El base argentino Manu Ginóbili aseguró en su columna en el diario argentino La Nación, que decidió permanecer por otra temporada con los San Antonio Spurs porque su entrenador Gregg Popovich le pidió que se quedara porque le necesitaban en el equipo.

“Había hablado con Pop bastante antes de salir de vacaciones y él me dijo que quería que siguiera y que me necesitaba en el equipo”, escribió el jugador, que cumple 40 años el 28 de julio, en la sección La Columna de Manu. “Con todos esos elementos, me di un espacio para pensar bien qué quería hacer realmente. No sentí que él quisiera convencerme; simplemente me dijo lo que pensaba. Incluso sé que si hubiera sido diferente también me lo habría dicho. Si no me quería, casi me era todo más fácil, porque no se me iba a caer ninguna jineta por que no me quisieran. Era ‘hasta acá llegué y listo’. Porque no iba a ponerme a explorar la chance de buscar otro equipo”.

Ginóbili, cuatro veces campeón de la NBA, retornará en 2017-18 para jugar su decimosexta temporada con San Antonio Spurs, según le informaron fuentes a ESPN.

“Todo lo que tenía pensado si me retiraba, lo pospondré un tiempo más. En cambio, si me retiraba y me tomaba un año, no iba a poder volver a competir a los 41. Siento que tomé la determinación correcta, la que todos me recomendaron, porque ninguno de mis allegados me dijo “ya está, colgá, relajate y disfrutá de otras cosas”, continuó el campeón olímpico con Argentina en Atenas 2004.

“Lo real es que todavía lo paso bien y lo disfruto. Tengo menos responsabilidades que antes y me cuidan mucho. Es ideal para mí todo esto, y más que nada, a mi edad. Y la familia no fue un problema. Many volvió decirme que hiciera lo que me hiciera sentirme bien”.

“Ahora que todo está digerido, siento que tomé una determinación que me permite seguir jugando en el más alto nivel, que es lo que siempre quise hacer. Y además, a una edad en que jamás imaginé que iba a estar activo. Tanto por mi forma de jugar como por los riesgos que tomé en una cancha, como por los kilómetros que tienen mis piernas entre San Antonio y la selección… Por eso, si hace 10 años alguien me decía “vas a jugar hasta los 40″, le respondía que estaba loco. Así que soy un privilegiado por mantenerme en una franquicia de elite”.