Rodolfo Falcón: leyenda viva de la natación en Cuba

3-4-17
11.57 am

 

 

 

Por: Willian Urquijo

Los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 marcaron el salto a la inmortalidad del nadador cubano Rodolfo Falcón. En esa urbe norteamericana, el mejor exponente de la natación en Cuba de todos los tiempos logró una hazaña sin precedentes al conquistar la medalla de plata en la prueba de los 100 metros estilo espalda, solo superado por el local y favorito Jeff Rouse, y escoltado por su compatriota Neisser Bent.

A 21 años de aquel extraordinario suceso, Falcón recuerda, en conversación con Play-Off Magazine, los pasajes más importantes de su carrera deportiva y los retos que asume actualmente en el puesto de Comisionado Nacional de la disciplina.

Sentado en su modesta oficina de la Escuela Nacional de Natación “Marcelo Salado”, ubicada en el barrio habanero de Miramar, Rodolfo Falcón confiesa que aprendió a nadar desde muy pequeño de la mano de su mamá, aunque, a diferencia de la mayoría de los atletas de su generación, comenzó un poco tarde a practicar en serio ese sacrificado deporte, al que llegó sin proponérselo.

“Llegué a la natación por casualidad. A mí me gustaba mucho la actividad física aun cuando en mi familia nunca hubo tradición de deportistas. En el año 1982 pasaron por mi escuela captando muchachos para polo acuático y los entrenadores me escogieron por mis condiciones, pero a la matrícula llegué con varios días de retraso y, al estar cubiertas todas las plazas, decidieron probarme en natación.

“Recuerdo que al principio los profesores fueron un poco escépticos porque yo cursaba ya el cuarto grado y estaba un poco pasado en edad para iniciarme en la natación. Pasé mucho trabajo por el déficit de entrenamiento con respecto a mis compañeros, y mis compañeras.

No obstante, en el transcurso de ese primer año, logré emparejarme con el grupo y comencé a escalar a los primeros escalones. Ya en mi segundo curso, en la escuela deportiva, estaba en condiciones de tener resultados en las competencias escolares de mi categoría. En el año 1987 logré por fin entrar en el equipo nacional.”

— ¿Qué dosis de talento y cuánto de sacrificio se necesita para triunfar en la natación?

— “Esa fórmula química es muy difícil de descifrar cuando se trabaja con humanos, pero influyen muchos elementos. El talento innato resulta muy importante en cada deporte, pero esas cualidades específicas deben estar bien guiadas por un técnico capacitado que sepa motivar al nadador y entrenarlo adecuadamente.

En resumen, se requiere talento y dedicación, acompañado de un buen preparador, condiciones óptimas para entrenar y además una serie de competencias que permitan al atleta elevar su nivel de forma paulatina.

“Yo tenía condiciones naturales para nadar, pero requerí de mucho sacrificio y dedicación personal porque en Cuba no había condiciones -y aún hoy no las hay- para formar un campeón. La natación en nuestro país no sale natural porque carece de un sistema integral (a diferencia de países como Estados Unidos, donde un nadador llega a ser campeón olímpico casi sin darte cuenta).

“Los exponentes de varios deportes sin tradición en Cuba, entre ellos la natación, atraviesan por mucho estrés para elevar su nivel y deben superar un montón de dificultades, contra viento y marea, rompiendo barreras con gran dosis de sacrificio y siempre con una meta bien definida.”

Desde el comienzo de los 90 del pasado siglo el nombre de Rodolfo Falcón comenzó a sonar con fuerza en el panorama de la natación mundial. A su medalla de plata en los Juegos Panamericanos La Habana 1991 se unieron luego las dos preseas de oro conseguidas en los Juegos Mundiales Universitarios celebrados en la urbe estadounidense de Buffalo, en 1993.

Un año antes, clasificó a la final de los 100 metros estilo espalda en los Juegos Olímpicos efectuados en Barcelona (España), ocasión en la que ocupó el séptimo puesto.

Falcón se mantuvo en la élite de su especialidad durante todo ese ciclo olímpico y descolló en diversos certámenes internacionales, con especial destaque para el par de títulos logrados en el Campeonato Mundial en piscina de curso corto, con escenario en Río de Janeiro (Brasil), en 1995.

— Llegó entonces el momento de probar su jerarquía ante los mejores espaldistas del orbe en la magna cita estival de Atlanta 1996. ¿Esperaba Falcón un resultado de tanta magnitud, como la medalla de plata olímpica?

— “El subtítulo en Atlanta no fue para nada inesperado. De hecho, en mi carrera deportiva nunca hubo espacio para improvisaciones; todo fue buscado con objetivos muy bien trazados. En el mundial de curso corto de 1995 gané dos medallas de oro y era favorito para estar en el podio de premiaciones. Yo no desperté al día siguiente de la final y dije: ¡qué raro, soy subcampeón olímpico!, aunque eso le haya sucedido a algunos atletas. A la medalla de oro aspiré también, pero el favorito, Jeff Rouse, era un atleta de nivel superior, que se mantuvo por varios años en la cima de la especialidad y al cual nunca pude derrotar.

“Es cierto que, a diferencia de Barcelona 1992, donde no tuve problemas para adaptarme a la presión, de cara a mi segunda olimpiada enfrenté un fuerte estrés psicológico que me impidió, incluso, cumplir con buena parte del entrenamiento e hizo que bajara mi rendimiento a solo meses de la competencia. Imagínate, ser el primer cubano campeón mundial de natación y con opciones a una medalla olímpica, es algo que impresiona a cualquiera.

“En esa ocasión fue de gran importancia poder compartir los entrenamientos con Neisser Bent. Él entró al equipo nacional en 1993 y, dos años después, dio el gran salto al terminar cuarto en el Mundial del 95. Rumbo a Atlanta hicimos juntos la preparación. Entrenamos a un gran nivel, lo que fue positivo y tuvo impacto en mi medalla de plata y en su extraordinario metal bronceado, para nada esperado.”

— ¿Cómo enfrentó Falcón el ocaso de su carrera?

— “Para los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 me encontraba en buena forma física y anímica. Un año antes gané la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Winnipeg y repetí el doblete en el Mundial de curso corto celebrado en Hong Kong. En resumen, tenía potencialidades para estar también entre los medallistas en Australia y, con ese objetivo en mente, efectuamos una buena preparación. Sin embargo, a pocos meses de la competencia, contraje una gripe muy fuerte y perdí todas las fuerzas; sentí que se me fue toda la preparación. Después me recuperé un poco pero solo alcanzó para ocupar el noveno puesto.

— “Rumbo al Campeonato Mundial de Japón en 2001 me sentía fuerte y mis entrenadores lo entendieron así. Yo pude llegar, incluso, a las olimpiadas de Atenas 2004 por cómo me sentía. Pero comencé a tener afectaciones del corazón y eso provocó mi retirada de las piscinas. Mi carrera deportiva no acabó en modo alguno porque considerara disminuidas mis capacidades físicas.”

— Graduado, con grandes esfuerzos, del nivel superior en la carrera de Derecho, Rodolfo Falcón asume con dedicación, desde hace varios años, la difícil tarea de conducir el trabajo de la Comisión Nacional de Natación -compromiso que califica como un reto superior a todos los enfrentados durante las dos décadas como atleta en activo.

— “La tarea de dirigir resulta mucho más difícil. No implica la realización de un esfuerzo físico pero debes tratar de conformar un equipo de atletas y entrenadores que, en nuestro contexto actual, es muy difícil de lograr. Tengo el convencimiento que Cuba cuenta con capacidad técnica para alcanzar un buen resultado en la natación -se demostró con el desempeño de Hanser García al incluirse en la final olímpica de Londres 2012-, pero se necesita mejores condiciones y mayor esfuerzo institucional.”

— Un breve recorrido por las instalaciones de la Escuela Nacional de Natación “Marcelo Salado” basta para apreciar el avanzado estado de deterioro de una instalación donde radican los principales talentos de esta disciplina en la nación caribeña -situación que el colectivo conducido por Falcón trata de revertir, más con trabajo y dedicación que con los precarios recursos a su disposición.

“Necesitamos mejorar mucho las condiciones de la élite de la natación, del equipo nacional; pero sobre todas las cosas es preciso incentivar el trabajo de los entrenadores, quienes constituyen un pilar importante en el desarrollo de los atletas en todas las etapas.

“La experiencia dicta que existe mucha deserción de los entrenadores, los cuales, por necesidades económicas, abandonan el medio deportivo y anclan en otras esferas mejor remuneradas como el turismo. El mayor recurso de un deporte es su fuerza técnica capacitada, y perderla implica que se vayan por la borda años y años de preparación. Con entrenadores incentivados y capacitados se pueden formar atletas y aspirar lograr un resultado importante.”

— Sin rendirse ante las precarias condiciones materiales que enfrenta la natación cubana, Rodolfo Falcón habla con optimismo sobre las posibilidades de las nuevas generaciones de nadadores en la isla y sueña con celebrar nuevos triunfos en un futuro no muy lejano.

— “A pesar de las dificultades y las malas condiciones, contamos con un inquebrantable espíritu de lucha en nuestros entrenadores y atletas, quienes conocen que solo con sacrificio se puede alcanzar un resultado importante en la natación. Sobre todo existe un alto nivel técnico en los principales entrenadores del equipo nacional, actualizados en los sistemas de entrenamientos más modernos.

FOTO: Hansel Leyva

— Con el mismo ímpeto que asumió como atleta activo las agotadoras jornadas de entrenamiento y las estresantes sesiones competitivas, Rodolfo Falcón trabaja hoy por recuperar el nivel mostrado por la natación cubana en décadas anteriores. “Me siento realizado.

— “Quizás no alcancé el oro olímpico, pero hice cuánto estuvo en mis manos para conseguirlo. Vivo satisfecho por todo lo alcanzado en mi carrera deportiva.”

 

Fuente: http://www.playoffmagazine.com

 

 

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • raiquel en 3 abril, 2017 a las 1:39 pm
    • Responder

    Bueno, aqui lleva una pregunta logica, que es de la vida de Hansel Garcia?

      • El_Duke_26 en 3 abril, 2017 a las 5:11 pm
      • Responder

      Hansel esta sancionado….. Y como Falcon y Neisser no tendremos mas nunca nadadores, las condiciones minimas no existen, es un deporte k no es masivo, en las provincias si funciona una piscina es mucho, El Marcelo cada dia tiene menos condiciones, se compite muy poco, y por supuesto que competencias nacionales

    • Chikungunya en 3 abril, 2017 a las 3:05 pm
    • Responder

    Si Rodolfo Falcón fué la gran noticia de la natación cubana en los 90’s y bien merecido reconocimiento de mejor nadador de la historia en Cuba, Mayito González fué la gran decepción, le ganó al campeoón olimpico de Barcelona 92 acá en los juegos panamericanos de la Habana 91 y luego todo fué decepción tras decepción, sería bueno conocer las causas porque algo habrá paado en ese momento que no conocemos hoy en día.

      • El_Duke_26 en 3 abril, 2017 a las 4:43 pm
      • Responder

      MI hermana estuvo en el equipo nacional de natacion por varios años, fue alumna de Falcon, la historia de Mayito es tan simple que despues de la medalla de oro perdio un familiar muy cercano, y le costo superarlo y mas no tuvo el apoyo necesario de los dirigentes de la natacion en aquel entonces, decidio no nadar mas un tiempo despues…

  1. Es cierto que en Natación pocos han logrado lo de Falcón..Es una deuda de los cubanos con este deporte, que tenemos pocos que logren resultados internacionales relevantes

  2. para mi,,,, y creo hare algo de polemica con mi comentario,,,,,, despues de las 3 medallas de oro del voleibol femenino,,,,,LA MEJOR MEDALLA DEL DEPORTE CUBANO,,,,,,,,por todo lo que implica la natacion,, por todos los recursos que lleva,,,por que en cuba no hay piscinas,,porque ,, etc , etc ,, etc,,,y como persona es tambien super elegante,, muy sincero y objetivo en lo que dice,,, saludos para el,,,

    • jaque en 27 febrero, 2018 a las 9:53 am
    • Responder

    Para mi es importante que el Inder priorice las piscinas, que se les de mantenimiento como que se les de implemento deportivo a todas las provincias para que los atletas esten mejor preparados ya que carecen de gorros, trusas, gafas etc.

  3. Es una pena todo lo que esta pasando en la natación actual de Cuba. No tendremos vida para ver el desastre de los nuevos federativos, de varios deportes. En especial la natación. La Comisión de un deporte. No es un pedazo de cake, EL CUAL TU REPARTES Y EL PRÓXIMO AÑO, VUELVES A CELEBRAR. Hablando de Rodolfo : carisma, impetud,resultados y sobre todo escuchaba a toda persona que lo increpaba, preguntando que pasaba con la natación. Siempre tuvo una respuesta objetiva y confortante. Algo que muchas veces no estaba en sus manos, . Pero asumía que se lograría. Aunque después venia un destupido de turno. , y daba al traste con cualquier idea o plan de nuestro OLÍMPICO – COMISIONADO. Por no doblegarse, callarse y sobre todo por defender su deporte. Paso al olvido del INDER. PERO NO, DE LOS QUE UN DÍA SUFRIMOS Y GRITAMOS. FINAL RODO,. FINAL NEISER FINAL.
    Lo que pase ahora, Es el mal que sufrimos desde los 90.
    Todavía Rodolfo Falcón Cabrera. soñaba con ser el mejor de su especialidad. Y nuestro país comenzaba, la mas larga y desastrosa carrera universitaria: desidia, doble moral ,oportunismo. Y la que mas daño nos hace en este momento a nuestro deporte. Coger el cargo para resolver. Si Fidel se levantara y viera lo que pasa con nuestro deporte. Sabríamos que a Becali no le alcansaria toda la caña que hay sembrada para resarcir el daño.

    Así pensamos los que de verdad amamos el deporte, en especial la natación.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.