Amenazan números preliminares de Mayweather-McGregor a MayPac. Y MUCHO +

2/9/17
8.05 PM

 

 

¿Por qué se le da crédito a Conor McGregor en su derrota?

 

“No sabes ni mie… sobre el boxeo”.

Escuche a la gente discutir sobre el deporte (y todos los fanáticos de las peleas lo que hacen es discutir) e inevitablemente escuchará esa acusación. Es la forma estándar de despedir a alguien que no está de acuerdo con usted acerca de algún pedazo de arcana de boxeo, pero también es tan comúnmente despachado alrededor, porque dos hombres golpeándose unos a otros con sus puños puede parecer simple… y el boxeo es cualquier cosa menos eso.

Así que es mi turno: Todavía es extraño ver cuántas personas no parecen saber ni mie… sobre lo que vieron el sábado por la noche.
Conor McGregor merece mucho crédito por conseguir esta pelea, tomar sus preparativos en serio y comprometerse a tratar de ganar dados sus limitados recursos en habilidad y experiencia del boxeo. Lo que no se debe dar crédito es por su rendimiento — por “durar” 10 asaltos con un históricamente boxeador de élite (que ya no es la élite).

Tabla Mayweather-McGregor
Golpes Mayweather McGregor
Conectados 170 111
Lanzados 320 430
Por ciento 53% 26%
— Cortesía de CompuBox

La verdad es que McGregor era simplemente utilería en una obra de teatro perfectamente ejecutada. No sobrevivió 10 asaltos con Floyd Mayweather, fue llevado por 10 asaltos por Mayweather. Hasta que Mayweather tuvo suficiente y terminó la pelea.

Comencemos con una observación básica. Parece que McGregor no aprendió mucho sobre el boxeo durante su campo de entrenamiento. No aprendió a lanzar un puñetazo. No sabe cómo iniciar el movimiento en sus piernas y caderas y transferir su peso corporal a través del puñetazo. No tiene ni media potencia en el ring. Tampoco tenía ninguna comprensión de las reglas básicas. Fue muy escandaloso escuchar a McGregor admitir en la conferencia de prensa después de la pelea que estaba “usando energía valiosa para llegar a la espalda de este hombre y que estamos siendo reajustados”. ¿Tenía la impresión de que podía lanzar golpes a la espalda de un oponente? Eso, sin hablar de los amarres a la cabeza y los golpes de conejo. Esto hace que uno se pregunte cuál era el punto de tener al referí Joe Cortez asistir al campo de entrenamiento de McGregor en camino a la pelea.

Pero el ardid se vuelve bastante obvio cuando uno observa las cosas simples que Floyd decidió no hacer.

Primero, después de decidir que quería pasar la pelea en el pecho de McGregor, Mayweather rara vez se molestó en intentar las cosas elementales que los boxeadores hacen para entrar. Es decir, jabs regulares, fintas y deslices. Simplemente caminando hacia adelante con las manos hacia arriba y su barbilla doblada mientras apenas lanzaba, como Mayweather hizo, no es la manera que los boxeadores cierran distancia.

En segundo lugar, Mayweather no cortó el ring. Los boxeadores se ponen agresivos ofensivamente por varias razones: se dan cuenta de que su oponente necesita tiempo y espacio para trabajar y quieren negar ese tiempo y espacio. Se dan cuenta de que su oponente está cansado y buscan maneras de descansar y quieren negarle oportunidades para descansar. O, se dan cuenta de que su oponente no tiene suficiente poder para lastimarlos y por eso quieren ponerse a su alcance para sacares de encima su ofensiva porque no están preocupados de ser golpeados.

Cuando Floyd Mayweather caminó hacia el alcance de Conor McGregor, el artemarcialista logró conectarle Joe Amon para ESPN

Las tres eran ciertas en el caso de Mayweather. De hecho, bajó a McGregor, pero lo hizo de una manera increíblemente aficionada e ineficiente. Él siguió literalmente a McGregor alrededor del ring en círculos. No es así como se aplica la presión. Se persigue en ángulos, se mueve a donde su oponente va a estar — corta el ring con el fin de atrapar a su objetivo. Mayweather se limitó a seguir detrás de McGregor, cada vez más ofensivo mientras McGregor se cansaba.

En otras palabras, creer lo que estabas viendo era creer que Floyd de repente ya no sabía lo básico del boxeo.

Ahora, es cierto que había señales evidentes de deterioro en Mayweather. Sus golpes no eran tan agudos ni precisos como hemos llegado a esperar. Combine ese hecho con Mayweather caminando hacia adelante en línea recta, y pararse a pies planos mientras McGregor lanzaba sus débiles y flojos golpes, y usted podría, si usted es ingenuo, tener la impresión de que estaba viendo un combate.

Y la campaña de desinformación comenzó durante la pelea, ya que varios comentaristas en televisión y en línea comenzaron a expresar su admiración por la habilidad de McGregor. Al día siguiente, se había formado un consenso delirante. No está claro si la mayoría de los comentaristas realmente no entendieron lo que habían presenciado o sintiero en las secuelas inmediatas de la pelea de que la pelea debía ser mitificada para no ofender al posible récord de la audiencia de PPV.

McGregor mismo puede ser perdonado por la afirmación hilarante de que estaba superando a Mayweather en boxeo temprano en la pelea. Con Floyd lanzándole 28 golpes totales en los primeros tres asaltos de acuerdo a CompuBox, podría hacerle sentido a él. Más extraña fue su afirmación de que pensaba que lastimó a Floyd durante la pelea. ¿Cuando? ¿Y con qué? El muy hablado uppercut que McGregor aterrizó en el primer asalto es ilustrativo. Estuvo bien lanzado y le golpeó limpiamente — y no tuvo efectos en Mayweather.

Nada de esto debería molestar a nadie. Juntos, los dos hombres hicieron una actuación que dejó al público satisfecho. Pero no podemos fingir que tuvimos una pelea mejor de lo que esperábamos, no hubo pelea. Lo que los dos hombres entregaron, o mejor dicho, lo que Mayweather fue capaz de diseñar, fue el entretenido espectáculo que había prometido todo el tiempo.

——-

 

Amenazan números preliminares de Mayweather-McGregor a MayPac

LAS VEGAS – El desafío improbable de Conor McGregor a Floyd Mayweather Jr. fue un éxito de taquilla.

Hay entre 4 millones y 5 millones de ventas de casa del PPV. Se estima que unos 50 millones de personas la vieron en los Estados Unidos solamente.

Las cifras preliminares publicadas por Showtime PPV el viernes mostraron que la pelea estaba rastreando en la gama “de mediana a alta” de 4 millones, amenazando el récord de 4.6 millones establecido por la pelea de Mayweather en el 2015 ante Manny Pacquiao. Stephen Espinoza, de Showtime, dijo que el número probablemente aumentará a medida que vayan llegando más figuras firmes.

“Es un poco pronto para predecir un récord”, dijo Espinoza, que dirige deportes para Showtime. “Pero el récord está definitivamente al alcance”.

Los estimados varían, pero si un promedio de 10 personas vieron el sábado por la noche el PPV, la audiencia total estaría en el rango de 50 millones o aproximadamente 1 de cada 6 estadounidenses.

“Yo diría que esto es un éxito total”, dijo Espinoza. “Esta fue una pelea que tenía expectativas masivas tanto en la pelea como en los resultados del negocio, y estuvo a la altura de esas expectativas en todos los aspectos”.

A un costo de $99.95, el PPV generó por lo menos $450 millones en ingresos en la televisión doméstica solamente, dinero de el cual cada combatiente consigue un porcentaje no revelado. Mayweather estimó después de la pelea que ganaría entre 300 y 350 millones de dólares, mientras que McGregor dijo que su ganancia sería de unos 100 millones de dólares.

Aunque la pelea sufrió algo en la taquilla debido a los precios extremadamente altos del boleto, amarró la clase de números en PPV que los promotores esperaban. Cuando se sume todo, la pelea podría generar unos 600 millones de dólares en ingresos totales, lo que sería a lo largo de las líneas de la pelea de Mayweather-Pacquiao.

Mayweather detuvo McGregor en el décimo asalto, la primera vez que ha tenido un paro real en casi una década. Pero la actuación de McGregor también ganó algunos aplausos, ya que boxeo mejor en su primer combate de boxeo profesional de lo que muchos pensaban lo haría.

Suponiendo que los estimados preliminares se mantengan, Mayweather habrá participado en los cuatro eventos más grandes de PPV de todos los tiempos. Su pelea con Oscar De La Hoya en 2007 vendió 2.4 millones de visitas de pago, y su pelea de 2014 con Canelo Álvarez vendió 2.2 millones.

Espinoza dijo que debería saber la semana que viene si la pelea terminará en el No. 1 o No. 2 en la lista de todos los tiempos. Pero dijo que las primeras estimaciones eran más bajas de lo que la pelea de Mayweather-Pacquiao terminó siendo, y que esto probablemente iría más alto, también.

“Podría haber una buena cantidad de crecimiento entre los números iniciales y donde eventualmente terminaremos”, dijo Espinoza.

Los números de PPV incluyen streaming en las aplicaciones de Showtime y UFC, así como en las compras de televisión por cable y por satélite. La pelea se atrasó brevemente debido a algunos problemas de transmisión, pero Espinoza dijo que los informes de los problemas generalizados con la alimentación en línea eran exagerados.

“Estamos particularmente satisfechos con el aspecto de transmisión digital”, dijo. “Fue nuestra primera aventura dirigida a los consumidores en Showtime y nos emocionó, generando más de cuatro veces las compras que esperábamos en línea”.

También hubo informes de varios millones de streams ilegales de la pelea y Espinoza dijo que los técnicos antipiratería de Showtime vieron más streams ilegales que cualquier otra pelea anterior. Pero dijo que la naturaleza de la pelea significaba que grupos de personas se reunirían para verlo, y que la mayoría lo compró legítimamente para garantizar la mejor alimentación posible.

“Sabíamos que tuvimos un evento masivo con gran interés”, dijo. “Y sabíamos que una gran cantidad de gente iba a estar viendo, incluyendo a algunos que vieron ilegalmente”.

Mayweather mejoró a 50-0 en lo que dijo fue su última pelea, mientras que McGregor se espera que regrese a UFC después de su única pelea profesional.

———-

 

¿Llegó la burla de McGregor al boxeo?

MÉXICO – Días después de haberse convertido en multimillonario gracias a poco menos de 30 minutos en un ring con el mejor boxeador de los últimos años, Conor McGregor se soltó un comentario socarrón al asegurar que el hombre del que tanto se burlaron, se fue por la puerta grande del circo.

McGregor fue derrotado por Floyd Mayweather Jr. ante poco más de 14,600 aficionados en la T-Mobile Arena de Las Vegas por nocaut en 10 rounds. Pero el irlandés, llamado ‘Notorious’, ganó en esa pelea de boxeo muchas veces más de su mejor bolsa en las artes marciales mixtas.

El post de McGregor, un hombre que aprovechó este espectáculo a más no poder para colocarse ante los ojos del mundo, sabe que la derrota más grande que ha tenido precisamente este deporte durante el año, más allá de las peleas disparejas, de las decisiones polémicas y de tantas cosas por las que se ha criticado al boxeo.

“El orangután preso que obedeció las reglas del circo y se enriqueció a más no poder de ello”, escribió McGregor en un post en Twitter que llegó a unas horas de su publicación a 15,000 retuits y casi 60,000 ‘me gusta’ entre los seguidores de las estrella de las artes marciales mixtas.

El comentario de McGregor refleja precisamente lo que el deporte de los puños temía de esta pelea, por eso señalaron que Mayweather se había equivocado en su mundo lleno de billetes al optar por una pelea fácil en lugar de tomar un reto verdaderamente notable ante un rival de cuidado.

Conor McGregor se ha estado disfrutando su nueva fama tras haber estado sobre el ring con Floyd Mayweather Jr. por 10 asaltos. Ethan Miller/Getty Images

McGregor se aprovechó del boxeo y ese post lo corrobora, sus palabras son las más sinceras desde que comenzó a hablar de Mayweather, porque dijo que iba a noquear en apenas 10 segundos al boxeador y no lo hizo, porque dijo que le daba cuatro rounds y a él le dieron 10 de vida, pero es el precio que había que pagar para que Mayweather superara los 1,000 millones de dólares en su carrera.

Lo de McGregor es la lección más dura que puede aprender el mundo del boxeo y seguramente se lo va a cobrar a Mayweather que dio cerrojazo a su legado boxístico peleando ante un boxeador debutante pero que traía a la mesa a la creciente fama de las artes marciales mixtas.

Tomado de : ESPN.COM

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.