

Pero Mark Trumbo, quien lideró las mayores con 47 cuadrangulares, puso arriba 2-1 a Baltimore en el cuarto con un jonrón de dos carreras ante Marcus Stroman.

El sencillo remolcador del venezolano Ezequiel Carrera puso fin a la noche de Tillman en el quinto.

Cuando el bateador emergente de Toronto Melvin Upton Jr. elevó a la zona de advertencia del bosque izquierdo para el último out del séptimo, el jardinero de los Orioles Hyun Soo Kim estuvo a punto de ser impactado por una lata lanzada desde las gradas. El jardinero central Adam Jones gesticuló enfadado hacia los fanáticos, y Showalter salió del banco para reclamarle a los umpires.

Los fanáticos de Toronto arrojaron botellas y otros proyectiles al terreno durante el quinto juego contra Texas el año pasado, enojados por una jugada en la que se convalidó una carrera de Odor desde tercera luego que la devolución de la pelota del receptor Russell Martin al pitcher se desvió con el bate de Shin Soo Choo.

“Es de lo más patético”, dijo Jones. “Espero que encuentren al tipo y presenten cargos”.

Roberto Osuna estaría disponible para la SDLA vs. Rangers

Roberto Osuna estaría disponible para la SDLA vs. Rangers

TORONTO – El cerrador mexicano de los Azulejos, Roberto Osuna, salió el martes del juego por el Comodín de la Liga Americana en la parte alta del 10mo inning con una aparente lesión en el hombro derecho.

Según Shi Davidi, columnista de Sportsnet, Osuna dijo después del juego: “El médico me dijo que estoy bien. Sólo necesito un par de días de descanso, pero estaré bien para el viernes. (El doctor) me dijo, ‘No es nada serio, estarás bien en un par de días’. Espero estar bien para el viernes”.

Osuna retiró a los tres bateadores que enfrentó en la parte alta de la novena y luego volvió para el 10mo inning con la pizarra empatada a dos. Retiró a Chris Davis comenzando el episodio, pero después del turno el manager de Toronto, John Gibbons, y el preparador físico, George Poulis, corrieron hasta la lomita.

Gibbons retiró a Osuna del juego después de una breve reunión en la lomita y trajo a lanzar desde el bullpen al zurdo dominicano Francisco Liriano.

“Estoy bien”, dijo Osuna. “No pude terminarlo (el inning). Me siento mal porque dejé en una mala situación al equipo, pero Liriano lanzó muy bien”.

Cuando MLB Network le preguntó si estaría disponible para la Serie de División de la Liga Americana contra los Rangers, que comienza el jueves a las 4:30 p.m. ET, Osuna respondió que “absolutamente”.

 

Max Scherzer abrirá el Juego 1 de la SDLN vs. Dodgers

Max Scherzer abrirá el Juego 1 de la SDLN vs. Dodgers

WASHINGTON — El manager de los Nacionales, Dusty Baker, anunció de manera oficial que el derecho Max Scherzer abrirá el Juego 1 de la Serie Divisional de la Liga Nacional ante los Dodgers en el Nationals Park el viernes.

“Va a ser divertido competir con los Dodgers”, dijo Scherzer, de 32 años de edad, quien se adjudicó el Premio Cy Young en la Liga Americana en el 2013.

Scherzer se medirá al zurdo de Los Ángeles, Clayton Kershaw, quien ha ganado tres Premios Cy Young en la Liga Nacional.

Scherzer sumó 20 victorias por los Nacionales en la temporada regular. El 11 de mayo, se convirtió en apenas el cuarto lanzador en la historia de Grandes Ligas que poncha a 20 bateadores en un juego de nueve innings.

 

 

 

Joe Maddon fija la rotación de Cachorros para la SDLN

Joe Maddon fija la rotación de Cachorros para la SDLN

CHICAGO — Jon Lester será el abridor de los Cachorros de Chicago en su primer juego de la postemporada.

El manager Joe Maddon confirmó el martes que se inclinó por Lester sobre Kyle Hendricks y Jake Arrieta, el ganador del Cy Young de 2015, en el primer partido de la serie divisional contra los Mets de Nueva York o los Gigantes de San Francisco.

La serie arranca el viernes en el Wrigley Field, con los Cachorros apuntándole a conquistar su primer campeonato de la Serie Mundial desde 1908, luego de liderar las mayores con 103 victorias.

Lester (19-5) tuvo el segundo mejor promedio de efectividad en las mayores, con 2.44, por detrás de Hendricks.

Hendricks (16-8, 2.13) abrirá el segundo juego en la casa de los Cachorros, pautado para el sábado.

Arrieta (18-8, 3.10) será el encargado de lanzar en el tercer juego, de visitante. John Lackey (11-8, 3.35) abrirá el cuarto en caso de ser necesario.

Lester tuvo foja de 10-2 y 1.74 de efectividad en Wrigley Field. Hendricks también dominó en casa, con marca de 9-2 y 1.32 de efectividad.

Arrieta tambaleó en el tramo final de la campaña, al registrar foja de 3-3 con 4.33 de efectividad en sus última siete salidas.

 

La mano de Joe Maddon se siente en los dominantes Cachorros

La mano de Joe Maddon se siente en los dominantes Cachorros

CHICAGO — La brisa generada por los cuatro abanicos portátiles zumbaba por el nuevo y opulento camerino de los Cachorros de Chicago, aspirando lo que quedaba de la humedad de las alfombras que acababan de ser lavadas.

“No secaron esta parte”, bromeó el relevista Mike Montgomery, sentado frente a su casillero. El zurdo levantó la suela de su zapato para mostrar que estaba mojada. “Todavía puedes oler la champaña”.

En la mañana después que los Cachorros aseguraron su clasificación a los playoffs, algunos jugadores del equipo con el mejor récord de las Grandes Ligas se presentaron al camerino previo a un juego vespertino que iba a comenzar dentro de tres horas.

El manager Joe Maddon, sin embargo, ya estaba en su oficina, concentrado en la apremiante tarea inmediata: acabar con la espera de más de un siglo sin ganar la Serie Mundial.

“Me fijé en lo que todo el mundo habla”, dijo Montgomery, quien llegó a Chicago en julio como parte de un canje con Seattle que involucró a cuatro jugadores. “Joe sabe tanto de béisbol –el posicionamiento, lo que te sugieren los datos, como estimular a un jugador– pero todo le resulta fácil. Y por eso no siempre aprecias cómo es que lo hace”.

Así, la mano de Maddon se puede palpar en cada faceta de este equipo.

Con el inicio de los playoffs el viernes en el Wrigley Field, gran parte del crédito por ensamblar este repentino gigante es para Theo Epstein, el presidente de operaciones de los Cachorros. Él ayudó a formar la alineación y ha agregado en el momento justo partes complementarias como Montgomery, el taponero Aroldis Chapman y el jardinero Jason Heyward.

Pero el trabajo de Maddon es que esas piezas encajen bien juntas. Lo más impresionante sigue siendo cómo vuelve a cada uno de ellos mejor.

Tome como ejemplo la constante mejoría de la estrella de segundo año Kris Bryant, que le pelea a su compañero de equipo Anthony Rizzo el título de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. O la exitosa campaña del abridor Kyle Hendricks y su candidatura al premio Cy Young.

En el caso de Bryant, implicó enseñar al tercera base a lidiar con las expectativas. Maddon lo logró alentando a Bryant a jugar algunos partidos en el jardín e incluso en primera base, dando al joven otra habilidad para aprender en lugar de obsesionarse por cada turno al bate. En el caso de Hendricks, posiblemente incluyó un análisis profundo de la data junto con el coach de lanzadores Chris Bosio, viendo si la secuencia de lanzamientos, ubicación y entrega necesitaban algún ajuste.

Pero también es posible que hubiera sido algo tan sencillo como esto. Hace unas semanas en Pittsburgh, Hendricks vio Maddon dirigiéndose hacia él en el dugout. Hendricks esperaba que Maddon cuestionara su decisión de detenerse en segunda base después de que Chris Coghlan bateó un sencillo.

En su lugar, Maddon le preguntó sobre la mascota en Dartmouth, donde Hendricks estudió la universidad.

“¿Si te conocen como el Gran Verde, eso es igual que Gumby?”, le preguntó Maddon. “¿El es tu muchacho? ¿Cómo luce la mascota?”.

Hendricks sonrió al recordar. Prácticamente cualquier jugador de la alineación tiene una historia similar para contar.

“Posiblemente tuve 10 turnos al bate en mi carrera. No puedo recordar a última vez que bateé”, recordó Montgomery. “Pero tuve un imparable la otra noche y ese fue uno de los momentos más felices de mi carrera…

“Entonces Joe aparece al día siguiente y comienza a hablar de bateo conmigo y tenemos una conversación larga al respecto como si yo en realidad supiera lo que estoy haciendo. Probablemente él sabe que no es el caso. Sino ahora”, dijo riéndose entre dientes. “Ya estoy pensando que posiblemente consiga otro (hit)”.

En una sala de entrevistas que está justo afuera del camerino de los Cachorros, Maddon se estacionó detrás de un banco de micrófonos. En lugar de preguntarle sobre las metas del equipo, los reporteros querían saber a dónde fue después de que terminó la fiesta en el clubhouse. Además de ser uno de los mejores estrategas en el béisbol, Maddon es uno de los más entretenidos:

“No salí anoche”, responde.

¿Por qué no?, le preguntaron.

“No tuve nada”, dice Maddon sonriendo mientras desliza su brazo sobre la mesa y pretende que va a tomar una siesta.

No le crea.

Él es una de esas personas que siempre tienen algo bajo la manga.

Fuente: LasMayores

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.