Para la mayoría de los equipos, una semana con marca de 4-2 es una semana exitosa. Pero para los Dodgers de Los Angeles, una marca de 4-2 en realidad le baja su porcentaje de victorias en la temporada.

A medida que los Dodgers siguen en búsqueda del record de victorias en una temporada, que es 116, echemos un vistazo a su semana:

Record de la semana pasada: 2-1 ante los Diamondbacks de Arizona; 2-1 vs. Padres de San Diego

Record desde el 7 de junio: 48-9 Temporada: 83-34 (porcentaje de victorias de .709)

Ritmo: 115-47

Record que necesitan para llegar a 117 victorias: 34-11 (porcentaje de victorias de .756)

Esta semana: vs. Medias Rojas de Chicago (martes y miércoles); en Tigres de Detroit (viernes a domingo)

¿Una semana corta con dos días libres ante dos equipos malos? Ese es el tipo de semana que los Dodgers necesitan aprovechar si quieren hacer una corrida seria para alcanzar el record de victorias. Alex Wood y Yu Darvish abrirán los dos juegos ante los Medias Blancas, ambos con cinco días de descanso, así que podrían tener buenas salidas ante una joven alineación de Chicago.

He estado observando mucho a los Dodgers últimamente, y ninguna entrada resume las razones por las que este equipo ha sido tan bueno mejor que la sexta del partido del sábado en la noche ante los Padres de San Diego. San Diego estaba en ventaja 3-1 cuando Craig Stammen entró en relevo con corredores en segunda y tercera sin outs. Él solo buscaba limitar los posibles daños. Yasiel Puig tuvo un tremendo turno, batallando con par de pitcheos difíciles con dos strikes para mantenerse vivo en el conteo antes de recibir una recta en conteo de 3-2 fuera de la zona para la cuarta mala. Entonces Stammen se midió a Austin Barnes que conectó elevado corto al derecho y ponchó a Chris Taylor y se colocó a ley de nada de salir sin daños.

Todo lo que tenía que hacer era pasar por Corey Seager, quien conectó línea de hit al derecho ante una recta en conteo de 3-2:

Me encanta que Puig haya tenido la paciencia y la voluntad para trabajar un boleto. Me encanta que Seager no abanicara desde sus talones para poncharse, demostrando la razón por la que batea .360 con corredores en posición de anotar. Y me encanta por qué ellos tuvieron un poco de suerte aquí, con Seager siendo atrapado en el corrido, y luego Puig saliera corriendo hacia el plato y llegó quieto al vencer un mal tiro. Astucia, talento y suerte. Así es como se juega pelota de .700.

Darvish lleva 2-0 con los Dodgers, pero sobre ese bullpen … la segunda salida de Darvish con los Dodgers fue ante los Diamondbacks, y aunque no fue tan eficiente como en su debut ante los Mets de Nueva York, logró terminar con 10 ponches en cinco entradas. Abanicó a Paul Goldschmidten las tres ocasiones que lo enfrentó y levantó su puño luego de ponchar a Goldschmidt con strike cantado para cerrar la quinta entrada. Esa fue una gran entrada, ya que Darvish abanicó a A.J. Pollock y Jake Lamb con curvas, y luego congeló a Goldschmidt con su slider.

Darvish permitió dos carreras en lo que resultó en una victoria 8-6 para los Dodgers – y eso apunta al bullpen, la única área problemática de la semana. No fue Kenley Jansen; él lanzó cuatro entradas en blanco en sus cuatro salvamentos. Pero el bullpen permitió cuatro carreras en ese juego y se le acreditaron las dos derrotas al dejar escapar partidos en los que los Dodgers tenían ventaja. El manager Dave Roberts sigue intentando definir los roles para todos por delante de Jansen y comprender si puede confiar en Tony Watson y Tony Cingrani, los dos zurdos que adquirieron en la fecha límite de cambios.

Watson cargó con la derrota el martes al permitir tres carreras y permitir un cuadrangular y dos boletos en dos tercios de entrada. Watson lanzó una entrada de 1-2-3 el sábado, pero dados sus problemas con los Piratas de Pittsburghantes de llegar a los Dodgers, él todavía tiene algo de demostrar antes de ganarse la oportunidad de sacar outs clave una vez los Dodgers entren a la postemporada.

El hombre que logró colarse en un rol clave es el veterano Brandon Morrow, quien ahora ha aparecido en 27 juegos y ha lanzado 26⅔ entradas con 33 ponches, seis boletos, sin cuadrangulares y promedio permitido de .173. Alcanzó las 99 mph el sábado. Obviamente la muestra es pequeña, pero los zurdos le batean apenas para .079. Lo que demuestra que uno nunca sabe de dónde van a salir los relevistas. El frecuentemente lesionado Morrow tenía marca de 0-5 con efectividad de 7.20 para el Triple A Oklahoma City antes de ser subido.

Ahora mismo, las mejores opciones de preparadores para Roberts siguen siendo Pedro Báez y Morrow ante bateadores a ambos lados del plato, Josh Fields ante los derechos y Luis Avilán ante los zurdos. Roberts parece entender esto, ya que Báez ha entrado en diferentes entradas, basado en los pareos y órdenes de alineación ofensiva (a Roberts le gusta utilizarlo ante los mejores bateadores del rival). Seguro, otro zurdo ahí sería bueno, pero ahora mismo, Watson y Cingrani se mantienen bajos en la preferencia del manager.

Actualización de Clayton Kershaw: Kershaw lanzó en sesiones de bullpen viernes y domingo, y se espera que lance en dos entradas en un partido simulado el martes. Todo indica que la esperanza de los Dodgers es tener a Kershaw de vuelta en la rotación para septiembre, igual que el año pasado cuando volvió para el 9 de septiembre e hizo cinco aperturas antes de la postemporada.

¿Seager para JMV? Con la prolongada ausencia de Bryce Harper — probablemente era el favorito para el JMV – las oportunidades de Seager por el premio parecen mejorar. Abajo les mostramos los líderes en WAR para los jugadores de posición de la Liga Nacional al entrar a los partidos del domingo.

De acuerdo a Baseball-Reference:

Paul Goldschmidt: 5.6

Joey Votto: 5.4

Nolan Arenado: 5.1

Corey Seager: 4.9

Anthony Rendón: 4.9

Giancarlo Stanton: 4.9

Bryce Harper: 4.6

De acuerdo a FanGraphs:

Goldsdchmidt: 5.2

Rendón: 5.0

Harper: 5.0

Seager: 5.0

Votto: 4.8

Justin Turner: 4.7