BRISTOL — El lunes 31 de julio a las 4 pm ET concluye el plazo para que los equipos de Grandes Ligas puedan realizar intercambios de jugadores de forma directa, sin necesidad de pasarlos por el proceso de ‘waivers’, lo que significa que esta semana tendremos un trillón de rumores, los gerentes generales de los equipos gastarán un billón de minutos y ‘gigas’ en los planes de voz y data de servicio telefónico y se acordarán una decena de transacciones.

Básicamente, los clubes contendores están buscando esas piezas complementarias que están obligados a sacrificar los otros que se ancuentran fuera de competencia. Es el reciclaje natural de la industria.

El año pasado la fecha límite fue movida para el 1 de agosto debido a que el 31 de julio fue domingo, un día en que está cerrada la oficina del comisionado de Grandes Ligas, el gran supervisor de todos los movimientos del béisbol.

Las ligas Americana y Nacional han tenido una fecha tope para intercambiar jugadores en medio de la temporada desde la década de 1920.

Después del lunes, aún se podrían producer cambios de jugadores, pero solamente aquellos que sean colocados en waivers o disponibles para ser adquiridos mediante un proceso que establece el orden en que los aspirantes pueden reclamar al jugador. Es comprensible la prisa que tienen los equipos por aprovechar esta semana para conseguir las fichas que potencialmente mejorarían sus probabilidades de ganar un campeonato.

Los Nacionales de WashingtonYankees de Nueva YorkCachorros de ChicagoDiamondbacks de Arizona y Marineros de Seattle ya hicieron movimientos importantes en días recientes, pero eso no significa que terminaron de comprar. Se espera que hagan lo mismo otros equipos que lideran puestos a playoffs o están cerca en el standing. Los Medias Rojas de BostonRays de Tampa BayMellizos de MinnesotaAstros de HoustonDodgers de Los Angeles y Cerveceros de Milwaukee muy probablemente sean de los más activos compradores.

Los Orioles de BaltimoreAzulejos de TorontoTigres de DetroitRangers de TexasAtléticos de Oakland y Gigantes de San Francisco apuntan a ser los principals vendedores.

Con la incertidumbre que dejan las lesiones del zurdo Clayton Kershaw y el derecho Stephen Strasburg, Dodgers y Nacionales están prácticamente obligados a explorar el mercado de lanzadores abridores. El japonés Yu Darvish, de Texas; el mexicano Jaime García, de los Bravos de Atlanta, y los norteamericanos Justin Verlander, de Detroit, y Sonny Gray, de Oakland, apuntan a ser potenciales refuerzos monticulares.

De todos esos nombres, el de Darvish luce ser el más atractivo e intrigante y, muy seguramente, el que más caro podría salir adquirir, tomando en cuenta que será agente libre luego de esta temporada. Darvish, quien cumplirá 31 años en tres semanas, es un cuatro veces Todos Estrellas con efectividad de 3.32 y 11.0 ponches por cada nueve entradas lanzando en un ambiente favorable a la ofensiva desde que llegó a Grandes Ligas en 2012.

Antes de que Kershaw abandonara el partido del domingo con una molestia en la parte baja de la espalda ya se había reportado algún tipo de interés de los Dodgers por Darvish. Indepedientemente de la gravedad de la molestia, cualquier dolor de Kershaw solamente aumenta la prisa de Los Angeles por agregar un abridor cabecera de rotación como el japonés de Texas.

Washington, que al igual que los Dodgers disfruta una cómoda ventaja en su division, está en el mismo caballo con la necesidad de agregar un lanzador que pueda representar una diferencia en el mes de octubre. Mientras los Dodgers no ganan desde 1988, la franquicia de Montreal/Washington nunca ha disputado la Serie Mundial.

Los Yankees, que perdieron al dominicano Michael Pineda por una cirugía “Tommy John”, también están interesados en Darvish, aunque han preguntado por algunos de los otros que han sido puestos a la venta. No está claro si Texas prefiere esperar a ver como estará el standing del Wild Card antes de rendirse. Los Rangers comenzaron la semana detrás de seis clubes, pero solamente a 2.5 juegos del segundo comodín.

De cualquier forma, asegure bien su asiento, ya que esta semana será muy movida y podríamos ver muchas transacciones en el béisbol de las ligas mayores.