En velada disputada en Monte Carlo, Mónaco, el peso pesado cubano Luis “King Kong” Ortiz se impuso por decisión unánime al estadounidense Malik Scott.

Se esperaba un combate más competitivo, pero el boxeo vergonzoso de Scott propició que la pelea acabase siendo aburrida y en distintas fases de la misma abucheada por el público.

Ortiz, dominó de principio a fin y llevó la iniciativa en todo el combate ante un decepcionante Scott, el cubano mandó al piso a un esquivo Scott en tres ocasiones, en el cuarto, quinto y noveno asalto, finalmente el estadounidense logró aguantar a base de correr por el ring y evitar los intercambios conformándose con acabar en pie.

Ortiz, se impuso por un contundente 120-106, 120-105 y 119-106.

Tras esta nueva victoria del invicto Ortiz aumentó su récord a (26-0, 22 nocautss), mientras Scott pasó a (38-3-1, 13 noauts).

Ahora habrá que ver que pasa con el negro futuro de Ortiz, la AMB despojó al cubano hace unos días de su título interino por no pelear con Alexander Ustinov, ahora el cubano se puede ver privado de optar por un título de la AMB y habrá que ver si los otros campeones se atreven a exponer su cinturón frente a un púgil tan peligroso como el cubano.

Es lamentable ver como un púgil invicto como Ortiz todavía no haya disputado un título mundial y no este previsto que lo dispute en un corto periodo de tiempo, cuando otros púgiles con menos méritos lo hacen.