NPB; Nippon Ham gana su 1era Serie de Japón en 10 años + Shohei Otani se irá a las Grandes Ligas, pero no este año

10/31/2016

1:31:04 PM

 

Nippon Ham gana su 1era Serie de Japón en 10 años

Written by Béisbol Japonés.com

 

   Los Luchadores de Nippon Ham derrotaron este sábado 10-4 a los Carpas de Hiroshima en el Estadio Mazda de esa ciudad para ganar la Serie de Japón 4-2 y capturar su primer título nacional en 10 años.

   Tal como ocurrió en los 3 juegos anteriores, el conjunto de Sapporo vino de atrás en las últimas 3 entradas del partido para tomar una ventaja que a la postre le aseguraría la victoria y, en el caso de hoy, la corona de campeón.

   Un rally de 3 carreras en la apertura del cuarto episodio, cortesía de un error de Kosuke Tanaka, un sencillo de Kensuke Tanaka y un triple de Haruki Nishikawa, colocó a los visitantes en ventaja de 4-2 en la pizarra.

   No obstante, Hiroshima igualó las acciones poco después gracias a un jonrón solitario de Yoshihiro Maru en el cierre del quinto y un sencillo con corredor en tercera de Ko Shimozuru en el cierre del sexto.

   El macador se mantuvo 4-4 hasta el inicio del octavo capítulo, cuando después de 2 outs Nippon Ham anotó 6 carreras para colocar el juego fuera del alcance de su rival.

   El relevista norteamericano Jay Jackson otorgó un boleto con las bases llenas a Sho Nakata, permitió un sencillo de una carrera al también relevista estadounidense Anthony Bass y finalmente concedió un jonrón con las bases llenas a su compatriota Brandon Laird para sumar su segunda derrota de la final.

   Bass se anotó su tercera victoria de la final tras no permitir hits ni carreras en 2 episodios de relevo intermedio.

   Laird fue electo como el Jugador Mas Valioso de la serie, luego de conectar 3 cuadrangulares, remolcar 7 carreras y batear para .273 en 6 juegos.

   El mexicano Luis Mendoza, el único latino que vio acción en la serie, tuvo un rol crucial para el triunfo de Nippon Ham.

   Luego de permitir un hit sin carreras en una entrada de relevo en el segundo juego, realizó un legendario relevo de 5 capítulos y 2 tercios, en los que sólo concedió un sencillo y ponchó a 5 rivales, en el quinto encuentro que hizo posible el triunfo de su equipo en ese partido y en la final.

   El derecho azteca, que registró una efectividad de 0.00 en 6 entradas y 2 tercios de labor en la serie, se convirtió en el primer representante de su país en coronarse campeón de la NPB.

   Este es apenas el tercer título de la Serie de Japón que obtiene Nippon Ham en sus 71 años de historia y su primero desde que Yu Darvish y el panameño Fernando Seguignol llevaran al club a la cúspide del béisbol japonés en 2006.

 

 

 

Shohei Otani se irá a las Grandes Ligas, pero no este año

Written by Claudio Rodríguez Otero

 

   Ahora que la temporada 2016 de la NPB ha llegado a su fin, los medios norteamericanos han empezado a especular acerca de la posibilidad de que el fenómeno Shohei Otani sea puesto a la venta a los clubes de las Grandes Ligas este invierno.

   Después de todo, el joven de 22 años acaba de completar una campaña involvidable. Como abridor, dejó una marca de 10-4, con 174 ponches y una efectividad de 1.86 en 20 salidas, mientras que como bateador designado registró un promedio de .322, con 22 jonrones y 67 empujadas en 104 partidos.

   Adicionalmente, ganó por primera vez el título de la Liga del Pacífico y el de la Serie de Japón con los Luchadores de Nippon Ham y además es el virtual ganador del galardón al Jugador Más Valioso de su circuito, un candidato firme a ser electo al Equipo Ideal del mismo, tanto como lanzador como bateador, e incluso podría alzarse con un Guante de Oro.

   Ante un éxito tan rotundo, pareciera que no le quedara nada más por hacer en Japón y que lo más lógico sería que diese el salto a las mayores en este momento. Después de todo, el mercado invernal de la Gran Carpa cuenta con una escasez de lanzadores tan seria que si Otani entrase al mismo se convertiría de inmediato en la figura más cotizada del mismo y eso le garantizaría con contrato astronómico.

   No obstante, los clubes de las Grandes Ligas deben dejar de hacerse ilusiones. Las posibilidades de que Otani sea colocado a la venta este invierno son inexistentes. ¿Por qué? Por las razones que explicamos a continuación.

   Primero y principal, porque la decisión no depende de él. Su contrato con Nippon Ham lo obliga a disputar 9 temporadas completas con el club para poder convertirse en agente libre y hasta ahora sólo ha finalizado 4 de ellas.

   Segundo, porque para ser vendido a los clubes de las mayores antes de que complete esas 9 temporadas Nippon Ham deberá aprobar su venta y eso es algo que el equipo, en realidad, no desea hacer. Todo lo contrario, de estar a su alcance lo mantendría en sus filas hasta su retiro como jugador.

   De hecho, la única razón por la que lo colocará a la venta en el futuro es porque, a la hora de firmarlo, le prometió que lo haría como incentivo para que éste aceptara su oferta para comenzar su carrera profesional en Japón.

   Finalmente, hay que tomar en cuenta el punto de vista del propio Otani, quien recientemete declaró estar muy feliz de haberse quedado en su país para comenzar su carrera en la NPB y que, en su opinión, todavía no está listo para irse a las mayores.

   No cabe duda de que eso ocurrirá en el futuro, ya que él mismo ha dicho que ese es su deseo desde que firmó con Nippon Ham, pero no será este invierno y lo más probable es que tampoco ocurra el próximo.

   El interés de los medios norteamericanos con respecto a su traspaso deriva del hecho de que, si ocurre, se convertiría en la mayor noticia del invierno, pero como ya explicamos el suspenso que están tratando de crear con respecto a su disponibilidad carece de fundamentos. Eso no va a ocurrir en este momento.

   Resulta incluso alarmante leer un análisis como el que presentó este sábado Mike Axisa en la página web de la cadena estadounidense CBS Sports, ya que demuestra un desconocimiento total y absoluto de cómo se manejan las cosas en el béisbol japonés.

   En su artículo, Axisa afirma que Nippon Ham vendería a Otani a las Grandes Ligas por el dinero, ya que el actual Sistema de Traspasos le permitiría pedir hasta un máximo de 20 millones de dólares por él y ese es un monto “que llega lejos en Japón”.

   Es cierto que 20 millones de dólares podrían cubrir la mayor parte de la nómina anual de los equipos más modestos de la NPB, pero tal aseveración no podría estar más alejada de la realidad.

   Como ya mencionamos antes, de poder hacerlo, Nippon Ham nunca vendería a Otani, sino que lo mantendría en sus filas hasta el final de su carrera.

   Si de dinero se trata, el equipo hubiese ganado MUCHO más dinero bajo el Sistema de Traspasos anterior, en el cual el mayor postor ganaba los derechos exclusivos de negociación con el jugador sin ningún tipo de límite en cuanto a la oferta.

   Los Medias Rojas de Boston le pagaron 51 millones de dólares en 2006 a los Leones de Seibu por el traspaso de Daisuke Matsuzaka y los Vigilantes de Texas le pagaron el mismo monto en 2011 a Nippon Ham para firmar a Yu Darvish.

   Las Águilas de Rakuten hubiesen obtenido como 70 millones en 2013 por Masahiro Tanaka de no ser porque los clubes de MLB presionaron a última hora para cambiar las reglas del sistema e insistieron en imponerle un límite de 20 millones al traspaso, para que así todos los equipos de las mayores tuvieran a su alcance firmar al jugador en cuestión.

   Por lo tanto, si Nippon Ham de verdad quisiera ganar dinero vendiendo a Otani ya estaría presionando para cambiar de nuevo las reglas del Sistema de Traspasos para poder sacarle el mayor provecho posible a la venta, que en el caso del derecho de 22 años seguramente superaría los 70 millones de dólares.

   Adicionalmente, esa afirmación omite el hecho de que Nippon Ham trabaja con el presupuesto que le asigna su compañía matriz y no con el dinero que él mismo genera como franquicia, por lo que en el caso de una venta las ganancias no se quedarían en los bolsillos del club sino en las arcas de la empresa.

   El comentario es incluso denigrante, porque hace lucir a los clubes japoneses como organismos deportivos del tercer mundo que sólo contratan jugadores con el objetivo de revenderlos por cifras multimillonarias en el futuro.

   Todo lo contrario, una de las máximas preocupaciones de los clubes de la NPB en la actualidad es encontrar una manera de convencer a sus jugadores de NO irse a las Grandes Ligas sino de quedarse jugando en Japón hasta que se retiren.

   Más adelante, el artículo de Axisa señala que a Otani le interesaría irse a las Grandes Ligas por el dinero que ganaría allá, que sería infinitamente mayor al que recibe en Japón.

   Eso también es cierto, pero si su único interés fuese el dinero él se hubiese ido directamente a las mayores después de graduarse de la escuela secundaria, en lugar de quedarse jugando en la NPB con un club que apenas le paga 1,8 millones de dólares por año.

   Aproximadamente un tercio de los jugadores de la NPB ganan más de un millón de dólares por temporada y alrededor del 70 por ciento gana más de 100 mil dólares. Esas cifras son muy modestas comparadas con MLB, pero son buenos salarios en cualquier parte del mundo.

   Además, esos peloteros no sólo ganan un buen dinero sino que también son celebridades en su país. Sus imágenes aparecen en distintos comerciales en todos los medios locales y son invitados constantemente a participar en programas de televisión y eventos de todo tipo.

   ¿Por qué querrían irse a un país con un idioma y una cultura desconocidas, donde ya no serían celebridades ni el foco de atención de todo el mundo sino jugador importado más en un equipo que podría no ser muy popular?

   ¿Por el dinero? Lo dudamos, porque cada vez que algún japonés expresa su deseo de irse a las Grandes Ligas su motivación es siempre la misma: probarse en el mejor béisbol del mundo. De hecho, varios de ellos han renunciado a todo lo que tenían en su país por la más mínima oportunidad de ver acción a ese nivel.

   Tomemos como ejemplo el caso de Norichika Aoki, una de las máximas estrellas del béisbol japonés de la última década, quien en 2011 le pidió a las Golondrinas de Yakult que lo pusieran a la venta a los conjuntos de la Gran Carpa.

   En ese momento, el jardinero de 29 años era uno de los jugadores mejor pagados de la NPB ($4,5 millones anuales), un titular fijo con su equipo que tenía trabajo garantizado hasta su retiro y toda una celebridad en su país, además de estar casado con una modelo hermosísima.

   Los Cerveceros de Milwaukee ganaron los derechos para negociar con él y desconocían tanto su trabajo que hasta le pidieron que fuera hacer una prueba en enero de 2012 para verlo en persona y decidir si lo firmaban o no.

   A pesar del gran insulto que eso representaba para un jugador de su categoría, Aoki aceptó y realizó el viaje, tras el cual se ganó un contrato de apenas un millón de dólares al año que no le garantizaba la titularidad. ¿Por qué aceptó una oferta tan modesta? Por la oportunidad de medirse ante los mejores del mundo y, sin duda, por el estatus que eso le daba como jugador.

   Hoy día, luego de haber rendido bien por 5 temporadas en las mayores, su salario apenas ha ascendido a 6 millones de dólares, de manera que incluso ahora no gana mucho más de lo que recibía durante la cúspide de su popularidad en Japón.

   ¿Se ha quedado todo este tiempo en las mayores por el dinero? Lo dudamos, porque el salario que recibió en sus primeros cuatro años en MLB fue inferior al que ya estaba recibiendo en Japón antes de trasladarse a Norteamérica.

   Cuando Darvish decidió irse a las mayores en 2011 lo hizo por decepción, ya que su dominio sobre los bateadores rivales era tan grande que éstos mismos declaraban en público que ya ni se esforzaban cuando lo enfrentaban porque sabían que no le iban a poder hacer contacto. Eso le restó motivación al derecho y lo convenció de ir a probarse ante los mejores del mundo.

   Además, a pesar de lo costoso de su traspaso, el salario que recibió en su primera campaña en las mayores fue menor al que ganaba en Japón ($5,5 millones vs $6,4 millones) e incluso hoy ($11 millones) todavía no llega a duplicar aquel monto.

   Otros jugadores japoneses de renombre aceptaron irse a las Grandes Ligas con una reducción de salario en comparación a lo que ganaban en la NPB son Hisashi Iwakuma ($3,8 millones vs $1,5 millones) y Munenori Kawasaki ($2,1 millones vs $625 mil), por citar sólo 2 ejemplos.

   De manera que esa teoría de que Otani se estaría yendo a las Grandes Ligas sólo por el dinero que ganaría allá carece de lógica. Cuando le llegue el momento de dar el salto, el salario que le ofrezcan sin duda influirá en su decisión, pero no será la única ni mucho menos la más importante de las razones por las que decida firmar.

   De ser posible que Nippon Ham decida vender a Otani a las Grandes Ligas este invierno, lo es. Lo único que haría falta para que eso ocurra es que éste lo solicite y que el equipo acepte su petición, pero al menos en este momento no existe ningún indicio de que eso vaya a ocurrir.

 

 

Hiroshima retirará el número 15 de Hiroki Kuroda

Written by Béisbol Japonés.com

 

 

 

   Los Carpas de Hiroshima anunciaron este domingo que retirarán el uniforme número 15 del veterano lanzador Hiroki Kuroda, quien recientemente anunció su decisión de ponerle el punto y final a su carrera profesional luego de culminada la Serie de Japón.

   Kuroda se convirtió en un ícono del conjunto de Hiroshima desde su debut en 1997 hasta el final de la campaña 2008, momento en el cual optó por convertirse en agente libre y dar el salto a las Grandes Ligas.

   Luego de un exitoso paso por las mayores, donde brilló con los Dodgers de Los Ángeles y los Yanquis de Nueva York por 7 temporadas, rechazó una millonaria oferta para continuar jugando en la Gran Carpa para regresar a Hiroshima en 2015 y cumplir una promesa que le había hecho al equipo al momento de irse.

   De vuelta en Japón, continuó lanzando al mismo nivel de siempre y terminó por conquistar este año el primer título de liga de su carrera, cuando Hiroshima capturó la corona de la Liga Central el pasado 10 de septiembre.

   Al momento de anunciar su retiro expresó su deseo de despedirse ganando también la Serie de Japón, pero lamentablemente no pudo lograrlo. A pesar de realizar una gran apertura en el tercer juego, se fue sin decisión luego de que su equipo perdiese en extra innings.

   Si la final hubiese llegado a un séptimo encuentro, él hubiese sido el abridor del mismo, pero eso tampoco pudo ocurrir debido a que Hiroshima perdió el sexto juego, y también la serie, ayer sábado.

   Sin embargo, sus compañeros lo honraron sobre el terreno después del partido realizando el tradicional “doage”, que es cuando los jugadores lanzan a su manager o a un compañero de equipo varias veces al aire para celebrar un título.

   En su carrera de 20 campañas, Kuroda registró un récord de 203 victorias, 184 derrotas, 2.447 ponches y una efectividad de 3.51 en 3.340 entradas y 2 tercios de labor.

   En las 13 temporadas que vio acción en la NPB, su marca fue de 124-105, con 1.461 ponches y una efectividad de 3.55 en 2.021 episodios y 2 tercios.

   En los 7 años que estuvo activo en las Grandes Ligas, su récord fue de 79-79, con 986 ponches y una efectividad de 3.45 en 1.319 capítulos.

   Sus más de 200 triunfos de por vida en NPB y MLB lo convierten en un firme candidato a ser electo tanto al prestigioso Meikyukai (Club de los Jugadores Extraordinarios) como al Salón de la Fama del béisbol japonés.

   Hiroshima sólo ha retirado otros dos números en sus 67 años de historia: el 8 de Koji Yamamoto, ganador de 4 títulos de jonrones de la Liga Central y ex manager de la selección japonesa de béisbol, y el 3 de Sachio Kinugasa, el hombre que disputó 2.215 partidos de manera consecutiva en su carrera en la NPB y rompió en 1987 el récord de 2.130 que había impuesto Lou Gehrig en las Grandes Ligas en 1939.

 

 

http://beisboljapones.com/inicio/noticias/noticias/

 

 

 

 

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Roberto en 31 octubre, 2016 a las 2:39 pm
    • Responder

    Ojala existiera eso con los peloteros cubanos de al menos jugar obligado 5 años en la SNB para poder ir a la Gran Carpa , asi fueran peloteros mas hechos , claro todo esta que la SNB tiene que tener una seriedad y ya no habria el problema de los cubanos y sus desersiones a MLB y los trabajos para ser agente libre.Hablo de un futuro.

  1. a lo mejor otani no esta preparado todavia para dar el salto a una cultura diferente, aun tiene 22 añitos y no completa su 5ta campaña de momento, pero en par de años deberia dar el salto a la gran carpa, ya q le pasa como a darvish, q su dominio es tan abrumador q le queda chiquita esa liga, de hecho asi ocurre en estos momentos donde domina con facilidad a sus rivales, ademas el tipo batea por lo q el valor aumenta mucho mas para los interesados en la MLB. ya el posee un dominio total de su repertorio, esa recta de 100 MPH y mas es su carta de presentacion, asi q solo es adaptarse lo mejor q pueda a la cultura americana, al rigor de una fuerte y larga temporada y mostrar el enorme talento q posee.

    • Js Krlos en 31 octubre, 2016 a las 4:22 pm
    • Responder

    señores increible este hombre es un as del pitcheo y un exelente bateador…nada que con esos numeros aspiraria al cy yong y al MVP en la MLB…jajajaja……verdaderamente increible lo de este chama

    • JLUIS en 18 octubre, 2017 a las 9:45 am
    • Responder

    POR FAVOR ACTUALICEN LA PAGINA DEL UFC QUE SIEMPRE LA TIENEN DESACTUALIZADA

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.