José Mourinho reveló a ESPN FC que tiene una relación positiva con Josep Guardiola y que la rivalidad como estrategas de Manchester United y Manchester City es “completamente diferente” a la intensidad que vivieron cuando dirigían a Real Madrid y Barcelona.

Mourinho y Guardiola estarán cara a cara el jueves en Houston, Texas, cuando United y City jugarán el primer derbi de Manchester fuera de Inglaterra, en el choque de la International Champions Cup, en el NRG Stadium.

Los dos técnicos, que trabajaron juntos y se hicieron amigos en Barcelona durante la gestión de Bobby Robson a finales de la década de 1990, se acercan a sus segundas temporadas en Manchester, en las que no lograron coronar con el título la batalla entre United y City.

Pero a pesar de la hostilidad que surgió durante su rivalidad como líderes del Real y del Barça, Mourinho insiste en que él y Guardiola tienen un gran respeto mutuo.

“Sabes, en España son dos clubes que luchan contra todos los demás”, dijo Mourinho. “Ahora el Atlético de Madrid también está cerca, pero en nuestro tiempo, se trataba solamente de nosotros.

“Durante tres años se trataba de nosotros, de los partidos de la Liga de Campeones, de LaLiga, de la Copa del Rey, de la Supercopa, todo era sobre Real y Barcelona… No estábamos en una situación fácil. En Inglaterra sabía de antemano que sería completamente diferente, porque es una liga completamente diferente”.

Un año después de la renovación de “Pep vs Jose” en Manchester, la atención en los dos hombres ha disminuido debido al éxito del Chelsea como campeón de la Premier League. Pero Mourinho afirma que el foco de atención también ha cambiado debido a la conducta y acciones de sí mismo y Guardiola.

“Creo que la forma en que nos comportamos, ambos, creo que también hacen que volteen en esa dirección”, dijo. “Mucha gente pensaría erróneamente que teníamos una situación personal, a la que siempre le dijimos ‘no’. Fue sólo la consecuencia de estar en Barcelona y el Real Madrid en un período específico de su historia.

“Barcelona estaba en la cúspide, el Real Madrid estaba en el bajo y tratando de vencer y romper esa dominación, pero trabajamos juntos, éramos compañeros durante tres años, vivimos en el mismo estadio, en el mismo vestuario durante tres años.

“Fuimos buenos amigos y mostramos que la pasada temporada pudimos mostrar perfectamente al mundo del fútbol que nuestra relación es positiva ¿Somos rivales? Sí. ¿Queremos ganar los mismos títulos? Sí. Pero con el respeto que pudimos mostrar la última temporada.”

El jueves por la noche en Houston les da a ambos hombres la oportunidad de obtener una ventaja psicológica temprana asegurando una victoria, pero Mourinho asegura que el resultado del juego no significará nada cuando los grandes trofeos se entregarán el próximo mes de mayo.

“Para mí es lo mismo [jugar contra LA Galaxy y Real Salt Lake], pero contra mejores jugadores y un mejor equipo”, dijo. “Pero la forma en que lo veo es la misma manera que miro a los otros partidos.

“Todavía voy a entrenar antes del partido y entrenar duro, todavía utilizaré 22 jugadores, no 11. Seguiré tratando de jugar bien y hacer las cosas que entrenamos, mucho más importante que el resultado para mí será el mismo.

“Pero sé que es Manchester City y que es un rival de la ciudad y probablemente la gente lo verá con ojos diferentes.Si ganamos, hacen una gran historia.Si perdemos, hacen una historia más grande.Yo sé eso, pero yo estoy entrenando”.

Mourinho también predijo que la carrera del título de la Premier League de 2017-18 será más equilibrada que la pasada temporada, insistiendo en que Chelsea y Liverpool podrán afrontarla sin la ventaja de no tener compromisos europeos en esta campaña.

“Hay una cosa, esta temporada va a ser un poco más equilibrada debido a el hecho de que los seis primeros son todos en competiciones europeas”, dijo. “No es como la temporada pasada, cuando Chelsea y Liverpool jugaron un partido por semana, con todos los demás jugando en competiciones europeas -especialmente nosotros jugando en Europa League. La próxima temporada, seis equipos, y también Everton, jugarán en Europa y eso va a crear una nueva situación para Chelsea y Liverpool”.

Mientras que Mourinho afirma que el título del Chelsea se debió a su calendario menos exigente, el ex técnico de Stamford Bridge insiste en que su carga de trabajo más ligera fue un factor importante en su éxito.

“No quiero decir que sea ‘clave’, porque si digo eso, no quiero restarles el crédito que ellos [Chelsea] se merecen”, dijo Mourinho. “Pero, obviamente, para jugar un partido por semana y tener uno, dos o tres días libres durante la semana, sin lesiones ni acumulación de trabajo, lo mismo con Liverpool, creo que obviamente ayuda.

“Ahora van a enfrentar una situación diferente, pero con la escuadra que tienen y los jugadores que están fichando, creo que van a hacer frente a ella”.

El United enfrenta la nueva temporada con Mourinho, que ha disfrutado de un gran éxito en su segunda temporada en el Chelsea, el Real Madrid y el Inter de Milán, ganando un título nacional o la Liga de Campeones. Y aunque cree que puede repetir esa hazaña en el United, insiste en que será más difícil hacerlo.

“¿Podemos ganar? Podemos, pero tal vez no lo hagamos”, dijo. “Como decía, todos son buenos y fuertes, pero algunos de ellos [otros clubes] son ​​realmente fuertes en el mercado, por lo que va a ser difícil.

“Normalmente, la segunda temporada debe ser mejor que la primera, porque ya conoces el club, ya conoces a los jugadores.Los jugadores te conocen, el club sabe que puedes afectar de una manera positiva a la estructura. Puedes afectar positivamente a las personas que trabajan a tu alrededor.

“Así que normalmente la segunda temporada debería ser mejor que la primera, pero, de nuevo, esto es el fútbol moderno, la realidad es totalmente diferente. Así que cuando veo la forma en que otros clubes invierten, cuando veo la forma en que otros clubes mantienen a sus mejores jugadores, veo la forma en que otros clubes se niegan a vender a sus mejores jugadores, cuando veo el poder económico para hacerlo, se está poniendo mucho más difícil, se está poniendo mucho más difícil para todos, así que no lo sabemos”.