Ter Stegen es el lunar del Barça

10/05/2016

9:50:57 PM

 

 

 

“Se cree Garrincha y no es ni la mitad de lo bueno que se cree”. La sentencia de Michael Robinson, el comentarista estrella en España en los últimos 25 años, y campeón de la Copa de Europa con el Liverpool en 1984, resonó no sólo en la península ibérica, sino en todo el mundo.

El comentarista británico hablaba del gran error del portero del FC Barcelona Marc-André Ter Stegen ante Pablo Hernández, mediocampista del Celta de Vigo. El arquero del Barça intentó picar el balón por encima del argentino propiciando el cuarto gol del equipo gallego que, a la postre, significaría la segunda derrota del equipo de Luis Enrique en el campeonato.

Tras la tormenta, y nunca que mejor momento que ahora que hay parón por selecciones, toca pensar y reflexionar sobre el juego del equipo, pero sobre todo de la aportación del que desde el club se ha decidido que sea el portero del futuro.

Cabe recordar que este verano Pep Guardiola puso cerca de 40 millones sobre la mesa para fichar a Ter Stegen, pero en Ca’n Barça apostaron por la opción de largo plazo para su portería, y el que acabó saliendorumbo a Manchester fue el chileno Claudio Bravo, con 33 años, y a cambio de 18 millones de euros. Guardiola confiaba en la progresión de Ter Stegen y, sobre todo, en su gran manejo del juego con los pies. Este último aspecto también le atrajo al arquero chileno, que en dos años en el Camp Nou hizo olvidar a Victor Valdés y se asentó como el tirular del equipo, más allá de que Ter Stegen disputara la Champions League y la Copa.

Pero el Barça sabía que la diferencia de edad, casi una década, ponía en la palestra al alemán, pues era el indicado para quedarse y asentarse bajo palos durante los próximos años. Sin embargo, ahora mismo — y no sólo por este último error– muchos deben estar preguntándose si la elección fue la adecuada.

Muchos, desde Pique hasta Iniesta pasando por Xavi y Luis Enrique, han asegurado que Ter Stegen es una mina de oro para el equipo y que no debería cambiar. Sin embargo, el propio cancerbero de mostró triste con su error tras el partido en Vigo e incluso pidió disculpas por su error.

Lo que preocupa es que en este arranque de campeonato, donde ya nadie le hace verdadera sombre, Ter Stegen no haya dado un paso al frente en lo que a solidez se refiere. No sólo se repiten sus errores por arriesgar mucho con el juego de pies –algunos con un final más agónico que otros– si no que parece claro que este tipo de pifias le afectan mentalmnte, y al final el teutón acaba por no hacer paradas que, de otra forma, si hubiera ejecutado.

Ahora está en Luis Enrique decidir si sigue apostando por Ter Stegen o no. Lo cierto es que su relevo, Jasper Cillessen, tampoco ha impresionado en sus actuaciones con su nuevo equipo, por lo que redoblar su apuesta por el teutón y asegurarle que, pase lo que pase, es el dueño de la portería del Camp Nou. Quizas su progresión –como preveía Pep Guardiola– le lleve a convertirse en el justo heredero de Manu Neuer, que también ha sufrido bastante por lo arriesgado de su juego, pero que nunca ha hecho el ridículo de la manera en que lo ha hecho Ter Stegen en ciertos encuentros.

Si consigue llegar a ese nivel, el Barcelona estará de enhorabuena, pues hasta ahora es el gran culpable de la situación del club,

Fuente: Yahoo Deportes

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.