Al futuro del béisbol le dicen Cuba, según mlb.com

mlb-150x120

 

Colaboración:Marvely

 

Por Reinaldo Sánchez López
Las Grandes Ligas de Estados Unidos deben prepararse para la marea de peloteros cubanos que se aproxima. Un grupo de jóvenes puro talento que se prepara, coge fuerza y está dispuesto a brillar en el máximo nivel. Y no es chovinismo, los análisis hablan por sí solos.
En este caso, tales afirmaciones quedan demostradas en la lista de los principales prospectos internacionales del sitio www.mlb.com. El estudio coloca a siete de los nuestros entre los diez mejores y a 11 dentro de un total de 30 nombres que presenta la página. Es decir, más del 33% de los mencionados son cubanos.
Llama la atención el hecho de que el protagonismo se lo robe el área de pitcheo, zona donde actualmente Cuba no sobresale en la Gran Carpa, a pesar de sumar a varios exponentes. Empero, al parecer, el futuro tiene reservado instantes gloriosos para los serpentineros antillanos.

El zurdo mayabequense Adrián Morejón destaca en el escaño dos del escalafón. Este lanzador, de tan solo 17 años, tiene en su hoja de éxito el haber sido elegido como el Jugador Más Valioso del Campeonato Mundial categoría sub-15 de Sinaloa, México, en 2014. Los Padres de San Diego pactaron en junio pasado un contrato con el prometedor serpentinero.
La silla número tres la ocupa el veloz Norge Luis Ruiz. El camagüeyano, pura tranquilidad en la “lomita de los suspiros”, debe de salir de un momento a otro directo al estrellato, tal y como lo hizo en Cuba, con un equipo perdedor. (Bueno, los agramontinos pelearán uno de los comodines de la campaña 56).
Algo parecido debe sucederle al ubicado como cuarto talento, Cionel Pérez. Este zurdo matancero, dueño de una recta que toca las 95 millas, puede ganar más en velocidad si aumenta su tono muscular. La buena dirección de sus comandos fue un elemento a su favor para alcanzar los $5.15 millones con los Astros de Houston.

Como quinto está el pinareño Vladimir Gutiérrez, un pitcher más experimentado que el resto, si nos llevamos por los kilómetros que recorrió como integrante del equipo Cuba en diversos certámenes internacionales. Este es otro que debe sumar unas libritas a su cuerpo para mejorar su somatotipo, aunque despejó su camino tras firmar por $4.7 millones con los Rojos de Cincinnati.
El más pequeño del clan Gurriel, Lourdes Jr., unos meses después de su sonada “deserción” junto a Yulieski en República Dominicana, ocupa el puesto seis. Su madera de grande nadie la cuestiona y no pocos especialistas llenan de adjetivos positivos a este multifacético jugador.
Alfredo Rodríguez, un torpedero de buenas manos y excelentes desplazamientos, aparece en la posición siete. El habanero, a quien impúdicamente no le adjudicaron el premio de Novato del Año hace un par de temporadas en Cuba, ya tiene contrato de seis millones de dólares con los Rojos de Cincinnati, por lo que solo le resta continuar trabajando hasta que le llegue su hora (de subir al primer equipo).

El noveno escaño lo ocupa uno de los talentos más grandes que tiene el béisbol cubano, Lázaro Armenteros. El capitalino, selección Todos Estrellas del mundial sub-15 de México, es un pelotero de cinco herramientas. En Cuba todos hablaban de él, de sus potencialidades, de sus deseos, y pocos se equivocaron, pues con tan solo 17 años “Lazarito” ya firmó un acuerdo con los Atléticos de Oakland por tres millones. Desde ya, les aconsejo seguir a este muchacho, es un crack.
Otros cubanos presentes en la lista de prospectos son el outfielder habanero Jorge Oña (Padres de San Diego y un bono de $7 millones), el jugador de cuadro y jardinero Yanio Luis Pérez (firmó por 1.1 millones con Rangers), el infielder pinareño Randy Arozarena y el lanzador mayabequense Ronald Bolaños (Padres de San Diego y $2.25 millones).
Sin dudas, estos nombres son potenciales jugadores que puede tener Cuba en la Gran Carpa en un plazo menor a los cinco años, con la excepción, tal vez, de Morejón y Armenteros, por la edad. Todos tienen atributos suficientes para llegar al máximo nivel y algunos de ellos presentan cualidades para mirarlos como futuras estrellas.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.