Memorias

20-7-17
00:51 am

Por el amigo de la peña:
Rubén Darío García

 

 

El verano ha terminado para la selección nacional de béisbol, el verano más triste de nuestro pasatiempo nacional, lleno de derrotas y fracasos que van desde Canadá hasta Holanda. La serie nacional está en el horizonte y los equipos van poco a poco formándose para la próxima contienda. Pero lo ocurrido en estos ultimo meses ya forma parte de una de las páginas más tristes de la historia de nuestro béisbol.

Y es que si de algo está llena nuestra pelota es de historia, ya sea brillante u oscura, ya sea de triunfos o de reveses, ya sea de títulos o decepciones. Los más noveles, los que crecemos en esta época de paquetes semanales, de reguetón por todos lados, del auge de los celulares y de las consolas de videojuegos hemos sido testigos de los continuos cambios de estructuras de nuestra serie nacional, del imperio de los tigres de Ciego de Ávila, de la caída de algunos históricos de nuestras series nacionales, del fin de los títulos en Juegos Panamericanos, de los fracasos en series del caribe, de la hazañas de Despaigne en la tierra del sol naciente, de las humillaciones en la Liga Can-am, de las derrotas ante Curazao, de la ola de cubanos en Grandes Ligas, de la victoria de Yoenis Céspedes en dos Derby de Cuadrangulares consecutivos, de la fuga de estrellas de nuestra tierra, de la visita de los Rays de Tampa Bay al Latinoamericano con Raúl y Obama como espectadores de lujo y de las continuas derrotas ante Holanda. Saltamos de alegría con el jonrón del caballo de los caballos contra Australia y nos entristecimos con el KO ante los tulipanes, vimos tan cerca el triunfo contra Japón como los vimos ante los europeos 4 años antes y defendemos a muerte nuestro pasatiempo nacional en esta era en la que nos quieren imponer el futbol hasta por los ojos.

Los que crecieron en los inicios del siglo XXI tienen todavía en sus retinas la impresionante actuación de Cuba en el primer Clásico Mundial de Béisbol, la conga santiaguera sonando tras el ponche de Lazo a Alfonso Soriano en semifinales a Republica Dominicana, los gestos de Odelin tras eliminar a Puerto Rico, el swing de Yulieski diciéndole que no a la pelota contra Panamá, los destrozos de la aplanadora santiaguera por donde quiera que pasara, el renacimiento de los leones de Industriales al mando de Rey Vicente Anglada, la rotación del terror con la que contaban los vaqueros de La Habana llegando incluso a alzar el título, el inolvidable cetro de los cachorros de Holguín, el absurdo retiro masivo de estrellas, la jugada de Tabares en la final de Atenas 2004, la derrota ante Estados Unidos en la final Sídney 2000, los clásicos Industriales- Santiago de Cuba en su etapa de éxtasis, los records de Enriquito Díaz, la salida de José Ariel Contreras, las hazañas de Kendrys siendo un novato y su posterior salida del país, los records de Alexei Bell para una serie nacional, los ponches de Matsuzaka en San Diego durante el Segundo Clásico Mundial, el KO bajo la lluvia a México durante la primera ronda, el 24-0 de Pinar del Rio ante Industriales y el último título en Campeonatos Mundiales. Comenzaba el desplome de nuestro pasatiempo nacional, a la vez que veíamos a más cubanos jugar en las Grandes Ligas, muchas veces con resultados muy destacados.

 

Atenas 2004, última corona olímpica ganada por el equipo cuba.

 

Los 90s fueron años difíciles para nuestra Patria. Cuba caía en una de las etapas más oscuras de su historia pero las hazañas de nuestro deporte nacional no cesaron. En una época de apagones continuos y de recrudecimiento de amenazas externas, los niños, adolescentes y jóvenes que jugaban a la chapita, al taco o la manito o cuatro esquinas observaron los triunfos de Villa Clara con Pedro Jova al mando, los cetros de Pinar del Rio con Jorge Fuentes al mando, a la aplanadora santiaguera iniciar su época de destrozos, a Omar Linares convertirse en una de las mayores estrellas de nuestro béisbol, a Orlando ´´el duque´´ Hernández tocar el cielo con su rodilla primero en La Habana y después en Nueva York, a inolvidables peloteros como Orestes Kindelan, Antonio Pacheco, Luis Ulacia, German Mesa, Juan Padilla, Javier Méndez, Pedro Luis Lazo y muchos más, el poder de Romelio Martínez, al equipo cubano llevarse la medalla de oro en los inolvidables Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, los duelos entre el Duque y Rolando Arrojo, los tres jonrones del niño Linares en la final de Atlanta 1996 (uno por cada lado del terreno), las salidas de Euclides Rojas y René Arocha que iniciaron la fuga de peloteros cubanos hacia los Estados Unidos, los continuos triunfos del invencible equipo Cuba y el tope Cuba-Orioles de Baltimore en el Latinoamericano con nuestro eterno Comandante en Jefe Fidel Castro como principal invitado en las tribunas. A pesar de los momentos difíciles vividos nuestro béisbol salió adelante con más luces que sombras.

 

contrera vs orioles

José A. Contreras lanzó por Cuba en el partido celebrado hace 18 años en el Camden Yards de Baltimore Doug Pensinger/Allsport

 

 

Para los muchachos de los 80s, esos que no tuvieron a Superman sino al Elpidio Valdés y su televisor fue ruso, el béisbol era más que su vida. Vivieron una de las etapas más doradas de la historia de nuestro deporte nacional. Recuerdan como si fuera hoy el jonrón de Agustín Marquetti contra Vegueros en el año 1986, las inolvidables series selectivas, el jonrón de Lourdes Gurriel en Parma, la triste Copa Intercontinental de 1981, los destrozos del béisbol en los Centroamericanos de 1982, la explosividad de Víctor Mesa, el inicio de Omar Linares, las injustas sanciones a Anglada y otros peloteros, la película ´´En tres y dos´´, los últimos batazos de Pedro José Rodríguez tras su absurda sanción y Antonio Muñoz, el triunfo en los topes contra Estados Unidos y las conexiones de Luis Giraldo Casanova. Fue una de las mejores épocas de nuestro béisbol a pesar de ocurrir derrotas inesperadas y fracasos impensables.

 

Jonrón de Muñoz en el mundial de Japón 1980.

 

 

Atrás hay muchas más historias, muchos más ídolos, muchos más momentos inolvidables. En los primeros años de la Revolución están los 4 títulos consecutivos de Industriales, el triunfo de los Cuban Sugar Kings en la Pequeña Serie Mundial, los jonrones de Capiró, el brazo de Vinent, el ejemplo de Pedro Chávez, los no hit-no run consecutivos de Aquino Abreu, el cierre de trocha promovido por Manuel Alarcón, la hazaña del Curro Pérez en Quisqueya y las lamentables muertes de Santiago Changa Mederos y José Antonio Huelga. Antes del triunfo revolucionario están las hazañas del inmortal Martin Dihigo, el arco de barril de Camilo Pascual, las rectas de humo de José De La Caridad Méndez, los envíos envenenados de Conrado Marrero, el poder inigualable de Orestes Miñoso, los continuos triunfos en Series del Caribe, el guante de Willy Miranda, la película de Roberto Ortiz, los clásicos Almendares- Habana y la Liga Profesional Cubana.

 

Manuel Alarcón “mando a cerrar la trocha”…

 

 

Esto es un breve recorrido por algunos momentos de la rica historia de nuestro béisbol. No podemos olvidarnos de ella, no podemos dejarla atrás, porque olvidar nuestro pasado es ignorar nuestro futuro. El futbol trata de arrasar entre las nuevas generaciones, pero su historia, la historia del más universal en nuestro país no le llega a los talones a la de nuestro béisbol. Porque pase lo que pase y haga lo que haga el deporte de la multitudes, como diría Yasel Porto ´´El béisbol es inmortal´´ y parafraseando al Grupo Moncada, la historia de nuestro béisbol crecerá.

 

13 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Espectacular brother este articulo tuyo, es otro grand slam, le estas dando en la misma cara a la pelota para beneplácito de todos los seguidores de la MD. Muy contento contigo, con muchachos como tú y como Abel, nuestra pelota de verdad que es Inmortal y mantenemos viva nuestras MEMORIAS. Gracias una vez más, por luchar y por mantener firme nuestro beisbol desde tu trinchera, me encanto tu post y la forma en que narras los momentos históricos y tristes. Un abrazo.

      • Hendel Arnaiz Pérez en 20 julio, 2017 a las 5:51 am
      • Responder

      Lástima que tengamos que conformarnos con vivir de eso: SOLO MEMORIAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      1. Pero la vivimos…..

        • SIEMPRE NARANJA en 20 julio, 2017 a las 10:10 am
        • Responder

        Amigo Hendel, estas “Memorias”, nos recuerdan los hechos y eventos del pasado y nos ayudan a comprender el presente. Cicerón bautizó a la historia como “maestra de la vida” y como él Cervantes, también la llamó “madre de la verdad”. Benedetto Croce remarcó la fuerte implicación del pasado en el presente con su “toda historia es historia contemporánea”. La historia, al estudiar los hechos y procesos del pasado humano, es un útil para la comprensión del presente y plantear posibilidades para el futuro.

        Esto último es lo que pretendemos y a lo que llamamos a los decisores que tienen en sus manos la posibilidad de ser consecuentes con esas MEMORIAS………..

        Saludos………………….

    • Ruben Dario en 20 julio, 2017 a las 1:14 am
    • Responder

    Gracias por todo hermano. Aqui seguiremos batallando desde las trincheras mas jovenes por mantener viva la rica historia de nuestro beisbol. Un abrazo

    1. Esa es la cosa, todos unidos y que ¡¡¡VIVA NUESTRO BEISBOL!!!. Otro abrazo.

    • El Alazan del Caribe en 20 julio, 2017 a las 7:34 am
    • Responder

    Brillante tu articulo Rubén Dario. Felicidades por tu trabajo en la MD

  2. Ruben tu articulo es extraordinariamente excelente, fuiste de la actualidad hasta atrás recogiendo los momentos mas felices y tristes de nuestro pasatiempo nacional. La forma de redactar todo eso, no da la idea de que eres una persona joven, has hecho un estudio tan profundo que talmente parece que has vivido todas esas epocas al estilo de Sené u Osaba. Te felicito, solo quería aclararte , pero no sabia si lo hacia o no, para que no se viera como que estaba mirando una mancha en tu excelente comentario, y es que no fueron 5 los titulos consecutivos logrados por los Industriales, sino 4, cuando precisamente el Cobrero Alarcon se lo cortó jugando con sus Orientales, mandando a cerrar la Trocha, para que saliera el Cocuyé. Un saludo para ti Rubén y reitero mis Felicitaciones por este comentario

    1. Cierto hermano, hasta a mí se me fue ese pequeño detalle de los títulos consecutivos de Carneado e Industriales, el apuro de la hora lo leí apresurado para publicar, pero siempre es bueno contar con amigos como tú, además rectificar es de sabio y ahora mismo corrijo ese detallito. Saludos.

    • Chikungunya en 20 julio, 2017 a las 3:12 pm
    • Responder

    Excelente artículo, con lo único que discrepo en el mismo es que se habla del fútbol como si las transmisiones del mismo tuviesen la culpa del desplome sufrido por nuestro pasatiempo nacional, el fútbol en Cuba tiene raíces y profundas, para los que dudan de las mismas pueden remitirse a este artículo publicado por el amigo de la peña Yoan Azul y así evacuar dudas http://notideporte.cubava.cu/2015/12/01/raices-1ra-parte/. A partir de los primeros años de la década de los 90 comienza la fuga de muy buenos peloteros, René Arocha abrio una brecha que con los años se convirtió en una verdadera 8 vías por la cual han salido cientos de jugadores de bajo, medio y alto nivel, hecho ya conocido por todos. El problema de nuestro béisbol es sistémico, pasa por muchas puertas desde logística, incentivo monetario, decepciones, etc. hasta la no transmisión de partidos de MLB donde aparecen nuestros coterráneos, juegos “editados”, omisiones escandálosas y más. Dejemos tranquilo al fútbol y preocupémonos realmente (esto va con las autoridaes deportivas) or nuestro pasatiempo nacional.

    • Valenzuela en 20 julio, 2017 a las 3:55 pm
    • Responder

    Claro que no podemos olvidarnos de nuestra historia, en tu artículo está más que demostrado el por qué no debemos ni podemos hacerlo, en mi caso viví más del 85 % de todo lo que cuentas y créeme cuando te digo que por mis venas corren todas esas memorias, tristes algunas es verdad, pero la mayoría nos llenan de gloria, como siempre excelente en tu narrativa. Saludos

    • Silvio en 21 julio, 2017 a las 2:12 pm
    • Responder

    Rubén Darío García, lo felicito por su excelente articulo, maximo cuando haces un recuento de algunos hechos de la rica historia de nuestro beisbol, regocija ver jovenes como tu que se inspiran y son capaces de escribir un brillante articulo de algo que por tu edad ni si quiera vivistes pero que son momentos historico de algo que forma nuestra identidad, no importa si en el articulo hay alguna que otra laguna , lo importate es que en su encencia hay mucha historia la cual por muchas razones no se debe dejar al olvido,hoy se habla de una pelota
    deprimida, quizas en referencia a las Series Nacionales o al equipo Cuba , pero 22 cubanos han estado este año en el circuito de MLB, ya sabemos y se debatido el tema de las transmisiones, la cantidad de horas de futbol sobre las de biesbol y mucho mas las de beisbol internacional, El canal de los Deportes es capaz de transmitrir un partido de futbol a la 12 pm y despues seguir con otro a las 2 pm y otro a las 4 pm , siembargo Beisbol Internacional es pasada las 9 pm , horario de la telenovela o los domingos en el horario de policiaco ambos productos de gran demanda , jamas se han molestado por poner un partido de pelota donde actue Alfredo Despaigne en Liga Japonesa.y es que a veces la la impresion de que son cosas que se hacen con toda intension pero pese a todo lo mas importante es que hay gente que estan dispuestos a dar la lucha porque no muera el beisbol cubano

      • Valenzuela en 21 julio, 2017 a las 11:14 pm
      • Responder

      Totalmente de acuerdo contigo Silvio, está anunciado (ya lo vivimos en esta semana, como ellos lo llaman el juego 1) que nos van a trasmitir ¡!!!!!!Los cincos juegos contras los universitarios USA!!!!!, no está mal, ahí nos daremos cuentas de nuestras deficiencias,¿ pero hermano, juegos que ya sabemos del final catastrófico merecen ser trasmitido?, ¿ los aficionados somos tan masoquistas?, lo cierto es que es irónico , que cuando Despaigne tenga tan buen desempeño en la NPB y ´´otros cubanos infieles´´ como Guerrero la están matando, tengamos que ver el pobre desempeño de un equipo Cuba nuestro, en una liga que no califica en un certamen que no es ni ´´ZETA´´, eso jode amigo, perdóname la frase, pero oiga ,no se a quien de la TV cubana se le ocurrió tal disparate.Saludos Silvio.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.