MLB; Combo de noticias: Se enciende Edwin Encarnación en la alineación de los Indios. Y MUCHO +

14-8-17
11:20 pm

 

 

Correa avanza en su recuperación y anhela volver a jugar por los Astros

PHOENIX – Los Astros de Houston, pese a sus grandes éxitos en el Oeste de la Liga Americana, han sido todo un “hospital” en el 2017. Ahora mismo, se encuentran en la lista de incapacitados el boricua Carlos CorreaEvan GattisWill HarrisColin MoranTony SippLance McCullers Jr. y desde el lunes Brian McCann.

Sin embargo, el lunes también se produjo una noticia alentadora con el torpedero Correa, quien se reunió al equipo e hizo actividades de béisbol por primera vez desde que sufrió un desgarre de un ligamento en el pulgar izquierdo el 17 de julio.

En el Chase Field, Correa fildeó aproximadamente 60 rodados, tiró, bateó unas 20 bolas desde un tee y levantó pesas previo al inicio de la serie de los Astros contra los Diamondbacks.

“Me siento bien, porque pude hacer de todo un poco”, dijo Correa, de 22 años de edad. “Estoy contento, porque lo hice sin ningún tipo de molestia. Espero seguir progresando para poder volver lo más pronto posible”.

En un principio, se estimaba que Correa se perdería entre seis y ocho semanas por la lesión en el pulgar. Sin embargo, tanto el parador en corto como el manager de los Astros, A.J. Hinch, ha afirmado que Correa va adelantado en ese sentido.

“Esperamos que siga así y que no haya ningún setback (contratiempo)”, expresó Correa al respecto.

“Está bien emocionado con dónde se encuentra y lo que ha sido su programa”, agregó Hinch. “Son pasos en la dirección indicada. Estoy contento, porque él está contento. Está entusiasmado con el hecho de que ha acelerado el paso de sus actividades. Creo que ha estado aburrido y volver al ambiente de béisbol le ha dado un nuevo impulso”.

Los Astros, aun con su amplia ventaja de 12.0 juegos sobre los Angelinos en su división, han tropezado en la segunda mitad de la temporada ante las tantas lesiones, con récord de 12-16 desde el Juego de Estrellas y 10-14 sin los servicios de Correa en el campo corto.

A Correa le ha dolido no poder hacer nada al respecto. Pero tampoco quiere apresurar de más las cosas.

“Es difícil estar en el dugout sentado, especialmente con esta (mala racha) que tuvimos”, expresó Correa, quien en la temporada del 2017 batea .320/.400/.566 con 20 jonrones y 67 empujadas. “Hay que ser buen teammate (compañero) y ayudar a tus compañeros de alguna u otra forma”.

Después de un tiempo poniéndose en forma física, el próximo paso sería una asignación de rehabilitación en liga menor.

“Cuando vuelva, quiero volver listo para jugar, no para reencontrarme con el timing“, afirmó Correa. “Si se requieren 20 turnos, bien, y si son más, tendrá que ser así porque cuando regrese, quiero poder jugar y ayudar al equipo”.

Mientras tanto, Hinch no sólo ve la falta que ha hecho Correa en el terreno, sino también lo mucho que le duele al puertorriqueño ver a los Astros día tras día desde lejos.

“A estos muchachos les encanta jugar”, dijo el piloto. “Una de las grandes cualidades de nuestro equipo es que estos muchachos quieren estar en el terreno todo el tiempo. Así es con (el venezolano José) Altuve y Carlos Correa también.

“Cuando les quitas eso, es como quitarles el orgullo. Con esta clase de equipo, son muy entregados y se quieren uno al otro. Siempre están juntos y es natural que quieran estar en el terreno ayudando”.


 

Ender Inciarte sigue la tradición de grandes jardineros centrales en Atlanta

Nada personal en contra del resto de los jugadores de los Bravos, pero Ender Inciarte es el favorito dentro del clubhouse. Bueno, al menos si se les pregunta a los pitchers. Uno tiene la sensación de que un día de éstos el venezolano va a llegar al estadio y encontrará su casillero lleno de flores, cajas de chocolates y tarjetas de agradecimiento.

Algunos de esos regalos podrían venir del manager Brian Snitker y otros miembros de la organización, como reconocimiento de un trabajo con el bate que ha sido casi tan impresionante como el del guante.

Pero el grueso del club de aficionados de Inciarte son los lanzadores.

“Sí, muchas veces se me acercan y me dicen ‘Te quiero, hombre’, o ‘No puedo vivir sin ti en el jardín central’. Cosas así”, contó Inciarte con una sonrisa. “Eso te hace sentir muy bien y con más ganas de seguir mejorando para ayudarlos a cada uno de ellos”.

Pensar en eso asusta. Si Inciarte mejora más su defensa, la gente que manda en el béisbol tendrá que ponerle su nombre al Guante de Oro algún día. Ganó el primero, su único hasta ahora, la temporada pasada, pero hay que ponderar varias cosas. Aunque debutó en las Grandes Ligas en el 2014 con los D-backs, no jugó su primera temporada completa arriba sino hasta el año siguiente. Fue entonces cuando obtuvo el Fielding Bible Award por sus proezas defensivas en distintas posiciones.

Los Bravos consiguieron a Inciarte antes de la temporada del 2016 y al poco tiempo el joven se convirtió en su guardabosque central regular. Una decisión brillante. Pronto se llevó el Guante de Oro gracias a una serie de jugadas de ésas que hacen que te frotes los ojos, terminando empatado con Adam Eaton y Billy Hamilton con 11 atrapadas de 5 estrellas (aquellas cuya probabilidad de completarse es menor al 25%, de acuerdo con Statcast™) en el jardín central.

Dicho todo eso, el lanzador veterano de los Bravos, R.A. Dickey, sugirió que Inciarte no hace jugadas que valgan menos de seis estrellas.

“Creo que lo que hace a Ender tan especial es su habilidad para hacer las jugadas súper especiales, no sólo las normales, porque tiene un gran brazo, siempre es preciso y tiene todo lo que debe tener un jardinero central”, dijo Dickey sobre su compañero, que este año encabeza a los defensores de su posición con seis engarces de cinco estrellas. “Lee muy bien los batazos, pero más que eso, evita que los corredores avancen porque tiene un gran brazo.

“Yo he jugado con grandes jardineros centrales”, continuó Dickey. “Para ser honesto, diría que él está en el tope de la manada en cuanto a los defensores de esa posición con los que he jugado”.

Con su juego, Inciarte está reviviendo lo que pareciese ser un hábito de esta organización: tener a estelares defensores patrullando esa posición defensiva.

¿Recuerdan La Atrapada de Otis Nixon en 1992? Inciarte sabe cuál es, a pesar de que sólo tenía dos años para ese entonces.

“He visto el video varias veces”, dijo Inciarte, de 26 años, sobre aquella noche en el viejo Atlanta-Fulton County Stadium cuando Nixon plantó su pie en la pared de 10 pies de altura en el central en plena carrera y se elevó hasta robarle un jonrón de Andy Van Slyke de los Piratas. “Mucha gente ha estado hablando otra vez de esa atrapada, especialmente cuando hice aquella en Nueva York (contra los Mets) el año pasado. Después de verla varias veces (la de Nixon), puedo decir que fue una jugada sensacional”.

Lo mismo puede decirse de aquella suya contra los Mets el año pasado, cuando corrió como loco hacia la pared en el Citi Field, saltó y capturó un potencial jonrón del cubano Yoenis Céspedes -que le hubiese dado la victoria a Nueva York- para preservar el triunfo de los Bravos.

Pero antes de Inciarte y después de Nixon, hubo otro genio en el bosque central de los Bravos a mediados de los 90: Marquis Grissom, quien ganó cuatro veces el Guante de Oro.

Y claro, está Andruw Jones, el otro miembro de esa trilogía de jardineros centrales de los Bravos y el dueño de 10 premios Guante de Oro entre 1998 y 2007.

A diferencia de los mejores años de Nixon y Grissom, cuando Inciarte estaba más pendiente del recreo y la hora de la siesta que de hacer asistencias y outs, ya era un adolescente cuando Jones dominaba las Grandes Ligas con aquel impecable instinto para defender las praderas.

“Bueno, te voy a decir esto”, expresó Inciarte. “Cuando yo era pequeño veía muchos juegos con mi papá, porque él era un gran fanático de los Bravos y siempre me decía cada vez que yo no podía llegarle a una bola: ‘¿Has visto lo fácil que hace ver Andruw Jones esas jugadas? Tienes que hacer esas jugadas así como él. Tienes que hacerlas ver fácil todo el tiempo’. Eso es algo que he tratado de tomar de Andruw. Hacía ver fácil las cosas y eso es algo que siempre admiré de él. Nunca hacía ver complicada una atrapada complicada. Las hacía ver sencillas”.

¿Seguimos hablando de Jones o pasamos a hablar de Inciarte otra vez?

Porque últimamente, se están convirtiendo en sinónimos.

Rafael Devers ha sabido dar la cara por Boston hasta ahora

Rafael Devers ha sabido dar la cara por Boston hasta ahora

Hasta hace poco, la tercera base era una de las principales interrogantes que enfrentaban los Medias Rojas. Pero en lugar de agregar a un antesalista establecido en un canje, el presidente de operaciones de béisbol de Boston, Dave Dombrowski, depositó su fe en el novato dominicano Rafael Devers, quien había disputado apenas nueve juegos en Triple-A antes de ser convocado al equipo grande.

La muestra es pequeña, pero todo luce indicar que fue una decisión acertada.

Devers, quien hizo su debut de Grandes Ligas el 25 de julio, llegó a la acción del lunes con promedio de .328, cuatro cuadrangulares y 10 remolcadas en 15 juegos y 58 turnos al bate por los Medias Rojas. El oriundo de Sánchez Ramírez se creció en el triunfo de Boston por 3-2 sobre los Yankees en 10 innings el domingo, al conectar un jonrón solitario en el noveno episodio contra al zurdo cubano Aroldis Chapmanpara igualar la pizarra a dos carreras.

Dicho batazo convirtió a Devers en apenas el segundo bateador zurdo que le ha conectado cuadrangular a Chapman en su carrera. Además, la bola que sacó fue una recta de 102.8 millas por hora – el pitcheo más rápido que ha salido de jonrón desde que MLB comenzó a llevar cuenta de las velocidades de los pitcheos de manera oficial en el 2008.

Devers, quien entró al juego del domingo como corredor emergente en el sexto inning, se fue de 11-4 con tres remolcadas en los tres compromisos en el Bronx para ayudar a los Patirrojos a llevarse la serie dos juegos a uno y a regresar a casa con ventaja de 5.5 partidos sobre Nueva York en el Este de la Liga Americana.

“No se achica ante el momento”, dijo el capataz de los Medias Rojas, John Farrell, acerca de Devers. “Se metió en esta rivalidad sin titubeos y más oportuno no pudo ser”.

La aparente facilidad con la que Devers ha hecho la transición a Grandes Ligas es más impresionante aun cuando se toma en cuenta que el quisqueyano prácticamente dio un salto de Doble-A al equipo grande. Devers fue ascendido a Triple-A Pawtucket por primera vez el 24 de julio tras batear .300 con 18 bambinazos y 56 carreras producidas en 77 partidos por Doble-A Portland. Por Pawtucket, registró promedio de .400 en 38 visitas al plato.

“Es la misma pelota”, dijo Devers al respecto. “Siempre vengo jugando fuerte y haciendo lo mismo. No he tratado de cambiar nada”.

En el ascenso de Devers incidió la llamativa falta de producción que había tenido Boston de parte de sus antesalistas esta temporada. Pese a su enorme contrato, el venezolano Pablo Sandoval fue dejado en libertad el 19 de julio tras batear .212 en 32 juegos por los Medias Rojas este año, mientras que Deven Marrero tuvo promedio de apenas .247 en 45 encuentros en la esquina caliente.

A sus 20 años de edad, Devers se encuentra ahora en medio de la lucha por la postemporada y en uno de los mercados más exigentes en Grandes Ligas. Farrell lo elogia por la manera en que ha dado la cara.

“Se le ha cargado mucho en poco tiempo”, dijo Farrell acerca de Devers. “Ha manejado la experiencia y los diferentes tipos de pitcheos que ha se la pedido que enfrente con éxito. Y se ha visto bien en cuanto a la defensa se refiere”.

De su parte, Devers no se inmuta ante la atención y las grandes concurrencias. Al contrario.

“Lo que más [me motiva] es toda la gente que viene a ver los juegos”, dijo el quisqueyano. “Siempre me ha gustado jugar con muchos fanáticos”.

———————————-

En un año de altibajos para los Cachorros, Jon Jay ha puesto de su parte

PHOENIX — Jon Jay sabe lo que es jugar en equipos exitosos y hasta equipos campeones. En el 2017, el miamense-cubano ha puesto de su parte en unos Cachorros que tratan de volver a la postemporada tras el título conquistado el año pasado.

En su primera campaña en Chicago, Jay ha cumplido con las expectativas de su contrato de un año y US$8 millones que firmó con los campeones reinantes durante el invierno.

“Ha sido fabuloso”, dijo el manager de los Cachorros, Joe Maddon, acerca de Jay. “Ha sido muy consistente y diría que brinda el turno más profesional en el equipo, noche tras noche. Es muy bueno con dos strikes en la cuenta y sabe batear tanto frente a zurdos como derechos.

“Además, aporta mucho entusiasmo verbal. Habla mucho y trata de ayudar a los jóvenes. Ha sido gran parte de nuestro éxito hasta este punto”.

Aunque Jay sigue compartiendo hasta cierto punto el jardín central con Albert Almora Jr., miamense-cubano al igual que él, la estabilidad que aporta el veterano ha sido importante en un equipo con tantas piezas movibles en la alineación y en una temporada de tantos altibajos a nivel colectivo.

 

Jay sigue consistente

“He tratado de ser consistente y ésa es mi meta desde el principio del año”, dijo Jay, de 32 años de edad y quien junto a Almora ha sido el sucesor de Dexter Fowler en el bosque central de Chicago. “Hasta ahora he sido consistente todo el año”.

De eso no hay duda. Evitando los profundos baches de bateo durante todo el 2017, Jay lleva promedio de .293 con porcentaje de embasarse de .382. Y como ha logrado durante casi toda su carrera de ocho años en Grandes Ligas-y tal como lo destacó Maddon–el bateador zurdo ha puesto números sólidos tanto contra pitchers zurdos como derechos, con .305/.391 ante los siniestros y 289/.379 vs. los diestros.

A la defensa, Jay siempre ha sido favorecido por los números tradicionales, con 245 juegos seguidos sin errores cometidos entre el 2011 y el 2013 y porcentaje de fildeo de 1.000 hasta ahora en el 2017. Sin embargo, las métricas avanzadas cuentan otra historia, con UZR de -0.2 (FanGraphs.com) en la presente temporada y un brazo que nunca ha inspirado miedo entre los corredores con una base extra en la mira.

No obstante, los aportes ofensivos, la estabilidad en los jardines la veteranía de Jay se han apreciado en el norte de Chicago.

“Está muy comprometido, muy involucrado”, dijo Maddon. “Ha estado en un equipo campeón y sabe lo que se requiere para hacer eso”.

Efectivamente, Jay se ganó un anillo con los Cardenales en el 2011 y fue parte de cinco equipos de playoffs en San Luis en esta década. Con los Cachorros arriba por 1.0 juego en la División Central de la Liga Nacional, precisamente sobre los Cardenales, Jay anhela volver a jugar en octubre luego de un 2016 en que se perdió la postemporada como integrante de los Padres.

“Estamos donde necesitamos estar, en (la pelea) por los playoffs”, expresó Jay. “Hay dos meses más para jugar pelota y lograr el sueño de jugar en octubre. Tenemos muchos buenos jugadores en este equipo. En la banca ves a muchos que podrían estar jugando (como titulares) en otros equipos. Pero eso es lo especial de este equipo y es lo que se necesita para hacer lo que queremos hacer en octubre.

“Va a haber muchos juegos de pelota buenos, especialmente en la división”.

————————–

 

Se enciende Edwin Encarnación en la alineación de los Indios

CLEVELAND — El toletero dominicano Edwin Encarnación tiene fama de ser un bateador de rachas, capaz de castigar pitcheos por un largo trecho cuando está en su mayor nivel.

En el mes de junio, el cañonero de los Indios bateó .322 con siete jonrones, 24 anotadas y 20 remolcadas. Pero Encarnación también puede pasar por sequías. En julio, bateó .222 con cuatro jonrones, 16 remolcadas y 18 impulsadas.

¿Cómo sabe el quisqueyano que está empezando a encenderse al bate?

“Cuando comienzo a tener buen contacto”, expresó Encarnación. “Cuando hago contacto consistente con la bola”.

Encarnación causó un evidente impacto en la serie de cuatro encuentros de la Tribu contra los Rays. Después de batear de 3-0 en el arranque de la serie, se fue de 12-4 con dos cuadrangulares en los siguientes tres encuentros. En el partido del domingo, sacudió un vuelacercas de 426 pies de distancia y que viajó a 110.3 millas por hora, según Statcast™.

“Me siento mucho mejor”, declaró Encarnación.

El toletero encabeza al club de Cleveland con 24 jonrones, que lo proyectan para terminar con 30 bambinazos por sexta temporada consecutiva. Esa amenaza de trueno, sobre todo cuando Encarnación lo exhibe con consistencia, es suficiente para cambiar la configuración del lineup.

“Es un bate en la alineación que inspira temor en el oponente y por eso los otros muchachos lucirán mejor también”, señaló el abridor de los Indios, Corey Kluber. “Este muchacho siempre pone dudas en la mente del lanzador, así esté en la caja de bateo, en el círculo de espera o ya haya bateado. Entonces, no sólo tiene un impacto, sino que extiende el lineup”.

Los Indios pronto podrían contar con un refuerzo en la alineación con Jason Kipnisaparentemente listo para volver a la segunda base del equipo. La Tribu ha tratado con cautela la dolencia en la corva derecha de Kipnis, de la que se resintió el 10 de agosto.

Kipnis ha tenido dos estadías en la lista de incapacitados esta campaña y batea .225/.284/.387 en 71 partidos. De todas maneras, Cleveland podría sentirse optimista de que un Kipnis en salud podría recuperar el nivel que ha demostrado en los últimos dos años.

“Continuará ayudándonos a ganar”, dijo Encarnación acerca de Kipnis. “Siempre es bueno contar con nuestro equipo completo y en salud”.

Clayton Kershaw sigue progresando en su rehabilitación

Braves Dodgers Baseball

LOS ANGELES – Clayton Kershaw realizó su segunda sesión del bullpen el domingo y continuó demostrando señales de progreso en su recuperación de un tirón en la parte inferior de la espalda, informó el manager de los Dodgers, Dave Roberts.

Kershaw hizo unos 35 pitcheos en su primera sesión el viernes y subió a 50 el domingo. El próximo paso para el zurdo será un juego simulado el miércoles en el Dodger Stadium, en el cual Kershaw realizaría entre 30 y 35 lanzamientos.

Según Roberts, el progreso de Kershaw haría que el as necesitara una sola apertura de rehabilitación en liga menor antes de reintegrarse a los Dodgers.

“Creo que hemos sido bastante cautelosos”, dijo el piloto. “Eso es lo más importante. Estamos bien con Clayton. Entonces, espero que superemos este próximo paso para seguir adelante”.

Astros adquieren al relevista Tyler Clippard de White Sox

Los Astros han reforzado su bullpen al adquirir al derecho Tyler Clippard de los White Sox a cambio de un jugador por determinarse.

El diestro comenzó la campaña con los Yankees antes de pasar a Chicago como parte del canje que envió a Todd FrazierDavid Robertson y Tommy Kahnle a Nueva York.

Clippard, con 11 años de experiencia en las Grandes Ligas, lleva promedio de carreras limpias de 4.27 en 51 presentaciones por los Bombarderos y los Patipálidos esta temporada, con 54 ponches en 46 1/3 capítulos.

Edgar Martínez muy agradecido por el retiro de su número 11 en Seattle

Mariners Martinez Baseball

SEATTLE — El puertorriqueño Edgar Martínez no sabe con certeza cómo se sentirá en los próximos días cuando vaya a trabajar al Safeco Field y vea su legendario 11 entre los números retirados de los Marineros en la fachada de los jardines del Safeco Field, pero se lo puede imaginar.

Por los últimos 12 años, cada vez que llegaba al estadio desde su casa, tomaba la calle “Edgar Martínez” e ingresaba al estacionamiento del parque. Ver su nombre en las señales de tránsito en las calles y autopistas de Seattle es algo que el estelar boricua nunca imaginó.

“Al principio, me sentía raro”, dijo Martínez con una sonrisa. “Ahora siempre volteo para asegurarme si sigue allí”.

Martínez cree que sentaría algo similar cada vez que levente la vista y vea su número 11 junto al 24 de Ken Griffey Jr como los únicos números retirados por los Marineros, allí junto al 42 de Jackie Robinson que ha sido sacado de circulación por todas las novenas.

Martínez, que fue honrado el sábado antes del juego contra los Angelinos durante una ceremonia que duró 45 minutos, agradeció a todas las personas que lo ayudaron a forjar una carrera que incluyó siete viajes al Juego de Estrellas, cinco Bates de Plata, dos títulos de bateo de la Liga Americana, el premio Roberto Clemente en el 2004 y cinco galardones como Bateador Designado del Año, una distinción que ahora se conoce como el Premio Edgar Martínez.

“El béisbol, que juego tan bonito”, dijo Martínez. “Gracias al béisbol conocí a mi esposa, tengo una bella familia, todos estos premios, la calle, el número retirado, vivo en una zona espectacular, con un lago fantástico, montañas y gente maravillosa. Cuando creo que el béisbol ya me dio todo lo que podía darme, pues viene y me da más”.

Ha sido un viaje increíble para este hombre de 54 años de edad que llegó a a los Marineros después que firmó a los 19 años en 1983 mientras jugaba semi profesional en Puerto Rico.

Firmar al profesional fue una decisión que cambió dramáticamente su vida y el inicio de una carrera que ahora será recordada para siempre en la pared del outfield de Safeco Field.

Martínez también le dio las gracias a los fanáticos que lo apoyaron a lo largo de toda su travesía, los mismos que el sábado tuvieron una nueva oportunidad de corear el nombre de una de las figuras más populares en la historia de la franquicia.

“Fui muy afortunado de poder jugar frente a ustedes por 18 años”, dijo Martínez. “Gracias por recibirme como si fuese uno de ustedes y abrirme las puertas de sus casas. Ustedes fueron una de las razones por las que siempre me sentí motivado y les doy las gracias por eso. Gracias, Seattle”.

Miguel Ángel Sanó será “Boquetón” durante el Players Weekend

DETROIT – Desde que era un niño en su natal República Dominicana, Miguel Ángel Sanó siempre se ha hecho notar en el terreno de juego, y no sólo por su imponente fisico y su prodigioso talento.

A Sanó también le gusta divertirse mientras juega al béisbol, y en ocasiones es todo un personaje, lo que le valió el apodo de “Boquetón”. Fue el propio entrenador de Sanó cuando tenía 12 años de edad quien comenzó a llamarlo así, y hasta la fecha la mayoría de sus amigos y gente cercana al pelotero lo llama por dicho sobrenombre. Es por ello que Sano escogió el apodo de “Boquetón” para llevarlo en su espalda como parte del Players Weekend (Fin de Semana de los Jugadores).

Los peloteros de Grandes Ligas dejarán que sus personalidades y pasiones brillen como nunca antes cuando el recién creado Players Weekend se celebre durante todos los partidos del viernes 25 al domingo 27 de agosto. Los jugadores llevarán sus apodos en su espalda cuando vistan unos uniformes coloridos y no tradicionales que contarán con diseños alternos inspirados por las ligas juveniles.

“Es un apodo que llegó para quedarse”, confesó el oriundo de San Pedro de Macorís. “Cada vez que voy a mi ciudad natal, la gente me grita, ‘Boquetón, Boquetón’. Incluso en Minnesota mucha gente me grita ‘Bocatón’ cuando juego la antesala”.

Los Mellizos estarán en Toronto ese fin de semana para disputar una serie de tres partidos, y aparte de los apodos en las jerseys de Majestic, los jugadores podrán utilizar spikes con diseños, guantes, mangas y bates con estilos coloridos. Además, vestirán gorras especialmente diseñadas por New Era para la ocasión, y medias con un estilo único de Stance. Los peloteros también podrán utilizar camisetas que destaquen una causa benéfica de su preferencia durante los entrenamientos y entrevistas post partido.

“Es algo bien chévere”, exclamó Sanó. “Cuando la gente te pone un apodo significa que te quiere. Lo mío es seguir jugando al béisbol, y la gente me puede llamar como quiera, pero siempre y cuando los niños puedan ver que uno le echa ganas y es mejor cada día, es algo bueno para mí”.

Sano también llevaró el nombre de “Angélica” en un costado de su jersey como un tributo a su hija, quien falleció una semana después de haber nacido en noviembre de 2014.

Echémosle un vistazo a los apodos que otros populares peloteros latinos utilizarán durante el Players Weekend:

“Magic”: El dominicano Ervin Santana
“Orlandito”: El puertorriqueño José Berríos
“Bandito”: El puertorriqueño Eddie Rosario
“El de la Pica”: El venezolano Eduardo Escobar
“Guarenero”: El venezolano Ehire Adrianza
“Chulo”: El dominicano Jorge Polanco

FUENTE: LasMayores

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.