MLB; Inmortales latinos de Cooperstown fueron homenajeados en Miami, sobresale Martín Dihigo entre 4 cubanos

11-7-17
11:09 pm

 

 

MIAMI – El martes se celebró la enorme influencia que ha ejercido Latinoamérica en Grandes Ligas en una ceremonia previa al 88vo Juego de Estrellas, presentado por Mastercard.

Varios inmortales de Grandes Ligas y las Ligas Negras fueron reconocidos en el terreno, entre ellos Juan Marichal (República Dominicana), Luis Aparicio (Venezuela), Rod Carew (Panamá), Orlando Cepeda (Puerto Rico), Tany Pérez (Cuba), Roberto Alomar (Puerto Rico), Pedro Martínez (República Dominicana) e Iván Rodríguez (Puerto Rico).

El fallecido astro boricua Roberto Clemente estuvo representado por su esposa, Vera, y sus hijos Roberto Jr., Luis y Roberto Enrique.

También fueron reconocidos los difuntos Martín Dihigo, José Méndez y Cristóbal Torriente, Salones de la Fama cubanos que jugaron en las Ligas Negras.

Cada jugador recibió una ovación de parte del público. Los aplausos más fuertes fueron para Rodríguez, una de las figuras que ayudó a los Marlins a ganar la Serie Mundial del 2003 y que aún vive en Miami.

Tras ser presentados, los inmortales hicieron los primeros lanzamientos ceremoniales, que fueron recibidos por jugadores latinos del presente que fueron seleccionados para el Juego de Estrellas: Salvador Pérez (Venezuela), Yonder Alonso (Cuba), Francisco Lindor (Puerto Rico), Nelson Cruz (República Dominicana), Carlos Correa (Puerto Rico), Marcell Ozuna (República Dominicana), Robinson Canó (República Dominicana) y Yadier Molina (Puerto Rico).

FUENTE: LasMayores

 

3 comentarios

  1. anoche se hizo esta ceremonia de reconocimiento a peloteros latinos donde estaban 4 cubanos, uno de ellos vivo (Tany Perez) y los demas fueron destacados jugadores de ligas negras donde se destacó nuestro Inmortal Martin Dihigo junto a Jose Mendez y Cristobal Torriente. todo Estados Unidos y muchos paises latinos y otras latitudes pudieron presenciar este gran homenaje q se le hizo a los hispanos por todo lo q han aportado al mejor beisbol del mundo durante mas de un siglo y aca en Cuba no se pudo ver nada de eso y dudo q pongan algo al respecto el proximo domingo en beisbol internacional. bien por Yonder anoche q se lucio sacando la cara por toda Cuba.

  2. José de la Carida Méndez (El Diamante Negro) fue el picher que más duro se cree haya tirado de los cubanos en todos los tiempos, se dice que tenían que cambiarle el quecher cada 3 inning, es decir que el que explotaba era el quecher porque las manos no le aguantaban más de 3 entradas recibiéndole, pero por mala suerte para él y nosotros era negro y no pudo jugar nunca en MLB, se dice que en 1911 venció en Cuba dos veces a los Gigantes de Nueva York, quienes utilizaron al inmortal Christy Mathewson y a Nap Rucker, con solamente un día de descanso. Con anterioridad le había ganado a los Filis de Filadelfia 3-1 y 4-0. De todos es conocido, que John McGraw, el famoso timonero de los Gigantes, conocido como: “El pequeño Napoleón” del béisbol, se expresó así después de finalizada una gira por Cuba: “SI PUDIERA PINTAR DE BLANCO A MENDEZ, SERIA UNO DE LOS MEJORES PITCHERS DE LAS GRANDES LIGAS”.

    • duniesky en 13 julio, 2017 a las 2:21 pm
    • Responder

    Buenas tardes… en la MLB se homenajeó a peloteros cubanos de renombre que tienen inscriptos sus nombres en el salón de la fama del mejor beisbol del mundo y aquí en nuestros medios oficiales no se hace la más mínima alusión a ese particular… Cuba se menciona a través de esos ilustres hijos de esta isla cuyo corazón es un diamante de beisbol, corazón en el que están resguardados y practicando su deporte favorito Martín Dihigo, José de la Caridad Méndez y Cristóbal Torriente, junto a tantas luminarias de aquellos años y de tiempos presentes, con ellos está también José Fernández que si bien no tuvo su historia, si tuvo su impacto… está Miguel Caldés, Yadier Pedroso, ¨Changa¨ Mederos, José Modesto Darcurt entre otros hijos ilustres del beisbol de dentro de Cuba, todas sus almas podían haber escogido el lugar que quisieran, así les fue propuesto por la gloria que aportaron mientras estaban con vida, pero unánimemente escogieron ir al centro de nuestra idiosincrasia para rescatar al beisbol, para llenar las gradas y expulsar de ellas a nuestra incertidumbre, nuestra apatía, los equipos son dirigidos a la misma vez por Ramón Carneao, el juego lo narra Bobby Salamanca, así como; Héctor Rodríguez y Eddy Martín se mantienen a su lado en silencio, lo escuchan y vuelven a aprender, Armandito ¨el tintorero¨ aviva las masas, dirige la orquesta de la afición beisbolera, entre esa afición están Kid Chocolate y Teófilo Stevenson discutiendo cual de los dos es el boxeo en sí, con Roberto Balado mirándolos e intentando aprender de ellos, pero los tres al primer jonrón se olvidan del boxeo, de la discusión y vitorean como el que más… por favor sean sinceros con ustedes mismos, cierren los ojos y sientan hacia dentro… díganme si no son capaces de escuchar los vítores, los aplausos, de ver como el juego lo decide el inmortal, juego donde nadie ganó, nadie perdió, todos ríen, se abrazan y nos miran desde dentro de nuestro corazón, desde el corazón de nuestra nacionalidad, de nuestra esencia beisbolera, nos conminan a escucharlos, a sentir el latir del beisbol debajo de cada una de nuestras pieles, a sentirlo recorriendo nuestras venas, a recordarnos que debemos luchar por él…

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.