MLB; Combo de noticias: Cachorros incluyeron a Soler en su roster para la SDLN vs. Gigantes Y MUCHO +

10/07/2016

7:21:21 PM

 

 

 

Cachorros incluyeron a Soler en su roster para la SDLN vs. Gigantes

jorge soler 7-10-16

Cachorros incluyeron a Soler en su roster para la SDLN vs. Gigantes

CHICAGO — Los Cachorros de Chicago decidieron colocar a 11 lanzadores y 14 toleteros, incluidos el jardinero cubano Jorge Soler y el también patrullero Albert Almora Jr., en su roster para la Serie de División de la Liga Nacional que comenzará el viernes a las 9 p.m ET en Wrigley Field ante los Gigantes de San Francisco.

Jason Hammel (15-10, 3.83 EFE), quien había estado sufriendo molestias en el codo y se perdió su última apertura, no fue incluido en el roster. Tampoco está el relevista Trevor Cahill. Los pitchers en la nómina son Jon Lester, Kyle Hendricks, Jake Arrieta y John Lackey, además de los relevistas Carl Edwards Jr., Travis Wood, Mike Montgomery, el dominicano Pedro Strop, Justin Grimm, el venezolano Héctor Rondón y el cerrador cubano Aroldis Chapman.

Los receptores son David Ross y los venezolanos Miguel Montero y Willson Contreras. Los infielders son Anthony Rizzo, Ben Zobrist, Addison Russell, Kris Bryant, Tommy La Stella y el puertorriqueño Javier Báez. El grupo de jardineros está compuesto por Almora, Soler, Jason Heyward, Dexter Fowler y Chris Coghlan.

Soler estaba en duda porque había estado sufriendo molestias en el costado derecho, un problema que le permitió jugar solo 15 juegos en el último mes de la temporada. Disputó el último encuentro de la temporada el pasado domingo y se fue de 2-0. El año pasado Soler bateó .474 en siete juegos de postemporada.

Almora ha sido usado principalmente para colaborar defensivamente al final de los juegos, pero también ha aportado en el plato. Bateó .321 en 12 juegos en septiembre. El novato tomó un lugar en el roster sobre Matt Szcur, quien bateó .120 en 16 juegos en septiembre y ligó para .261 como emergente esta campaña.

El roster completo

LANZADORES (11)

Jake Arrieta
Aroldis Chapman
Carl Edwards Jr.
Justin Grimm
Kyle Hendricks
John Lackey
Jon Lester
Mike Montgomery
Héctor Rondón
Pedro Strop
Travis Wood

RECEPTORES (3)

Willson Contreras
Miguel Montero
David Ross

INFIELDERS (6)

Javier Báez
Kris Bryant
Tommy La Stella
Anthony Rizzo
Addison Russell
Ben Zobrist

JARDINEROS (5)

Albert Almora Jr.
Chris Coghlan
Dexter Fowler
Jason Heyward
Jorge Soler

David Ortiz demostró su entrega en los playoffs al correr de home a 2da

David Ortiz demostró su entrega en los playoffs al correr de home a 2da

CLEVELAND – David Ortiz es conocido por muchas cosas en el béisbol, desde su bateo de poder, su producción y su liderazgo en los Medias Rojas, hasta sus aportes en la comunidad de Boston y la República Dominicana.

Sin embargo, la velocidad de “Big Papi” no es una de ellas. Por eso es que mucha gente se sorprendió cuando el dominicano se atrevió a convertir lo que parecía un largo sencillo al jardín derecho-central en un doble en el Juego 1 de la Serie Divisional de la Liga Americana entre Boston y Cleveland.

Además de seguir rindiendo con el bate a los 40 años de edad, parece que aún funcionan las piernas del veterano, quien tiene previsto retirarse al concluir la campaña de los Medias Rojas.

“Así es”, dijo Ortiz sobre su proeza en las bases el jueves. “En los playoffs, tienes que dar todo lo que tienes”.

Según Statcast™, Ortiz corrió de la caja de bateo a la segunda almohadilla en 8.91 segundos, el tiempo más rápido del total de 49 dobles que ha dado este año (líder de Grandes Ligas en temporada regular con 48).

“Hay una cosa con David: Te va a dar todo lo que tiene (en un día determinado)”, comentó el manager de los Medias Rojas, John Farrell. “A veces no ha estado al 100% en términos de salud, con lo que ha tenido que confrontar. Pero estamos en postemporada y nuestra mentalidad es que no hay mañana.

“Creo que él demostró eso corriendo de home segunda”.

 

David Price busca cambiar su historia en postemporada

David Price busca cambiar su historia en postemporada

CLEVELAND – David Price quiere cambiar la historia en dos sentidos el viernes, cuando se subirá al montículo para abrir el Juego 2 por los Medias Rojas en la Serie Divisional de la Liga Americana contra los Indios en el Progressive Field.

Cleveland encabeza la serie una victoria por cero.

Primero, el zurdo estelar pretende mejorar su actuación en postemporada. A pesar de tener récord de 121-65, efectividad de 3.21, cinco convocaciones al Juego de Estrellas y un Premio Cy Young de por vida en campaña regular, Price lleva marca de 2-7 con promedio de carreras limpias de 5.12 en 14 presentaciones (ocho aperturas) en playoffs, sin triunfo alguno como abridor.

“Mucho de eso es circunstancial”, afirmó el manager de los Medias Rojas, John Farrell. “Lo único que sé es que contamos con un lanzador muy bueno y que ya queremos verlo subirse al montículo (el viernes)”.

La segunda reivindicación que busca Price es corregir lo que él calificó como un rendimiento “inconsistente” en la temporada regular del 2016, la primera de un contrato de siete años y US$217 que firmó con los Medias Rojas en diciembre pasado.

“No tiré la bola de la manera en que sé que puedo hacerlo”, expresó Price. “No lo hice a lo largo de 32 o 33 aperturas”.

No obstante lo dicho por el serpentinero, al fin y al cabo no fue una campaña tan mala. Price encabezó las Grandes Ligas en innings lanzados (230.0) y ponchó a 228 bateadores, rumbo a un récord de 17-7 con efectividad de 3.99 en 35 salidas.

“Evitar que los corredores crucen el plato. Eso es lo primordial”, dijo Price. “Me encanta lo de las entradas y los ponches, pero el WHIP (1.204) fue demasiado alto, al igual que la efectividad”.

De por vida, Price ha dominado a los Indios con marca de 10-2 y efectividad de 2.24 en un total de 14 salidas. En el 2016, su única apertura contra la Tribu fue el mismo primer día de la temporada, el 5 de abril, cuando se adjudicó la victoria al tirar 6.0 innings y permitir dos hits y dos carreras en un clima bien frío.

“Quiero ayudar a ganar este equipo; eso es lo primordial”, dijo Price al preguntársele por su mentalidad de cara al partido del viernes. “Así quiero que piensen mis compañeros también.

“Quiero salir a ganar. Quiero ser dominante”.

Eso mismo se ha visto de Price a lo largo de su carrera de nueve años en Grandes Ligas. Pero pocas veces ha sido en los playoffs.

“Cuando llegas a la postemporada, se siente de nuevo como el Día Inaugural”, comentó Price. “Todo el mundo tiene esa adrenalina extra. No puedes tratar de hacer más de la cuenta.

“Tendré que poner de mi parte y saber que mi equipo va a estar ahí para mí”.

Los Gigantes nombraron a Samardzija como abridor del 2do juego en Wrigley Field

Los Gigantes nombraron a Samardzija como abridor del 2do juego en Wrigley Field

CHICAGO – El abridor del segundo juego por los Gigantes será una cara conocida en el Wrigley Field.

El derecho Jeff Samardzija será el encargado de iniciar dicho duelo de la Serie de División de la Liga Nacional por los Gigantes, que tendrán frente a ellos al líder en efectividad y abridor de los Cachorros, Kyle Hendricks, la noche del sábado.

Como era de esperarse, Bochy informó que el zurdo Madison Bumgarner chocará ante Jake Arrieta en el tercer juego el lunes en AT&T Park. De ser necesario, Matt Moore tomará la bola por San Francisco en el cuarto encuentro el martes.

Seleccionado por los Cachorros en el draft del 2006, Samardzija lanzó por Chicago desde el 2008 hasta que fue cambiado en julio del 2014. En Chicago, dejó marca de 31-42 con 3.97 de efectividad en 206 juegos, incluidas 83 aperturas.

Samardzija firmó un contrato por cinco años y 90 millones de dólares con los Gigantes durante el invierno y tuvo foja de 12-11 y 3.81 de efectividad en 203 innings de labor por San Francisco en la temporada regular.

Terry Francona valora los aportes defensivos de Michael Martínez

Terry Francona valora los aportes defensivos de Michael Martínez

CLEVELAND – Entre todos los jugadores de renombre en los Indios de Cleveland, hay un integrante del equipo que suena poco en las primeras planas, pero que para el dirigente Terry Francona cumple un rol bastante importante.

Se trata del dominicano Michael Martínez, quien el jueves jugó en su primer partido de postemporada desde el 2011, cuando pertenecía a los Filis. Martínez, quien empezó la temporada del 2016 con los Indios, fue designado para asignación por Cleveland en julio y cambiado a los Medias Rojas-precisamente el oponente de la Tribu en esta Serie Divisional de la Liga Americana.

Sin embargo, Francona y la gerencia de los Indios estimaron tanto la versatilidad de Martínez que volvieron a adquirirlo al reclamarlo de vuelta en waivers de Boston el 4 de agosto.

“Se trata de más que los números que él pueda poner (al bate)”, dijo Francona el viernes. “Es extremadamente enérgico, mantiene bien suelto a todo el mundo en la banca y siempre está listo para entrar al juego”.

En particular, el valor de Martínez, un veterano de partes de seis temporadas en Grandes Ligas, es su capacidad de jugar una buena defensa en múltiples posiciones. Dicha habilidad lo ha convertido en un especialista como reemplazo defensivo en los últimos innings de los partidos. El jueves en el Juego 1, una victoria de los Indios sobre los Medias Rojas, el jugador de 33 años de edad entró como jardinero central para el final del encuentro.

Además del bosque central, Martínez ha fungido como jardinero izquierdo y derecho, torpedero, intermedista y antesalista por la Tribu este año.

“En mi opinión, tiene la habilidad de jugar su mejor defensa en trechos cortos”, dijo Francona acerca de Martínez, quien bateó .242 con porcentaje de embasarse de .265 vistiendo el uniforme de Cleveland en la campaña regular. “No estoy seguro si él es alguien que vas a querer poner a jugar todos los días, porque no sé si hay suficiente ofensiva. Pero puedes ponerlo por un inning o dos en el jardín central, la segunda base o la tercera y atrapa muy bien la bola. Tira de manera excelente y siempre está listo”.

Los Nacionales le tienen enorme confianza a Pedro Severino

Los Nacionales le tienen enorme confianza a Pedro Severino

WASHINGTON – Nadie puede sustituír de la noche a la mañana a un receptor de la talla del venezolano Wilson Ramos, una estrella que brilla con luz propia tanto la defensiva como a la ofensiva, especialmente con miras a la postemporada, donde la importancia de cada pitcheo, de cada out, de cada jugada, se magnifica enormemente.

Pero los Nacionales de Washington piensan que otros dos latinoamericanos, el venezolano José Lobatón y el dominicano Pedro Severino, pueden evitar que la pérdida de Ramos sea una catástrofe. Por si acaso, mantienen al alcance de la mano al colombiano Jhonathan Solano.

Y Severino, apenas un novato, portará la primera antorcha al recibir la responsabilidad de abrir el Juego Uno detrás del plato, como careta del estelar Max Scherzer en el desafío frente a los Dodgers de Los Angeles, el viernes en el Nationals Park.

“Sabemos que Severino le batea muy bien a los zurdos, aunque no creo que haya visto uno como [Clayton] Kershaw”, informó el dirigente de los Nacionales, Dusty Baker. “Ha trabajado con nuestros lanzadores y Lobatón está un poquito resentido [de un tobillo]. Es una de las razones por las cuales no abre el viernes.

“Solano está aquí por si acaso algo le pasa a Severino o a Lobatón”, detalló Baker. “Tenemos varios peloteros que figuran en nuestra lista de reserva y se iban a practicar en la Florida, pero debido al huracán se van a quedar preparándose en Potomac [Maryland]”. Con apenas 18 encuentros de experiencia -ocho como receptor abridor- en las Grandes Ligas entre las temporadas del 2015 y el 2016, Severino se ha sabido ganar el respeto de los serpentineros de los Nacionales.

“En la mayoría de los casos, a lo mejor por disponer de un novato detrás del plato uno se preocuparía por no tener sincronización con él”, analizó Scherzer. “Con Severino, es completamente diferente.

“Primero que nada, es más maduro y comprende el juego mucho mejor que cualquier receptor novato que yo haya conocido”, elogió el abridor del Juego Uno por los Nacionales.

“Hablamos entre aperturas y hace un trabajo fabuloso entendiendo lo que necesita para llamar un buen juego. Comprende las estadísticas en las que me fijo, entiende mis secuencias, mis señas. De hecho, me emociona trabajar con él porque es realmente tan bueno como los mejores que me han recibido”.

Cuando alguien entrevista a Severino, de apenas 23 años de edad, comprende el porqué del entusiasmo de Scherzer y de los demás lanzadores de la novena de la Capital.

De Bonao, República Dominicana, Severino, que en la tierra del merengue defiende la franela de las Aguilas Cibaeñas, es un estudioso de su trabajo y ciertamente lo ayuda el cañón certero que tiene por brazo. Es el primero que reconoce que entrar a la batalla sin el caballo Ramos es un reto enorme.

“De verdad que [Ramos] se necesita en el equipo, él nos ha llevado a donde estamos ahora mismo, hizo un excelente trabajo el año entero y es lamentable lo que le ha pasado”, puntualizó Severino. “No puedo coger una presión sobre conmigo mismo, porque es el mismo béisbol. Me divertiré en mi primera postemporada. No trataré de hacer más [consejo de su padre] de lo que puedo hacer”.

Los instructores le han dado también valiosos consejos, especialmente después de que lo pasaron de la tercera base a la receptoría cuando apenas era un jovencito que soñaba a sus 15 años de edad con llegar a jugar en la cumbre del diamante.

“Me incomodaba cuando fallaba turnos y me dijeron ‘despreocúpate, si tú no bateas no es tan específico para el receptor, pero si lo es la defensa”’, recordó Severino. “Es importante cómo llamar el juego, cómo llevarlo, cómo estar en la misma página que el lanzador, cómo entenderlo, cómo tratar de leerle la mente al pitcher”.

“Aparte de ser joven soy un catcher que no es tímido”, comentó Severino, que se desenvuelve con sus respuestas como si tuviera la experiencia de un comentarista de televisión. “Le he recibido a la mayoría de los lanzadores de este equipo en los Entrenamientos Primaverales. Siempre me la paso haciéndoles preguntas, especialmente a los abridores que están sentados con nosotros en el banco. Hablamos sobre los bateadores, qué les gusta tirar, en que cuenta les gusta tirarlo. Me ayudan y me permiten entender”.

Y que no le vayan a insinuar a Severino que los Nacionales no tienen mucho chance de ir lejos en la postemporada del 2016 debido a sus lesiones tan importantes [como las de Ramos y Stephen Strasburg] porque uno se dará cuenta que el joven quisqueyano es bien positivo.

“Si estamos aquí es porque podemos”, acentuó Severino. “Tenemos muchos jóvenes con mucho talento. No tenemos la experiencia de otros equipos, pero sí el talento para lograrlo”.

Las preocupaciones por su lesión, un reto superado por Kershaw

Las preocupaciones por su lesión, un reto superado por Kershaw

WASHINGTON – La recuperación física y mental de un desagradable percance físico es un reto que ya ha sido superado por el estelar Clayton Kershaw desde hace varias aperturas y eso lo convierte en un hueso de roer para los Nacionales de Washington, el viernes en el Juego Uno de la Serie Divisional de la Liga Nacional.

“En las dos o tres aperturas más recientes no he pensado en eso”, reveló el zurdo estelar de los Dodgers de Los Angeles sobre molestias en la espalda que limitaron su actuación del 2016 a 21 encuentros. “Mi trabajo entre inicios estuvo lo más cerca de lo normal a lo que puede ser. No pienso en que pueda volver a lesionarme ni nada por el estilo. Estoy tan cerca del 100 por ciento como cualquier otro pelotero en este momento”.

A pocas horas de comenzar la respectiva Serie Divisional entre los Dodgers y los Nacionales, uno de los aspectos más atractivos para la fanaticada es precisamente la actuación de Kershaw, uno de los mejores serpentineros de la época, con registro de 126-60 en su esplendorosa carrera con la Tropa Blanquiazul.

A los aficionados pudiera también interesarle ver parte del “nuevo Kershaw” por el estilo del experimentado zurdo de ejecutar algunos envíos un poquito más abajo de su ángulo habitual para tirar la bola.

“Imagino que Rich Hill [abridor del Juego Dos] fue una especie de inspiración para eso”, reveló Kershaw de ese peculiar estilo. “Me pareció divertido intentarlo. En la Escuela Secundaria, lanzaba un poquito como eso. Lo probé por primera vez en un trabajo de bullpen y creo que lo usé originalmente para un par de lanzamientos frente a los Rockies de Colorado.

“No es que vaya a tirar desde allá abajo por 20 ó 30 pitcheos en un juego”, informó el nativo de Dallas, Texas. “Tener un diferente ángulo y usarlo un manojo de veces en un encuentro no puede ser dañino”.

Por otra parte, cualquiera pudiera imaginar que el hecho de que ha trabajado menos entradas que en temporadas normales pueda ayudar a Kershaw a estar más fuerte que de costumbre en los Play-Offs, pero la falta de consistencia física nunca ha sido un problema para el atleta de 28 años de edad.

“A lo mejor el sentido común sugiere eso [que vaya a estar más descansado], pero nunca he tenido problemas físicos en octubre, subrayó Kershaw. “En años pasados, siempre he estado al 100 por ciento [en los playoffs]. La pelota siempre la he tirado bien, el brazo siempre ha estado fuerte, independientemente de los innings trabajados. No creo que ahora sea diferente. Me siento bien ahora y eso es bueno”.

En cuanto a sus actuaciones en postemporadas previas, en las cuales tiene un registro total de 2-6 con efectividad de 4.59, Kershaw no le da demasiada importancia. “He trabajado en cientos de juegos en la temporada y no he tenido comparativamente tantas oportunidades en los play-offs”, dijo Kershaw. “Las aperturas malas resaltan más, con toda seguridad, que cuando el total de partidos lanzados es menor”.

Al dirigente de los Dodgers, Dave Roberts, no le preocupa que Kershaw se haya distinguido o no como un lanzador sobresaliente en postemporadas previas..

“Recuerdo aquellas aperturas, por lo menos algunas de ellas en las que las cosas pudieron haber virado hacia su lado, pero nada de eso tiene peso en esta postemporada”, analizó Roberts. “Y no creo que eso le importe tampoco a él. No hay ningún otro en el mundo que yo prefiera tener en la lomita que a Clayton”.

De lo que hagan Kershaw y sus Dodgers el viernes, empero, pudiera depender la estrategia para un cuarto juego, con miras al cual el mexicano Julio César Urías se mantiene como una posibilidad fuerte.

“Probablemente lo principal sea lo físico”, especificó Roberts. “Si los preparadores físicos y médicos no creen que tenga sentido, entonces no lo consideraríamos [usar a Kershaw para un Juego Cuatro].

“Por lo competidor que es él y porque lo ha hecho antes, se ha hablado de eso, pero hay que optar por la prudencia”, detalló el manager de los campeones del Oeste de la Liga Nacional. “Así que veremos qué pasa [en el Juego Uno]. Y también va a ser importante cómo vaya la serie después de los primeros tres partidos”.

Medirse a Clayton Kershaw, una delicia para Max Scherzer

Medirse a Clayton Kershaw, una delicia para Max Scherzer

WASHINGTON – Max Scherzer ha disfrutado de un éxito notorio en la Serie Divisional y ciertamente viene de una de sus mejores temporadas en el Béisbol de Lujo, pero todavía hay muchas cosas que motivan al derecho de los Nacionales de Washington para estar emocionado con miras a su apertura del viernes en el Juego Uno frente a los Dodgers de Los Angeles.

La primera es que tiene enorme hambre por ganar un primer anillo de campeón de la Serie Mundial, que le ha sido elusivo pese a su gran experiencia en la postemporada y sin duda alguna está motivado por medirse a Clayton Kershaw.

“Si, es bien confortante”, proclamó el dirigente de los Nacionales, Dusty Baker, sobre la importancia de tener un pitcher de la talla de Scherzer para el primer juego de la postemporada del 2016 en Nationals Park. “Contamos con un ganador de 20 juegos y a la vez con un bulldog en la lomita, un tipo que ha estado a la altura de las circunstancias en este tipo de situaciones.

“Es grandioso contar con un Max Scherzer en tu esquina y de paso un saludable Max Scherzer”, agradeció Baker. “Usted sabe, él quiere tener la bola en su poder, especialmente en juegos grandes. Nos medimos a un competidor de similar naturaleza en el otro lado, así que debería ser un tremendo juego de pelota”.

Poseedor de un estupendo registro de 21-3 en el 2013, Scherzer ganó aquel año el premio Cy Young de la Liga Americana con el uniforme de los Tigres de Detroit, pero su campaña del 2016, su segunda con los Nacionales, fue también de altos quilates. Tuvo registro de 20-7 con efectividad de 2.96 y encabezó las Grandes Ligas con 284 ponches, estadísticas que lo proyectan para ser posiblemente finalista para obtener otro galardón del pitcheo.

En su historial de series en la postemporada, sobresalen sus estadísticas de 3-1 con promedio de carreras limpias permitidas de 2.79 precisamente al nivel de juego en el que va a competir a partir del viernes.

“Va a ser bien divertido”, manifestó el derecho firmado como agente libre por los Nacionales el 21 de enero del 2015. “No puedo pedir más. Es bien especial que te den la bola para abrir una serie, tomando en cuenta que toda la carne estará en el asador en los próximos cinco juegos.

“De esto se trata cuando juegas pelota”, manifestó el derecho. “Uno no quiere medirse a los peores, desea enfrentarse a los mejores. Y este es el máximo oponente con el cual puedo encontrarme al tener enfrente a los Dodgers con Kershaw en la lomita”.

Con el tiempo, Scherzer ha evolucionado como uno de los mejores derechos en las Mayores, desde aquel jovencito que noqueaba a sus adversarios con su feroz recta al pitcher actual que cada día trabaja más duro para pulir sus habilidades a lo máximo.

“En los cinco años recientes he seguido evolucionando”, subrayó Scherzer. “He progresado en el uso de mi curva, de mi slider y en mi capacidad de tirarlos frente a los zurdos. Ha sido mi Talón de Aquiles de cierto modo. Los zurdos siempre han tenido más éxito frente a mi y es algo en lo que he trabajado constantemente.

“Realmente he tratado de combinar bien mis cuatro lanzamientos en el mismo juego para que no puedan afincarse en uno solo de mis pitcheos”, analizó el nativo de San Luis. “En la temporada, he aprendido más de mi mismo, sobre todo lo que tengo que hacer para retirar a los zurdos consistentemente. Ellos tienen un buen grupo de izquierdos, va a ser divertido medirme a ellos”.

Pese a ser uno de los mejores lanzadores de las Grandes Ligas, Scherzer no puede evitar sentir un enorme respeto por el hombre al que se va a enfrentar en el Nationals Park. “Lo puede hacer todo”, declaró Scherzer. “Me parece que lo principal es que siempre está atacando al bateador con todo su repertorio. Es lo más impresionante de su juego”.

Que el Juego Uno de la Serie Divisional frente a los Dodgers sea en el hogar de los Nacionales es un factor que Scherzer planea aprovechar a lo máximo.

“Apenas puedo esperar por venir al parque”, expresó el derecho debutante en las Grandes Ligas el 29 de abril del 2008. “Probablemente, los aficionados van a estremecer el estadio. Me encanta cuando meten tanta bulla. Soy un pitcher que sabe sacarle provecho a la adrenalina y ojalá el escenario esté bien electrizado”.

Claro está, su objetivo principal es intervenir en la Serie Mundial y tener la oportunidad de ganarla.

“Estar en situaciones como los Play-Offs es algo con lo que sueña uno desde niño”, recalcó Scherzer. “A la vez, nunca he ganado la Serie Mundial, así que mi corazón ha quedado destrozado cuatro veces. Es bien doloroso perdurar la etapa entre temporadas cuando eso ha ocurrido”.

Fuente: LasMayores

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.