1. EN MI PAÍS DICEN QUE EN GRUPO CUALQUIERA ES BRAVO. Aprovecharse del respaldo de la masa para exteriorizar comportamientos violentos que jamás harían en solitario. Cualquier semejanza con el béisbol no es pura coincidencia. Una vueltecita por MLB y comprenderán por qué lo digo. La escalada en la controversia entre los Medias Rojas de Boston y los Orioles de Baltimore, a raíz de la lesión que provocó Manny Machado a Dustin Pedroia con un deslizamiento, es el ejemplo más reciente y muestra de cuán peligroso puede tornarse ese código no escrito parecido a la ley del tailón: “ojo por ojo y diente por diente”. Aclaro que soy opuesto totalmente a la violencia, desde que se inventó la muela (el diálogo) esa es la mejor manera de resolver los problemas. Hay que evitar esas tumultuarias confrontaciones que por regla general se sabe cómo empiezan pero nunca cómo terminan. Ojalá que no haya que lamentar una lesión grave o vaya usted a saber. Y a modo de sugerencia, si quieren pelear, atrévanse a ser como los jugadores de hockey sobre hielo.

2. LA FRASE DE LA SEMANA ESTA RELACIONADA con los sucesivos encontronazos entre los Medias Rojas y los Orioles. Sobre esta situación, el antesalista Manny Machado dejó clara su opinión.

3. UNO NO QUISIERA ESCRIBIR SOBRE EL RACISMO, pero desgraciadamente está ahí, es una realidad. El jardinero de los Orioles, Adam Jones, acaba de sufrirlo en carne propia en Fenway Park, cuartel general de los Medias Rojas. “Un aficionado irrespetuoso me arrojó una bolsa de cacahuetes”, dijo Jones a USA Today. ”Me llamaron la palabra ‘N…’ un puñado de veces esta noche”. Es lamentable que aún existan en pleno siglo XXI trogloditas que creen que el color de la piel te hace mejor o peor. Y no menos increíble que otro grupo en estado de negación, asegure que el racismo es un fenómeno exclusivo del pasado. ¡Really! Afortunadamente, los Medias Rojas prohibieron permanentemente la entrada al neandertal que profirió los insultos: “no hay lugar para los epítetos raciales en Fenway Park, en el béisbol, o en nuestra sociedad”, decía el comunicado de la entidad. Mientras que Rob Manfred, comisionado de MLB, dijo sobre el tema: “las palabras racistas y las acciones dirigidas hacia Adam Jones en el Fenway Park en la noche de ayer fueron completamente inaceptables y no serán tolerados en ninguno de nuestros estadios. (…) Nuestros 30 equipos seguirán trabajando con los fanáticos y la seguridad para proveer un ambiente amigable para nuestros fanáticos y sus familias. Cualquier individuo que se comporte de esa manera ofensiva será removido de inmediato del estadio y estará sujeto a acciones posteriores”.

4. DICEN LOS JOCOSOS QUE LAS PALABRAS DE NOAH SYNDERGAARD sobre el Clásico Mundial han caído como una especie de maldición en el equipo de los Mets de Nueva York. El lanzallamas había desechado la opción de jugar por el equipo de Estados Unidos argumentando que el Clásico no le abriría las puertas a Cooperstown. Syndegaard no deja de tener razón, al menos por el momento, en eso de cuidarse y velar por su futuro. Eso es incuestionable. Pero tanto se cuidó, para desafortunadamente lesionarse (ruptura de su músculo lateral del brazo derecho) en el primer mes de temporada. Según los estimados médicos su estadía en la impedimenta será de tres meses. La epidemia trasciende la figura de Syndergaard, pues en el transcurso de abril ya salieron de la alineación por lesiones otros seis jugadores: Yoenis Céspedes, Lucas Duda, Seth Lugo, Steven Matz, Brandon Nemo, David Rigth. Sandy Alderson, gerente general de los Mets, reconoció que este problema de las lesiones ha azotado a la franquicia en los últimos siete años. “Aquí estamos, siete años después, con las mismas situaciones”, dijo Alderson. De acuerdo a ManGamesLost.com, los Mets, de 2010 a 2016, tuvieron 5.545 casos en los que los jugadores perdieron un partido debido a una lesión. No sé ustedes qué harían, pero si yo fuera Alderson intentaría un despojo y no desecharía la opción de un exorcismo.

5. HAY DÍAS QUE UNO SE DESPIERTA bendecido. Ese fue el caso de Anthony Rendón de los Nacionales de Washington. El antesalista nunca olvidará el 30 de abril el día que bateó de 6-6, con 3 jonrones y 10 carreras impulsadas ante los Mets. Según el departamento de Estadísticas de ESPN: en los primeros 22 juegos de la actual temporada, Rendon había producido cinco carreras, bateado 2 extrabases y anotado cinco carreras sin cuadrangular. Ante los Mets, esos números fueron 10, 4, 3 y 5, respectivamente. Además, fue el jugador número 13 en la historia de las mayores en remolcar 10 o más carreras en un partido, y el primer jugador de los Nacionales en hacerlo. El último en hacerlo fue Garrett Anderson en 2007. Fue el segundo jugador en la historia con 6 o más hits, 3 o más HR y 10 o más CI en un mismo partido. Ese privilegio ahora lo comparte con Walker Cooper, quien lo hizo en 1949. Y es el 4to jugador en pegar seis hits y tres HR en un mismo encuentro desde 1900 (Shawn Green, Edgardo Alfonzo y Ty Cobb).

6. Y SI UNOS SE DESPIERTAN BENDECIDOS otros no lo son tanto. Al menos esa es la conclusión a la que puedo llegar después de ver la instántanea de Yuli Gurriel, que sin dudas gana la distinción de la foto de la semana. Por cierto, Yuli, por interno me comunico contigo para ver si me das las coordenadas de tu estilista.

7. APROVECHANDO LA NOTICIA DE QUE EL 3 DE MAYO LOS DODGERS establecieron que será recordado como el día en que Vin Scully, legendario narrador de los Dodgers que se retiró en 2016, quedó inmortalizado en el Círculo de Honor, actualizo sobre el estatus de salud del nonagenario narrador cubano Felo Ramírez, la voz en español de los Marlins de Miami, quien sufrió un accidente que provocó que fuera hospitalizado en el área de Filadelfia. Según reportó El Nuevo Herald el miembro del Salón de la Fama de Cooperstown desde 2001, “sufrió un golpe fuerte en la cabeza al tropezar cuando bajaba del ómnibus que transportaba al equipo (de los Marlins) rumbo al hotel”. Tras unas primeras pruebas en horas de la madrugada, se determinó que Ramírez no necesitará ningún tipo de cirugía y se encontraba en condición estable. Su compañero de narración, Yiky Quintana recién acaba de tuitear que Felo está recuperándose.

8. EL CAMPEÓN DEL MUNDO CON ALEMANIA BASTIAN SCHWEINSTEIGER llegó hace poco más de un mes a Estados Unidos (junto a su esposa, la no menos célebre extenista Ana Ivanovic) para jugar con los Chicago Fire de la MLS y ya puso en rídiculo nada menos que al rapero 50 Cents. El jugador alemán, que conoce de béisbol lo mismo que yo de cosmonáutica, lanzó la primera bola en un partido entre los Chicago Cubs y los Philadelphia Phillies. Para sorpresa de los presente Bastian tiró decentemente algo que fue incapaz de hacer el músculoso y estadounidense (la cuna del béisbol) rapero. Júzgalo tu mismo. El portugués Cristiano Ronaldo, Real Madrid, el alemán Mario Gotze, del Borussia Dortmund, y el mexicano Giovani dos Santos, del LA Galaxy, todos en partidos de los Dodgers de Los Ángeles, han lanzado también la primera bola.

9. Y 40 AÑOS SE CUMPLIERON EL 4 DE MAYO del segundo partido más rápido en el último medio siglo en las mayores. El juego se celebró en 1977 y los protagonistas fueron los San Diego Padres y los Filis en San Diego. El encuentro terminó con victoria de los Padres 4-1 en apenas 89 minutos (1h: 29 min). Según el San Diego Union Tribune, entonces las trasmisiones no eran frecuentes y los juegos no solían interrumpirse tanto como ahora por cuestiones de patrocionios. Los zurdos Randy Jones y Jim Kaat fueron los abridores del partido que se jugó ante 10.021 aficionados. Este fue el juego de nueve entradas más rápido en la historia de los Padres. El juego más corto de 9 entradas, según los registros de Elias Sports Bureau, fue de 51 minutos entre los New York Giants y los Philadelphia Phillies. Aquel fue el primer partido de una doble cartelera celebrada el 28 de septiembre de 1919.