MLB; ¿Encontrar una debilidad en el swing de Aaron Judge? Buena suerte con eso

14-6-17
11:35 PM

 

Aaron Judge tiene mucho poder, pero en el 2017 también ha logrado convertirse en un muy buen bateador. Anthony Gruppuso/USA TODAY Sports

Oigan, ustedes. Probablemente estén dando por sentado el talento de Aaron Judge. Si, ustedes. No, no, no es su culpa. No pueden evitarlo. Así es que nosotros operamos. Nos adaptamos rápidamente a los cambios en nuestro ambiente, y una gran parte de nuestro ambiente de béisbol que damos por sentado en estos días es que Judge es asombroso.

Y nos hemos acostumbrado a ver a Judge haciendo lo que ha estado haciendo en las primeras 10 semanas de la temporada 2017. Después de todo, él ha ajustado su swing y estuvo bateando mega bambinazos desde los entrenamientos primaverales. Ahora, es considerado no solo para el premio de Novato del Año en la Liga Americana sino también para el JMV de la LA. Eso no es por puro fanatismo Yankee. Los datos están ahí para verlos.

Antes de que se parara en el plato en la temporada regular, sabíamos que Judge sería un toletero. Lo que es sorprendente es lo rápido que ha logrado convertirse en un bateador. Judge tuvo su tacita de café en las mayores en el 2016, y fue una bastante pobre, pero ahora se encuentra segundo en las mayores en wRC+, solo detrás de Mike Trout. Aunque no es sorpresivo que Judge se ubique segundo en slugging, el hecho de que lidere la Liga Americana en promedio de bateo (y segundo en todo MLB) nos deja con la boca abierta. Judge ha logrado convertir su bateo es uno casi perfecto.

El único punto en contra a la excelencia de Judge en la primera parte de la temporada es que estamos a mediados de junio. Para cualquier interesado en mantenerse como un escéptico, el argumento que esgrimen es que los lanzadores de Grandes Ligas van a hacer sus ajustes. ¿Y saben qué? ¡Los van a hacer! Ellos van a intentar cosas nuevas para tratar de sacar de paso a Judge. El problema es que los rivales ya han intentado los ajustes. Y hasta ahora, nada les ha funcionado. Judge sigue siendo uno de los bateadores más temidos.

La manera más fácil es comenzar a buscar lanzamientos que le hayan hecho a Judge. A esos efectos, agrupé las bolas rápidas y las rectas cortadas con la etiqueta “lanzamientos duros”. A nivel de toda la liga, esos lanzamientos representan cerca del 60 por ciento de todos los pitcheos. Si hablamos solo de los bateadores de los Yankees, eso representa cerca del 59 por ciento de todos los lanzamientos. Judge ronda el 53 por ciento. Pero he aquí como esa tasa se ha ido moviendo, expresada en un promedio de 100 pitcheos, en la que se nos muestra como el promedio de un jugador se ha movido en intérvalos consecutivos y equivalentes de tiempo:

FanGraphs

Judge tocó fondo con el 41 por ciento, hacia el final de mayo. Se mantuvo ahí por un tiempo en los 40, y eso sugiere que los lanzadores estuvieron intentando cosas, pero en ese periodo, Judge tuvo slugging de .613. Así que para los lanzadores, eso no es muy bueno. Y entonces, miren. La tasa de lanzamientos duros se disparó, y Judge alcanzó la cifra máxima de 69 por ciento hace cerca de una semana. En ese periodo, Judge tuvo slugging de .526. Además tuvo OBP de .479, así que basicamente no estaba siendo puesto fuera, en comparación con el estándar usual. Quizás tengan curiosidad sobre esa baja inicial. A mediados de abril, Judge pasó otro periodo de tiempo en los 40. En ese periodo, tuvo slugging de .783. El punto es que aunque los lanzadores en general han intentado pitchearle bolas rápidas a Judge, ellos no han encontrado muchas vulnerabilidades.

Judge ha sido asombroso.

Cuando no ha visto tantas rectas, ha sido asombroso. Y cuando ha visto muchas rectas, ha sido asombroso.

¿Por qué no le echamos una mirada a una historia similar, excepto que en vez de ver la tasa de pitcheos duros, miramos el promedio de la localización de los pitcheos verticales? El medio vertical de la zona de strike para un bateador promedio es cerca de 2.5 pies del suelo. Ya que Judge es alto, la parte media de su zona está ubicada en un punto más alto. He aquí el resumen de las localizaciones de los pitcheos verticales:

FanGraphs

Se pueden ver algunas similitudes vagas entre estas dos historias, y eso no es coincidencia. Los pitcheos duros tienden a caer en puntos más altos que los pitcheos secundarios. Y eso lo vemos en el más reciente repunte, donde Judge ha visto más lanzamientos duros y más pitcheos elevados. Y ya hemos dejado establecido que Judge ha tenido éxito. Logrará conectar las rectas altas y duras con suma facilidad.

No es a menudo que los lanzadores vivan muy lejos de la zona de strike: El punto más bajo en la gráfica arriba mostrada es un promedio de 1.94 pies del suelo, y en ese periodo, Judge tuvo slugging de .552. Luego, cuando los lanzadores volvieron a buscar la parte baja, Judge tuvo slugging de .600. Pero, que rayos, ¡les tenemos una historia más! Adelanto: Luce muy parecida a la que aparece arriba, excepto que en vez de localización vertical, examinaremos la localización horizontal.

Para esta gráfica, el 0.0 se refiere al medio horizontal del plato, y por tanto la zona de strike. Los números negativos se refieren a los pitcheos más pegados, ante Judge, que batea a la derecha. Los números positivos se refieren a los pitcheos más alejados. He aquí la información:

FanGraphs

Esta es una gráfica divertida. Los lanzadores no han hecho un hábito de lanzarle pegado a Judge, pero en ocasiones han estado más dispuestos a lanzarle más adentro. Entre el 3 y el 20 de mayo, la lectura promedio de Judge es de 0.01 – ni adentro ni afuera. Judge tuvo slugging de .623. Justo antes, hubo un periodo en el que la lectura promedio era 0.40 – justo afuera. Judge tuvo slugging de 1.000. Más recientemente, hubo un periodo cuando la lectura promedio fue de 0.27. Judge tuvo slugging de .686. En un sentido, mirando esos números, se puede decir que los lanzadores han estado intentando lanzarle más pegado. Pero quizás es que se están alejando. No es como que hubiesen tenido mucho éxito reciente.

En el fin de semana, Judge tuvo dos días bien alocados. Hizo algo impensable ante un cambio pegado. Logró masacrar este slider que se quedó en el medio. Y entonces logró conectar esta recta afuera. Yo sé todas las críticas sobre el pitcheo de los Orioles, pero en el periodo de dos juegos, Judge demostró su combinación sin paralelo de fuerza y poder. Logró conectar un pitcheo pegado y amenazó la vida de los fanáticos en el jardín izquierdo. O se puede mantener esperando a que pase un pitcheo lejos de la zona para entonces mandarla a la banda contraria. Es ese cuadrangular hacia el campo contrario el que más me impresiona. La mayoría de los bateadores en las mayores no pueden batear esa pelota con mero contacto. Judge le lanza el bate a la pelota y la misma sale disparada.

Lo que ha quedado probado sobre Judge más allá de toda duda es que su poder está en el nivel más alto posible. Es él, Giancarlo Stanton y quizás Miguel Sanó. Ese poder le da a Judge un margen considerable de error. Puede batear mal la pelota y comoquiera terminar con dos o cuatro bases. Entonces como lanzador, uno tiene que tener mucho cuidado, pero para complicar aún más las cosas, Judge no suele buscar pitcheos fuera de la zona. He aquí un mapa – desde el punto de vista del receptor – de las tasas de swing de Judge en 2017:

FanGraphs

Basado en esto, a Judge le gustan los pitcheos altos. Eso implica una vulnerabilidad. Pero no demasiado bajos, porque Judge no irá detrás de ellos. Tiene uno de los mejores swings bajos fuera de la zona en todo el béisbol. Un lanzador cuidadoso quizás intente sacar de paso a Judge con un sinker para que batee un rodado, o podría lograr un ponche con un slider bajo y afuera. Pero debido al hecho que Judge no expande su zona, y debido a que tiene tanto poder natural, no deja mucho espacio para maniobrar. Suele hacer sus propios ajustes para pelear contra el enemigo. Quizás la forma más fácil de ir al punto: En abril, Judge fue el sexto mejor bateador en todo el béisbol según el wRC+. Los escépticos diran que ha disminuyendo su velocidad. No era una locura sugerir tanto.

En mayo, Judge fue el cuarto mejor bateador en todo el béisbol.

Y en lo que va de junio, ha sido el segundo mejor bateador en el béisbol.

En abril, Judge tuvo una de las mayores tasas de pelotas haladas en todo el béisbol; desde ese entonces, ha tenido una de las tasas más bajas en la liga. Judge siempre se ha mantenido un paso al frente. Esa pequeña muestra ya no luce tan pequeña. Es casi seguro que Aaron Judge no termine la temporada con su actual wRC+ de 207. Babe Ruth terminó su carrera con 197. Parece demasiado temprano el pensar en Judge como candidato al Salón de la Fama. Sin embargo, lo que sí sabemos es que tiene poder del Salón de la Fama. Y hasta ahora, Judge ha ido haciendo ajustes exitosos a nivel de Grandes Ligas.

Yo no sé lo que se supone que hagan los lanzadores. Agraciadamente, ese es su trabajo, no el mío.

FUENTE: ESPN Digital

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.