Cambiar una BI por un HR…. “….HUMBERTO BARBON”

11-7-17
6:21 pm

Colaboración del peñista:

Alexander Vicet (Siempre Naranja).

 

 

 

Corría el invierno de 1955-56 y se desarrollaba un partido protagonizado por Aztecas de Alejo Peralta vs los  Chileros de Jalapa conducidos por Martín Dihigo al frente en la Liga Veracruzana, México. Los presentes en ese partido, escenificado en el Parque del Seguro Social, no imaginaban que serían testigos de algo pocas veces visto en el béisbol. Algo prácticamente insólito, protagonizado por un cubano, Humberto Barbón al que le apodaban “Mascarita” Barbón pues ciertamente su cara parecía estar maquillada, como si fuera una máscara.

Barbón no llegó a ser un superestrella como otros cubanos que se desplegaron por todo México, pero fue considerado un buen bateador. En su tiempo no existía el bateador designado y se le hizo difícil adueñarse de una posición al campo.

El juego se encontraba en las postrimerías y en el turno al bate estaba Borbón, el manager del equipo contrario era Dihigo, el Maestro  salió disparado hacia el box indicándole a su pícher  “Red” Hergstrone, un lanzador diestro americano, darle una base intencional.

Tras dar la orden de la base intencional a Hergstrone contra Barbón, el famoso manager se retira. Camino al banco de su equipo, todavía de espaldas a la lomita, escucho el sonido indiscutible de un bate y una pelota. Volteo y lo que vio, al igual que los más de tres mil aficionados presentes aquel día, no lo podía creer.

Sucedió que el pitcher Hergstrone, cometió el error y le pasó el lanzamiento no lejos del home, Barbón,  que iba con esa idea estaba esperando algo parecido, se pegó todo lo que pudo al plato  y conectó un fuerte batazo por el jardín derecho que se voló la cerca.Todos los presentes parados de los asientos le dieron una buena ovación a Barbón que tuvo, en ese juego, uno de sus días  inolvidables en la pelota.

Dihigo, sin llegar al dogout, regreso al terreno y por indicaciones de su cátcher le protestó al principal que Barbón se había pasado del home para hacer el swing inesperado, el hombre de azul respondió negativamente ante el reclamo del Inmortal, alegando que no había pisado el plato.

Dihigo ni nadie lo podían creer.

Fuente original: LE DABAN BI… ¡Y DIO JONRÓN!, viernes, 24 de febrero de 2017, por Alberto Rubio en HERMANDAD DEL BEISBOL

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.