OAKLAND — Los Cleveland Cavaliers defendieron al número 35 de los Golden State Warriors en la primera mitad como si fuera Harrison Barnes.
La mala noticia es que el chico que vino en lugar de Barnes se llama Kevin Durant.

Durant anotó 21 de sus 38 puntos en la primera mitad y agregó 8 rebotes y 8 asistencias para convertirse en el primer héroe de las Finales 2017 al conducir el triunfo 113-91 de los Warriors en el Oracle Arena.

Barnes logró cuatro clavadas en toda la Final de 2016. Durant, quien llegó como agente libre en el verano pasado al área de la Bahía en busca de un título, logró 6 en la primera mitad de la Final, liderando un ataque de 42 puntos en la pintura de los Warriors en los primeros 24 minutos de acción.

Ya en la segunda mitad, no hubo ajuste que funcionara ante el oficialmente encendido Durant. Acertó 14 de 26 de campo, incluyendo 3 de 6 desde el arco de triples, mientras aportaba a una ofensiva que sólo regaló cuatro balones.

Mención especial para Stephen Curry, quien anotó 28 puntos en 11 de 22 de campo y produjo 10 asistencias. Entre Durant y Curry anotaron o asisteron en 87 puntos de los Warriors.