MLB; Combo de noticias

10/19/2016

4:52:27 PM

 

 

Marco Estrada y Julio César Urias, los 1ros mexicanos en abrir en playoffs el mismo día

Marco Estrada y Julio César Urias, los 1ros mexicanos en abrir en playoffs el mismo día

TORONTO — El 19 de octubre del 2016 será recordado como un día histórico para los mexicanos en Grandes Ligas.

Por primera vez en la historia de la Gran Carpa, dos lanzadores mexicanos – el sinaloense Julio César Urías de los Dodgers y el sonorense Marco Estrada de los Azulejos de Toronto – fueron los señalados para abrir juegos de playoffs en la misma jornada.

La novena de Los Ángeles decidió darle la bola a Urías para el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Cachorros, mientras que el Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Indios le tocó a Estrada.

Urías, de 20 años de edad, debutó como ligamayorista en mayo y tuvo su primera participación en postemporada como relevista en el Juego 5 en de la Serie Divisional de la Liga Nacional contra los Nacionales. En dicho partido, el oriundo de Culiacán Rosales se convirtió en el lanzador más joven que se apunta una victoria en un juego de playoffs.

Cuando se suba al montículo el miércoles para el Juego 5 de la SCLA, Urías también se convertirá en el serpentinero más joven que abre un partido de postemporada en la historia de Grandes Ligas.

De su parte, el Juego 5 de la SCLA representa la décima presentación y sexta apertura de Estrada en series de playoffs.

Hasta la fecha, además de Estrada, otros siete lanzadores mexicanos han iniciado juegos de postemporada en la Gran Carpa. Fernando Valenzuela, quien hizo ocho salidas en postemporada por los Dodgers en los años 80, encabeza dicha lista. Lo sigue Jamie García, con siete aperturas por los Cardenales en octubre. Dicha lista también incluye a Yovani Gallardo, Esteban Loaiza, Ismael Valdez, Oliver Pérez y Miguel Angel González y, a partir del miércoles, a Urías.

Además de Urías, otro novato – Ryan Merritt de los Indios de Cleveland – estaba programado para abrir el miércoles.

 

 

Los Dodgers con plena confianza en las capacidades de Julio César Urías

Los Dodgers con plena confianza en las capacidades de Julio César Urías

LOS ANGELES — Con una ventaja de 2-1 de los Dodgers de Los Angeles en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, parecería que Julio César Urías pudiera estar en condiciones de abrir con menos presión el Juego 4, o por lo menos eso es lo que luce más lógico, pero sus compañeros de equipo confían en que el jovencito mexicano se desenvolvería bien sea cual fuera la circunstancia.

“Con Julio estamos confiados, hubiéramos ganado o perdido [el Juego 3], sabemos que él va a hacer su trabajo”, aseguró el primera base de los Dodgers, el mexicano Adrián González. “Nos enseñó en el quinto juego en Washington [frente a los Nacionales en la Serie Divisional] que este tipo de pelota no lo hace que cambie lo que él es. Nos dio innings increíbles y va a hacer lo mismo ahora”.

La apertura de Urías, que lo convertirá en el serpentinero más joven que inicia un juego de la postemporada en la historia de las Grandes Ligas, es esperada con entusiasmo entre los Dodgers, que tratarán en el Juego 4 de poner 3-1 a su favor la Serie de Campeonato frente a los Cachorros de Chicago.

“Sabemos que lo va a hacer bien”, proclamó el jardinero cubano Yasiel Puig. “Lo único que estamos esperando es que lance los innings que pueda. La defensa y la ofensiva lo van a estar respaldando. No tiene que tener tanta presión. Solamente tiene que tirar la pelota por el medio y nosotros haremos el resto”.

¿Presión? ¿Quién habla de presión? Urías se desenvuelve en todo lo que hace, dentro y fuera del diamante, como si ya tuviera 20 años de experiencia en las Grandes Ligas.

No importa que miles de aficionados en México y Latinoamérica tengan sus ojos sobre él en espera de una apertura propia más bien de un hombre que haya hecho ese trabajo en decenas de ocasiones o que toda una afición confíe plenamente en que los ponga a un paso de la Serie Mundial, un evento al que no han acudido los Dodgers desde 1988, ocho años antes de que Julio viniera a este mundo.

A lo mejor es porque es demasiado joven para ponerse a analizar la magnitud del momento beisbolero que está viviendo o, simplemente, su precocidad como lanzador es tan elevada, que encaja como anillo al dedo en este tipo de situaciones en las cuales muchos veteranos se derretirían como la mantequilla al contacto de un cuchillo caliente.

“No tengo ninguna duda en darle la bola, le tengo una confianza absoluta”, subrayó el dirigente de los Dodgers, Dave Roberts. “Me gusta Julio [en el Juego 4] y también Kenta [Maeda, posible iniciador del quinto encuentro]. Por ahora, no estamos preocupados de tener que desviarnos de nuestro plan.

“Creo que lució muy bien desde la segunda mitad de la temporada, si ustedes observan sus números”, expresó Roberts. “Está tirando la bola muy bien. A veces su comando no está donde quisiera, pero todavía hace que fallen los bateadores con su swing”.

El receptor de los Dodgers, el cubano Yasmani Grandal, ha notado recientemente una cualidad en Urías que lo pudiera convertir en un pitcher mucho mejor de lo que la gente imagina.

“Estoy realmente emocionado por verlo, luego de que ya hiciera un gran trabajo con esos dos innings en Washington”, confesó Grandal. “En ese juego [de la Serie Divisional] lanzó como si se dijera que, pese a su edad, no iba a dejarse intimidar por ese momento.

“Lo vimos atacar con rectas a 96, 97 millas por hora, mientras al principio de la temporada solamente trataba de ponerla allí”, reveló Grandal.

Quizás alguien pueda imaginarse que no va a ser tan fácil que el zurdo mexicano tenga tanta efectividad, por el hecho de que cuenta con mes y medio sin trabajar más de cinco innings, pero Urías no cree que eso sea un inconveniente.

“Es lo que me ha tocado todo el año en las Grandes Ligas”, dijo Urías de su habilidad para cambiar de papeles de manera consistente. “Ahora me toca abrir y mientras tenga la mentalidad para salir y pelear, eso es lo que importa.

“Es cuestión de acostumbrarse”, detalló Urías. “Cuando estaba en las ligas menores, me acostumbré y me sentía parte de ellas. Ahora me siento parte de las Grandes Ligas. Eso es importante, porque te da la manera de desenvolverte mejor para seguir adelante”.

Experiencia de John Lackey clave para Cubs en el Juego 4

Experiencia de John Lackey clave para Cubs en el Juego 4

LOS ANGELES — No son muchos los equipos en la historia moderna — si es que acaso hubiese alguno — que hayan podido vanagloriarse de contar con un ganador de 176 juegos en el cuarto puesto de su rotación para una serie de postemporada. Los Cachorros de Chicago cuentan con ese lujo en John Lackey y esperan aprovecharlo para tratar de igualar la justa que los enfrenta a los Dodgers de Los Angeles.

En agudo contraste con sus oponentes, que utilizarán en el mexicano Julio César Urías a un novato de apenas 20 años de edad, los Cachorros cuentan con un veterano con dos anillos de campeón de la Serie Mundial y 16 series de postemporada de experiencia.

“Es maravilloso tener eso”, calificó el dirigente de los Cachorros, Joe Maddon, al hablar de la profundidad de su rotación, la cual es tan amplia que la novena de Chicago se dio el lujo de dejar fuera de su roster a Jason Hammel, ganador de 15 juegos en la temporada regular. “Su material y su disposición mental están allí. Sé que [Lackey] va a estar listo para ese momento.

“No ha cambiado en nada”, subrayó Maddon al recordar a aquel Lackey que fue clave en la coronación de los Angelinos de Anaheim hace casi quinquenio y medio en la Serie Mundial del 2002. “Está en mejores condiciones físicas que entonces. Se cuida mucho”.

En el 2002, Lackey apenas tenía 23 años de edad cuando se midió a los Gigantes de San Francisco en el Clásico de Octubre, pero Maddon no cree que el derecho de los Cachorros haya perdido mucho de la efectividad de su material, sino todo lo contrario.

“Su recta de entonces y la de ahora son bastante similares”, apuntó el manager de los campeones del Centro de la Liga Nacional. “Sé que Bud Black [entonces el instructor de pitcheo de la novena de Anaheim] trabajaba con él en su cambio, pero no tenía buen agarre para ese lanzamiento. Ha mejorado mucho desde entonces con ese envío.

“Es un vaquero de la lomita, un pitcher de rectas, ataca a los bateadores, no hay nada oculto cuando él lanza”, describió Maddon. “Ese día [que abre] no puedes hablar con él en la banca. Cuando lo sacas, no le gusta. Es exactamente el mismo tipo, pero en mejor forma física”.

Ha pasado mucha agua debajo de los puentes desde aquella Serie Mundial del 2002 y Lackey, que también fue integrante de los Medias Rojas de Boston cuando ganaron la finalísima beisbolera en el 2013, revela que desde hace años no se ha puesto a pensar en aquellas experiencias de su juventud.

“Probablemente ayude [la experiencia] con las cosas que uno hace fuera del mismo juego”, reflexionó Lackey. “Hay mucho como esto — ruedas de prensa — que uno no tiene que hacer en la temporada y cosas como el tiempo extra entre episodios. Hay que saber lidiar con esas situaciones y saber bajarle un poquito el ritmo al momento”.

Por lanzar el miércoles en una situación muy parecida a la que experimentaba en su antiguo hogar en Anaheim, Lackey destacó que se sentirá a gusto al medirse a los Dodgers en el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

“La pelota camina más de día que de noche [en Dodger Stadium], especialmente si el clima se pone más cálido”, analizó Lackey. “De noche es realmente un excelente lugar para lanzar”.

En cuanto al hecho de que tiene tiempo que no se enfrenta a los Dodgers, Lackey indicó que un juego previo no afecta a otro porque de todas maneras un pitcher necesita ejecutar su plan de trabajo.

“Va a ser un nuevo reto”, vislumbró el derecho texano. “Creo que me les enfrenté hace un par de años en los Play-Offs, cuando estuve con los Cardenales de San Luis”. Aquella vez, permitió una sola carrera en siete episodios para vencer a los Dodgers en un juego de la Serie Divisional del 2014.

El experimentado pitcher derecho piensa que ya la distensión en su hombro que le afectó en agosto ha sido un tema superado, pero que todavía no ha lanzado a su ritmo acostumbrado desde antes de la lesión.

“Siento que me he puesto más fuerte físicamente”, informó Lackey. “En cuanto a lanzar una vez cada dos semanas no es siempre algo ideal, pero voy a salir a la lomita a ejecutar mis lanzamientos”.

Incierto el futuro de Brian McCann en los Yankees

Incierto el futuro de Brian McCann en los Yankees

Aún está por verse si el receptor Brian McCann jugó su último partido con el uniforme de los Yankees o ver qué le traerá el 2017.

El veterano de 32 años de edad se prepara para regresar a casa durante la temporada baja, y reconoce que el año increíble que tuvo el novato dominicano, Gary Sánchez, le creará un invierno incierto.

“Gary es el cátcher titular aquí”, declaró McCann. “Y lo será por un buen tiempo. Tengo que ver dónde encajo mejor. Estoy seguro de que habrá comunicación abierta sobre lo que pasará para seguir adelante”.

El gerente general, Brian Cashman, expresó recientemente que Sánchez será “obviamente” el receptor titular de los Yankees en el 2017, pero que podría haber escenarios donde tanto el dominicano como McCann ocupen roles importantes en el club.

McCann ha jugado tres años del contrato de cinco temporadas y US$85 millones que firmó antes de la campaña del 2014, y aún le restan US$17 millones por devengar hasta el 2018. El veterano bateó para .242 con 20 jonrones y 58 remolcadas en 130 partidos en el 2016, fungiendo como receptor titular en 86 encuentros y 28 como bateador designado.

Quizás lo más importante para este invierno, es que el acuerdo de McCann incluye una cláusula para rechazar cualquier canje, lo que podría representar un obstáculo entre equipos interesados en adquirir los servicios del cátcher.

Cashman dijo que no ha tenido ninguna clase de pláticas con McCann para ver si eliminará la cláusula en su contrato para rechazar cualquier cambio, pero la situación podría ser diferente dependiendo dónde se encuentren los Yankees en la temporada muerta.

 

Julio César Urías será el abridor más joven en postemporada

Julio César Urías será el abridor más joven en postemporada

LOS ANGELES — Julio Urías finalmente abrirá por los Dodgers de Los Ángeles en la postemporada.

El novato mexicano de 20 años ya se había bautizado con una aparición como relevista en el decisivo quinto juego de la serie divisional de la Liga Nacional, en la que los Dodgers vencieron a Washington para avanzar.

Ahora, Urías tendrá la responsabilidad de subir al montículo el miércoles en el cuarto juego de la Serie de Campeonato contra los Cachorros de Chicago, como el pitcher abridor más joven en la historia de la postemporada.

“La presión siempre está. La sentí en Washington (pero) sentí que lo puede hacer. Tengo la mentalidad de que lo puede hacer otra vez”, declaró Urías el martes.

Urías cumplió su esperado debut en las mayores el 27 de mayo en Nueva York ante los Mets. Tenía 19 años en ese momento, el segundo adolescente en abrir en Grandes Ligas este siglo, emulando al venezolano Félix Hernández, quien se estrenó a la misma edad en 2005.

Con 20 años y 68 días de edad, el zurdo superará el récord de precocidad de Bret Saberhagen, quien tenía 20 años y 175 días cuando abrió por los Reales de Kansas City en el segundo juego de la serie de campeonato de la Liga Americana de 1984 contra Detroit.

El mexicano realizó 15 aperturas para Los Ángeles antes de completar la temporada regular en la filial de Triple-A en Oklahoma City. En total, tuvo cuatro periodos con los Dodgers en su primera campaña, y el equipo le limitó a 16 innings desde el 1 de septiembre.

“Es lo que me ha tocado todo el año”, señaló Urías. “Es lo que siempre he dicho: hay que estar preparado para cualquier decisión que tome el equipo. Mientras tenga la mentalidad para salir y pelear, diría que eso es lo que importa”.

No estaba en los planes que Urías iba a debutar tan temprano en la campaña. Según el manager David Roberts, todo apuntaba a que se le convocaría como refuerzo en septiembre.

“Es increíble”, reconoció Urías sobre su ascenso y la asignación de abrir en la postemporada”. “Siempre me pongo metas, cada año desde que llegué a Estados Unidos”.

“Este año la meta era pitchear en Grandes Ligas, así sea solo un juego, para irme tranquilo a mi casa y decir que lo logré”, afirmó. “Lo logré en mayo y ahora que me toman en cuenta para esta situación, la verdad que me siento muy contento y agradecido con el equipo”.

El oponente de Urías será el veterano John Lackey, quien lidera a los pitchers activos con 21 aperturas de postemporada, con marca de 8-5 y 3.22 de efectividad en 24 apariciones por los playoffs.

Lackey recién había pasado cuatro días tras cumplir los 24 años cuando le tocó abrir el séptimo juego de la Serie Mundual de 2002, en la que los Angelinos de Los Ángeles vencieron a San Francisco para coronarse.

“A veces es una ventaja ser joven. No sabes en lo que te estás metiendo”, dijo Lackey sobre Urías. “Subes al montículo y das rienda suelta a tu talento. Y, obviamente, a él le sobra. Cuando me tocó ese momento, mi preocupación no era estropearle la oportunidad a los veteranos”.

Urías cuenta con experiencia enfrentando a los Cachorros, ya que tuvo dos aperturas con ellos esta temporada. La primera fue en Chicago y la segunda en el Dodger Stadium el 27 de Agosto, cuando se acreditó la victoria al permitir una carrera en seis innings.

“Eso me da un poquito más de confianza, especialmente que la segunda vez fue en casa y me sentí más cómodo”, resaltó Urías. “Sé que son buenos bateadores del primero al noveno, pero vamos a tratar de sobresalir”.

El manager de los Cachorros Joe Maddon indicó que prestará más atención a Urías, confiando que los umpires estarán pendientes de su movimiento para mantener cerca de la base a los corredores. Algunos han dicho que roza en el balk.

“Cuando lo miras por televisión, es muy obvio”, dijo Maddon. “Hay que darle crédito porque logra que no lo pillen. Hay ciertos umpires que saben detectarlo y hay otros que no. No es una interpretación. Es un balk claro. Ya veremos cómo se dan las cosas”.

Fuente: LasMayores

 

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.